BLOGS
Trasdós Trasdós

No nos disgusta la definición del término trasdós: la "superficie exterior convexa de un arco o bóveda". En este blog perseguimos estar en alerta y con el objetivo siempre dispuesto para capturar los reflejos, destellos, brillos y fulgores que el arte proyecta.

Almayso, fotógrafo e hijo del fundador de la cervecera Mahou

Almayso. Disfrutando de una cerveza en el Retiro, 1901 © Fondo Almayso

Almayso. Disfrutando de una cerveza en el Retiro, 1901 © Fondo Almayso

El joven Alfredo Mahou y Solana (1850-1913), uno de los hijos del tenaz empresario Casimiro Mahou Bierhans —nacido en Lorena, entonces región alemana, ahora francesa—, se fue de viaje a Europa cuando tenía 20 años con un encargo paterno: buscar maquinaria para el negocio familiar, una fábrica madrileña de papel pintado de nombre muy alambicado: El Arco Iris, Gran Fábrica de Colores al Temple y al Olio.

Cuando el muchacho regresó a Madrid trajo algo más que ingenios mecánicos para la factoría: había descubierto la fotografía, todavía incipiente y compleja, pero en expansión imparable. En 1870 abrió en la capital española el primer estudio fotográfico. Lo bautizó con un acrónimo de sus iniciales, Almayso, y se instaló en los locales de la empresa familiar, en la calle Amaniel, 29.

Aunque el negocio de los Mahou y Solana cambió de objetivo —en 1890, ya fallecido el fundador, los cuatro hijos, entre ellos Alfredo, decidieron dedicarse a la fabricación de cerveza, quizá sin saber que se convertirían en millonarios con una de las marcas más señeras del historial de la bebida en España, Mahou—, el fotógrafo logró compaginar las actividades de gerente empresarial de un producto de éxito y retratista.

Almayso no era un artista de la fotografía y no destaca por la técnica o la excelencia en la composición y el positivado. Al contrario, era tirando a torpe y primario y la intención de la mirada ni siquiera se adivina.

Lo suyo era la cantidad: al morir dejó un archivo de 6.000 originales que han sido restaurados y digitalizados en los últimos años. Mahou, que celebra en 2015 el 125º aniversario de la fundación de la empresa, expone parte de ellos en la exposición Historia de Almayso. Pasado, presente y futuro de la obra de Alfredo Mahou y Solana.

Almayso © Fondo Almayso

Almayso © Fondo Almayso

Almayso. Patio de Amaniel 29 nevado, finales del s.XIX © Fondo Almayso

Almayso. Patio de Amaniel 29 nevado, finales del s.XIX © Fondo Almayso

La muestra, que se celebra en la sala de bóvedas del centro Conde Duque hasta el 27 de septiembre, está en la programación de PHotoEspaña 2015. Los organizadores, con Mahou, desde luego, como primer financiador, dicen que el fondo fotográfico de Almayso “refleja la la evolución de la sociedad española de finales del siglo XIX y principios del XX, a través de retratos y escenas costumbristas”.

Almayso, que fue el primer director de la cervecera, se convirtió también en uno de los precursores de la fotografía en España. Por su estudio pasaba la sociedad madrileña sin que importara la clase social: los pudientes deseaban dejarse retratar y los menesterosos intentaban que la imagen en papel les concediese, ya que al bienestar y la justicia social no les otorgaban derecho, al menos una prueba de vida.

El fotógrafo-cervecero también hacía sus pinitos en la foto callejera, con escenas de tipismo subido, y se atrevía de vez en cuando a experimentar con rudimentarias técnicas de montaje.

Por desgracia la catalogación del archivo es imposible porque toda la información sobre identidades, fechas y contexto fue perdida por los propietarios. Las fotos, por lo visto, importaban menos que la cerveza.

Jose Ángel González

Espacio M125 - Exposición Almayso, PHotoEspaña

Espacio M125 – Exposición Almayso, PHotoEspaña

1 comentario

  1. Dice ser Antonio Larrosa

    Fabricar cerveza fue un acierto por qué haciendo fotos seguramente se hubiesen muerto de hambre ¡Menudo pais para hacer fotos!

    Clica sobre mi nombre

    23 Julio 2015 | 16:31

Los comentarios están cerrados.