BLOGS
Todo es coyuntura Todo es coyuntura

La vida tiene mil detalles. Ninguno permanece… por suerte o por desgracia.

Árboles peligrosos

Tengo una amiga que anda preocupada por si se le cae un árbol que tiene en el jardín de su casa. Está un poco inclinado y planea de soslayo sobre el tejado de la vivienda.

Probablemente no se caerá de la noche a la mañana, pero con los sustos que están dando algunas ramas en las calles de Madrid le ha entrado el agobio y quiere acabar con él. Receta drástica y sobrevenida.

Árbol

Árbol caído junto al templo de Debod. (FOTO: Ángel Calleja)

Tanto como la que va a aplicar el Ayuntamiento de Madrid: va a analizar uno a uno el estado de los dos millones de árboles que nos dicen que hay en Madrid. Ya… y voy yo y me creo que así, inmediatamente, se van a poner a comprobar cómo están las ramitas y raíces de todos y cada uno de ellos.

Más valdría haber hecho menos recortes (presupuestarios) en conservación del arbolado que echarse ahora al monte a buscar de repente el árbol inclinado que amenaza con caerse.

1 comentario

  1. Dice ser Mario

    Ahora que uno observa más los árboles y su base me quedé atónito al ir caminando por la calle Francisco Silvela, concretamente a la altura del nº 60 (supongo que el resto estarán parecidos), el pobre árbol estaba inclinado alarmantemente hacia la carretera y el asfalto que rodeaba su base todo levantado por la fuerza que ejercen sus raices.
    Me ha surgido una duda, no sé el motivo de que se asfalte completamente sobre la base de los arboles, quizá sea con la buena voluntad de que en ella no se depositen elementos nocivos para los árboles y que los dejan sin defensas, pero claro tampoco les llega el agua a sus raices cuando llueve, lo máximo que pueden hacer es profundizar sus raices en busca de aguas contaminadas.
    Así que me gustaría que los responsables tengan en cuenta que a los arboles les gusta el agua tan pura como a los humanos y que se respete el contorno de los árboles y no depositemos en ellos elementos contaminantes.
    Nuestros árboles ya no pueden más y nos están avisando.

    19 septiembre 2014 | 22:43

Los comentarios están cerrados.