BLOGS
Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Sobre Jordi Pujol

Por Luisa Martín Belmonte

Pacto de no agresión

Un “pacto de no agresión” ha habido siempre entre los diversos gobiernos españoles y Jordi Pujol, a cambio de que “frenara el separatismo”.

¡Tan tontos han sido nuestros gobernantes! ¿Quién era el ingenuo que iba a creer que se frenaba el separatismo, cuando en las escuelas de Cataluña se estaban sentando las bases para que los ciudadanos sólo utilizaran el catalán, estudiaran una historia tergiversada y que encerraba odio a todo lo español, en donde se les ha inculcado que España es la base de todos los males de Cataluña, justamente lo que ha dado fruto durante estos últimos 35 años, con una generaciones surgidas al albur goebbeliano, generaciones de pan y zanahoria que ha dicho siempre “sí”, sin pensar los pros y los contras a todo lo que ha dicho el capo Pujol?

Todos los gobernantes han tenido conocimiento de los negocios de la familia Pujol y, como capo mafioso, ha ido cerrando bocas, y todos han callado y han otorgado, con lo que son tan culpables como él de la situación a que se ha llegado y de los millones que estos individuos han robado a todos los españoles.

—————————————————————————————————————————————————–

Por M. Llopis Piferrer

Pena por un ladrón

Contra lo que supone Mas, yo también siento pena por Jordi Pujol, como por cualquier otro delincuente. Pero me parece fatal que haya declarado en público que siente por Pujol “pena, compasión y un dolor muy grande sin añadir de inmediato –por justicia y como Presidente-que le duele mucho más aun lo que le nos ha ocurrido a los muchos millones de víctimas de sus enormes delitos económicos, sociales y morales, no pocos de ellos ya en los tribunales.

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, y el expresidente Jordi Pujol. (Alberto Estévez / EFE)

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, y el expresidente Jordi Pujol. (Alberto Estévez / EFE)

Mas nos menosprecia, calificando esos actos de meras “debilidades, como cualquier otra persona”, como Pujol los hubiera podido cometer siendo un mero particular, y ensalza en cambio “sus grandes activos”; es decir, intenta engañarnos de nuevo, como si todo se redujera a un “un asunto privado”, y no el reventón de la tapadera de una incontenible cloaca, como muestra la reacción de los ciudadanos y de las instituciones, e incluso de su mismo partido.

Mas no es tonto, pero no puede decir otra cosa para intentar defenderse y separar su caso del de su “padre político“, que le nombró para Presidente, y del que fue durante muchos años Consejero de Hacienda, involucrado, e incluso su padre, en los “estupendos negocios” privados… de todo decoro que emprendí, abusando de su poder político, el clan Pujol.

———————————————————————————————————————————————————-

Por José Antonio Pozo

Víctimas y victimarios

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha dicho que siente –entre otras cosas- compasión por quien fuera su padre político Jordi Pujol (me imagino que Artur Mas quería decir su padre en política, porque en castellano el padre político es el suegro).

Pues bien, que yo sepa, se siente compasión de la víctima, no del victimario; esto es, se siente compasión de quien le han infligido un daño, no de quien lo perpetra.

7 comentarios

  1. Dice ser LINCE 1

    La rapacería, el nepotismo, el descaro y la impunidad con que actúa cierta clase política en este país, es insoportable. Luego les extraña que salga gente como la de Podemos. Y que les llamen “casta”.

    01 Agosto 2014 | 19:58

  2. Dice ser Marca España

    Podemos como muy bien menciona LINCE1 viene poniendo el acento allá donde se necesita y que distan mucho de esa supuesta vocación de regeneración democrática que proponen quienes la han corroído hasta límites insoportables y que sólos los medios de comunicación afínes (oficialistas) se han afanado por “matizar” (los medios supuestamente “progresistas” -prácticamente en extinción en la actualidad-), o en disfrazar o ignorar (el resto de los mismos).

