BLOGS
Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

La verdadera armonía de los vecinos del Parque España de Valdemoro

Por I. G. L.

Plaga de mosquitos. (ARCHIVO)

Imagen de archivo de un mosquito.

Según reza la descripción oficial del Parque España de Valdemoro (Madrid), que se puede encontrar en la página web Todosobremadrid.com, “a lo largo y ancho de sus 45.000 m2 en el parque de España se combinan armoniosamente los elementos acuáticos y las praderas de césped, puesto que los dos lagos que tiempo atrás le dieron nombre continúan siendo la seña de identidad de esta zona verde, aunque ahora coronados por sendos géiser de gran altura”.

¿Armoniosamente? Se refiere a los mosquitos con los árboles, creo. ¿Geiser de gran altura? El de arriba lleva desde noviembre sin levantar un palmo de agua.

“Por lo que se refiere a las especies vegetales que lo pueblan, en el parque de España convive un numeroso arbolado de sombra (paraísos, plátanos, negundos…)”, continúa el mismo texto.

Todo eso —añado—, sin contar los caños que han crecido en la parte de arriba del lago debido a la ‘vegetación’ que hay en el fondo. Aparte de los negundos y paraísos, sí es verdad que hay cáscaras de plátanos en el lago, así como una fauna variada de latas y plásticos. Será la fauna que el botellón deja a su paso.

El Ayuntamiento de Valdemoro concluye la información: “Pinos de gran porte y otras coníferas ornamentales como cedros o abetos, junto a macizos de arbustos de distintas especies (espireas, adelfas, romeros, lavandas…)”.

Lo dicho, les falta poner los juncos que han crecido al olor y sombra. Esto sin contar desde cuándo no se fumiga. Y recuerdo: “Fumigar. Del latín, fumigare. Desinfectar por medios de humo, vapor o gas adecuados. Combatir con estos medios las plagas de insectos u otros organismos nocivos”, recoge la RAE.

Así pues, les recomiendo que pongan en la web lo siguiente:

“Conlleva a una gran fauna voladora (mosquitos, etc….) que se mete en las viviendas colindantes y a un gran aroma amazónico, sobre todo al calor de las noches, que es cuando los contribuyentes de este ‘paraíso’ intentan descansar para al día siguiente integrarse en el mundo urbano. Estas ‘mascotas’ dejan una gran huella en los habitantes en forma de picores y armonía nocturna sobre nuestros oídos”.

Espero que tomen soluciones ya, porque esto lo sufrimos desde hace mucho tiempo.

1 comentario

  1. Dice ser Carla

    Nos venden paraisos cuando solo necesitamos un trocito de espacio que nos recuerde que no solo hay edificios, coches y basura en el planeta.

    Carla
    http://www.lasbolaschinas.com

    29 Mayo 2014 | 7:53

Los comentarios están cerrados.