BLOGS
Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Esas mujercitas de antes

Por Javier Estan

Ver pasar el ataúd de Sara Montiel, esa chica de un pueblo como el de José Mota, por la Gran Vía ha sido una visión triste. No así pensar que un antiguo profe  y escritor como José Luis Sampedro fue incinerado. Es distinto. A Sampedro le oí hablar (y hablaba como los ángeles deben hablar) muchas veces y su cuerpecillo menudo y consumido habrá acogido con gusto el fuego. Filósofo de vocación, economista de salón, un humanista como él, un buen día se acuesta y no se vuelve a levantar. No pasa nada, el mundo es así. Su alma, bella, aunque él mismo la negara, entra en un fluir, en un pasar.

C:UserspbelloDesktopsar0001.JPGPero lo de Sara (nombre de mujer bella, por el que cambió el de Antonia) es distinto y mucho más triste. Esas mujeres españolas bellas, menudas y con carácter no se adaptan bien a la desaparición. Menudas en vida, consumidas por la muerte. Son fuego que no se lleva bien con el fuego. Visceral y sin mucha filosofía, amante de la belleza. Dominadoras de la caída de ojos (viendo las mastuerzas que proliferan en el show bussines actual, comprendo que no es tan fácil como parece) de la riqueza y de agasajar. En una ocasión me contó la dependienta de la zapatería de Hermosilla en la que se dejaba cientos de euros a la semana, que era una persona estupenda y una gran clienta. Que cualquier señorona de la zona les hacía sacar y probarse media tienda, no compraban nada y las trataban como a criadas decimonónicas. Cacatúas odiosas que miden su felicidad por los metros cuadrados de su piso y por los milímetros de longitud de sus uñas. Esta se plantaba en la tienda, se probaba y se llevaba un par de pares de los más caros y le dejaba un propinón de órdago a la chica. Toma niña, esto para ti. Y luego se iba por donde había llegado, pizpireta y mayor y con una sonrisa burlesca, aunque cálida. De vuelta de todo.

Comprendo a la gente mayor que piropeaba al féretro en Callao y le lanzaba claveles. Algo así nos pasará a nosotros algún día cuando nos enteremos de que David Summers ya no está entre nosotros, por poner un ejemplo. Shock generacional que te pone en la picota de las vueltas terrestres que ya no nos quedan. Ya veo a San Pedro rascándose la coronilla ante el trío de recién llegados. Actriz jubilada, estadista sin memoria de mano de hierro en guante seda y un filósofo llamado Sampedro, como él. Seguro que mira y remira el acta de reunión de su carpeta y comprueba la fecha una y otra vez. Pues sí, 2013.

3 comentarios

  1. Dice ser ANTONIO LARROSA

    Cuando fallece un escritor solo decimos Descanse en Paz cuando fallece una cupetista decimos Descanse en Paz. y cuando fallece el vecino del tercero decimos ..Descanse en Paz.La muerte nos iguala No somos nada. Asi es la vida. No somos nada .nada traemos y nada nos llevamos.

    11 Abril 2013 | 14:18

  2. Dice ser bufonadas

    o me he vuelto […] o tu post es incomprensible gramaticalmente hablando, ¿por qué escribes con frases cortas una detrás de otra? ¿te gusta ametrallar la lógica?

    maldito twitter cuanto daño está haciendo

    11 Abril 2013 | 15:50

  3. Dice ser Pepito Grillo

    LIBERTAD DIGITAL 2012-01-23

    El ‘Daily Mail’: “La Reina pilló al Rey con Sara Montiel”

    Los diarios extranjeros se han volcado con los romances del Rey que narra Pilar Eyre en su libro sobre la Reina.

    La prensa extranjera continúa fascinada por el libro de Pilar Eyre, La Soledad de la Reina. Mientras la periodista asegura haber sido vetada en Telecinco, encuentra en los diarios sensacionalistas de Reino Unido una plataforma perfecta para exponer los datos más jugosos sobre la biografía de Doña Sofía.

    Si ayer era el Sunday Times el encargado de explayarse sobre la afición a las mujeres del Rey, hoy es el Daily Mail quien publica algunos de los escarceos que el monarca ha mantenido. El tabloide se centra en Lady Di, quien aseguró a un miembro de su séquito que Don Juan Carlos le había “tirado los trastos”. El episodio al que alude se produjo en 1987, cuando la Princesa Diana visitó Madrid junto a su marido y sus hijos, donde compartió bastante tiempo con la Familia Real española. En ella, se fotografió al Rey saludando a la Princesa británica, en un gesto que ella interpretó como “excesivo”, lo que provocó una situación “embarazosa” para la esposa de Carlos de Inglaterra.

    Pero no es la única revelación que hace sobre los amoríos del monarca. Citando el libro, el Daily Mail asegura que en 1976 la reina “pilló” al Rey junto a una de sus “supuestas” amantes “la actriz española Sara Montiel”, en la casa de campo de un amigo en Toledo. Según Eyre, la Reina tuvo que acudir a un partido de fútbol al día siguiente de este suceso, “como manda el protocolo”. Después, se produjo el famoso episodio en el que Sofía abandonó la residencia oficial junto a sus hijos.

    11 Abril 2013 | 17:03

Los comentarios están cerrados.