BLOGS
Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

El concepto de ‘justicia’, según Gallardón

Por Lourdes Mestre

Imagen de archivo de un agente de la guardia civil. (J.F.Moreno /EFE)

Imagen de archivo de un agente de la guardia civil. (J.F.Moreno /EFE)

No puedo comenzar la carta diciendo estimado Sr. Ruiz Gallardón porque sinceramente, no le estimo nada.

Me gustaría preguntarle si usted tiene hermanas, hijas, amigas o compañeras, y lo hago porque no he llegado a comprender cómo es posible que como Ministro de Justicia de un país que se supone occidentalizado y democrático, se pueda indultar a un tipo que es capaz de grabar en vídeo la violación de una mujer, en lugar de ayudarla.

En mi opinión, este hombre es un indeseable que no merece vestir el uniforme de la Guardia Civil y demasiado leve fue la sentencia judicial que en 2013 le inhabilitaba como cargo público.

Sin embargo, que ahora venga usted a indultarle, me parece que es reírse de los ciudadanos.

Flaco favor está haciendo a las fuerzas de seguridad de este país si permite que gentuza así pueda estar en sus filas. Pero claro, se me olvidaba. Si su propio hijo es capaz de darse a la fuga tras un golpe en coche será quizás, que eso es lo que aprende en su casa, en lugar de aprender a sentir empatía, solidaridad y respeto al prójimo.

Acciones como éstas son las que nos están llevando a muchos ciudadanos a desconfiar de su “justicia”, de su persona y de las políticas que están llevando a cabo, en contra de las personas y del sentido común.

9 comentarios

  1. Dice ser A tener en cuenta

    ¡Cuántas cosas hay que tener presentes a la hora de elegir la papeleta que se introduce en las urnas! En el 2015 hay otra oportunidad de pasar factura. Depuración o más de lo mismo.

    17 Junio 2014 | 18:37

  2. Dice ser LINCE 1

    Diez millones y medio de personas son responsables de que personajes como este estén en el Gobierno de España. Como este, y como Ana Mato. O como el propio Rajoy, complaciente con la corrupción: “Luis, aguanta, se fuerte, nada es fácil”,

    17 Junio 2014 | 19:46

  3. Dice ser LINCE 1

    Pero no pasa nada, luego va, se confiesa con Rouco, y asunto terminado.

    17 Junio 2014 | 19:48

  4. Dice ser Asun

    Partiendo de que no estoy a favor de indultar a este hombre que ha deshonrado su uniforme y el Cuerpo al que representa, y que tienes toda la razón al respecto de lo que comentas; me gustaría hacer una puntualización.
    No se le condenó por grabar una violación, sino una agresión sexual, que no es lo mismo, de ahí la diferencia en cuanto a la pena que se le impuso al acusado. Por lo que quizá el problema no esté en los jueces, sino en las Leyes que tenemos, que comparativamente impone más pena a alguien que roba 3 gallinas que a un asesino.
    Y si a alguien le interesa conocer la noticia entera, aquí está:
    http://www.asturias24.es/secciones/comarcas/noticias/gallardon-indulta-a-un-guardia-civil-de-lena-condenado-por-grabar-unos-abusos-sexuales/1402855505

    17 Junio 2014 | 23:04

  5. Dice ser Anónimo

    “Actual Ministro de Justicia y hasta hace poco tiempo la cara amable y progresista del Partido Popular, el ex alcalde de Madrid no se libró de la explosiva sinceridad de Esperanza Aguirre, que no pudo contener sus bajas pasiones al arrebatarle un puesto en la gestión de Caja Madrid.

    ¿Es realmente un “hijoputa” Alberto Ruiz-Gallardón? ¿Se trató de un mero incidente que aireó la conocida enemistad entre la vivaracha y procaz Esperanza y el solemne y pinturero Alberto o, en realidad, constituye la triste constatación de que nos gobiernan villanos y rabaneras? Al margen de excesos verbales, está claro que entre granujas anda el juego y que los ciudadanos son las víctimas de unos políticos tan desalmados como grotescos y malhablados.