    El problema de fondo, es que ni la justicia (que en España no es independiente del poder ejecutivo, como sabemos) puede actuar con la capacidad necesaria porque le faltan medios de todo tipo, y la ciudadanía mientras, asiste estupefacta, casi acostumbrada a respirar este profundo deterioro democrático que sufren sus principales instituciones, que en la actualidad no representan sus intereses, sino los de una amplia minoría que está socavando y diezmando la integridad moral de quienes les han votado, ya sea en las elecciones generales (PP) o en las elecciones autonómicas (CiU, que no tiene sólo este caso de corrupción sistemática sobre la mesa), y de los que no, representados en los últimos tiempos por un partido de oposición, el PSOE que en vez de afrontar un cambio -imprescindible- profundo de discurso y de ideas (que han tenido una deriva clara hacia el neoliberalismo), ha optado por acometer un proceso de cambio marcadamente cosmético (con la elección de su nuevo secretario general, uno de los miembros que votaron en el congreso a favor de la reforma del artículo 135, CE), el Sr Sánchez Castejón cuyo perfil era sin ningún género de dudas el más inadecuado de todos los candidatos presentados (Pérez Tapias, de incuestionable y coherente perfil socialista, fue sin ningún género de dudas el vencedor intelectual y moral de aquel debate televisado, haciendo autocrítica de los errores cometidos, y proponiendo la derogación de dicho artículo, algo que no fue mencionado por el resto de candidatos), porque al margen del interés mediático que ha despertado desde los medios oficialistas (aparecía incluso en TVE, un medio que no se ha distinguido en los últimos años precisamente por su “objetividad” en el trtamiento de la información política o económica) y conservadores (no hay que olvidar que era el candidato preferido por las entidades financieras y los sectores más “neoliberales” del estado, por su perfil más “negociador”), su discurso no se ha separado ni uin ápice del discurso precedente, basado en descalificar de forma despectiva a Podemos o IU, en vez de hacer una lectura más honesta y realmente crítica de la legislatura actual y de quienes supuestamente son sus principales contrincantes ideológicos (el PP).

    Realmente el caso Pujol, el máximo representante del nacionalismo ultraliberal catalán contemporáneo, no es más que un reflejo -exacerbado eso sí- del enorme deterioro institucional sufrido por la Marca España, cuyas reformas acometidas hasta la fecha no hacen sino tropezar en la “misma piedra”, publicitando como “regeneración democrática” lo que a la luz de quienes tienen un poco de conciencia y perspectiva histórica, no es más que la revisión adhoc, cosmética, cínica y anacrónica de lo que este país siempre ha aspirado pero jamás ha conseguido, que no es otra cosa que una ley transversal y consensuada para acabar con un problema sistémico, estructural, que no es otro que la corrupción institucional, cuyos efectos devastadores no sólo dañan la Marca España sino que corroen su futuro a medio y largo plazo frente al resto de instituciones internacionales, y cuyas víctimas, la sociedad civil hoy inmensamente infrarrepresentada en el congreso actual, siguen asistiendo hastiadas ante la omisión de responsabilidad de unos (PP, CiU), o el inmovilismo y la falta de respuesta contundente del principal partido de la Oposición (PSOE, más preocupado por hacer unos deberes de apertura a las bases que debieron hacer mucho antes, pero con otros/as protagonistas que no antepusieran sus ambiciones particulares o su discurso contradictorio -Sánchez, cuyo perfil y trayectoria no es precisamente muy “de izquierdas”- a las necesidades de cambio ideológico profundo del propio partido, refundando lo que de verdad significó el socialismo por quienes lo fundaron a finales del siglo XIX).

    No, la regeneración democrática no puede ser liderada por quienes la han coartado con la presunta comisión de hechos que al margen de las consecuencias legislativas consiguientes, sin ningún género de dudas habrían debido conllevar el adelanto de las elecciones generales -en otros países de nuestro entorno hechos mucho menos graves han conllevado la dimisión en bloque del partido inmerso en casos de corrupción- o autonómicas -CiU, en Cataluña, y en el que el caso Pujol no es el único-, porque nadie puede creerse que tras tantos años liderando las principales instituciones catalanas y ejerciendo como socio de otros partidos estatales (PP sobre todo por anuencia ideológica en materias como la economía o la sociedad), el resto de miembros de su ejecutiva no conociera los “asuntos privados” de este nuevo evasor multireincidente-.

