BLOGS
Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Preventorios: “tú no sabes lo que es sufrir”

Por Irene.

No escribe una víctima, sino la hija de una de ellas para denunciar el maltrato sufrido por aquellas niñas que son hoy mujeres, y aunque ella prefiere olvidar, yo he querido plasmar su historia en unas pocas lineas porque es muy triste haber crecido, tener una infancia feliz, y que un día se te ocurra quejarte por cualquier tontería y que tu madre te diga: “tu no sabes lo que es sufrir”. A partir de aquella frase me contó su vida durante los meses de invierno, aunque no recuerda de que año, en un internado, que resulta ser el que aparece hoy en portada.

Recuerdo que me contaba el frío que pasó, pues en pleno invierno les obligaban a salir al patio, los sabañones que le salieron por querer ocultarse del frío, los tirones de pelo para ver si tenían piojos, los golpes, las vacunas sin sentido…

Solo se sentía a salvo en la Casa Blanca (la enfermería), a pesar de no poder recibir allí visitas; pues era el único lugar donde no la pegaban, y pasó allí bastante tiempo porque era una niña que comía muy poquito y de mucho vomitar, y aquellas personas no les entraba en la cabeza que darles de comer lo que habían vomitado no era una solución…

Me contó también sus noches allí, escuchando los tacones de las cuidadoras marchándose hacia sus casas, y ella allí preguntándose, ¿y yo por qué no me voy?. Y así día tras día hasta que mi abuela, su madre, la saco para pasar las Navidades en familia y ya no volvió nunca más.

Gracias por lo que están haciendo, ojalá podamos lograr algo entre todos, por lo menos saber qué les inyectaban que ha sido siempre lo que más me ha preocupado.

Los comentarios están cerrados.