BLOGS
Solo un capítulo más Solo un capítulo más

Siempre busco la manera de acabar una serie cuanto antes... para ponerme a ver otra.

Archivo de la categoría ‘Resurrection’

Resurrection, uno de los pufos de Estados Unidos que llega a Telecinco

A los que escribimos de series nos soléis decir siempre que comparamos la ficción de Estados Unidos o Reino Unido con la española. Creo que no es así: la inversión y el presupuesto con el que cuentan los anglosajones está fuera de toda duda. Lo que sí podríamos es señalar lo evidente, como el nivel de los actores. Y aunque en las producciones estadounidenses y británicas hay muchos más intérpretes por el simple hecho de que hay más trabajo, hay que recordar que un actor es bueno o malo independientemente de cuentas de resultados. Que trabaje más o menos le afecta, claro está. Pero resulta ofensivo que en algunas producciones españolas los malos sean mayoría, cuando en los países mencionados ocurre lo contrario.R1

Que las series que llegan de las islas y del otro lado del charco gustan más es obvio; no hay que olvidar que se lanzan cada año un número seis o siete veces superior al que sale de España. Y sí, también tienen sus despropósitos por capítulos, especialmente los americanos. El problema llega cuando una cadena española hace una gran apuesta por lo peorcito que se emite en Estados Unidos. Es el caso de Resurrection.

r2Telecinco estrenó ayer la serie original de ABC, que está basada en el libro Vuelven, de Jason Mott (Planeta), casi coincidiendo con su renovación para una segunda temporada en la parrilla estadounidense. Y con todo lo que hay que elegir, la cadena de Mediaset podría haber optado por otra y no por ésta. Y es que Resurrection es muy mala. Con todas las letras.

La historia de muertos que vuelven a la vida tras décadas de ausencia, y que regresan con el mismo aspecto con el que se fueron, no me acaba de convencer. De hecho, me aburre bastante y me parece bastante pobre. Lo mismo me pasó con el libro, el cual no pude acabar de lo soporífero que era.r4

Todo parte de la milagrosa resurrección de Jacob, un niño que murió ahogado 32 años atrás y que un día reaparece en un país asiático sin que nadie sepa cómo y por qué. El misterio de los regresados, como se les llama en el libro, es la premisa principal de una trama que no busca ofrecer esa respuesta, sino contar cómo afrontan los muertos-vivos todo lo que dejaron atrás. Vamos, que lo más interesante, la razón de ser de la serie, queda relegada a un segundo plano.

r3Los actores, entre los que destaca Omar Epps (House) están correctos y resultan creíbles. Pero no subyugan, ni son más atractivos que otros que hayamos visto en productos similares. Tampoco es digerible la forma de contar lo que ocurre en ese pueblecito llamado Arcadia. Es algo soporífera, y tiene un defecto que es inaceptable: puedes apartar la vista, poner la atención en otra cosa, y no te habrás perdido nada. Eso es Resurrection

Con libros malos se pueden hacer grandes series, gracias a la voluntad de los encargados de adaptarla y a los aciertos al escoger lo que más le interesa para llevarlo al lenguaje televisivo. Aquí han escogido lo peor y han añadido cosas que no estaban en el libro que suelen funcionar en televisión, como crímenes sin resolver, pero que no quedan ligadas al resto. Y es que cuando algo está mal planteado desde el principio, por mucha cocina que le metas no va a tener remedio.