BLOGS
Todo es coyuntura Todo es coyuntura

La vida tiene mil detalles. Ninguno permanece… por suerte o por desgracia.

Archivo de la categoría ‘Medio ambiente’

Medidas contra la alta contaminación

Después de varias reprimendas europeas y de años de retrasos para tomar medidas, por fin el Ayuntamiento de Madrid pondrá en marcha un protocolo de actuación cuando la contaminación sea insoportable.

Tráfico en la M-30

Atasco de tráfico en la M-30. FOTO: Jorge París

Preaviso, aviso, alerta… varios niveles en función de los altos índices dióxido de nitrógeno que se generan principalmente por el exceso de tráfico… y la ausencia de lluvia.

Las medidas extremas pueden llegar a niveles tan serios como limitar la circulación de los vehículos al 50% en las calles de la almendra central y a los que circulen por la M-30.

Negro sobre blanco parece todo muy sensato. Pero visto lo visto hasta el momento y lo caótica que podría llegar a ser la adopción de estas medidas, no veo yo el día en el que se lleguen a aplicar.

Antes es capaz Botella de bombardear las nubes o de ponerse a cantar con tal de que llueva para disipar la boina.

El Canal hace aguas

Pocos bienes son más de todos los madrileños que el Canal de Isabel II, con más de un siglo y medio de existencia.

No valen estrategias de economía financiera para intentar pseudoprivatizar esta empresa pública.

No es potable que nos vendan una emisión de bonos por valor de 500 millones de euros con la excusa de amortizar préstamos bancarios, cuando el Canal cierra el ejercicio de este año con unos beneficios de 202 millones.

Canal de Isabel II

Depósito del Canal de Isabel II en plaza de Castilla.

Señores gestores del Canal, con el agua no se juega. En el caso de que de verdad hicieran falta ingresos, súbannos de manera razonable la factura.

Y no jueguen con la misérrima bajada del 0,1% del recibo para el año próximo. Una bajada de tarifas –en año electoral, por cierto– tras habernos subido el recibo un 7% en lo que va de legislatura.

Todo en el Canal hace aguas y lo que necesitamos es que la gestión sea limpia y cristalina.

Placas conmemorativas

El Ayuntamiento de Madrid ha decidido homenajear a las víctimas del terrorismo colocando 800 placas conmemorativas con el nombre de los asesinados.

Empezará rindiendo homenaje al almirante Carrero Blanco, el que fuera presidente de Gobierno durante la etapa final de la dictadura de Franco.

Las placas serán «un recuerdo permanente a todas las personas que dieron su vida por la libertad y la democracia», según argumenta el Ayuntamiento.

Placa junto a un árbol

Uno de los azulejos con el nombre de niños que se colocaban junto a los árboles. FOTO: Cuadernos para la reflexión

Salvando las distancias, esta iniciativa –avalada por todos los grupos municipales– me recuerda a aquella peregrina idea que tuvo el alcalde Álvarez del Manzano Agustín Rodríguez Sahagún hace unos cuantos años: colocar en el alcorque de los árboles recién plantados un azulejo con el nombre de cada recién nacido en la capital.

Nadie que las veía sabía a qué se debían. Años después muchas placas se borraron; hoy día quedan algunas, pero la gente sigue sin saber qué pintan ahí.

Árboles peligrosos

Tengo una amiga que anda preocupada por si se le cae un árbol que tiene en el jardín de su casa. Está un poco inclinado y planea de soslayo sobre el tejado de la vivienda.

Probablemente no se caerá de la noche a la mañana, pero con los sustos que están dando algunas ramas en las calles de Madrid le ha entrado el agobio y quiere acabar con él. Receta drástica y sobrevenida.

Árbol

Árbol caído junto al templo de Debod. (FOTO: Ángel Calleja)

Tanto como la que va a aplicar el Ayuntamiento de Madrid: va a analizar uno a uno el estado de los dos millones de árboles que nos dicen que hay en Madrid. Ya… y voy yo y me creo que así, inmediatamente, se van a poner a comprobar cómo están las ramitas y raíces de todos y cada uno de ellos.

Más valdría haber hecho menos recortes (presupuestarios) en conservación del arbolado que echarse ahora al monte a buscar de repente el árbol inclinado que amenaza con caerse.