BLOGS
Trasdós Trasdós

No nos disgusta la definición del término trasdós: la "superficie exterior convexa de un arco o bóveda". En este blog perseguimos estar en alerta y con el objetivo siempre dispuesto para capturar los reflejos, destellos, brillos y fulgores que el arte proyecta.

3.500 clavos para cada dibujo

'The Eye of the Artist' - Marcus Levine

'The Eye of the Artist' - Marcus Levine

El inglés Marcus Levine lo mide todo al milímetro, se aleja de sus obras para vigilar que cada elemento esté en el lugar adecuado y forme parte del todo con armonía. Vuelve a acercarse y sigue clavando.

Hace un arte figurativo entre las dos y las tres dimensiones, con clavos plateados y negros que fija en paneles de madera y de aluminio. Depende de cómo sobresalgan y la luz que reciban, el dibujo variará en profundidad y sombras.

Desnudos, paisajes, retratos… Tarda unas tres semanas en elaborar cada obra y usa unos 3.500 clavos por cuadro “y me suelo cortar y golpear el dedo con el martillo, así que sufro por mi arte“, dice con sorna.

'David's Children' - Marcus Levine

'David's Children' - Marcus Levine

El artista, que estudió en la escuela de Jacob Kramer, con Damien Hirst como compañero de clase, comenzó haciendo obras abstractas cuando se dio cuenta de las posibilidades que había en combinar clavos para hacer representaciones de la realidad: “Pensé que sería agradable trabajar con ellos, hacer formas metálicas ondulándose a lo largo de una superficie“.

Comprar un apartamento en Budapest (Hungría), el lugar de origen de su mujer, fue un detonante para que el arte de Levine cambiara radicalmente. Era un espacio vacío, listo para convertirse en lo que él quisiera, un terreno virgen para llenar de arte propio: “Primero pensé en pegar cabezas de clavos en mis esculturas. Después, de pie en mi nuevo apartamento, me di cuenta de que un pequeño y afilado clavo podía crear algo tal suave como un torso humano. Mi mujer posó para mí”.

Helena Celdrán

Los comentarios están cerrados.