    Gallardón había conseguido que casi todos olvidaran sus palabras de 1983, cuando era concejal del Ayuntamiento de Madrid y afirmó que la obra de Ceesepe, uno de los dibujantes más originales de la movida madrileña, era una “porquería repugnante, pornográfica, blasfema, contraria a la moral y a la familia”.

    Imagino que es una simple casualidad, pero Gallardón debutó como fiscal en Málaga, donde aún flota en el aire el horror provocado por el ‘carnicerito’ Carlos Arias Navarro, que envío a la muerte a más de 4.300 rojos, ejerciendo de fiscal en los consejos de guerra franquistas.

    No sé si Alberto respiró y se impregnó del fervor exterminador que animaba a los tribunales de los militares golpistas, pero después de examinar su reforma del Código Penal empiezo a pensar que sus sueños se parecen a los de Scar: ejércitos de hienas desfilando al paso de la oca, mientras su mirada de insufrible empollón se embriaga con el turbio aroma del poder.

    Durante años, creímos que era un espíritu moderno y tolerante. Aparecía en las cadenas televisivas con Joaquín Sabina, oficiaba bodas entre gais, presumía de su amistad con políticos rivales, citaba a Rilke y desplegaba una retórica elaborada y persuasiva sobre derechos y libertades. Se sabía que era vanidoso, maniático, autoritario y engreído, pero se le exculpaba porque algunos le consideraban un centrista que apostaba por el diálogo y el consenso, casi un progre que se había equivocado de partido político.

    Aficionado a la música culta (es nieto de Isaac Albéniz), su melomanía sugería una sensibilidad aguda y refinada, que esbozaba ese perfil de político humanista tan escaso en nuestro país. En la red corría el rumor de que era un mujeriego incurable, que realizaba incursiones en las umbrías aguas del amor venal, y algunos señalaban que su pasión por Fraga era sospechosa, pues se consideraba su fiel discípulo, una especie de Luke Skywalker educado por un Yoda con camisa azul, correajes y una pistola humeante, que evoca las muertes de Enrique Ruano, Julián Grimau, los huelguistas de Vitoria-Gasteiz y los partidarios de Carlos Hugo asesinados en Montejurra.

    Ruiz-Gallardón se mostró partidario de “sacar a los mendigos de la calle” durante su etapa como alcalde de Madrid. No explicó qué haría con ellos, pero sus palabras recordaron a las campañas de higiene social impulsadas por la antigua ley de vagos y maleantes, que criminalizaba la pobreza y el desamparo. Su imagen progresista empezó a tambalearse, pero lo peor aún estaba por llegar.

    Su nombramiento como Ministro de Justicia del nefando gobierno de Mariano Rajoy liquidó el ensueño de un político centrista y conciliador. Su reforma del Código Penal refleja un espíritu profundamente reaccionario, que oscila entre el catolicismo tridentino y el neoliberalismo más despiadado. El nuevo texto introduce la prisión permanente revisable, un eufemismo de la cadena perpetua, establece restricciones en el aborto y la justicia gratuita, desaparece el hurto y cualquier sustracción se convierte en delito castigado con penas de cárcel…

    No hace falta ser un lince para apreciar que la reforma del Código Penal pretende neutralizar las protestas ciudadanas e intimidar a las familias que cometen pequeños hurtos para combatir la pobreza y la desnutrición.

    Lo importante es preservar el orden público, cueste lo que cueste. Nadie tiene derecho a increpar a los políticos ni a protestar pacíficamente ante las jaurías de antidisturbios. Por eso, deben ser reprimidos sin contemplaciones. La tibieza es la antesala de la anarquía y de la destrucción de España como unidad de destino en lo universal.

    ‘¡Todos a la cárcel!’ parece ser el lema del Ministro de Justicia. Eso sí, hay que hacer excepciones: José Antonio González Pacheco, alias “Billy el Niño” y antiguo inspector de la Brigada Político-Social, y Jesús Muñecas, ex guardia civil, no merecen ser encarcelados por los crímenes contra la humanidad cometidos durante la dictadura franquista.

