BLOGS
Solo un capítulo más Solo un capítulo más

Siempre busco la manera de acabar una serie cuanto antes... para ponerme a ver otra.

Archivo de la categoría ‘The Michael J. Fox Show’

Sin límites del humor en The Michael J. Fox Show

Jfox5

No hay nada peor que un defensor de los llamados ‘límites del humor’. Que alguien haga una broma sobre una desgracia en Twitter y se le echen encima innumerables personas ya es habitual. Porque, como todos sabemos, la gente se ofende más por el comentario que alguien que ni conoce hace en Internet que por el desmantelamiento del sistema público que se produce en la actualidad. Es más importante desearle la muerte al que hace la coña que no tomárselo a la tremenda. ¿No será más desagradable la persona que realiza un acto determinado contra otras personas o que no presta ayuda en situaciones difíciles? ¿O hay que ir a por el que hace la gracieta? Sirva esto de reflexión inicial para lo que viene a continuación.

Sobre Michael J. Fox se han hecho multitud de bromas en forma de tuit o gif por el párkinson que padece. Y estoy convencido de que él no se preocupará porque se haga escarnio de su enfermedad, ya que es un tipo inteligente y sabe que la gente en Internet puede decir cualquier cosa y que ciertos comentarios no hacen daño. Lo hacen los que se ofenden por esto. En lugar de eso, el actor norteamericano ha decidido que ya que está enfermo el que va a hacer las bromas sobre su dolencia va a ser él mismo. Es parte de la base de la que parte The Michael J. Fox Show, la única comedia de estreno que está gustando realmente.Jfox2

La historia trata sobre el día a día de Mike Henry, un expresentador de noticias que se retiró para estar con su familia cuando le diagnosticaron el párkinson. Esta situación dará lugar a momentos cargados de hilaridad en los que intervienen los que conforman el hogar: su mujer agradable y responsable; sus tres hijos, que son un exuniversitario que quiere ser emprendedor, la adolescente que sigue en el instituto y el pequeño que solo quiere jugar con su videoconsola portátil; además de su hermana, que está con ellos prácticamente todo el día para atenuar la falta de cariño de no tener una pareja estable. Él intenta estar pendiente de todo y de todos, pero ellos lo que quieren es lo contrario: que vuelva a trabajar para poder hacer sus vidas de forma independiente sin tenerle detrás todo el rato.

Jfox1Sin resultar un éxito por el momento, ya que con cinco capítulos no se puede aspirar a relevar a 30 Rock, sí está consiguiendo atrapar muchos; a los que tenemos que ver todo, a los que ven unas pocas, o a los que simplemente han sentido curiosidad por ver qué ha sido de su ídolo de Regreso al futuro. Y todos nos hemos encontrado con un producto cuidado, dotado de un humor inteligente y que no busca en ningún momento la risa facilona. Porque a pesar de que el argumento es el típico de una comedia familiar, aquí la NBC sí ha dado con la tecla en cuanto al protagonista y el resto del reparto. Y los guionistas han logrado hacer algo totalmente distinto y que en la forma se destapa como novedoso.

No se trata de la comedia en la que los personajes hacen chistes o son tan especiales que acabas riéndote de su ridiculez. Lo que propone es aún más simple: situaciones cotidianas que te sacan una sonrisa por lo identificado que te puedes llegar a sentir dada su naturalidad. Y de las que de primeras no te reirías si te pasasen a ti, sino que lo harías a toro pasado.Jfox3

La inteligencia es el rasgo más destacado de The Michael J. Fox Show, con las ocurrencias del propio protagonista o de su hijo mayor Ian (Conor Romero); de su mujer Annie (Betsy Brandt, Breaking Bad), que ha de lidiar con tres niños que son muy distintos entre sí; con la vida complicada de Eve (Juliette Goglia), la hija adolescente de la familia que no acaba de encontrar su camino; o también por el caso particular de Leigh (Katie Finneran), la hermana de Mike que es una escritora venida a menos a la búsqueda de la eterna juventud y que en realidad es una mujer ridícula que no asume el paso del tiempo.

JFox4A Graham (Jack Gore), el niño pequeño de la familia hay que dedicarle espacio aparte. Ese crío que es con el que más te ríes. Un rol que se suele reservar a este tipo de personajes casi siempre para aprovechar el potencial de inocencia y pureza que caracteriza a un chaval de menos de 10 años. Pero es que este es un auténtico genio y dan ganas de llevárselo a casa. Aunque sería un gamberro insoportable en cualquier hogar, con momentos como el de las tres frases que hay que decir a las mujeres. Lo dicho: si te pasa a ti, no te resulta tan gracioso. Pero es que ocurre la mayoría de veces, y acabas diciéndole a la serie: “esto me suena”.

Todo parece estar ideado para aprovechar la condición de enfermo de párkinson de J. Fox. O al menos esa parece la premisa. Pero esto se olvida y se asume como algo más. No se trata de forma especial al protagonista porque esté así, sino que se hace desde una óptica que no es otra que su pasado como estrella televisiva. Tampoco se ridiculiza esta terrible enfermedad, pero sí se hacen chanzas sobre ella. Los guionistas se pasan los ‘límites del humor’ por donde todos estáis pensando y prefieren ser valientes. Aunque sea con uno de tipo blanco, dejando de lado el ‘negro’ y cruel aunque fuese más gracioso.

Hay que darle todas las oportunidades del mundo a The Michael J. Fox Show. Por su armonía y su arrojo. Y más cuando estamos tan necesitados de comedias que cumplan con su deber: hacer reír y generar buenos ratos. Un rasgo que no abunda.

