BLOGS
Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Preventorios: “En ningún momento me sentí maltratada”

Por Mª Angeles.

Estuve el el Preventorio de Guadarrama durante tres meses: junio, julio y agosto de los años 1958, 1959 y 1961. Leyendo los artículos del jueves y viernes de vuestro periódico, me da la impresión de haber estado en otro preventorio porque en ningún momento me sentí maltratada. No voy a decir que no me dieran algún “azote” o “cachete” , pero también me lo daban en casa y  no quiero decir que en mi casa me pegaran, lo justo, porque no es como ahora que si miras mal a un niño te pueden decir que lo maltratas psicologicamente.

Yo tengo 60 años y a mi hijo también le di algún cachete y algún azote a tiempo, y no me arrepiento porque tanto él como yo somos muy alegres y muy guasones y no tenemos traumas por ningún lado. Recuerdo que un domingo al  mes venían nuestros padres y familia a visitarnos y pasar todo el día con nosotras, y después si venían otro domingo les dejaban vernos un buen rato.

Y otra cosa que yo al cura no lo veía nada mas que cuando decía la Misa y no se cruzaba con nosotras en ningún momento. Había 6 grandes salas donde estaban las camas y cada una era de un color, nos diferenciaban porque llevábamos una cinta en el pelo del color de la sala.

Yo recuerdo a las “Señoritas” con cariño y luego estaba la Directora que se llamaba la Sta. Isabel, muy estirada y con cara de rancia, pero casi no la veíamos, y la “dueña”, que se llamaba la “Sta. Romana” que era lo mas cariñoso y amable que podía haber.

Yo fui recomendada por la hija del jefe de mi padre porque desde luego no me reclutó nadie. Las duchas eran cada domingo al levantarse, como en mi casa, que no teníamos bañera y nos bañábamos en un barreño enorme. Cada día te lavaban la cara y los dientes y listo, y la muda y el vestido también te lo cambiaban cuando te duchaban, y el cuello blanco que llevábamos también, que para que no lo perdiésemos nos lo prendíamos con un  imperdible que llevábamos  una gran ristra con patitos y tonterías colgando y que los comprábamos en un señor que tenia un quiosquito con muchas tonterías que nos gustaban.

Con el agua tampoco he tenido problemas, se daban 2 vasos obligados pero el resto lo podías beben en el  jardín sin problemas.Bueno espero que publiquéis algo de esto porque me da coraje que todo sea tal malo para la gente que os ha escrito.

Los comentarios están cerrados.