BLOGS
Trasdós Trasdós

No nos disgusta la definición del término trasdós: la "superficie exterior convexa de un arco o bóveda". En este blog perseguimos estar en alerta y con el objetivo siempre dispuesto para capturar los reflejos, destellos, brillos y fulgores que el arte proyecta.

Venden la mejor colección de arte ‘underground’ de la URSS, reunida por una superviviente de Auschwitz

'Circus', 1969 - Oleg Tselkov - Cortesía: Sotheby's

‘Circus’, 1969 – Oleg Tselkov – Cortesía: Sotheby’s

Del arte underground (subterráneo) sabemos mucho en Occidente. Los creadores que alguna vez secundaron la estancia en los márgenes ajenos al sistema capitalista del mercadeo cultural son hoy, sobre todo los estadounidenses, figurar estelares. En las décadas de los años sesenta y setenta se atrevieron a ejercer la negativa a la absorción, jugaron con plantemientos rebeldes —la autoedición, la distribución de fanzines y cómix, la cartelería, las portadas de los discos de rock psicodélico, el desprecio por las plusvalías…— y sobrevivieron con mayor o menor fortuna, aunque, en ningún caso, poniendo la vida en peligro.

Del otro lado del Telón de Cero el asunto era más complejo, aunque también allí fermentó lo underground, al que algunos críticos llaman arte no conformista soviético, cuya presencia puede encontrarse entre 1953, tras la muerte de Stalin, y 1986, con la llegada de la perestroika. Los creadores de la URSS, oxigenados por el tímido pero creciente liberalismo que medró con la apertura iniciada en 1956 tras un discurso secreto —había voluntad de apertura pero no era el momento de abrir del todo las ventanas— del nuevo hombre fuerte del sistema, Nikita Khrushchev, quien en el vigésimo congreso del Partido Comunista dió por eliminado el culto a la personalidad estalinista y aseguró que los artistas no sufrirían repercusiones ni serían reprimidos aunque se apartasen del realismo socialista impuesto como estilo único hasta entonces.

La mejor colección del inmerecidamente poco conociodo arte underground de la URSS durante las siguientes más de tres décadas sale a la venta hoy en una subasta en Londres. Fue reunida por una superviviente como agradecimiento y honra a los soldados de la URSS que liberaron a los prisioneros del campo nazi de exterminio de Auschwitz, donde fueron gaseadas 1.100.000 personas.

Kenda y Jacob Bar-Gera - Foto cortesía: Sotheby's

Kenda y Jacob Bar-Gera – Foto cortesía: Sotheby’s

Kenda (1926-2012) y Jacob Bar-Gera (1926-2003) montaron la colección como respuesta al “profundo amor y agradecimiento” de la mujer, superviviente de Auschwitz, por la liberación del campo por el Ejército Rojo de la URSS en enero de 1945. Ambos judíos, emigrados a Palestina y participantes activos en la creación del estado alegal de Israel, se casaron en 1950. Hicieron millones con una red de gasolineras y destinaron mucho dinero a la compra de arte underground de la URSS.

Comenzaron a adquirir piezas a distancia y con poco criterio. Encargaban a diplomáticos o estudiantes que viajaban a la URSS que contactaran con pintores y negociaran. Simplemente almacenaban los cuadros como devolución de algo que consideraban una deuda personal. A partir de los años ochenta compraron una casa en Colonia (Alemania), empezaron a viajar a la URSS, a conocer en persona a los artistas y a practicar un mecenazgo más selectivo. La colección, que fue presentada en público en Moscú tras la caída del comunismo, llegó a ser considerada la mejor y más representaiva del arte no conformista.

Los hijos de los Bar-Gera no parecen mantener el interés de sus padres y han puesto a la venta, a través de Sotheby’s, casi trescientos cuadros. Salen a subasta hoy en Londres y el catálogo completo puede ser descargado en PDF.