    ¿Qué la corrupción puede estar presente en todos los estratos de la sociedad?, de acuerdo, pero cuando ellos son nuestros/as máximos/as representantes públicos, lo mínimo que se espera por su parte es un ejercicio de responsabilidad y de coherencia con la presunta ejemplaridad que su labor ha de seguir y asumir su responsabiliad siendo inmediatamente cesados/as, porque quienes están legitimados para ejercer labores ejecutivas o para ostentar la función legsilativa son ellos mismos, porque en un estado de Derecho las leyes no pueden estar al servcio de quienes prevarican, evaden impuestos de forma multimillonaria (y que luego son premiados con una amnistía fiscal), expolian el erario público de forma impune, o hacen del la puerta giratoria o del cohecho su modo de vida. No, no es un problema sólo que tenga relación con asuntos meramente privados (como ha dicho otro de los precursores de los recortes sociosanitarios en cataluña, Mas), ni siquiera la ciudadanía aspira a que sus máximos representantes sean “ejemplares”, pq esa es una aspiración platónica, irreal, utópica, a lo largo de nuestra historia (el caciquismo en el siglo XIX desvirtuó de forma considerable el sistema político-económico en la etapa de expansión del liberalismo en España) pero sí aspira a que al menos no hagan un uso espurio de sus cargos que no lo olvidemos emanan de la voluntad popular, hoy muy depauperada por todas y cada una de las instituciones que llamamos democráticas.

    Pero con todo lo peor de todo esta corrupción y decadencia generalizadas a que estamos asistiendo en los últimos tiempos, no está tanto en la corrupción institucional como en los filtros de control y de contención que se están -presuntamente- interponiendo como red de contención, en forma de leyes que ni siquiera están consensuadas sino votadas por la misma mayoría absoluta que ha acometido la amnistía fiscal de la que se han aprovechado algunos grandes evasores fiscales que obran de forma impune gracias a una legislación presente y futura ineficiente y que incentiva tales delitos, o la misma legislación que ha blindado a instituciones que de estar libres de toda sospecha, no habrían precisado tal blindaje legislativo. No se puede pues predicar regeneración a quienes acometen reformas legislativas vía RD Ley, sin consenso, quienes aprovechando como bien menciona Escolar en su blog, las fechas vacacionales para acometer una nueva reforma de la LPI que beneficia a las entidades gestoras y a asociaciones de la prensa tradicional en detrimento de los derechos de otras entidades y de una libertad de mercado que en la práctica es otra ficción, con el voto en contra del resto de partidos de la oposición, más que nada porque con los acontencimientos que conocemos a cuentagotas por dichos medios cualquier ciudadano medianamente informado puede sospechar de forma legítima y sólida que es una medida regresiva, anacrónica y que de alguna forma “agradece” los servicios prestados estos últimos tiempos poniéndole puertas al campo e instaurando un modelo de red censurada, manipulada, sin derechos para consumidores y usuarios y fuertemente tutelada por unos lobbies mediáticos y culturales insaciables y que no se han distinguido precisamente por su ejemplaridad en su gestión o por desempeñar ese servicio público que supuestamente representan como interlocutores de la opinión pública, a la que deshonran de forma sistemática con opiniones sesgadas, informaciones que no lo son, versiones de la realidad social, política o económica claramente adulteradas y mediatizadas por los intereses que los patrocinan y que consagran de forma definitiva la extensión de la dictadura plutocrática que padecemos, donde el voto económico y que quienes los representan cambia gobiernos autonómicos (Tamayazo, CCAA de Madrid), expulsa jueces de la carrera judicial (Silva, Garzón), presionan con éxito para que se adopten reformas que rescaten sus entidades financieras privadas (rescate bancario, a través de 38 mil millones de €uros del erario público) en detrimento del llamado estado de bienestar hoy fuertemente desvirtuado, expolian servicios educativos (asfixiando financieramente la eduación pública para favorecer a la privada y la privada concertada, muy ideologizadas), sociales y sanitarios básicos públicos para favorecer intereses privados (Sanidad pública en la CCAA de Madrid o de Valencia, reconocido por sentencia judiicial), etc, etc. Es tal la larguísima lista de agravios cometidos por la escasa cultura democrática instalda en nuestro expoliado y desdemocratizado país, que ya ni la evidencia de los hechos sumamente escandalosos en cualquier otro país realmente democrático habrían supuesto la emigración masiva de millones de españoles/as por razones no sólo económicas o sociales, sino más bien por salud democrática, como sucedió en los años 60 en plena etapa franquista, cuyos ecos hoy día siguen resonando en muchas de las medidas adoptadas para “contener” la “agitación” social producto del estado de excepción actual.

