BLOGS

Chester: 300 crímenes sin resolver y un fotógrafo con vergüenza

De la serie "When the Spirit Moves"- Justin Maxon

De la serie "When the Spirit Moves"- Justin Maxon

Foto #1
Doretha Washington, a la izquierda, llora sobre el ataúd la muerte de su hermana menor, Kathy Ann Stewart (49 años, madre de tres hijos), cuyo cadáver aparece a la derecha. Kathy Ann fue alcanzada por una bala perdida mientras estaba en cama, descansando tras cuidar a su madre, enferma de cáncer. Horas después del crimen, un grupo reza ante la casa de Stewart, situada en las viviendas sociales William Penn, una de las zonas más violentas de la ciudad. 

Usted no querría vivir en Chester, condado de Delaware, estado de Pennsylvania, Estados Unidos. Usted no podría vivir en Chester. A usted también le alcanzarían las balas perdidas. Si, por ser negro o pobre o haber nacido con la marca de Caín de la desgracia o todo a la vez, usted se viese obligado a vivir en Chester, olerían su culo débil a millas de distancia. Usted se iría a cama y escucharía los tiros. Usted declararía una mentira: “No vi nada, estaba durmiendo”. Al agente de Policía, que sabe que usted miente, le importa un carajo que mienta. En la comisaría de Chester hay 300 expedientes de asesinatos sin resolver cometidos desde mediados de los años noventa. Gracias a su ayuda y el nulo interés del agente, serán 301.

De la serie "When the Spirit Moves"- Justin Maxon

De la serie "When the Spirit Moves"- Justin Maxon

Foto #2
Una niñita en pañales espera en la puerta de la casa de su tío. La madre de la cría ha ido a todo correr al badulaque de la esquina. Una prima juega en el suelo con un ordenador. En la casa viven 12 personas. Algunos duermen sobre el suelo del comedor y el salón.

Usted sería otro paria en Chester. Ganaría, según los ingresos medios de la ciudad, 6.000 euros al año. Seis veces menos que un estadounidense-tipo, tres veces menos que un españolito-tipo. Tendría la sensación de que vive en el pecho de un cadáver. Entre 1960 y hoy Chester ha perdido la mitad de su población, de 60.000 a 30.000 habitantes. No, no me venga con la teoría ultrasur-cospedal de la mano blanda: el porcentaje de población negra es el mismo que entonces (un 75 por ciento). Usted sería negro en Chester. Se acostaría sobre el suelo a esperar. En el pecho del cadáver.

De la serie "When the Spirit Moves"- Justin Maxon

De la serie "When the Spirit Moves"- Justin Maxon

Foto #3
Después de ver la tele hasta medianoche, los niños duermen en casa de un amigo de la familia. Los padres tenían fiesta y no querían a los críos cerca.

Sus hijos, que también serían tan negros como usted y su amantísima esposa, no tendrían colegio decente, pero sí mucha escuela de calle y esquina (y una de las tasas de mortalidad infantil más altas del país). Un buen laboratorio a su entera disposición de la aplicación práctica de la teoría de las expectativas racionales de Reagan, Bush, Aznar, Zapatero, Merkel, Blair y todos esos tiguerasos por los que usted votó cuando era blanco, antes de ser negro. No tema. Obama está tranquilo: “vivimos en la era post-racial”. Obama compra la comida en Whole Foods el supermercado nerd que te permite acceder a hortalizas y nectarinas orgánicas (cultivadas en China), dulces como sueños de una noche de verano. No hay sucursal en Chester, tierra de badulaques.

De la serie "When the Spirit Moves"- Justin Maxon

De la serie "When the Spirit Moves"- Justin Maxon

Foto #4
Joven en su casa. Noche.

