BLOGS
Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Los nazis y el PP

Por José Antonio Pozo Maqueda

María de los Llanos de LunaMientras la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, se dedica a insultar a los que practican escraches, tildándolos de nazis, una compañera de su partido, la delegada del Gobierno en Cataluña, María de los Llanos de Luna, se dedica a entregar un diploma a la División Azul, una unidad, que como todos sabemos, luchó en el frente ruso junto a los nazis en la II Guerra Mundial. Para más inri, el miembro de la Hermandad de Combatientes de la División Azul al que le entregaron el diploma por asistir al homenaje de la Guardia Civil, acudió –ni corto ni perezoso- embutido en una camisa azul –falangista- y tocado de boina roja, distintivo de carlistas, requetés y tradicionalistas. Huelgan comentarios.

7 comentarios

  1. A estas alturas no es necesario insistir respecto a la mala fe, la indignidad y finalmente la criminal tergiversación histórica que supone asemejar a las prácticas del nazismo los escraches de la plataforma contra los desahucios o, más en general, las expresiones de protesta y de disidencia contra el gobierno y/o contra el régimen.
    Pero no deja de ser llamativo que esa infamación invoque la forma que prototípicamente adoptó el fascismo en Alemania y no la que tuvo en España. ¿Por qué la consigna de la calle Génova, de Cospedal para abajo, es utilizar “nazismo” y “totalitarismo” (epíteto éste último que se extiende también a lo que ellos entienden por comunismo) como calificaciones denigrantes y no la más próxima y quizá reconocible de “falangismo”?
    La respuesta es tan obvia que hasta avergüenza tener que explicitarla: estos fervorosos antinazis de la derecha que está devastando económica, social y moralmente al país con fanatismo semejante al que llevó a Franco a inundarlo de sangre, jamás han condenado el falangismo, el franquismo o su glorioso movimiento nacional, ni han expresado el menor reconocimiento a sus cientos de miles de víctimas. Invocar el nazismo significa apelar al consenso casi universal que sanciona una atrocidad suprema de la historia, pero también presupone dejar en la sombra, es decir, encubrir, la barbarie del fascismo español. Esta derecha tan antifascista se identifica de facto con el lugar enunciativo (político) de los fascistas innombrables, los “nuestros”, es decir, los suyos. Y si algún día se les despistara la consigna de la calle Génova podrían llegar a decir: “es que los falangistas no acosaban a los republicanos en sus casas. Se limitaban a sacarlos de ellas y fusilarlos en la cuneta más próxima”. Lo dirían sonriendo.

    Por Gonzalo Abril

    17 Mayo 2013 | 19:27

  2. Dice ser Brizna

    Rajoy: y a todo ese desmadre nacionalsocialista, ¿tú qué dices? Cuenta que quien calla, otorga..

    17 Mayo 2013 | 20:38

  3. Dice ser David

    Si no tenéis ni puñetera idea de la Historia de la División Azul (“luchó con los nazis”…no salís de ahí) mejor no habléis. Hubo miles de razones que llevaron a los divisionarios a alistarse (algunos efectivamente anticomunistas, otros por el sueldo y las bonificaciones que ganarían tras la guerra, otros para subir rangos en la escala militar en un momento en el que el ejército español era supernumeroso y era casi imposible ascender, otros incluso por si surgía la ocasión de pasarse al bando soviético…), jamás juraron fidelidad a Hitler como jefe del Partido Nazi sino como Comandante Supremo de la Werhmacht, del ejército alemán, en el que se integraron (en contraposición con otras unidades de voluntarios extranjeras como las francesas, o las nórdicas, que ingresaron en las SS) y nunca maltrataron al pueblo ruso, al cual incluso ayudaban si podían e incluso compartían comida con ellos (de hecho, si veis los casos de reencuentros de viejos divisionarios que viajan a Rusia de nuevo, hay buen trato con la población civil, a diferencia de las burradas que hicieron tanto alemanes primero con la población rusa como luego los rusos con la población alemana).

