BLOGS
Solo un capítulo más Solo un capítulo más

Siempre busco la manera de acabar una serie cuanto antes... para ponerme a ver otra.

Archivo de la categoría ‘Vicente Ferrer’

Vicente Ferrer, una hagiografía aburrida y de buena factura

Apostar por un biopic o película biográfica tiene sus riesgos. Se puede caer en el peloteo o la difamación con facilidad, en la hagiografía o el insulto a un legado, o simplemente en retratar de forma excesiva, para bien o para mal, a un personaje. Es inevitable, ya que normalmente (y desafortunadamente) solo se cuenta una versión de la vida del protagonista de la serie o película. Ferrer1

Pocos proyectos se molestan en contar con varias visiones a la hora de ponerse manos a la obra. La vida de Vicente Ferrer no iba a ser menos. Aun con la excusa de que es imposible ponerle pegas a un hombre que dedicó su vida a enseñar a miles de indios cómo mejorar las suyas, que fue capaz de renunciar a la orden jesuita por llevar a cabo su proyecto de sacar de la miseria a desconocidos,  resulta excesivo que una película para televisión se haga en base a los designios de una parte.

Ferrer5El biopic sobre los últimos 30 años de vida de Vicente Ferrer que emitió este jueves TVE es aburrido y de muy buena calidad. ¿Cómo se explica esta aparente contradicción? Es sencillo: lo que cuenta es la vida arriesgada pero carente de acción de un hombre bueno.  Su día a día hasta formar una fundación que es un ejemplo en todo el mundo gracias a su empeño y al de su mujer. El relato también se detiene en los obstáculos que el español radicado en la India tuvo que soportar por parte de las autoridades del país y en las luchas que ha de afrontar contra su propia gente. Y ya está. No se le puede pedir más emoción o entretenimiento. Es imposible.

Como contrapartida al aburrimiento, te permite descubrir cómo se forjó el éxito de alguien que llegó a la India cargado de fe, no necesariamente religiosa, para buscar un bienestar y un futuro para personas que por el simple hecho de nacer en una parte concreta del mundo carecen de las oportunidades que otros sí tienen en cualquier otro punto del globo. La tv movie, en definitiva, te enseña cómo fue un personaje cargado de bonhomía. Te ofrece su filosofía de vida, cargada de enseñanzas en las que destacan la justicia y la equidad. Porque eso no lo discute nadie: Vicente Ferrer es un tipo al que hay que admirar por lo que hizo.Ferrer4

El problema está en que no queda bien que la semilla la haya plantado la misma que ha regado en exclusiva para obtener el fruto: Anna Ferrer, viuda del protagonista. O al menos a mí me lo parece. Está en su derecho, claro está, de manejar todo a su antojo para que se cuente como ella considera la vida del que fue su marido. Faltaría más. Pero en términos televisivos, o simplemente de buen gusto, echa para atrás algo basado en las órdenes de alguien concreto y que es a todas luces partidaria de aquel sobre el que se va a realizar la producción. Da igual si vamos a contar cómo fueron las andanzas de un personaje ejemplar como Ferrer o las de uno deleznable como Mario Conde, por citar alguno.

Ferrer2Esto no ha impedido a Imanol Arias hacer un buen papel, ayudado de una caracterización sublime y que se merece todos los elogios. Se le ve sobreactuado, como suele ser habitual si le sacas de Cuéntamepero está creíble, y eso es lo que importa. El resto del reparto tampoco se queda atrás. Ya sea con un magistral Josep Maria Pou (padre Font), que solo sabe hacerlo bien, o una correcta Aida Folch (Anna Ferrer), basta para calificar de acierto la elección del elenco. Pero son los actores y figurantes indios los que le otorgan ese plus de realismo para que nos acabemos de creer lo que vemos. Su naturalidad es la que te hace sumergirte en la trama durante los 104 minutos de duración. Lo mismo ocurre con las localizaciones, con el acierto de rodar en Anantapur, allí donde Ferrer desarrolló su obra.

Lo que desluce, además de que no es entretenida, es la adaptación desde una sola óptica.

Vicente Ferrer iba a seguir siendo igual de bondadoso y querido aunque otras partes que cuestionaban su hacer o actitud hubiesen tenido una participación más clara en este biopic. Aunque también es cierto que si no al dar un paso en cualquier dirección no se cuenta con Anna Ferrer, no habríamos podido ver en televisión esta biografía repleta de lecciones. Ferrer3

La más importante de todas las que nos enseña la película es que Vicente Ferrer creía en la solidaridad, y no en la limosna. Porque no son lo mismo.

Con la limosna lo único que se consigue es mantener la desigualdad entre el que tiene y el que no. La solidaridad consiste en disponer los medios para que los que han tenido peor suerte por una razón u otra puedan reiniciar una vida por medio de su propio trabajo y esfuerzo. Ferrer lo sabía, pero la Iglesia a la que estuvo ligado parece que no se quiere dar cuenta ni en 2014.

Al menos su historia ha servido para enseñar a algunos esa diferencia perentoria. La paradoja es que el preestreno de la película biográfica sobre alguien que rechazaba la caridad lo presentó Toñi Moreno.

 

BONUS: Anoche la HBO hizo varios anuncios. Dos especialmente significativos. El bueno: Juego de Tronos regresará el 6 de abril. El malo: la quinta temporada de Boardwalk Empire, la que se estrenará en septiembre, será la última.