BLOGS
Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

¡Dejen en paz la sanidad pública!

Por Ángel Villegas Bravo

El día 20 de junio, por indicación del médico de familia, tuve que acudir a Urgencias del Hospital Gregorio Marañón de Madrid. Estuve en observación durante cinco horas, aproximadamente.

Un médico pasa consulta presencial. (ARCHIVO)

Un médico pasa consulta presencial. (ARCHIVO)

Durante ese tiempo, pude ver cómo se nos atendía a todos los que estábamos allí, con toda dedicación, con esmero y hasta con cariño. De manera que debo manifestar todo mi agradecimiento a los profesionales que pude observar y, por supuesto, a los que me atendieron directamente, y decirles (aunque ellos lo saben) que no solo los medicamentos curan y ayudan, que también ellos, con su actitud, son parte muy importante de la curación o alivio de un paciente.

Y, dicho esto, quiero dirigirme a los que, con intereses dañinos para todos los ciudadanos y en contra del deseo de la inmensa mayoría de ellos, quieren privatizar la sanidad pública, o “externalizarla“, en beneficio de unos pocos que, sin duda, la quieren para hacer negocio con ella.

No tienen ningún derecho a ello; no tienen ningún derecho a quitarnos lo que hemos construido y pagado entre todos; la sanidad pública es nuestra, de toda la ciudadanía, no suya, y las urnas no les legitiman para hacer lo que les viene en gana.

No nos cuenten milongas de que es insostenible, porque es mentira. Son ellos, los que la administran mal, los que cierran camas y plantas de hospitales, los que despiden personal, los que no renuevan contratos, los que derivan consultas a la sanidad privada, los que la quiebran, la desprestigian y luego, la privatizan.

Cumplan pues, con el deseo y mandato de los ciudadanos, no empleen mentiras que no se sostienen, no traicionen a quienes pagan sus sueldos y prebendas. En fin, ¡dejen en paz a la sanidad pública!

7 comentarios

  1. Dice ser Pronunciando la desigualdad

    Son los mismos que han aprobado una reforma laboral que permite dejar sin derechos a los trabajadores y reducir los salarios de manera abusiva, y que ahora anuncian una reforma fiscal que beneficiará de manera clara a los ricos y a las grandes empresas. La mayor parte de los trabajadores quedará con un tipo impositivo del IRPF similar al que tenían en 2011, pero con la subida del IVA, la implantación de nuevas tasas y el incremento de las ya existentes.Todo se reduce a continuar pronunciando la precariedad y desigualdad social. Los ciudadanos eligen en las urnas si desean continuar desarrollando una sociedad fundamentada en los grandes desequilibrios. Unos pocos viviendo en la opulencia y el resto pasándolas…..

    23 Junio 2014 | 18:02

  2. Dice ser Hasta el gorro

    Y por si no fuera poco, con el nuevo modelo fiscal los trabajadores pagarán a Hacienda parte del dinero correspondiente al despido facilitado por la reforma laboral. No tienen límite, salvo para los colegas de la amnistía fiscal. Para unos sobresueldos y para otros precariedad.

    23 Junio 2014 | 18:07

  3. Dice ser Al Sur de Gomaranto

    La Sanidad…

    Más que en paz…
    está de saldo
    lo que no se alquile… se vende,
    money, dinero, argent
    sean €uros, o sean Dólares.
    Todo se alquila o se vende
    y también la sanidad.
    En las últimas elecciones
    en lugar de buenos gestores
    hemos elegido a corredores,
    dependiente y vendedores.

    24 Junio 2014 | 9:21

  4. Dice ser japoas

    Es curioso como manipulan al personal las fuerzas interesadas. La sanidad pública en ningún caso se ha tratado de privatizar, únicamente la gestión y yo que personalmente he trabajado en la empresa privada y en la pública entiendo que puedo opinar respeto a la diferencia entre ambas gestiones.

    Pero es que por otra parte y congratulandome de que el remitente de la carta haya sido atendido con cariño pero tambien con eficacia (supongo ya que no lo señala), todos aquellos que por algún interés oculto tratan de impedir que la gestión de los hospitales mejore, les invito a que pregunten a los pacientes que acuden diariamente a la Fundación Jimenez Díaz, mi hospital de rerencia, sobre el trato recibido y su eficacia en la gestión y entonces comparen.

    24 Junio 2014 | 12:12

  5. Dice ser AGA

    Vaya hombre, Japoas. Ahora resulta que no se estan cargando la sanidad publica. DEbemos de estar todos ciegos, desde los pacientes a los que “amablemente” se les coacciona para operarse por el privado (supongo que eso tampoco les beneficia) hasta los sanitarios que estan viendo reducirse el personal.

    Que suerte tenemos nosotros que estas tu para iluminarnos. Como has trabajado en la publica y en la privada ya tienes el don de la clarividencia. No nos hagas comulgar con ruedas de molino anda.

    Toda la razon Angel.

    25 Junio 2014 | 12:17

  6. Dice ser Japoas

    AGA:

    No se de donde sacas eso de “cargarse la sanidad pública” cuando disfrutamos de la mejor sanidad pública del mundo, ¿Quién se la carga, los que tratan de hacer trabajar a los funcionarios?, ya que que eso es muy complicado y no todos lo entienden; cuando en la sanidad gestionada de forma pública no abren el quirófano por la tarde o en fin de semana, se acumulan pacientes en espera, pero si por el contrario se abren todos los días, la espera será menor y no habrá necesidad de “coaccionarte amablemente” a que te operen en la privada; que por otra parte no veo el problema ya que si la privada fuera tan nefasta no creo que hubiera tantas personas que tienen un seguro privado.

    Indudablemente la gestión privada es mas “eficaz” que es de lo que se trata y sin tener necesidad de recurrir a mi propia experiencia, te puedo señalar la gestión de la banca privada (que no ha necesitado ayudas) y la de la banca púbica (cajas de ahorro), dirigidas por políticos y sindicalistas (que no ha costado bastante dinero), ¿o no ha sido suficientemente aclaratorio?.

    26 Junio 2014 | 11:45

  7. Dice ser Japoas

    Hasta el gorro:

    No pretendo hacerte callar ni mucho menos, pero sí me gustaría que la gente fuera algo coherente con lo que escribe.

    Precisamente los que tienen que pagar a Hacienda por su despido, son los que tienen esos “sobresueldos” y no los “precarios”.

    Este reforma fiscal, si la lees en profundidad podrás comprobar que favorece a los “precarios” frente a los que cobran sueldos “desorbitados” a partir de 60.000 euros/año, todos los que cobran menos van a ver reducida su contribución en unos altos porcentajes. Y si no compara tu mismo, según el caso en que te encuentres.

    26 Junio 2014 | 11:53

Los comentarios están cerrados.