    La División Azul fue algo complejo como para quedarnos únicamente en “lucharon junto a los nazis”. Lo que habría que hacer en España es quitarnos de una vez los problemas ideológicos y hacer un museo o documentales bien hechos sobre la participación de España en la SGM, tanto la División como los republicanos de París…Pero sé que pido un imposible.

    17 Mayo 2013 | 22:30

  4. David, no ignoro que fueron muy diversos los motivos que llevaron a tantos españoles a alistarse en la División Azul. Así, por ejemplo el director de cine , García Berlanga, lo hizo para evitar la represión franquista. Pero eso no quita que objetivamente la División Azul luchara al lado de Hitler (no repetiré al lado de los nazis para no herir susceptibilidades). Además, el miembro de la División Azul que recibió su diploma no tuvo ningún reparo en presentarse con toda la parafernalia característica del fascismo español (bueno, no obstante, sé que a muchos falangistas españoles -aún los hay- no les hace gracia ver a alguien que lleva una camisa azul con una boina roja que es característica del tradicionalismo y no de la Falange; fue el dictador el que unifico a la Falange y a los tradicionalistas en el Movimiento Nacional : FET y de las JONS.

    18 Mayo 2013 | 10:53

  5. Dice ser Cansandra

    Silencio en la nieve

    Título original
    Silencio en la nieve
    Año
    2011
    Duración
    107 min.

    Sinopsis

    Año 1943. En plena Segunda Guerra Mundial, un asesino en serie aparece dentro de la División Azul, cuerpo de soldados españoles voluntarios que combatieron en el frente ruso junto a las tropas alemanas. Tras el hallazgo del cadáver de un soldado español que ha sido degollado y presenta en el hombro una inscripción grabada a cuchillo (“Mira que te mira Dios”), se abre una investigación de la que se encarga el soldado Arturo Andrade (Juan Diego Botto), que asume la tarea con rigor y profesionalidad y cuenta con la ayuda del Sargento Estrada (Carmelo Gómez). Ambos empiezan a sospechar que detrás de este asesinato se ocultan oscuros secretos del pasado. (FILMAFFINITY)

    18 Mayo 2013 | 11:03

  6. David, no ignoro que fueron muy diferentes los motivos que llevaron a tantos españoles a alistarse en la División Azul. Así, por ejemplo, el director de cine, García Berlanga, lo hizo para evitar la represión franquista. Pero eso no quita para que no se pueda afirmar que los que lucharon en la División Azul lo hicieron, objetivamente, a lado de Hitler ( no repetiré, para no herir susceptibilidades, al lado de los nazis). Además, el miembro de la División Azul al que se le entregó el diploma no tuvo reparo en ir a recogerlo envuelto en toda la parafernalia fascista (aunque sé que a muchos falangistas -aún quedan algunos- no les hará mucha gracia ver a alguien que viste camisa azul con una boina roja que es característica de los tradicionalistas y no de la Falange. Fue el dictador Franco el que bajo el Movimiento Nacional unificó a falangistas y tradicionalistas : FET y de las JONS.)

    18 Mayo 2013 | 11:06

  7. Dice ser Naranjo

    La División Azul fue homenajeada por Zapatero el 12 de Octubre de 2004 junto a la División Leclerq… ¿A que viene tanto revuelo?

    Olé por las dos divisiones que lucharon por los que vinieron a nuestra a casa a meterse donde nadie les mandaba. La División Azul no luchó por Hitler, lucho contra los comunistas que fueron a su país a pegar tiros, al igual que la Leclerq no luchó por de Gaulle, sino contra los nazis que nos usaron como conejillos de indias.

    Me apena leer estos artículos que solo buscan la confrontación en vez de la reconciliación de las dos Españas.

    23 Mayo 2013 | 2:06

Los comentarios están cerrados.