BLOGS
Trasdós Trasdós

No nos disgusta la definición del término trasdós: la "superficie exterior convexa de un arco o bóveda". En este blog perseguimos estar en alerta y con el objetivo siempre dispuesto para capturar los reflejos, destellos, brillos y fulgores que el arte proyecta.

El aburrido verano de John Lennon en Almería

John Lennon en Carboneras (Almería)

John Lennon en Carboneras (Almería)

Septiembre de 1966, en una de las playas del municipio almeriense de Carboneras. El hombre sentado en la arena es el beatle John Lennon, que en unos años se convertiría en adalid del pacifismo. Es justo sospechar —para los Beatles sólo existía un mundo y empezaba y terminaba en el Reino Unido— que Lennon no tenía idea de que unos meses antes, el 17 de enero, dos bombas atómicas de 1,5 megatones cada una  (la Little Boy de Hiroshima tenía una potencia mil veces menor) habían caído al mar a menos de 40 kilómetros del lugar de la plácida fotografía, en el también almeriense término de Palomares.

Con el ánimo de un turista cansado y sin crema solar en las maletas —algunas fotos le muestran con el habitual matiz de cangrejo de río de los ingleses en vacaciones—, es necesario disculpar a Lennon de vivir en otro universo y no enterarse de casi nada (aunque no olvidó que le trajeran a Almería un Rolls Royce de pop star millonario con chófer): estaba en la costa mediterránea española disfrutando de un merecido break para jugar a hacer cine y le importaba un bledo todo lo demás.

Ticket de entrada del último concierto de los Beatles

Ticket de entrada del último concierto de los Beatles

Menos de un mes antes, el 29 de agosto, los Beatles se habían despedido de los conciertos comerciales tras comprobar que no eran capaces de reproducir en directo los cada vez más complejos sonidos y juegos de voces del estudio —escuchen la desafinadísima versión estilo Factor X de Paperback Writer con la que castigaron a la audiencia en el último show—. También estaban muy quemados: su agente, Brian Epstein, les había embarcado en una demencial y desordenada carrera de ratas de 1.400 actuaciones en los últimos cuatro años. Nada importaba con tal de facturar, sostenía el menesteroso Epstein, un tipo tan aparentemente cordial como ambicioso al que sólo le quedaban unos meses de vida.

Cartel original de "Como gané la guerra"

Cartel original de “Como gané la guerra”

Antes de empezar a grabar el nuevo álbum del grupo, que sería Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club, los cuatro beatles decidieron perderse de vista por unos meses, romper la pesada convivencia diaria, salir de la espiral gira-disco-gira e intentar reencontrar el dinamismo. Paul McCartney se dedicó a hacer vida social e interesarse por la música electrónica, George Harrison pasó unas semanas en la India recibiendo clases de sitar de Ravi Shankar, Ringo Starr se dedicó “a engordar”, como él mismo admitió, y Lennon se vino al mini Hollywood de Almería a participar como actor en la película Cómo gané la guerra [en este YouTube puede verse completa].

El film, una sátira de las películas bélicas, es tan malo como las dotes como actor de Lennon [este vídeo es un montaje de todas las escenas en las que interviene, unos ocho minutos en total], a quien convenció para que aceptase el papel el director Richard Lester, el efectivo artesano que había trabajado con los Beatles en las operetas promocionales ¡Qué noche la de aquel día! (1964) y ¡Socorro! (1966) —pese a las admiraciones, ni siquiera admisibles para comer palomitas— y que ahora veía en el nada autocrítico Lennon, una de esas personas convencidas de que, hiciese una canción o un garabato, el arte estaba en sus genes, un buen gancho para un taquillazo. No fue el caso.

Lennon declaró más tarde que se aburrió mucho en la costa de Almería. Para celebrar su 26º cumpleaños (9 de octubre) hizo traer de Londres a su mujer, Cynthia, y a Ringo. Cuarenta años más tarde, invitada de nuevo a la ciudad, ella fue sincera al reconocer su provincianismo (“era completamente distinto de lo que conocíamos. Jamás había visto a una mujer vestida toda de negro“) y cierta tendencia a la histeria o intolerancia a la marihuana: “Allí ocurrían cosas extrañas (…) Las cosas se movían, las luces se apagaban y encendían (…) Una vez se fue la luz durante más de media hora”.

Cortijo de Santa Isabel

Cortijo Romero

Para alojar a los invitados Lennon alquiló el Cortijo Romero. Tras tres décadas de abandono, el caserón palaciego, con grandes jardines, huertos con frutales y piscina, ha sido restaurado y alberga ahora la Casa del Cine del Ayuntamiento de Almería para recordar el efímero pasado de la zona como lugar de rodajes baratos.

