BLOGS
Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Las trabas de Rubalcaba a la reforma de la ley del aborto

Por Pedro García

El Secretario General del Partido Socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba, no deja de buscar las ocasiones para arremeter contra el Gobierno a propósito de la anunciada reforma de la ley del aborto, que aseguraba el pasado sábado el ministro de Justicia “sigue adelante”. El líder de la oposición se ha reunido en un acto organizado por su partido “en defensa de los derechos de las mujeres” para insistir en su rechazo a la reforma e indicar que harán “todo lo que pueda” para que la propuesta del PP no llegue siquiera al Parlamento aunque reconoció que con sus 110 diputados “poco podrá hacer”.70944

Rubalcaba volvió a su cantilena habitual: que la reforma de la ley conducirá a “clandestinizar” el aborto de manera que solo las mujeres con dinero podrán practicárselo mientras que las que no dispongan de recursos se arriesgarán a condiciones sanitarias muy malas e, incluso, pondrán en riesgo su libertad.

Por supuesto, nada dijo sobre la libertad del no nacido a la vida, que es cosa que los socialistas y la izquierda en general han olvidado en sus argumentos abortistas al anteponer la libertad de matar al hijo no nacido al derecho a nacer. En este contexto, Rubalcaba apuntó que para lograr que la reforma de la ley no llegue a debatirse siquiera hace falta que los ciudadanos “hagan saber que no la quieren”, dando así a entender que una movilización de la sociedad podría frenar el propósito del Gobierno”. Por el momento parece que lo está consiguiendo.

6 comentarios

  1. Esta semana alguien me preguntó si el feminismo seguía siendo necesario en los tiempos en los que vivimos.

    El argumentario para justificar la no necesidad del feminismos en nuestra sociedad actual fue el que he escuchado miles, por no decir millones de veces: Que si la Constitución y su artículo catorce, que si la “discriminación positiva” que se está dando, que si las mujeres somos unas maltratadoras psicológicas, que pretendemos que nos “mantengan”, que si hay tantas denuncias por violencia de género es por los medios que exageran mucho y sólo sacan los casos de mujeres pero también hay hombres maltratados y no salen en los telediarios, que si los “pobres hombres” se encuentran acorralados y ya no saben cómo relacionarse con nosotras porque temen ser denunciados a la mínima broma que nos pueden gastar,…y así un largo etcétera.

    Aseguro a quien pueda leer esto que hice un ejercicio de paciencia voluntaria para escuchar (de nuevo) este argumentarlo por ver si alguna novedad pero sólo había una y no estaba en el mensaje, sino en quien lo sustentaba: Una mujer joven, de unos apenas veinte años.

    Y voy a comenzar mi respuesta diciendo lo mismo que le dije a ella: que soy feminista por convicción y que mi pretensión es que los derechos humanos de hombres y mujeres sean realmente los mismos en todas partes y desmaquillar y desnudar las desigualdades para hacerlas visibles y corregirlas. Que no me vale el llamado “derecho natural” que justifica que somos diferentes porque la naturaleza nos ha hecho diferentes.

    A partir de ahí intenté (creo que sin mucho éxito al menos de inmediato) explicarle a esta joven que el feminismo no sólo era necesario, sino que es imprescindible si realmente nos creemos que somos una sociedad democrática.

    Y es necesario porque aunque no se quiera ver, seguimos tratando de forma desigual a niñas que a niños incluso antes de nacer, porque nos socializamos de manera desigual y por tanto asumimos roles desiguales. Porque el patriarcado pervive en cada rincón de nuestra mente e incluso de nuestros corazones permitiendo incluso que haya gente que justifique la mayor de las desigualdades: el terrorismo machista. Porque sigue habiendo instituciones como la iglesia católica que niega explícitamente derechos a las mujeres y sigue considerándonos como subsidiarias de los hombres, y otras como la RAE que considera, a través de sus definiciones, que las madres no engendramos sólo parimos. Porque se siguen pisoteando nuestros derechos y libertades, como por ejemplo nuestro derecho a decidir sobre nuestro propio cuerpo y nuestra maternidad. Porque se nos siguen relegando a puestos de segunda o tercera categoría en los espacios de toma de decisiones. Porque seguimos cobrando menos por realizar el mismo trabajo. Porque aunque las aulas universitarias están llenas de mujeres, son los hombres quienes las dirigen. Porque aunque las mujeres tenemos una mayor expectativa de vida, los estudios sobre salud se siguen realizando mayoritariamente sobre los hombres. Porque la historia nos sigue ocultando las obras de arte y aportaciones de todo tipo realizadas por mujeres. Porque nuestros cuerpos de mujeres son utilizados como campos de batalla allá donde los hombres lo deciden, sea en un conflicto armado o en un conflicto de pareja. Porque nuestros cuerpos de mujeres son secuestrados y maltratados para ser explotados sexualmente en otros países o lugares del mundo. Porque los derechos humanos de las mujeres son pisoteados sistemáticamente en muchas zonas del mundo e incluso de nuestro mundo particular. Porque en los espacios simbólicos que nos imponen ya existe toda esa desigualdad y violencia simbólica o estructural desde antes de nacer. Porque la pobreza de ceba en mujeres y niñas. Porque nos matan por ser mujeres.

