BLOGS
Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Tenemos más ricos

Por Enrique Chicote Serna

MillonariosLeo que según el Informe Anual sobre la Riqueza en el Mundo elaborado por dos empresas especializadas, España acabó el año 2012 con un total de 144.600 riquísimos. En términos comparativos, significa que entre nosotros hay circulando un 5,4% más de potentados que en 2011. Si la tendencia es: a mayor crisis general, mayor número de multimillonarios, no es descabellado pronosticar que de confirmarse las previsiones de los distintos organismos internacionales sobre la economía española, llegaremos a finales de 2013 con un nuevo crecimiento de gentes que nadan en la opulencia. Luego dicen que las medidas del Gobierno no están dando frutos.

14 comentarios

  1. En el mundo de los negocios y bastante más allá, es bien conocido el ya jubilado Jack Welsh, el que fue director ejecutivo de General Electric entre 1981 y 2001. En el año 2000 Welsh se embolsó por el desempeño de tan alto cargo nada más y nada menos que 144.500.000 dólares. Esta cantidad es inmensa, por supuesto, y más si la comparamos con los ingresos medios de una familia del mismo país, EEUU. Los ingresos de Welsh equivalen a unas 3.500 veces a los que percibieron en el mismo año una familia media. Esta proporción, sin consideraciones adicionales, ya debería ser un indicador para humanos normalmente constituidos de que algo no está funcionando bien para la gran mayoría de la población.

    ¿Cuáles pueden ser las justificaciones de una remuneración tan grotescamente elevada? Una de las más habituales es que lo que reporta a la compañía un director ejecutivo es tanto, que bien merece una recompensa tan alta. Incluso se argumenta que la diferencia entre el número uno y, pongamos por caso, el número cinco de entre los mejores puede ser muy grande. Obsérvese que este es el razonamiento que la teoría económica estándar aplica a las supermodelos de alta costura (los supermodelos masculinos, mucho menos conocidos que sus colegas femeninas, tienen un mercado más reducido porque se gasta menos de la mitad en ropa masculina que en femenina), y que explica que la diferencia de ingresos entre la modelo número 1 y la cotizada en el número 4, 6 ó 9, sea muy grande. Lo que la supermodelo número 1 y la número 6 hacen ganar a sus respectivos patrocinadores también varía mucho, de ahí las grandes diferencias. Razonamiento que se aplica también, como último ejemplo, a los tenistas de élite en que la diferencia de ingresos entre el primero de la Asociación de Tenistas Profesionales y el, pongamos por caso, 5, 7 ó 10 puede ser de muchos millones de diferencia.

    Así que, de entrada, lo de la gran aportación a la empresa parece una explicación razonable. La crisis sirvió para que mucha más gente de la que suele interesarse por estas cuestiones, conociera las formas de estafa mediante las que tantos ejecutivos engañaron a accionistas, clientes y trabajadores de la propia empresa. Pero hagamos el esfuerzo de olvidar esta gran estafa sólo por un momento. Vamos a suponer que este embeleco, cuyas consecuencias está padeciendo un número cada vez mayor de personas desde que estalló la actual crisis, no se hubiera producido. Supongamos que los ingresos de estos altos ejecutivos, asesores financieros y demás “magos” de las finanzas se debieran al mérito o a la compensación por las altas ganancias obtenidas por la empresa. Supongámoslo aunque sea por unos breves instantes.