¿Juegan en Chester? ¿Alzan los brazos, como en un movimiento de un tai-chi funerario, y los elevan, inspirando con languidez, hasta parecer cristos crucificados con una sonrisa que en la noche es una mueca grotesca? ¿Hay reglas sociales en Chester, un municipio cuyo alcalde, desde una pulcra página web, se vanagloria de que no hayan subido los impuestos locales durante “dieciseis años consecutivos”, pero no menciona la criminalidad, el desplome, la osadía de la maldad en los corazones, el índice de cáncer y asma por las emisiones de la industria pesada instalada en las orillas del río Delaware? Si usted no fuese el negro que es, ¿qué razón le conduciría a Chester, donde cuatro de cada diez menores de 18 años son pobres de solemnidad, dos de cada cuatro viviendas están abandonadas, tres de cada diez cabezas de familia son mujeres solas, los índices de polución industrial son los más altos del país y las Glock circulan con cristiana solidaridad de mano en mano, repartiendo mútuamente la paz eterna de la pólvora? ¿Iría usted a Chester para visitar el viejo Seminario de Teología Crozer, donde Martin Luther King Jr. terminó en 1951 un bachillerato en Divinidad (lo juro, existe)? ¿Tuvo usted alguna vez un sueño? ¿Le hizo falta soñar ante de ser el negro de badulaque que es ahora?

De la serie "When the Spirit Moves"- Justin Maxon

De la serie "When the Spirit Moves"- Justin Maxon

Foto #5
Latasha Bacon (21 años) fuma un cigarrillo. Está en arresto domiciliario tras un mes en la cárcel por una pelea doméstica con el padre de sus hijos.

Entre 2007 y 2009 en Chester asesinaron a 58 personas (ocho veces más que la media de crímenes mortales de EE UU según la incidencia porcentual sobre la población). Si la ciudad de Madrid fuese Chester habría 1.700 cadáveres al año por disparos (la navaja ya no se lleva). Madrid-Chester tendría anualmente 1.852 violaciones, 21.271 robos y 62.121 asaltos con violencia. ¿Qué dirían los ultrasur-cospedal, la chulapa de hierro Aguirre, el tirillas Gallardón?  ¿”No vi nada, estaba durmiendo”? Es probable: también serían negros.

De la serie "When the Spirit Moves"- Justin Maxon

De la serie "When the Spirit Moves"- Justin Maxon

Foto #6
Personas a pie y en bicicleta durante una tormenta invernal con un metro de nieve. La pobreza impide a casi todos los vecinos tener vehículos propios. A la izquierda, un chico posa como si disparase una pistola, un gesto común entre los niños de Chester.

El autor de estas seis fotos se llama Justin Maxon. Nació en 1983. Lo traigo hoy a Xpo porque, a diferencia de los ególatras del objetivo, Maxon siente vergüenza por hacer tan buenas fotos.

Desde hace tres años está embarcado en el proyecto When the Spirit Moves (Cuando el espíritu se moviliza), una crónica fotográfica desoladora y valiente de lo que sucede en Chester. Suyos son también los textos en cursiva que explican cada imágen. Hay más fotos en esta pieza de la revista Burn.

Maxon ha escrito:

“En estos tres años he aprendido que Chester es un lugar donde, por un efecto dominó de problemas socio económicos, agravados por una larga historia de corrupción administrativa, la comunidad se ha revelado como un microcosmos de las heridas del racismo (…) He sido testigo de una cantidad enorme de tragedias y me he comportado a menudo como un espectador desamparado con una cámara. Nunca he visto que mi trabajo haya beneficiado de manera tangible a la comunidad. Siento que muchos fotógrafos, yo incluido, no utilizamos nuestro trabajo en pro de aquellos que retratamos. Las fotos acaban en una web o, como mucho, publicadas por una revista o un diario, lugares donde el fotógrafo no tiene control sobre el dialogo que resulta de las images. Las lanzamos a los abismos de la imagineria, esperando de forma idealista que pase algo. Casi nunca pasa nada. La gente pasa la página”.

El fotógrafo que tiene vergüenza de ser fotografo está buscando fondos para que sus fotos no sean tristes como un recorte. Quiere emplear el dinero en un proyecto comunitario contra la violencia en Chester. Como primer paso, hará fotos de gran formato de los familiares de los 300 muertos en asesinatos sin resolver y organizará una manifestación. Es un fotógrafo que desea regresar a la escena del crimen. No declarará: “No vi nada, estaba haciendo fotos”.