Nueva temporada

Septiembre es el inicio de todo. Estudios, el trabajo normal del día a día, y por supuesto, la génesis de la temporada 2013/2014 de series de televisión. Un ejercicio seriéfilo en el que no volveremos a ver jamás a Dexter Morgan (Dexter, muy pronto) y a Walter White (Breaking Bad, el 29 de septiembre). Es decir, este verano está marcado por despedidas muy destacadas, como son las de dos de las mejores series de estos últimos años. Aunque una haya envejecido mejor que la otra, que ha pasado la etapa del deceso hasta llegar a ser un zombi. También se ha marchado Luther. Para siempre (aunque se habla de posible película). Aquí tendrá la despedida que se merece, a pesar de que la marcha de Idris Elba para dedicarse de lleno al cine fuese inexorable.

Luther2Antes de pasar a lo que vendrá a partir de este mes me gustaría hacer un recorrido por lo que hemos podido ver durante julio y agosto, además de por lo que yo he mismo he rescatado para ponerme al día. Está claro que la estrella ha sido Orange is the New Black, por su frescura en forma de gran guión y su humor negro. Todo el que la ha visto está deseando que llegue la próxima temporada y se ha alegrado las vacaciones gracias a estas reclusas histriónicas e hilarantes.

El otro soplo de aire fresco, dentro de lo escaso que nos han ofrecido las cadenas, ha sido Ray Donovan. El ‘nuevo chico malo’ de Showtime no ha alcanzado unas cotas de calidad espectaculares, pero es fácil augurarle un futuro de éxitos y capítulos inolvidables. Seguirá solucionando todo lo que le encarguen durante algunos años más. Seguro.

Y de lo que ya conocíamos, al menos para mí, lo único que ha pasado del aprobado es la sexta temporada de True Blood. Quizá algunos penséis que estoy loco, pero me lo he pasado como un niño gracias a los vampiros de Bon Temps. Y quiero ver el primero de la séptima YA. Los que hayáis visto la finale de esta entrega sabréis a qué me refiero.

Verano de capítulos

Como decía antes, he aprovechado este tiempo para ponerme al día con unas cuantas ficciones que tenía pendientes. Todas tendrán su reseña en las próximas fechas. Una de estas ha sido Arrow, emitida por Antena 3 este verano. El justiciero ricachón y su particular concepto de la justicia forman un cóctel de entretenimiento muy recomendable. 65646_568776363143230_552143621_n

También he caído en las manos de seda de Gillian Anderson en The Fall. ¿O acaso existe un ser más maravilloso en la Tierra que la actriz británica? Yo creo que no. Y eso a pesar de que está en un rol que ya conocemos: el de detective, como en Expediente X. Aquí Anderson debe perseguir a un asesino al que todos conocemos desde el capítulo uno, así como a su familia y a sus víctimas. Todo en un ambiente tétrico y pausado, además de interesante.

Siguiendo con lo británico, lo más original y estrambótico que he disfrutado ha sido Utopia. El cómic con secretos que harían temblar al mundo y los frikis que acaban siendo sus guardianes por error frente a una organización de asesinos van camino de convertirse en serie de culto. Otra imprescindible sin duda alguna.

BansheePero lo mejor que he podido hacer ha sido recuperar Banshee. En resumen: un ladrón que sale de la cárcel y que está sentenciado a muerte por un gangster al que robó que por una serie de catastróficas desdichas acaba siendo sheriff de un pequeño pueblo estadounidense. Todo aderezado con acción, violencia y sexo a raudales.

Aunque esta última es la cara del tiempo que he empleado en ver capítulos, también hay una cruz: el adiós de Skins. Los seis capítulos con los que ha finalizado la mejor serie de adolescentes de la historia no han estado a la altura de su pasado. Una auténtica pena, dado el potencial de Bryan Elsley y Jamie Brittain. Pero de donde no se puede sacar…

Las nuevas seriesAgents

Dejando el pasado de lado, la pregunta con respecto al futuro es clara: ¿Qué vamos a ver próximamente? Jamás recomendaré series que no haya visto previamente, por lo que solo puedo ceñirme a relataros algunas de las ficciones que mejor campaña publicitaria, oficial o no, están teniendo. Así, podríamos hablar de Masters of Sex, Agents of Shield (spin-off de Los Vengadores), Dracula (con Jonathan Rhys Meyers), Believe (Alfonso Cuarón y JJ Abrams), Sleepy Hollow (adaptación futurista de la peli que ya lo fue de un libro), The Michael J. Fox Show, Penny Dreadful (Juan Antonio Bayona mediante), The Black List, The Tomorrow People (el nuevo Arrow)… Y aún faltan las británicas además de muchas otras estadounidenses. Y ya lo digo: esta selección que he hecho no tiene intención alguna. Solo son los nombres de los que más se habla.

BehindTampoco hay que olvidar a las series españolas. A las que parecen interesantes de antemano, como Galerías Velvet, se suman otras que dan escalofríos solo de verlas anunciadas. Sí, me refiero a Vivo cantando. Pero habrá que verla para poder opinar, aun con suspicacias.

No hay que olvidar que el comienzo de temporada es sinónimo de Emmy. Y los de este año van a estar muy interesantes. Hasta que llegue el 15 de septiembre y la gala correspondiente, os presentaré a los candidatos de cada una de las categorías más destacadas. Por supuesto, podéis decir quiénes son vuestros favoritos, tanto en los comentarios como en las encuestas / listas que pondré a vuestra disposición próximamente. ¿Confirmará Homeland su hegemonía? ¿Habrá premio de despedida para Bryan Cranston? ¿Podrá alguien con Claire Danes? ¿Behind the Candeblabra tiene rival en las miniseries? ¿Y Modern Family en las comedias? Todo eso lo sabremos en pocos días. Aún así, hagamos nuestras cábalas.

Como siempre, estoy a vuestra disposición en el email. Bienvenidos de nuevo.