    Aunque los reclame la justicia argentina, se debe pasar página por el bien de todos, pues los hechos son muy antiguos. No importa que las leyes internacionales afirmen que los delitos de genocidio no prescriben. Hay que perdonar y olvidar. Hoy se pide la cabeza de Pacheco y Muñecas, pero ¿no existe el riesgo de que mañana se exija la extradición de Rodolfo Martín Villa o del propio suegro de Ruiz-Gallardón, que el pasado 18 de julio publicó un artículo donde sostenía que “el Alzamiento no fue un intento grosero de liquidar al oponente, sino una necesidad imperiosa de defender a la patria”?

    ¿Es un ‘hijoputa’ Alberto Ruiz-Gallardón? Creo que a esa pregunta debería contestar Esperanza Aguirre, que le conoce de cerca y milita en el mismo partido. Yo me limitaré a decir que tal vez sólo desea imitar al juez Frollo, que incendió París para preservar el imperio de la ley.

    No sé hasta dónde llegan los sueños de Alberto Ruiz-Gallardón, pero no me cuesta mucho trabajo imaginarlo con una corona de laurel y una lira, disfrutando desde una azotea del incendio social provocado por su reforma del Código Penal. No es un bárbaro, sino un gran estadista, que no ha olvidado las enseñanzas de Fraga.

    A veces cuerdo y a veces loco, el ministro de Justicia no es un bohemio ni un soñador, sino un truhán al que se le ha visto el plumero y al que en 1999 Cristina Almeida, hoy desaparecida de la escena política, acusó de “hipócrita”, “presuntuoso”, “cínico”, “misógino” y “mala baba”. Catorce años después, podemos afirmar que no ha cambiado un ápice”.

    Artículo de Rafael Narbona
    (extracto)

    17 Junio 2014 | 23:49

  6. Dice ser Marca España

    El oxímoron (del griego ὀξύμωρον, oxymoron, en latín contradictio in terminis), dentro de las figuras literarias en retórica, es una figura lógica que consiste en usar dos conceptos de significado opuesto en una sola expresión,1 que genera un tercer concepto (Fuente: Wikipedia). Ejemplos:
    “Gallardón y la justicia”, o
    “PP y justicia universal”, o
    “PP y las políticas sociales”, o
    “PP y transparencia”, o
    “PP y pº de igualdad de todos los españoles ante la ley”, o
    “PP y derecho a la educación”, o
    “PP y la defensa de la ley de dependencia”, o
    “PP y defensa del interés general”, o
    “PP y regeneración democrática”, o
    “PP y libertad de prensa”, o
    “PP y derecho a un trabajo digno”, o
    “PP y defensa del derecho de manifestación”, o
    “PP y defensa de la cultura”, o
    “PP y pensiones dignas”, o
    “PP y el derecho a llevar una vida digna”, o
    “PP y defensa de la división de poderes”, o
    “PP y defensa de los derechos de los discapacitados”,
    etc, etc. etc. (véanse todos y cada uno los derechos integrados en nuestra Constitución Española, cuyo contenido en su casi totalidad, como reconoció el propio Mtro. de Exteriores “es pura literatura”, salvo, claro está, los relativos a la defensa de la unidad nacional y la defensa de la soberanía constituyente).

    18 Junio 2014 | 3:09

  7. Dice ser Julian Martinez

    El Problema es en general para todos los pueblos de España, por estar gobernados por los hijos de la dictadura del criminal Franco, que se encuentran principalmente en el PP.SOE siendo el nido de fascistas de la España tradicional. Esta actual situación es mas criminal, descarada con abuso de poder gobernando imponiendo miedo y miseria. Hoy nos enseñan los franco tiradores que pondrán en los altos edificios por donde pasara el hijo de su padre, como Rey de los españoles, Felipe VI.

    Esto es un doble jesto dictatorial, impuesto por la fuerza de las armas y corruptos ladrones que ni con votos en la urnas ni los gritos del pueblo, respetan ni respetaran.

    Esto es la prueba mas abusiva que en estos días estamos viviendo porque la “dictadura tiene que continuar”, así lo prometió el caudillo Franco, y dijo que aseguraría como mínimo los primeros, 1.000 años. Por esto y algo mas preparo a Juan Carlos I, prepararon la Constitución de 1978 donde el Rey es intocable con semejanza a Franco, este era como dios, nadie le podía pedir cuentas ni responsabilidad por na ni juzgar, la propia Iglesia se lo acepto y le cubrió bajo Palio como al santísimo que dicen que es nuestro dios.
    Hoy, esta en vigor en la Constitución, el mismo baile, NO cambia nada porque es ley para el padre y para el hijo sucesor lo recuerda Rajoy, Rubalcaba con otros al golpe de tambor. El pueblo no pinta nada, solo cumple la ley o pena de ejecución.