    Veamos entonces si la mencionada justificación del mérito para una remuneración tan elevada tiene algún sentido. El que fue Nobel de Economía en el año 2002, el psicólogo cognitivo Daniel Kahneman, realizó un estudio hace unos años sobre qué parte era debida a la aptitud y qué parte a la suerte en los resultados obtenidos por 25 asesores financieros a lo largo de ocho años. Disponía de un listado con muy detallados datos por asesor y por año. Los resultados de esta investigación fueron sorprendentes para el propio autor y demoledores para la justificación que discutimos. En palabras de Kahneman, se concluía que “los resultados se asemejaban a lo que se esperaría de un juego de dados, no de un juego de inteligencia”. En ningún caso, mediante el conocido instrumento estadístico de la correlación (en donde el coeficiente de la misma puede estar entre 0, en este caso ninguna correlación, y 1, correlación “perfecta” en ese extremo) se observó nada, que no fuera el puro azar, que tuviera una correlación significativamente superior a 0 entre la gestión de los asesores financieros con los resultados de las empresas. Es decir, que tratándose de la gestión del mercado financiero, la“firma recompensaba la suerte como si fuese una aptitud”. Tirar los dados conllevaría los mismos resultados. Si bien resultaría mucho más barato. Así que no se trata de mérito.

    Aunque el problema que abordó Kahneman era más general, que él mismo y Amos Tversky llamaron “ilusión de validez” hace ya cuatro décadas, su estudio es muy significativo para lo que aquí interesa. Resulta que, supuesta la honradez de los altos ejecutivos, sus resultados económicos para la empresa respectiva son equivalentes a tirar los dados: aptitud cero y azar total. Pero cuando Kahneman realizó el mencionado estudio, no habían sucedido los hechos que con la crisis económica se han ido conociendo y que permiten afirmar que, para una buena parte de altos ejecutivos de grandes bancos y determinadas grandes empresas, la honradez no es algo que en ningún caso deba suponerse. En palabras escritas hace poco más de 4 años por el que fue candidato a presidente de los EEUU, Ralph Nader: “Olvidaos de Las Vegas. Los jugadores empecinados se hallan en Wall Street, y están jugando con vuestro dinero, con vuestras pensiones y con vuestros medios de vida.”

    Y quedan muchas preguntas interesantes que quien se obstine en defender la tesis del “mérito” o algo remotamente parecido para justificar las grandes remuneraciones de los altos ejecutivos, tendría muchas dificultades en responder de forma satisfactoria. Por ejemplo, ¿por qué cuando la empresa incurre en pérdidas que en algunos casos son astronómicas, siguen ganando estos ejecutivos cifras tan depravadamente elevadas? Ese es el caso, entre muchos, de Richard S. Fuld, ejecutivo de Lehman Brothers que a mediados de la década anterior se embolsó 40 millones de dólares, cuando las pérdidas reconocidas de la empresa eran de 2.800 millones. Casi nada. Pero volviendo a Jack Welsh, ¿por qué este ejecutivo se llevó a casa en el año 2000 estos 144,5 millones de dólares y su antecesor en el cargo, el legendario para muchos y que fue definido como el “más influyente hombre de negocios en los EEUU”, Reginald Jones, solamente se embolsó 500.000 dólares en 1975? Si el primero, como queda dicho, se agenció una cantidad que equivalía a 3.500 veces los ingresos de una familia media estadounidense, el segundo lo hizo en una proporción no tan insultante, unas 36 veces. La respuesta está en las muchas normas que cambiaron en la configuración política de los mercados desde 1975 al 2000 para beneficio de los ricos y para la desgracia de la mayoría de la población. Y no digamos desde 2000 hasta hoy.

    Es muy conocida la proverbial sentencia de Balzac “detrás de cada gran fortuna, hay un gran crimen”.Quizás no tanto la del Pulitzer D. C. Johnston, que muchos años después afirmó que si el crimen no es evidente es porque no se ha observado con la suficiente atención.

    Daniel Raventós es profesor de la Facultad de Economía y Empresa de la Universidad de Barcelona.
    27/01/13

    25 Junio 2013 | 18:16

  2. Dice ser carlos

    ¿ y como hay ricos que quieres que te regalen a ti por tu cara fea de rojete un porron de dinero para que tengas unas cuantas cosas gratis ? careceis de verguenza y dignidad, si quieres tener mas dinero trabaja mas , estudia mas, vete a otro pais, monta un negocio, juega a la ruleta en las vegas, juega a la bono loto pero deja de decir idioteces propias de un gilipollas, el que un señor sea pobre no le da derecho a ser un parasito social de un rico, mas ricos hay en suiza o en monaco en proporcion a su poblacion y son paises mas desarrollados y la viceversa en cuba no hay ricos salvo fidel castro y su hermano y son todos unos los cubanos unos tercermundistas que tienen que ir a los capitalistas estados unidos en vez de en barco en un kayuco hecho con troncos de madera.

