BLOGS
Solo un capítulo más Solo un capítulo más

Siempre busco la manera de acabar una serie cuanto antes... para ponerme a ver otra.

Archivo de la categoría ‘Under the Dome’

Mucha cúpula y pocas nueces: Under the Dome

Las nuevas series del verano ya están aquí. Este mes de julio va a estar cargado de varias novedades, algunas completamente inéditas mientras que otras son adaptaciones de ficciones de otros países (caso de The Bridge). Como ya anuncié en posts anteriores, siempre voy a optar por ver tres o cuatro capítulos de todos los estrenos antes de atreverme a recomendarlos o no. Lo haré así porque con un episodio no se pueden sacar conclusiones. Quizá con unas pocas entregas tampoco sea suficiente, pero eso al menos te permite hacerte una idea de por dónde van los tiros y qué es lo que te gusta y lo que no. Por tanto, ha llegado el momento de hablar del nuevo ‘hijo’ de la cadena CBS: Under the Dome. 941990_455577184528948_1102091452_n

Confieso de antemano que no he leído el libro de Stephen King sobre el que está adaptada la serie. Pero tampoco creo que sea imprescindible, ya que todos sabemos que un guión televisivo y una novela no tienen nada que ver. El trabajo de los actores y directores contra el de nuestra imaginación no da lugar a comparativa alguna. No dudo de que la historia original de King sea buenísima como casi todo lo que ha hecho este hombre. Pero esto no se ve reflejado en los tres episodios emitidos hasta ahora. Porque es muy lenta y poco entretenida, pero paradojicamente su argumento sí es muy interesante. El problema es que sus responsables no están sacando todo el jugo de la trama que ideó el escritor.
Under the Dome trata sobre un minúsculo pueblo estadounidense que de repente se ve atrapado por una cúpula invisible e indestructible que parece haber caído del cielo sin razón aparente. Todos los que están entre los límites de esta curiosa construcción están atrapados sin posibilidad alguna de escape. Y ahí es cuando comienzan los problemas entre los habitantes y visitantes de Chester’s Mill.

1014353_471484659604867_1152643422_nEntre los damnificados por el problemilla que ha surgido sin razón aparente hay de todo: un mercenario que ha ido a realizar un encargo de los típicos en su profesión, un político chanchullero que quiere más poder, una periodista entrometida, una policía poco experimentada que se encuentra con que ha de mantener el orden de repente o un cura farlopero. Pero también está el chaval universitario que se vuelve loco por la chica guapa que pasa de su cara, el adolescente listillo y naif que aún no se ha comido una rosca en su vida, o la jovencita rebelde que pasa de sus dos madres. Y aparece Zelda, la tia de la bruja Sabrina, que es la dueña del bar del pueblo y que creo que no tiene nada que ver con ese muro mágico. Velázquez se lo habría pasado muy bien con este reparto, vamos.

Ante tal variedad sería complicado que los personajes no diesen juego durante su experiencia en cautividad. Sobre todo, destacan el concejal ‘Big’ Jim (Dean Norris) y su hijo Junior (Alexander Koch), que proyectan dos tipos de locura que los hace únicos y muy antipáticos para el espectador. Y no, no me olvido de Dale ‘Barbie’ (Mike Vogel), al que vimos como capitán de avión en la injustamente tratada Pan Am, que aquí muestra un cambio de registro admirable.1010315_471484442938222_1871653404_n

En resumen, todos los actores están correctos y resultan creíbles, por lo que no se entiende que este buen hacer de éstos no se traslade a unas tramas lentas y pesadas. De eso no tiene la culpa el libro, porque como ya he dicho el fondo sí es llamativo e incita a ver la serie. Y esta carencia de ritmo que resta toda la calidad puede acabar en cancelación, como ya hemos visto otras veces.

A lo importante: ¿merece la pena darle una oportunidad a Under the Dome? Sí. ¿Engancha tanto como para seguirla semanalmente? No. La única solución sería ver todos los capítulos de la temporada seguidos, que es la manera de que algunas series puedan gustar. A mí no me queda más remedio que verla. Pero si estuviese en otra tesitura, la pondría en stand by hasta que finalice su primera remesa y ya zampármela entera en unos días. Eso os permitiría centraros en todo lo que iré recomendando en los posts de este verano, ya sean novedades, regresos o series recientes o míticas que no hayáis visto.

A mí me ha dejado frío en estos tres episodios. Aún así, soy optimista, ya que me ha despertado el interés por leer el libro de Stephen King. Todo porque quiero saber a qué se debe todo lo que está pasando en Chester’s Mill.

Si es que las series sirven hasta para fomentar la lectura. ¿Entendéis ahora por qué son lo mejor que tenemos en la actualidad?