'Group Portarit', 1982 - Boris Orlov - Cortesía: Sotheby's

‘Group Portarit’, 1982 – Boris Orlov – Cortesía: Sotheby’s

'Small Gallery', 1967 - Ilya Kabakov - Cortesía: Sotheby's

‘Small Gallery’, 1967 – Ilya Kabakov – Cortesía: Sotheby’s

'Portrait of Irina Vishnyakova', 1963 - Vladimir Weisberg - Courtesy: Sotheby's

‘Portrait of Irina Vishnyakova’, 1963 – Vladimir Weisberg – Courtesy: Sotheby’s

En la puja habrá obras de más de treinta artistas, entre ellos el conceptualista Ilya Kabakov, nacido en Ucrania en 1933 y actualmente ciudadano estadounidense; el moscovita Erik Bulatov (1933), que gustaba de pintar alegorías tipográficas sobre el poder absoluto del estado; Grisha Bruskin (1945), uno de los artistas rusos más cotizados,  y el constructivista e influyente Vladimir Nemukhin, que falleció hace unos meses a los 91 años.

Las grandes estrellas de la subasta, por cuyas obras se estiman que se pagarán los precios más altos son Vladimir Weisberg (1924-1985), uno de los pocos artistas soviéticos que participó en el estilo de retratos pintados como bodegones, con el fondo dotado de tanta importancia como el personajes, que proponían Giacometti y Dubuffet.

Las cotizaciones más altas —hasta 150.000 dólares por cuadro— esperan obtenerse con la ventas de las piezas del espectacular Oleg Tselkov (1934), que ha sido definido, como un “terrorista incurable” de la forma humana. Tres obras de caras grotescas, clavadas al lienzo con objetos metálicos, salen a subasta de este gran subversor que, según afirma, lleva cuarenta años pintando al menos un cuadro al día.

'Circus' (díptico), 1969 - Oleg Tselkov - Cortesía: Sotheby's

‘Circus’ (díptico), 1969 – Oleg Tselkov – Cortesía: Sotheby’s

'Circus', 1969 - Oleg Tselkov - Cortesía: Sotheby's

‘Circus’, 1969 – Oleg Tselkov – Cortesía: Sotheby’s

Los Kenda se tomaron como algo personal ayudar a artistas que eran tratados como forasteros y reprimidos en su patria. Encontraban una fuerte similitud con su propio pasado angustioso como niños durante el nazismo —el padre de Jacob fue fusilado y Kenda perdió a casi toda su familia—.

“Nuestra madre, Kenda, nos dijo muchas veces que su liberación de Auschwitz por el Ejército Rojo en 1945 le hizo sentir un profundo amor y aprecio por Rusia y su gente”, dicen los herederos de la paraje en unas declaraciones para el catálogo de la subasta. “Para nuestros padres era una obligación moral ayudar y apoyar a los artistas oprimidos en Rusia“.

La duda es la misma que repite cada subasta de estas colecciones construidas con el corazón en la mano: ¿separarán las obras entre pudientes recolectores y mercachifles de arte?, ¿merecen ese extrañamiento los cuadros hermanados por una deudad de honor?.

Jose Ángel González

'Ballet', 1964 - Boris Sveshnikov - Cortesía: Sotheby's

‘Ballet’, 1964 – Boris Sveshnikov – Cortesía: Sotheby’s

'Accordance, no. 1' - Grisha Bruskin - Courtesy: Sotheby's

‘Accordance, no. 1’ – Grisha Bruskin – Courtesy: Sotheby’s

'Festive Moscow', 1971 - Vagrich Bakhchanian - Courtesy: Sotheby's

‘Festive Moscow’, 1971 – Vagrich Bakhchanian – Courtesy: Sotheby’s

'Self Portrait' - Dmitri Plavinski - Cortesía: Sotheby's

‘Self Portrait’ – Dmitri Plavinski – Cortesía: Sotheby’s
b.1937
Self Portrait

'Moscow', 1976 - Sergei Shablavin - Courtesy: Sotheby's

‘Moscow’, 1976 – Sergei Shablavin – Courtesy: Sotheby’s

'Two Works from the Four Poems Series', 1976 - Boris Orlov - Courtesy: Sotheby's

‘Two Works from the Four Poems Series’, 1976 – Boris Orlov – Courtesy: Sotheby’s

Escribe aquí tu comentario






    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Normas y protección de datos.