Ánxel Grove

 

7 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser SeBass

    Bestial.
    Simplemente alusinante, me encantaría conocer más acerca de este genio de la fotografía y sobretodo este ser humano en toda regla.
    Un 10 por este pequeño espacio.

    21 julio 2011 | 10:33

  2. Dice ser Teresa zgz

    Desde luego… es que se te queda el corazon encogido. La de desgracias que hay por el mundo, y nosotros quejandonos por tontadas. De todos modos ya le vale a Obama, que tanto rollo con su orgullo por ser el primer presidente negro de los EEUU y esta dejando abandonados de la mano de Dios a la gente de su raza, ya le vale. Si el no hace nada por ellos (siendo la persona mas poderosa del pais), nadie mas lo hara, eso esta claro. Es repugnante ver como nignos inocentes, personitas tan pequegnas y desprogegidas, que dependen de los adultos para todo, son olvidados por todas y cada una de las Administraciones Publicas del pais, es que es nauseabundo. Hay fotos que son de verdad para echarse a llorar, verdaderamente desgarradoras. Siento en el alma que todo esto este pasando, pero no solo en esa ciudad, si no en otros cientos de ciudades igual de desfavorecidas, o peor. Ojala la labor de este fotografo de sus frutos y alguien con suficiente influencia y poder haga algo por esa pobre gente. Y se supone que viven en el primer mundo… ya ves tu.

    21 julio 2011 | 10:57

  3. Dice ser Ananda

    ¡Excelente artículo!

    No tengo palabras…¿De dónde habeis salido?
    Enhorabuena, de corazón.

    Ananda

    21 julio 2011 | 12:39

  4. Una serie de lo mas interesante, ciertamente.

    http://corruPPto.elbruto.es

    21 julio 2011 | 14:17

  5. Dice ser chulo piscinas

    Pero que decadentes sois ¿vosotros que tenéis en contra los badulaques? no odiaréis a los tenderos como Apu, también tienen que ganarse la vida los Apus del mundo y además los helados del badulaque son tan buenos como los quesos de cabrales y esos badulaques que tanto odio os inspiran son tan importantes para la integración de los orientales cobrizos como los prostíbulos lo son para las rusas sueltas de cascos.

    21 julio 2011 | 16:13

  6. Dice ser No me dan ninguna pena

    Foto #3
    Después de ver la tele hasta medianoche, los niños duermen en casa de un amigo de la familia. Los padres tenían fiesta y no querían a los críos cerca.

    Los papás no quieren a los críos cerca porque tienen fiesta: con eso ya me lo has dicho todo.

    No me dan ninguna pena. Uno puede vivir en la miseria, pero no tiene por qué ser un miserable. No confundamos los términos. La pobreza no es excusa para vivir como salvajes, sin luchar por mejorar las expectativas de vida, o por lo menos, llevar la pobreza con dignidad.

    Yo he vivido en la absoluta pobreza, sé lo que es no tener para comer yo y mi familia, que la gente te trate como un apestado por no tener un duro; incluso el rechazo de familiares lo he padecido por ser pobre. Lo he vivido con la cabeza alta, luchando y no hundiéndome ni en las drogas, ni el alcohol, ni en la natalidad descontrolada ni en la delincuencia.

    Viví en la miseria pero nunca fui una miserable. Y es por eso que esta gente no me da ninguna pena. Viven como miserables, se regodean en ello y no hacen nada para cambiar, ni por ellos mismos ni por sus descendientes.

    21 julio 2011 | 19:25

  7. Dice ser laura

    1. photographs are amazing.

    2. i disagree with the use of the term, “nerd,” when referring to the Whole foods customers, i, um, am a vulgar person and i would much prefer the term, “assholes”—-come on, any wf costumer who claims to be environment friendly and rides a 10 thousand dollar bicycle to the store and can afford a locally grown, organic red apple that cost $8 is an asshole!

    3. i agree with Maxon, he should feel shame (and i should too and lots of it). He goes to Chester to make art from their misery….and i’m sitting here admiring it……perhaps i’m displaying my lack of understanding of photography….

    4. i’m glad he wants to give back to the community.

    21 julio 2011 | 19:48

Los comentarios están cerrados.