BLOGS
Trasdós Trasdós

No nos disgusta la definición del término trasdós: la "superficie exterior convexa de un arco o bóveda". En este blog perseguimos estar en alerta y con el objetivo siempre dispuesto para capturar los reflejos, destellos, brillos y fulgores que el arte proyecta.

¿Quieres oler lo mismo que olieron Whitney Houston o Lady Di al morir?

Boceto del proyecto inmersivo para 'sentir' la muerte de famosos. Captura de la web de Frederik Duerinck and Marcel Brakel

Boceto del proyecto inmersivo para ‘sentir’ la muerte de famosos. Captura de la web de Frederik Duerinck y Marcel van Brakel

Te introducen en una caja metálica de apariencia clínica, una especie de tomógrafo algo pretérito. Deslizan tu cuerpo hacia el interior de la estructura cerrada por todos los extremos excepto por uno. Entras en el cofre porque quieres saber qué sintieron al morir Whitney Houston, Lady DiJFK o Gadaffi. Tú eliges el final de personaje histórico que quieres experimentar. Sólo necesitas la nariz.

Famous Deaths (Muertes famosas), un proyecto artístico que se asoma a lo tenebroso, permite a los voluntarios encerrarse en una cámara de aislamiento en la que serán recreados los olores que experimentó el muerto por el que hayas optado. Los otros cuatro sentidos —oído, vista, tacto y gusto— permanecen, al menos por ahora, fuera de la ecuación.

Foto del cuarto de baño de Whitney Huston en 2006

Foto del cuarto de baño de Whitney Huston en 2006

Esta foto del cuarto de baño de Whitney Houston tras el fallecimiento de la cantante es una imagen filtrada por los investigadores policiales y muy difundida tras la trágica muerte. Sirve a los autores del proyecto, los holandeses, Marcel van Brakel y Frederik Duerinck —del departamento de Diseño y Comunicación Multimedia de la Universidad de Ciencias Aplicadas Avans— para reconstruir el espacio olfativo en que tuvo lugar el deceso.

Un pormenorizado análisis de la imagen permite deducir, además de la adicción al crack, la marca de cigarrillos que fumaba Huston, el perfume que usaba, su opción por el aceite de oliva como añadido para suavizar la piel durante el baño, el abandono, las latas de cerveza consumidas…

Los autores de las máquinas de réplica sensorial de la muerte, que también consultaron informes forenses, emularon 32 aromas y fragancias con la ayuda de diseñadores especializados en olores. Las fragancias están dentro de bombonas anexas al sarcófago y son pulverizadas sobre los voluntarios a medida que transcurre el viaje.

“Tratamos de ser tan precisos y cercanos a la realidad como nos fue posible, pero tuvimos que adoptar algunas licencias poéticas para recrear los escenarios”, dicen en una entrevista en la web We Make Money Not Art.

'Famous Deaths' en funcionamiento. Frederik Duerinck y Marcel Brakel

‘Famous Deaths’ en funcionamiento. Frederik Duerinck y Marcel Brakel

El proyecto inmersivo ha sido mostrado y puesto en funcionamiento en varias exposiciones, la última en el DocLab de Ámsterdam, una exploración a las “formas de narrativa documental en los tiempos de la interfaz”. En el festival se presentaba con estas premisas:

¿Qué experiencias sintieron exactamente John F. Kennedy, Lady Diana, Whitney Houston o Gadafi justo antes de su muerte? Los recuerdos siguen dando vueltas en nuestra imaginación, pero sólo podemos especular sobre los últimos momentos. ¿Cómo hubiera sido estar allí? La instalación Muertes famosas nos acerca a la experiencia. Entra en uno de los cofres mortuorios y sumérgete en un documental sobre la fragancia de sus últimos minutos.

Los promotores opinan que al estar separados de estímulos visuales, los escenarios del olor proporcionan “una experiencia íntima y personal”. Van Brakel y Duerinck se interesaron por el poderoso efecto amplificador de las esencias más delicadas o las pestilencias más aborrecibles mientras investigaban para el libro Sense of Smell, una obra que, avisan, debe ser consultada por “mayores de 16 años”, porque incluye olores como los postcoitales.

Entre las fragancias de los algo morbosos viajes de Famous Deaths han añadido un coche ardiendo (Gadafi), la hierba recién cortada en una mañana calurosa (JFK), el cuero de los asientos de un coche de lujo (Lady Di)…

Los artistas anuncian que están trabajando para añadir el sentido del oído a sus máquinas.

Jose Ángel González

1 comentario

  1. Dice ser Antonio Larrosa

    No me gusta como huelen los muertos pero si quieres muertos tendrás que acudir a mi web la semana próxima

    La semana próxima en mi web el primer capítulo de mi novela EL EVANGELIO DEL CENTURIÓN Espero vuestras criticas.
    antoniolarrosa.com

    Clica sobre mi nombre

    21 Enero 2016 | 19:57

Los comentarios están cerrados.