Lennon y sus invitados dejaron la casa el 6 de noviembre tras una trifulca con los propietarios, se fueron a Madrid en tren y de allí a Londres en avión. Mientras tanto, McCartney hacía el camino Londres-España en coche para darle una sorpresa a su colega, pero se desvió hacia Málaga y, al enterarse de que Lennon ya estaba de vuelta en el Reino Unido, regresó él también.

En suma, las seis semanas del beatle en la costa almeriense dejaron una pésima película, un bronceado mal llevado, la primera vez que Lennon usó los espejuelos de la Seguridad Social británica (una exigencia del guión) que se convertirían en imagen de marca, bastante aburrimiento y —el oro entre tanto carbón— una canción compuesta en soledad en la playa de San Miguel y grabada en un magnetofón portátil en uno de los cuartos del Cortijo Romero: Stawberry Fields Forever. La esplendorosa demo de Almería es la primera que se escucha en este vídeo.

Cartel de la exposición de Yoko Ono

Cartel de la exposición de Yoko Ono en la que conoció a Lennon

El 9 de noviembre, dos días después de llegar a Londres, Lennon fue a visitar la exposición que tenía en cartel la Indica Gallery, entre cuyos fundadores estaba McCartney. Exhibía cuadros “no terminados” de una tal Yoko Ono.

No soy el primero en hacerme estas preguntas: ¿y si McCartney hubiese pasado de Málaga y llegado a tiempo para encontrarse con Lennon en el cortijo? , ¿y si los dos músicos decidiesen quedarse unos días más en aquellos arenales donde casi nadie les molestaba?, ¿y si grabasen más canciones en el magnetofón?, ¿y si el destino hubiese dejado plantada a la mujer que arruinó los campos de fresas para siempre?.

Ánxel Grove

15 comentarios

  1. Dice ser juanen

    ¿Efímero pasado de la zona como lugar de rodajes baratos?
    El autor no ha dedicado mucho tiempo a documentarse sobre la historia del cine en Almería.
    Seguro que no encuentro en España otro lugar a la altura…

    06 Agosto 2012 | 18:46

  2. Dice ser cristi

    la casa de la foto no es el museo del cine,o sea,que no es donde estuvo lennon,esa casa esta en la parte de arriba de la rambla,en la molineta,y es el cortijo de los gongora, y ahi se rodaron agunas escenas de el viento y el leon

    06 Agosto 2012 | 19:09

  3. Dice ser Antonio

    ¿Pero quién ha sido el “lumbreras que ha escrito este artículo? Es para darle una H…IA. ¿Cómo se puede hablar así de la historia del cine en Almería y calificarla cómo “barata”?!!! Una de las cunas del western a nivel mundial (sin dejar de mencionar Lawrence de Arabia, Indiana Jones y la última cruzada,Patton, Conan…)en fin, que sólo me queda “felicitar” al lince del escritor de ésto (lo de la felicitación es ironía)

    06 Agosto 2012 | 19:10

  4. Dice ser Miguel

    Dice barato no por “malo” si no porque era un lugar donde rodar era barato

    aún así hablas de Almería fatal. hablas como de un pasado del cine almeriense pobre y corto cuando no es así

    06 Agosto 2012 | 20:50

  5. Dice ser Fernando

    Tenéis razón… ¿Habrá visto mucho cine el tal Grove?¿Habrá escuchado música alguna vez? Es más… ¿habrá escrito algo con sentido alguna vez? Quiere aparentar que sabe de lo que habla… en fin

    06 Agosto 2012 | 20:56

  6. Dice ser Jesús

    Este artículo es una abominación. No sólo por la falta de información y de rigor, sino por las meteduras de pata…
    Almería es considerada como el Hollywood europeo. Es una ciudad preciosa y una provincia con recursos cinematográficos inimaginables. A la hora de buscar localizaciones, la provincia de Almería lo tiene todo, prácticamente, a media hora en coche.
    Y por supuesto, allí se han grabado películas míticas.

    Además, según tengo entendido, a Lennon le gustaba la ciudad porque apenas era reconocido y podía pasear con tranquilidad por sus calles sin que miles de fans le importunaran. También es sabido que pasó buenos momentos y compuso esta magnífica canción.

    A quien firma este artículo sólo puedo decirle que se documente más y mejor para el próximo, pues de este sólo vale eso, la firma.