    La macroeonomía y los cambios cosméticos no pueden ni podrán borrar de la memoria de millones de personas comprometidas con una democracia depauperada hasta límites inadmisibles, el grado de obscenidad institucional actual, donde quienes se han aprovechado de alguna manera del voto democrático o de las demandas ciudadanas, ahora enarbolan una bandera de regeneración democrática para seguir permaneciendo en el poder en las próximas elecciones autonómicas (con una reforma electoral que asegure tal status quo, como lo sucedido recientemente en la CCAA de Madrid), o generales, haciendo una labor de autopromoción institucional en medios de comunicación públicos (Telemadrid, Canal 9, TV3), al servicio del interés “popular” o “convergente”.

    En definitiva es cierto que no es un problema meramente institucional, político, porque es cierto que se ha renovado la confianza a los mismos partidos que han estado incurso en temas de corrupción sistemática (Madrid, Valencia) por una parte de la ciudadanía incapaz de hacer autocrítica, y escapar al sectarismo más irracional (otra de las características estructurales y paradójicas del nuestro país), pero no es menos cierto que si quienes asumen labores de gobierno en cualquier territorio no pueden siquiera asumir sus propias responsabilidades y dimitir de sus cargos una vez demostrada su responsabilidad, estaremos retroalimentando el mismo virus del que adolece esa parte de la población -víctima del sectarismo más cerril- al premiar e incentivar la corrupción institucional actual, otorgando carta de credibilidad a quienes defienden que una parte de la sociedad pertenecen a esa casta de la que Pablo Iglesias (aunque lesdisguste a quien ahora se arroga el papel de defensor de la ciudadanía a la que no defendió precisamente cuando dijo que las reivindicaciones de las mareas ciudadanas eran patrimonio del socialismo, qué lástima que cuando se acometió la reforma del artículo 135 CE, o cuando se formó parte del consejo asesor de Bankia, no se oyera de él más que el silencio de un candidato que tenía en mente optar a una secretaría que el propio Madina propuso como motor de cambio al abrirlo a las bases -Hablo de Sánchez Catejón-), se ha convertido en su principal divulgaodr público, pero que con los aocntecimientos actuales y pasados, tb está en el sentir de muchísima gente cansada de que se le engañe y se le humille de forma deliberada y sistemática constantemente o de que el oscurantismo y la falta de transparencia formen parte de muchas de las decisiones ideológicas adoptadas sin consenso alguno (LOMCE, una ley regresiva, ideológica y nefasta pq beneficia la educación privada y elitista, perjudicando la educación pública y con ello el pº de igualdad de oportunidades), o con el silencio ambiguo del quien ostenta la oposición en los últimos tiempos.

