BLOGS
Trasdós Trasdós

No nos disgusta la definición del término trasdós: la "superficie exterior convexa de un arco o bóveda". En este blog perseguimos estar en alerta y con el objetivo siempre dispuesto para capturar los reflejos, destellos, brillos y fulgores que el arte proyecta.

El petróleo que vuelve a la lata, una reflexión artística sobre los vertidos

Son nueve latas de gasolina, con etiquetas de aspecto anticuado y colocadas en un expositor. Una de ellas —la del centro— presenta una fuga de la que parecen caer las gotas amarillentas que forman el charco de la superficie que aguanta el expositor.  Pero la trayectoria del petróleo no es clara: si el espectador se acerca se dará cuenta de que el combustible parece volver a la lata aunque el vertido no se haga más pequeño.

'Supermajor' - Matt Kenyon

‘Supermajor’ – Matt Kenyon

El estadounidense Matt Kenyon, autor de la instalación a la que ha llamado Supermajor, forma parte del colectivo de artistas SWAMP, que con obras de arte de carácter crítico abordan temas relacionados con las corporaciones globales, los medios de comunicación, la industria, el ejército…

En sus intervenciones utilizan la electrónica, el software, la mecánica e incluso organismos vivos. Tres tentetiesos hinchables (con la forma de tres mascotas de tres cadenas de hamburgueserías) crecen hasta explotar. Un robot programado para localizar charcos de Coca-cola a su alrededor y tirarse el líquido por encima, se autodestruye cuando el refresco corroe sus materiales.

Supermajor es una reflexión sobre la mancha de fuel que recientemente se ha avistado en el Golfo de México. El suceso está ligado al catastrófico vertido de la compañía petrolera BP en el 2010, con 4,5 millones de barriles vertidos en el océano. Los investigadores alertan de que después de dos años hay varios miles de barriles de petróleo más atrapados entre los restos del naufragio, con fugas que seguirán contaminando el agua durante un periodo indefinido de tiempo. La mancha es sólo una de las muchas que asolarán la zona en los próximos años.

El truco visual parece sencillo, recuerda a la típica jarra de cerveza (frecuente en las tiendas de regalos de dudosa utilidad) que nunca se vacía, pero Kenyon no revela la técnica. Las gotas, en un bucle infinito, se meten en la lata agujereada sin que el charco se reduzca nunca, la analogía con la realidad es dolorosa.

Helena Celdrán

Los comentarios están cerrados.