    Hasta cuando, por cuanto mas tiempos durara esta dictadura Constitucional que el pueblo diariamente grita, Basta ya”. Pidiendo trabajo, pan, justicia, respeto y libertad para tomar la soberanía y gobernar.

    18 Junio 2014 | 3:55

  8. Dice ser setan

    ” La Justicia ” que palabra mas bien concordada, pero la justicia como reza en su estatua tienen los ojos tapado, la balanza a sido cambiada por un sobre de dinero, y la espada por las llaves de un adosado en la playa de Marbella , la toga a sido cambiado por un vestido de diseñador de ultima moda, sus oídos tapados con falsos halagos y promesas de cargos de relevancia en empresas privadas, su boca, tapada con manjares de buena mesa y regados con el dulce néctar de los grandes reservas, sus piernas cambiadas por coches oficiales con conductor de ultima generación. si la ” Justicia ” esa señora

    18 Junio 2014 | 8:57

  9. Dice ser marquito50

    Gracias Rafael Narbona, mejor no se puede describir a este Gallardón y estoy seguro que si el lee este articulo se va ser de acuerdo y incima orgulloso de esta descripción, porque es una persona sin conciencia y su autocomplacencia lo hace impune contra cada critica. El va usar un dia las mismas palabras que han usado los culpables en el Tercer Reich, ” Lo que hicimos, lo hicimos por la el gobierno, el pueblo y la patria”. Ellos dicierón Fuehrer, pero este nos falta por el momento. Pero Gallardón tiene los mismo sintomas como algunos muy conocidos de esta época. No entiendo como una persona asi puede tener un puesto en el gobierno de un pais civilizado, moderno y como se dice democratico. Lo peor es que los tiempos lo facilitan a gente como Gallardón de divulgar su veneno de ideas puramente dictatorios. Con esta prisa que este pasa sus leyes por un congreso incapaz de reaccionar, vamos llegar antes del año proximo al punto que esta desinstalado la democracía y todos los derechos que hemos tenido. Ni un Rey ni una republica puede frenar a este a partir de este punto. Que lo va ayudar aún más va ser la entrada en vigor del TTIP que elemina por casi completo la justicia tradicional en cambio por unas instituciones dirigido por la economía mundial. Con el TTIP que esta completamente en el sentido del P.P. se va cambiar la UE en todos los ambitos y este Gallardón va ser uno de los grandes ganadores con su punto de vista de derechos, libertades, asuntos sociales y educativos. Como todos los miembros del P.P. tambien el espera una nueva forma de politica en que no existen derechos y personas individuales sino una casta que esta gobernando en conjunto con los multinacionales con todos los derechos y la clase de la gente que debe acceptarlo porque faltan los derechos y además un sitio a dondé escaparse. Se va formar de España el Asia de Europa en una forma de economia neoliberal total. Por esto Rajoy no habla nunca de este TTIP ni se puede leer en los periodicos españoles. Las leyes de este Gallardón son la preparación de este nuevo UE en conjunto con los EEUU. Si alguien quiere saber más debe buscarlo por internet. No es solo Gallardón que practica esta forma de cortar los derechos hasta el minimo, son todos en conjunto porque solo asi se pueden guardar sus poderes y una importancia en los nuevos tiempos. En Polonia se salió ayer ya a la luz como influyen los bancos ya en la politica que decide el Banco Nacional de Polonia que se queda ministro y quien no. Este conjunto de economia, bancos y politica va devenir la nueva realidad y España aún más dado que esta casta de politicos esta corruptos hasta los puntos de sus pelos. El Rey va tener en este nuevo mundo solo una posición decorativo como los jueces y la constitución. El poder se aseguran ya politicos sin verguenza, sinescrupulos, sin conciencia y sin honradez como el proprio Gallardón.

    20 Junio 2014 | 11:40

Los comentarios están cerrados.