    Regeneración democrática sí, pero la casa no se puede empezar por el tejado cambiando las cabezas visibles de las principales instituciones públicas (algo que no ha sucedido en el PP, ya que siguen los mismos componentes de comienzos de esta terrorífica y surrealista legislatura), sin acometer antes reformas en profundidad del sistema democrático, político, económico y social, empezando por hacer más participativos los partidos políticos, abriéndolos a la ciudadanía, no sólo a las bases de los mismos (de ahí la reforma a medias que ha llevado a cabo el PSOE, pq de haber sido una votación realmente abierta a toda la ciudadanía, los votantes de izquierdas sean o no socialistas, habrían optado por apoyar a Sanchez Tapias, que fue el auténtico vencedor del debate electoral que se llevó a cabo en el seno del propio partido, no sólo porque fue coherente con su voto en contra de una de las muchas aberraciones democráticas acometidas en los últimos tiempos -reforma express del articulo 135 C.E.-, sino porque tendió la mano a quienes el Sr Sánchez descalificó abiertamente -Podemos- o cuestionó de forma velada -Mareas ciudadanas-, al llamarles meros demagogos o “indignados” sin poder de acción). Y lo dice un votante tradicional del que ahora el nuevo líder socialista llama “socialismo que va a cabiar de nuevo la historia de España”, qué lástima que su discurso, su perfil, su manera de comunicar y su lenguaje ambiguo en lo importante, y despectivo o autoritario en lo esencial, impidan que renueve mi confianza en quienes siendo justos ayudaron a transformar el país a principios de los 80, pero cuyas siglas “obreras” han traicionado de forma más o menos continuada con sus políticas neoliberales en los últimos 20 años de dictadura neoliberal.
    Despreciando o ninguneando a esos ciudadanos indignados pero (ellos sí) alejados del status quo precedente (del que el Sr Sánchez forma parte, lo quiera o no, su perfil de todos los que se postularon como posibles candidatos, era el menos idóneo para el viraje a la izquierda que precisa dicho partido), no podrán recuperar un terreno perdido que ellos mismos han echado por tierra, y es que “el populacho”, la “masa” indignada, a pesar de las continuas humillaciones y empobrecimiento a que se está viendo sometido es mucho más inteligente y maduro de lo que este ahora nuevo “lider del socialismo tradicional”, y otros que se postulan como verdaderos artífices de la supuesta recuperación económica (conservadores), quieren hacernos creer.

    02 Agosto 2014 | 2:48

  3. Dice ser LINCE 1

    El problema de estos partidos que están, ahora, en el sistema (y aquí incluyo a IU y a UPyD “el partido de Rosa Díez”, suficiente para no confiar en él) es que están contaminados por ese mismo sistema. Resumiendo mucho: no se puede poner a la zorra a cuidar a las gallinas.

    02 Agosto 2014 | 10:58

  4. Dice ser Javier

    Luisa: lo has descrito maravillosamente bien.
    Como dice Albert Boadella “el problema es que los mandatarios de Cataluña nunca han sentido el peso del Estado, que si se pone en funcionamiento es mucho más potente de lo que se piensan, y ya va siendo hora”

    03 Agosto 2014 | 6:41

  5. Dice ser REIR no es ser REY

    Mi pregunta es, si hubo siempre electricidad, porque ahora se enciende la luz. Yo creo que aquí estaba todo en su sitio, El rey de Cataluña Mas, le pidió el dinero para la independencia. Puyol familia le dijeron que ni hablar, que eso era del reinado de los Puyol. Se fundieron los plomos ya que todo tenía que ser para la independencia.

    03 Agosto 2014 | 14:10

  6. Dice ser francesc nin

    Es mucho lo que se comenta en diferentes medios de comunicación sobre el caso de Jordi Pujol
    y familia , los Ayuntamientos en toda Catalunya deberían de tomar una decisión y quitar todos los
    sinbolos y carteles de calles o plazas en toda Cataluña, por tratarse de un personaje no grata para los
    ciudadanos de Catalunya.
    Deberá de ser expulsado de CONVERGENCIA DEMOCRATICA DE CATALUNYA.

    03 Agosto 2014 | 16:10

  7. Dice ser Japoas

    Claro que lo han tapado todos los partidos que han estado en el poder, a veces CIU era la llave para poder mantenerse, algo había que dar a cambio.

    Pero eso es innato en la política y como las experiencias deben hacerse con gaseosa es mejor no comprobarlo con Podemos, porque con este personaje “podemos” acabar como acabaron Hitler y Mussolini, con millones de seguidores enfervorizados ante palabrería imposible de realizar pero que a la ignorancia les suena bien, por lo que como ya digo, podría repetirse la historia y no de forma positiva como se vio.

    04 Agosto 2014 | 13:01

Los comentarios están cerrados.