    06 Agosto 2012 | 21:06

  7. Dice ser Biribiri

    zas tan dao en to la boca

    06 Agosto 2012 | 22:37

  8. Dice ser Alejandro

    Pero qué dice este tío de rodajes baratos? Sabe lo que escribe? Qué poca idea tienen algunos…

    06 Agosto 2012 | 22:47

  9. Dice ser Strawberry

    Articulo totalmente falso, sería aconsejable informarse mejor antes de escribir y hacerse pasar por periodista…
    Y por los comentarios que he podido leer no soy la única persona que piensa lo mismo…

    06 Agosto 2012 | 23:32

  10. Dice ser yoko

    Deduzco que el autor habrá tenido alguna mala experiencia en Almería; de otro no me explico ese ‘olorcillo’ a animadversión hacia esta ciudad que desprende este ‘artículo’ innecesario, a mi parecer.
    No voy a perder el tiempo en explicarle la larga historia cinematográfica de la ciudad, ya que si tan buen investigador es, debería conocer. No se si Lennon se aburrió o no, ni lo considero relevante como para un titular, aunque siempre se ha entendido que a los ‘famosos’ les gustaba quedarse en Almería precisamente por la tranquilidad y anonimato que encontraban.
    Sois unos periodistas absurdos, aburridos y que no amáis vuestra profesión; desde luego no parece que os molestéis mucho en hacerlo bien, solo salvar en ‘encarguito’ de turno y listo.

    06 Agosto 2012 | 23:53

  11. Estimados almerienses:

    1. Lennon se aburría. Lo afirma el ayudante de dirección de la película, Luis Matilla. http://elpais.com/diario/2006/07/23/cultura/1153605602_850215.html

    2. La “efímera” vida del ‘Hollywood español’ fue, con toda certeza, efímera, es decir, corta. Sobre calidad nada hay escrito, pero “Patton” no es como para echar cohetes.

    3. Nada personal contra Almería, lo juro.

    07 Agosto 2012 | 00:14

  12. Dice ser Patton Jones de Arabia

    Lennon no se aburría de Almería, a lo que se refiere Matilla, es que se aburría de las horas de rodaje, de repetir tantos planos, de estar alli en el desierto sin hacer nada. Pero bueno es fácil para un periodista “recolector” ir buscando por hay datos sueltos y como en este caso, sacados de contexto y volverlos a sacar aun más de contexto. Asi se hace periodismo…

    07 Agosto 2012 | 01:49

  13. Dice ser Adolfo Iglesias

    Querido Anxel Grove, Trasdos o como te llames,

    Quien me conoce sabe que de esto que has escrito se algo.
    Llevo 20 años de periodista y también se algo.

    Empieza a aprender o deja esta profesión, de verdad. Te deseo lo primero.
    No voy a dedicar un minuto a repasar una a una las meteduras de pata que has cometido porque es lo que tenías haber hecho tú. Algunas ya te las han comunicado los amigos de arriba.

    Durante decenios la historia de cómo nació una de las grandes canciones de la historia de la música en Almería fue olvidada, pasada por alto por periodistas, historiadores y expertos hasta que un grupo de amigos y un servidor tuvimos el honor de ponerla en valor. Así ha pasado con el cine, la arqueología, la literatura…desde Leone a Huxley, pasando por Valente, Lorca y Joe Strummer. Se que hay poco nuevo que contar, pero ahí está el mérito y la oportunidad. Tú la has desaprovechado.

    Esta tierra inspira a los artistas por sus contrastes y dureza. A tí lo único que te ha insipirado ha sido el poner una pose de pseudo periodista guay provocador o mal profesional, elige. Me da pena, porque lo teneis difícil los jóvenes, habeis nacido a este medio en una época en la que un agujero negro llamado internet os absorbe hacia un copia y pega, y rellena por medio, tan irresistible como la estulticia para el tonto.

    Vente por aqui cuando puedas y de verdad, te acompañaré con toda buena intención para que conozcas bien los temas relacionados con Almería. Como tú dices, nada personal contra tí, lo juro.

    Un abrazo

    Adolfo Iglesias

    07 Agosto 2012 | 10:59

  14. Dice ser ana diaz (@Samyryta)

    al final… todo es culpa de PAUL nuevamente, por llegar tarde !!! pobre Paul, lo admiro!!

    08 Agosto 2012 | 00:48

  15. Dice ser Pablo

    La falta de rigor periodistico y de profesionalidad se muestra una vez mas en un articulo de este “periodista”, menos mal que en el gremio no abundan carroñeros de este tipo, esta es mi opinión y por lo que veo es compartida por mucha gente.

    08 Agosto 2012 | 17:25

Los comentarios están cerrados.