BLOGS
Todo es coyuntura Todo es coyuntura

La vida tiene mil detalles. Ninguno permanece… por suerte o por desgracia.

Archivo de la categoría ‘Niños’

Examen de tercero de Primaria

Elitismo, fomento de la competitividad, discriminación entre alumnado, envidias, ansiedad, pérdida de tiempo…

Todo esto y mucho más se ha escuchado sobre la prueba de conocimientos que han realizado los niños de 3º de Primaria, de 8 y 9 años.

Niños en clase

Niños en clase. FOTO: Archivo

Nada de eso. Como en todos los órdenes de la vida educativa, es normal que haya que ir midiendo el nivel de aprendizaje.

Es bueno que los profesionales que rodean a los niños sepan qué nivel de conocimientos tienen, si aprenden de manera uniforme, dónde flaquean, dónde hay que reforzarles…

La duda que me queda es si esta prueba tiene que ser tan determinante como nos quieren hacer ver para evaluar todos estos aspectos.

¿Acaso no es más fiable y productivo la evaluación continua y personalizada, día a día, examen a examen en cada materia?

Este debería ser el objetivo, mucho más eficaz que fiarlo todo a una sola prueba un único día.

BONUS: ¿Pasarías la prueba de evaluación de competencias de 3º de Primaria? Compara tus conocimientos con los de los niños de 9 años en este trivial. Si suspendes no pasa nada 🙂

Palabras gruesas

 

Niño en El Gallinero

Un niño con bolsas de chuches, en el poblado chabolista del Gallinero, en Madrid. FOTO: Jorge París.

 

“Es falso que hay niños desnutridos. El principal riesgo que tienen los niños de la Comunidad de Madrid en malnutrición es la obesidad“. Palabras dichas por el presidente regional en plena Asamblea de Madrid.

El señor Ignacio González lo soltó y se quedó tan ancho, nunca mejor dicho. Y no se le ocurrió ni por un momento recapacitar y pensar que sí, que puede haber niños obesos por culpa de una malnutrición (se puede comer mal y tener exceso de peso).

Pero, señor presidente, por muchos niños obesos que pueda haber por una alimentación inadecuada o por ingestas desmesuradas, tantos más habrá que estén malnutridos por no poder hacer al menos tres comidas al día.

Y mientras haya niños que sufran esta situación –que seguro no son cientos sino miles– no vale llenarse la boca con palabras gruesas de este calibre.