BLOGS
Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Violencia y crimen… ¿hasta cuándo?

Por Juana Mª Márquez

Estamos en marzo y, como todos los años, el día 8 se celebra el Día Internacional de La Mujer. Me pregunto: ¿por qué es necesaria esa celebración?, ¿por qué no existe algo parecido para el hombre? Problemas padecen las mujeres pues tienen que poner un día para que muchos tomen conciencia de ello. La primera víctima este año fue nada más empezar el 2013, el 4 de enero, una mujer de 33 años fue degollada por su pareja. Y a esta siguen más y por desgracia no terminarán ahí. Se hacen esfuerzos, desde la ONU se intenta consensuar una declaración común sobre la violencia contra Violencia machistael género femenino, ardua tarea pues tratarán de poner de acuerdo a muchos países con costumbres muy dispares.

Mientras se intenta hacer leyes, nosotros somos espectadores y oyentes de noticias que hacen que un escalofrío recorra nuestro cuerpo. Me ha llamado la atención un par de casos que aparecen en las redes sociales. Los cito a continuación. En Málaga se ha detenido a dos hombres que intentaban ligar a través de las redes para luego quedar con esas mujeres y, una vez con ellas, las drogaban para agredirlas y abusar sexualmente. Otro más: la Policía ha desmantelado una red que explotaba a unas 400 mujeres en 6 macroprostíbulos en Andalucía. Se han detenido a 36 personas e inmovilizado bienes por valor de 14 millones de euros. Datos como estos los contamos a cientos y nos acompañan a diario. Lo que está ocurriendo es una forma de terrorismo contra la mujer.

Las primeras que tenemos que tomar conciencia somos nosotras, aprender a querernos a nosotras mismas, a no pertenecer a nadie, a no amar demasiado a ningún hombre, a no tener sentimiento de culpa y a no rebajarnos ante unos seres despreciables que nos calumnian, insultan o nos dan un tortazo. Por supuesto, he de decir que no generalizo, eso no lo hacen todos los hombres pero sí algunos y esos merecen más castigo. Que cada uno haga todo lo que pueda por no dejarse agredir y por ayudar a esas señoras que han perdido toda su autoestima por una lesión no sólo física sino en su alma.

1 comentario

  1. Dice ser Verónica

    Tienes razón, aunque te voy a poner pegas a una sola cosa, lo de amar demasiado a un hombre. ¿Por querer mucho a mi pareja soy menos dueña de mi misma? ¿Por querer a la persona que convive conmigo me quiero menos a mi? Creo que en eso te equivocas, no es cuestión de no amar demasiado a un hombre, sino respetarse a una misma para que no te mangoneen por culpa de ese amor. Yo adoro a mi pareja, haría cualquier cosa por él, pero eso no quiere decir que le permita que me trate como a una chacha o que me ponga la mano encima.
    No tiene nada que ver la intensidad del amor con el respeto que cada una se tenga a sí misma y la autoestima, el valor y la determinación de salir adelante. Y muchos hombres (está claro que no todos) también valoran estas cualidades y por eso se merece que los amemos demasiado.
    Un abrazo.

    12 Marzo 2013 | 18:09

Los comentarios están cerrados.