BLOGS
Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Conciencia de los niños soldado

Por Emilio L. Sambucety

Destrucción de armas en Brasil. (ATLAS)

Destrucción de armas en Brasil. Foto: ATLAS

Según datos de Naciones Unidas, existen 19 países en los cuales los gobiernos o grupos armados siguen reclutando menores como soldados.

Organizaciones como Amnistía Internacional vienen denunciando este aumento en el número de países en los que, cada día, miles de niños y niñas son utilizados para cometer atrocidades y sufren malos tratos, vejaciones, violaciones o se convierten en testigos de asesinatos. Los niños y niñas no siempre participan directamente en los combates, sino que se les asignan funciones de apoyo que les exponen a enormes riesgos como el ser porteadores de soldados heridos, de munición, ser espías o mensajeros, y en el caso de las niñas, en ocasiones son obligadas a servir de esclavas sexuales.

Además de la tragedia que supone convertirse en perpetradores de abusos contra los derechos humanos, muchos niños y niñas soldados mueren, quedan mutilados o son víctimas de violaciones u otros actos de violencia sexual.

Espero que todos tomemos conciencia de estas barbaridades y que se pongan en práctica políticas concretas para garantizar que se cumplan el derecho internacional y las recomendaciones existentes en relación con los niños y niñas soldado; así como que se promuevan en el marco de las Naciones Unidas, Unión Europea y en las reuniones bilaterales con las autoridades de los países que aún reclutan menores soldados, especialmente en Mali, Sudán del Sur y República Democrática del Congo.

2 comentarios

  1. Dice ser Arpegio Universitario

    El parasito de la junta de Andalucía, hablando de lo mal que esta el mundo.

    Como que un consejero de economia de la junta de Andalucía, escribe acerca de los niños soldado, pero no escribe sobre la corrupcion en la junta ?

    De eso, si que seras un experto?

    17 Febrero 2014 | 3:34

  2. Dice ser Ascopena de mundo

    Dinero

    Recursos naturales

    Empresas

    Estás en tu puta aldea, colgando la ropa o comprando el pan, tan tranquilo/a, y llegan 3 camionetas cargadas de mercenarios, todos con su kalashnikov en la mano y repartiéndose las mujeres antes de bajarse….

    Es lo que tiene vivir en un avispero del 3er mundo, donde, qué curioso, siempre se encuentra un mineral, un recurso o una ruta del que depende medio mundo occidental.

    Por eso no me creo las cantinelas libremercadistas, de esas que intentan explicarnos que la culpa la tienen los trabajadores y los ciudadanos, de toda la crisis y el desempleo.

    Una cosa es un mercader en un puesto o tienda, una persona que trabaja por cuenta propia “sin haserle daño a naide”, y otra cosa muy distinta es el mega-capitalismo apisonador de derechos laborales y humanos, las montañas de dinero de origen y destino completamente desconocidos, la colaboración entre tinieblas de instituciones públicas, privadas y religiosas; gobiernos, jueces, dueños de grandes fortunas y políticos.

    Los anuncios y el márketing en general, donde las empresas e instituciones son jardines de felicidad e ingénua infancia, me dan ASCO.

    Que empiecen a regular, con crueldad y severidad, todo el universo mercantil y económico, cada propiedad de cada puto banco y empresa, a dónde va cada nano-céntimo de euro y de dónde viene.

    Ya está bien de mover las marionetas a través de kilométricos tentáculos y luego querer hacerme sentir culpable de la crisis, del desempleo y de la pobreza en el mundo.

    Gracias al autor por dar a conocer un poco más esta desgracia…

    18 Febrero 2014 | 15:46

Los comentarios están cerrados.