BLOGS
Solo un capítulo más Solo un capítulo más

Siempre busco la manera de acabar una serie cuanto antes... para ponerme a ver otra.

Archivo de la categoría ‘TV2’

Sucesos y debates interesantes en la serie danesa Dicte

En los países nórdicos llevan mucho tiempo haciendo las cosas bien. No solo me refiero a su sistema social, claro está. Tener garantizada educación de calidad y profesores que han de pasar pruebas como un médico para llegar a serlo, sanidad garantizada y asistencia del Estado para casi todo son contrapartidas al frío y a que sea de noche casi de forma permanente durante la mitad de un año. Y si ya, encima, les están ofreciendo entretenimiento de calidad de todos los tipos, se convierten en lugares a los que admirar todavía más. Dicte2

La novela negra nórdica no es algo de hace cinco años, aunque Stieg Larsson y Millenium la hicieron más visible. Camila Läckberg con Fjällbacka Morden ayudó a ponerla todavía más en el mundo. Y así otros muchos autores. Adaptar todo lo anterior a la ficción televisiva o cinematográfica era cuestión de tiempo. Aunque no todas esas novelas hayan corrido la misma suerte, ya que por ejemplo la de Millenium en el cine deja mucho que desear. Por suerte, llegaron a la televisión Borgen, Forbrydelsen (The Killing) y Bron/Broen, que por supuesto tendrán su espacio aquí próximamente. Las anteriores inauguraron lo que podríamos llamar la serie negra, por hacer el símil con la novela. La otra novedad a la que hay que prestar atención y que se puede encuadrar en esa categoría es danesa, la emite TV2 y se llama Dicte.

Dicte4Benedicte (Iben Hjejle) es una periodista de sucesos que hace lo necesario por hallar la verdad. Es decir, que quiere cuanta más carnaza mejor para así satisfacer a sus jefes y tener la primera página del periódico en la que trabaja. Pero la historia personal de Dicte está marcada por el drama.

Sus padres, testigos de Jehová y ultra-religiosos, la obligaron a dar en adopción al niño que dio a luz cuando tenía 17 años porque el padre no era de su credo. Poco tiempo después dejó atrás ese ambiente y por consecuencia a sus padres. Ahora, 24 años después, ha regresado a su localidad natal, Aarhus, para trabajar en el nuevo periódico. Por lo que le toca enfrentarse a su pasado e intentar averiguar qué fue de su hijo a la vez que afronta una nueva vida junto a su hija Rose (Emilie Kruse) tras divorciarse del padre de esta, Torsten (Lars Ranthe).dicte3

En su faceta periodística para escarbar donde sea necesario para desentrañar el suceso que toque se topará con el detective John Wagner (Lars Brygman). Como es obvio, Wagner intentará impedir que obtenga pruebas para así publicarlas. Pero la implicación de Dicte va más allá del prurito profesional, ya que realmente quiere resolver los casos por su vena de detective frustrado. Por tanto, a ambos no les quedará más remedio que colaborar a la vez que se ponen zancadillas. Y es que uno es necesario al otro, y viceversa.

Dicte5En Dicte (10 capítulos en su primera temporada, con una duración de 45 minutos cada uno) se parte de la base del periodismo de sucesos más rastrero y vergonzoso. Ese en el que los jefes quieren saber hasta qué comían los muertos el día en el que fenecieron. Pero esa es una realidad más de las que muestra. Porque la serie trata muchas temáticas y presenta debates muy interesantes.

Así, trata cuestiones como la gestación subrogada (o vientres de alquiler), el radicalismo religioso y lo que conlleva, las sectas, el tráfico de órganos o los abusos a menores. Una retahíla de temas que comparten su carga moral y que dan mucho que pensar. Y es que te dejan en la cabeza preguntas como “¿Esto es aceptable?”, “¿En qué siglo vivimos?” o “¿Por qué me ha de parecer mal?”. Y así todo el rato.

Pero el debate más polémico e inquietante es el de la xenofobia. Tras preguntar a expertos en Europa como Nacho Segurado, entre otros, no he llegado a una conclusión sobre qué lectura pretende ofrecer Dicte de este asunto. Y es que miles de bosnios emigraron a países como Dinamarca huyendo de las guerras en la antigua Yugoslavia, y allí se quedaron. Lo que no tengo claro es si les aceptan o por contra son tan radicales que les consideran una ‘plaga’.Dicte1

Esta duda viene de varios momentos en los capítulos en los que se apunta al instante a los inmigrantes como los malos. E incluso sirve como agravante que lo sean a la hora de buscar sospechosos. “¿Sabes qué es? Inmigrante” o “Es bosnio, hay que echarle un ojo” son frases que aparecen en varias escenas. El dilema estriba en si con esto se pretende denunciar esa xenofobia recalcitrante entre la población danesa o si tratarles así responde a la aceptación social y está bien visto por gran parte de la población. Me quedaré con la incógnita hasta que me decida a ir. Como dato, los partidos conservadores daneses no paran de subir en las encuestas.

Dicte es entretenida, pero no la elevaría a maravilla. El calificativo que sí merece es el de interesante. Porque cualquier serie que dé que pensar lo es. Y esta lo hace sobre temáticas con las que creo que nuestras madres sufrirían, dado el protagonismo de los hijos y los bebés en las tramas. También estimo que algo así podría hacerse en España perfectamente. Pero simplemente a las cadenas no les da la gana cambiar sus comedias costumbristas por otro tipo de producto que a lo mejor funciona. Historia de la marca España televisiva.

Fotos: Facebook Oficial de Dicte