BLOGS
Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

El Cabildo, al desnudo

Por Martín Sagrera

El escultor Ramón Conde posa con una de sus figuras. (Xoan Rey / EFE)

El escultor Ramón Conde posa con una de sus figuras. (Xoan Rey / EFE)

Para no hablar de los adultos, centenares de niños están siendo asesinados estos días en Palestina, y muchos miles más mueren por desnutrición y enfermedades curables. Y Jesús dijo que lo que hiciéramos o dejáramos de hacer al prójimo, a Él se lo hacíamos. Pero lo que ahora motiva la protesta del Cabildo de la catedral de Santiago, lo que “hiere su sensibilidad”, es una exposición callejera cercana de estatuas de desnudos que ya estuvo sin problemas junto a la catedral de Ourense.

Los primeros cristianos, durante muchos siglos, recibían desnudos el bautismo y la extremaunción. Todo es puro para los puros. No hay que avergonzarse de lo que Dios ha creado, sino de seguir a guías ciegos, que han pervertido las enseñanzas de Jesús, reprimidos represores, que tanto daño hacen, mental y hasta físicamente, en donde aún tienen influencia. Nada más lógico que, por envidia y por salvar su negocio, quieran tapar, aunque sean de piedra, esos cuerpos vigorosos, la antítesis de lo que sucede a quienes siguen su modo de vida. ¡Ojalá volviera el Maestro o unos discípulos suyos de verdad, que echaran a esos fariseos, “que cuelan un mosquito y se tragan un camello”, y que han vuelto a apoderarse de su Templo!

2 comentarios

  1. “Muchos políticos católicos como Ana Botella o Ruíz-Gallardón alardean de que “el nuestro es un Estado laico, no confesional” como clara muestra de la confusión que al respecto propician con su falso laicismo y que sólo la realidad clarifica, al confirmar con los hechos que España no es laica ni tampoco confesional. Intentaré explicar porqué a largo de este artículo.

    Si, conceptualmente, un estado aconfesional es aquél que no reconoce como oficial a ninguna religión y un estado laico el que aboga por la independencia de cualquier confesión religiosa, nada de ello se da en nuestro país donde la omnipresencia del catolicismo en actos institucionales lo convierte de facto en la religión oficial del Estado.

    Con un sesgo algo retorcido, hay quienes afirman que España es un país con tendencia a la separación Iglesia-Estado y neutralidad ante las religiones tomando como referencia el artículo 16 de la Constitución donde se menciona las “relaciones de cooperación con la Iglesia Católica y las demás confesiones”. A este respecto, Jaime Bonet (profesor de Derecho Eclesiástico) dice que a España se la podría considerar como un país laico con “separación mitigada” entre Iglesia y Estado al tener que “cooperar” con las religiones.

    Lo que sí queda claro es que, ni socialistas ni populares han querido nunca replantearse la relación Iglesia-Estado pese a que ese mismo artículo 16 de la Constitución diga también que “ninguna confesión tendrá carácter estatal”, una contundente declaración de principios pese a la cual es posible que en España, una ministra de empleo pida ayuda a la Virgen para salir de la crisis o un ministro de Interior le conceda a otra virgen (María Santísima del Amor) la más alta medalla al mérito policial, esperpento digno de un país de opereta y de unos ministros que, aunque tengan derecho a profesar sus creencias, también tienen la obligación de no hacer ostentación de las mismas en actos oficiales.

    De esto se colige que España nunca será laica ni aconfesional mientras se sigan celebrando misas en los funerales de Estado y otros actos institucionales tanto civiles como militares. Tampoco lo será mientras la Iglesia Católica disponga de una “x” en la declaración de la renta y no la haya para cada religión o, aun mejor para ninguna, pues ningún impuesto debería sufragar gastos religiosos.

    Tampoco España será laica ni aconfesional mientras la Iglesia Católica (y otras confesiones) estén exentas de pagar el IBI, mientras se siga enseñando religión en las escuelas públicas en lugar de hacerlo en locales religiosos o mientras haya crucifijos (o se expongan motivos religiosos como belenes) en edificios públicos cuya presencia pueda afectar a la libertad de los fieles de otras creencias o quienes no profesan fe religiosa alguna.

    Ya por último, España no será laica ni aconfesional mientras el Estado siga otorgando indultos a presos con motivo de la festividad de Semana Santa, y lo que es más grave, indultos no concedidos tras el estudio de sesudos juristas sino a propuesta de los miembros de las cofradías de penitentes que deciden que presos del ámbito de su provincia deben quedar en libertad.

    Es un hecho que la separación Iglesia-Estado seguirá siendo un tema irresoluble mientras España se comporte como una democracia frágil y asentada sobre el estigma de ser un país de pandereta, curas y caciques que, al amparo de la tradición, mantiene vigentes ciertas prácticas contrarias a la libertad, la dignidad y hasta la cordura”.

    por Alberto Soler Montagud | Médico y escritor
    nuevatribuna.es | 16 Abril 2014

    04 Agosto 2014 | 18:04

  2. Dice ser si desnudos ha habido desde que se inventó la fotografía y el cine!!!! y antes

    Pero ¿por qué tanto miedo al desnudo humano en est epaís? ¿Acaso la libertad y el progreso ha de seguir en mano sde las moralinas de los que meno s aman l alibertad y el progreso humano? ¿Se ha de buscar la Luz en la smano sde las mentes de las sombras? ¿QUé tanto torquemadismo existe aún en este mundo que se dice libre, cuando la spasarelas de moda llevan má sde 30 año smostrando modelos sin sujetador, con senos al aire, incluso ha habido desnudos integrales, cuando el cine est´arepleto de ellos, los magazines, de toda clase, Internet…?¿PEro qu´eestúpida burbuja aséptica pretenden aún mantene rlos contrarios de l anaturaleza humana, si el cuerpo es dignísimo, si es base natural humana, si incluso hay playas dond ese bañan totalmente desnudas la sgentes junto con gentes vestidas con el bañador que les da la gana y no pasa nada?
    ¿Pero quiénes son esos espíritus que no hacen sino ensuciar con sus malas ideas el cuerpo digno humano y el buen rollo de la gente libre?
    ¿PEro qué ven en su cuerpo? ¿Cómo son capaces de vivir su smentes tan sanas y dignas con un cuerpo todo el día al lado? ¿Sarán lo feo qu ees el cerebro con el que piensan? ¿O es que piensan con otra cosa que no es parte del cuerpo?
    ¿PEro cuándo van a dejar de ensuciar la dignidad humana, su cuerpo, con ideas atrasadas de épocas oscuras y terroríficas?

    05 Agosto 2014 | 1:20

Los comentarios están cerrados.