    25 Junio 2013 | 21:00

  3. Dice ser Analfabeto López

    144.600 millonarios sobre 47.000.000 y al que escribe la carta solo se le ocurre decir que aumenta el número de gente que nada en la opulencia… Increíble lo de esta gente envidiosa, entre otras cosas. No contento con ello aun se atreve a decir que es gracias a las medidas del gobierno… No se puede ser más simple.

    25 Junio 2013 | 22:26

  4. Dice ser jasa

    No acabo de entender el significado de la carta. ¿Qué estás intentando decir? ¿Que los ricos se han hecho ricos gracias a la crisis? ¿Que la crisis la han provocado los ricos para hacerse más ricos? ¿Que todos los que se han hecho ricos lo han hecho de manera ilegal o inmoral? ¿Que la pobreza de unos es culpa de la riqueza de otros? ¿Que la riqueza es algo invariable que ni se crea ni se destruye y que los que más tienen es porque tienen la parte de los que menos tienen?

    Si es eso lo que estás intentando decir, te recomiendo que te leas un libro de economía para enterarte de cómo funciona realmente. Te recomiendo “Economía para Dummies”.

    26 Junio 2013 | 10:16

  5. Dice ser Extra

    Carlos:
    Ni tú te crees que los ricos son ricos porque trabajan más que los demás, o porque son más inteligentes que los demás. Los españoles trabajan una burrada, siempre han trabajado una burrada, y los ricos españoles son unos paletos ignorantes. Cuando alguien es rico es por dos motivos: o lo heredó de sus padres, o lo robó a otros. Y esto tú los sabes, aunque digas lo contrario. Lo sabes pero te parece bien.

    26 Junio 2013 | 11:03

  6. Dice ser Lola

    Creo que esta carta está llena de ironía.

    26 Junio 2013 | 11:14

  7. Dice ser Mediocres de mierda.

    #Extra

    Ponte a trabajar envidioso.

    26 Junio 2013 | 12:14

  8. Dice ser cross

    Lo peor son los obreros tontos de derechas que se piensan que efectivamente, los ricos lo son porque son muy trabajadores. Parece ser que algunos por aquí no terminan de ver que la crítica es al sistema, que hace que el dinero no desaparezca, sino que simplemente, cambia de manos. En concreto de los no-ricos a los sí-ricos, por lo que los ricos son cada vez más ricos, y son más numerosos, y paralelamente los pobres son cada vez más, y lo son en mayor miseria.
    @Mediocres de mierda: probablemente ya trabaja, pero no por eso se hace más rico, sino que le pagan menos y menos amenazándole con dejarle sin trabajo. ¿y tú? O muy rico, o muy tonto. Porque defender a los ricos gratis no siéndolo…

    26 Junio 2013 | 12:26

  9. Dice ser cross

    @Analfabeto López: lo que está diciendo es que la mayoría del dinero está en muy pocas manos y esa tendencia se intensifica. Cada vez más miseria pero más número de ricos significa eso. Joder, con el que llama simples a los demás, y no lo entiende. Menudo ceporro.

    26 Junio 2013 | 12:29

  10. Dice ser cross

    Por supuesto que hay ricos que lo son por su trabajo e inteligencia. Son los primeros que originaron la estirpe de hijos, parientes y allegados, que son ricos por conservar los canales de riqueza de aquellos, pero que ni son trabajadores, ni son inteligentes. De hecho, dilapidan la fortuna heredada en una sola generación, dos a lo sumo. Pero conservan los canales por los que siguen recibiendo dinero. Y como el dinero es una bolsa fija, llenan la suya a costa de que otros no la puedan llenar, o en el caso de los más pobres, de que siempre esté vacía. Pero ¿de verdad hay que explicar esto?!!! ¡leyendo algunos comentarios parece que sí!

