BLOGS
Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Sobre las conversaciones privadas

Por Miguel Abeledo

Si cada día que voy al trabajo ya tengo cuidado con todo lo que digo por si está el Jefe Infiltrado de La Sexta, acabo de leer que a raíz de una conversación privada de pareja se acaba de multar en Estados Unidos a Donald Sterling -el dueño de los Clippers,  un equipo de baloncesto- con 2,5 millones de dólares y se le fuerza a vender el equipo. No voy a defender el comentario ya que no tiene justificación, pero lo que me sorprende es el poder que tiene la prensa en ese país. ¿Dónde está la orden judicial para las escuchas? ¿Acaso una conversación privada no había de tratarse como tal? Y sin embargo han conseguido derrumbarle por una conversación privada y la presión de los medios.

Los jugadores de Los Angeles Clippers lucieron camisetas sin el logo del equipo y prendas negras para protestar por las declaraciones racistas de su propietario. (EFE)

Los jugadores de Los Angeles Clippers lucieron camisetas sin el logo del equipo y prendas negras para protestar por las declaraciones racistas de su propietario. (EFE)

Aquí en España se graba una conversación en la cárcel que demuestra que uno es un delincuente, se graba un video de alguien robando, o se tiene acceso a miles de correos electrónicos que ninguno niega que sean de ellos, pero como no se tiene el permiso expreso del acusado para poder utilizarlo como prueba no se pueden usar, y lo peor de todo es que nada consigue echarles de su puesto. ¿Puede ser que seamos nosotros los culpables de todo esto? En Estados Unidos los jugadores, patrocinadores, empresarios han pedido que renuncie, se han agrupado para derrocarlo; aquí en España, se les sigue votando y se siguen ingresando las nóminas en sus bancos.

Siempre nos queda el consuelo de pensar que los del otro partido o banco pueden ser aún peores.

1 comentario

  1. Dice ser mabelope

    Teniendo en cuenta, que ha sido su novia la que ha filtrado las conversaciones…..

    04 Mayo 2014 | 2:16

Los comentarios están cerrados.