    Y así muchísimos argumentos más que se podrían resumir en uno: Mientras exista una sola mujer en el mundo a quien hayan pisoteado uno sólo de sus derechos humanos, el feminismo no sólo será necesario, será imprescindible.

    Tere Mollá
    21/01/2013

    14 Agosto 2013 | 13:50

  2. Dice ser Kastle

    No nacido, me gusta ese nombre. Un no nacido pueden ser los millones de espermas que eyaculo cuando me hago una paja que al fin y al cabo se va por el desagüe. ¿Seré un genocida por destinar tal cantidad de células vivas a la muerte? No lo creo.

    Desearía escuchar menos tonterías sobre los “derechos” de los que no están siquiera aquí y más movilización por todos los derechos que nos están quitando a los que SÍ estamos aquí.

    14 Agosto 2013 | 13:53

  3. Dice ser yo discrepo

    Que yo sepa, la trabas que el PSOE pone solo son testimoniales, porque está claro que no les asisten la cifras de diputados en el Congreso; pero quiero comentaros una noticia de última hora.

    La Ministra de Sanidad Ana Mato, está trabajando en un proyecto de ley de Control OnLine de las Menstruaciones con las siglas COM. El proyecto consistirá en que todas las mujeres que ya tengan la regla, tendrán la obligación de mandar un SMS, Whatsapp, etc. a una central de recepción de datos, de tal manera que estos quede debidamente archivados. El propósito final, es que con esta ley y la nueva ley del aborto que está sacando adelante Gallardón, se tenga un control efectivo de la gestación en España, o dicho de otra manera, se acabo el abortar.
    Vivan los derechos de los no nacidos y que se joda el derecho a decidir de la mujer.
    Menos mal que me lo estoy timando a coña y que mañana me voy a la playa que si no……

    P.d. Y luego nos quejamos de los extremismos islamistas y de que, como pasó ayer mismo, un cafre afgano, matase a su mujer por ir sola al mercado y es que aquí, vamos por el mismo camino.

    14 Agosto 2013 | 13:55

  4. Dice ser LINCE 1

    Murphy retrata cómo son algunos de los que “dialogan” aquí. Ni un solo argumento, solo graves insultos. ¿Y aquí hay moderador?.
    Algunos de los que siempre se han opuesto al aborto, debidamente legislado y controlado, se han hartado de ir fuera de España a abortar, porque tenían pasta y nadie se enteraba.
    Y para este Murphy, ejemplo de dialogo y de educación, y con “argumentos” tan de peso, una pregunta: Aznar gobernó 8 años y no modificó la ley del aborto, ¿Merece, también, los “cariñosos apelativos de diriges a Rubalcaba?

    14 Agosto 2013 | 14:06

  5. Dice ser d

    A mí me parece poco pragmático basar una ley tan controvertida como esta en un criterio moral muy discutido y en el que está claro no hay un acuerdo general. El caso es que muchas mujeres abortan o quieren abortar, y no en la actualidad, desde tiempos remotos. Quizás en vez de prohibir o permitir, según el partido que gobierne, valdría más educar y concienciar, facilitar el uso de anticonceptivos a quienes no quieran ser padres pero si vivir plenamente su sexualidad, educar en el respeto al propio cuerpo y el de los demás, indagar en la valoración de lo que cada cual considera “vida”… Tal vez así se reducidiría la demanda de abortos, pero está claro que esta no es la forma de proceder cuando el objetivo es conseguir votos

    14 Agosto 2013 | 14:43

  6. Dice ser Lectorquemada

    Muy democrático eso de que “harán todo lo que pueda para que la propuesta del PP no llegue siquiera al Parlamento”. Ahora ¿Os imagináis la que se hubiera montado si un diputado del PP hubiese dicho lo mismo durante un gobierno socialista? Pues lo mismo pero al reves.

    15 Agosto 2013 | 15:22

Los comentarios están cerrados.