    26 Junio 2013 | 12:33

  11. Dice ser Harto de llorones.

    #cross

    Lo que dice el de la carta es que le tiene mucha envidia a esa gente que tienen el dinero que él jamás pordrá conseguir porque es un asalariado y jamás tendrá los webos necesarios para poner un negocio propio.
    Habla de multimillonarios cuando las estadisticas se refieren a gente que han conseguido un millón de euros. Y los han conseguido trabajando y/o con sus negocios.
    Pero, como siempre, estos envidiosos, les corroe que a algunos les vaya bien y ganen dinero.
    Es la mentalidad de esta gente: Rreparto equitativo de la miseria.
    Encima le echa la culpa al gobierno.
    Ridículo.
    Menos lloriqueos.

    26 Junio 2013 | 12:47

  12. Dice ser jasa

    Vale, así que la riqueza es una bolsa fija. Se entiende que fija en el tiempo y en el espacio, así que la riqueza de la que disponemos hoy es la misma que la que disponía el hombre de Cromagnon, por ejemplo, independientemente de que el número de habitantes, de recursos explotados y bienes y servicios disponibles se haya multiplicado de una forma que ni se imaginaban entonces.

    Entonces para qué trabajar, para qué las fábricas, los campos de cultivo y las empresas de servicio. Basta con que el estado se ponga a imprimir dinero y que lo reparta equitativamente. Pero claro ¿De qué sirve tener dinero si no tienes nada en lo que gastarlo? Ah, que una cosa es el dinero y otra la riqueza, que el dinero es una medida de la riqueza y que uno se puede imprimir pero que la otra hay que crearla.

    26 Junio 2013 | 12:52

  13. Dice ser AMGA

    No se trata de ser simple o listo, o trabajador, de toda la vida se ha dicho: Dinero llama a dinero. El que más tiene más puede arriesgar. Ya me dirán si con un sueldo de 1000€ se puede montar un negocio. Como que los bancos te darán crédito…

    26 Junio 2013 | 14:20

  14. Dice ser carlos

    ¿ los ricos son tontos ? los rojetes si que sois tontos incapaces de sacar un 6,5 jajaja.

    ¿ y porque solo se puede tener dinero trabajando ?¿ donde lo pone eso rojetes? ¿ no me puedo hacer millonario si me toca la loteria ?¿ y que hay de malo si mi padre es rico y quiere que yo lo herede es que es mas justo que repartan su dinero entre una panda de idiotas sociatas ? es muy gracioso que haya un monton de gente que se piensa que por el mero hecho de ser pobres tienen una especie de derecho adquirido para poder vivir del dinero de los ricos, es como si un señor feo y bajito dijera que tiene derecho a ligar lo mismo que uno alto y guapo, yo creo que los rojetes aparte de analfabetos y poco afortunados en la vida sois unos acomplejados que no aceptais vuestras limitaciones, leo messi y la mayoria de los futbolistas son hijos de gente misera de barrios marginales y se hicieron ricos sin trabajar y no veo yo que eso sea un delito.

    el que tenga poco dinero que luche por tener mas pero no a costa de los millonarios, me parece inmoral que la gente de ideologia izquierdista tenga por filosofia resolver los problemas robandole al señor de al lado por el motivo de que este es rico, me parece muy vergonzoso que tengais un nivel intelectual tan infimo que vuestras expectativas vitales sean vivir a costa del dinero del vecino porque este sea mas rico que vosotros, es vergonzoso que el tonto que empuja la carretilla con cemento quiera vivir como el ingeniero, sociatas leed mas libros y dadle menos al botellon y los porros.

    26 Junio 2013 | 20:19

Los comentarios están cerrados.