BLOGS
Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Trasplantados en crisis

Por Beatriz Poveda

Soy madre de un niño que ha recibido un trasplante multiorgánico, siete órganos, en el Hospital de la Paz en Madrid, único hospital en España y de los pocos de Europa y del mundo, capacitado para este tipo de intervenciones.

Todo ha sido posible gracias al Sistema Público de Salud que tenemos en España, ya que si hubiéramos tenido que sufragar los gastos, como ocurre en otros países, sería inviable.

Varios médicos realizando un trasplante. (ARCHIVO)

Varios médicos realizando un trasplante. (ARCHIVO)

Pero lo que me parece una incongruencia, es que el dinero y los años invertidos, amén del gesto de extrema solidaridad del donante y su familia, para que cirugías como ésta puedan realizarse, y su éxito dependan ahora de una medicación.

Una medicación que las personas trasplantadas tienen que tomar de por vida para evitar el rechazo que tiene grandes efectos secundarios como son leucemias, tumores y vulnerabilidad a infecciones, y que ese mismo Estado, sin embargo, no invierta en la investigación que permita desarrollar tratamientos que eviten o minimicen todos esos efectos, logrando así que el éxito del trasplante dure sólo unos pocos meses o años.

Tiene que ser una iniciativa privada promovida por una asociación sin ánimo de lucro la que de apoyo a las familias afectadas por estos casos (NUPA) la que, junto a la aportación económica de un particular, haya encontrado la financiación para un proyecto llamado Jacabo, desarrollado por el Instituto Aragonés de Ciencias de la Salud (IACS), grupos de investigación del Hospital Universitario de La Paz (Madrid) y de la Facultad de Farmacia de la Universidad de Alcalá de Henares, que investigará tratamientos antirechazo con células madre, que evitarían o reducirían considerablemente el uso de la medicación existente hasta ahora, y del que ojalá nos beneficiemos las miles de familias trasplantadas de España.

Desde aquí me gustaría dar a conocer este importantísimo proyecto, www.somosnupa.org, y sobre todo dar las gracias a NUPA y al gran equipo de profesionales que persiguen un futuro mejor para todas las personas que reciben un trasplante.

5 comentarios

  1. Dice ser Cangrejo Loco

    Es evidente que a este, y a los anteriores gobiernos, les “conviene” mucho más pagar astronómicas facturas a las farmacéuticas que invertir en investigación…¿porqué será?

    16 Septiembre 2014 | 19:39

  2. Dice ser Para unos cuantos

    Un sistema público de salud que, por lo visto y acontecido en los últimos años, desean ir pasando a manos privadas. Y la educación, el agua, la recogida de basuras, etc. Recuerden: el año que viene toca acudir a las urnas.

    16 Septiembre 2014 | 23:28

  3. Dice ser LINCE 1

    Es inadmisible que en este país, en el que se roba y defrauda tanto dinero público, se regateen medios para la sanidad y se intenta privatizar esta, con la excusa de que “no hay dinero” y que “es insostenible”. ¡¡Es mentira!! La sanidad pública es nuestra, de todos los ciudadanos que la pagamos con nuestros impuestos: Nadie tiene derecho a robárnosla para hacer negocio con nuestra salud.

    17 Septiembre 2014 | 1:21

  4. Dice ser Almudena Fer

    Tienes toda la razón. Es vergonzoso el abandono de la investigación y más en estos temas.¡. Gracias por informar sobre NUPA, comparto la información en mi facebookl
    Un saludo

    17 Septiembre 2014 | 11:52

  5. Dice ser japoas

    Creo que la remitente de la carta ya cita las bondades de la sanidad española, otra cosa es que el país debe investigar todo tipo de medicamentos y no solo aquellos específicos que sí pueden hacerlo unos laboratorios privados que solo se ocupan precisamente de un determinado fármaco y no de todos como ocurre con la investigación pública.

    El Estado (con los impuestos de todos los residentes en España) debe atender TODAS las necesidades y no son solo las sanitarias precisamente, pues cada día se da cuenta de nuevas necesidades posiblemente desconocidas por la mayoría de la ciudadanía, pero que también son necesarias.

    Y LINCE 1, la sanidad pública es nuestra y nadie nos la roba, sino que cada vez es mayor, como describe la propia remitente de la carta; no es precisamente baladí la operación que ha sido aplicada a su hijo, ni en todos los países la tienen y como consecuencia debes conocer el hecho de que tantos y tantos extranjeros (europeos) vengan a España a beneficiarse de esta sanidad tan “mala”.

    23 Septiembre 2014 | 13:08

Los comentarios están cerrados.