BLOGS
Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Preventorios: “Estaban todo el día poniéndonos inyecciones”

Por Isabel.

Tengo 46 años y yo estuve en Guadarrama durante tres meses; de mayo a julio de 1972. Tenía 5 años cuando entré y allí hice los 6. Era muy pequeña y todavía me acuerdo de los meses tan horribles que pasé. El olor y el sabor a papilla quemada que te hacían desayunar, o como por las noches desnudas en el baño nos echaban un líquido por la cabeza para matarnos los piojos que olía fatal,como te obligaban a rezar, a ponerte de rodillas, a mantenerte siempre en silencio. Además cada una íbamos vestidas de un color.

Cogí la varicela y te metían con otras niñas que no la tenían para que se la pegaras; dos semanas estuve sin poder ver a mis padres porque me tenían en la enfermería encerrada.

Y lo que nunca se me olvidará es cuando mi madre me regaló por mi cumpleaños una tarjeta de felicitación de mi personaje de Disney preferido y una que la llamaban la “lechuga” me la quitó y me la rompió.

Me hacían dormir en un colchón el doble de grande que yo y no podía ni subirme. Cuando fui mayor me di cuenta de porque me habían metido allí mis padres, por la economía, pero para mí fue como si me hubieran abandonado. Estaban todo el día poniéndonos inyecciones y te daban mendrugos de pan duro con una naranja. Solo quería salir de allí. Mi madre y mis hermanos todavía se acuerdan de como lloraba cuando se iban y me dejaban allí. Te metían miedo hablándote de cosas horribles que les hacían por ahí a las niñas si no obedecías.

No lo olvidaré en la vida y, la verdad, me imagino que, como yo, habrá hoy muchas mujeres que eran niñas  y lo recordarán seguro. Lo que si me gustaría sería conseguir fotos, yo no tengo ninguna pero recuerdo que las hacían.

Los comentarios están cerrados.