BLOGS
Solo un capítulo más Solo un capítulo más

Siempre busco la manera de acabar una serie cuanto antes... para ponerme a ver otra.

Archivo de la categoría ‘Plataformas VOD’

¿Sirve de algo bloquear portales como The Pirate Bay?

La criminalización del término descarga ha ido a la par que el crecimiento de Internet. Entidades de derechos de autor, lobbies y ciertas empresas se han empeñado en denostar un término que puede no tener nada que ver con la ilegalidad (aunque puede relacionarse con prácticas fraudulentas). Por suerte, con Internet ha crecido la información y nuestra formación. Ahora no es muy difícil descubrir que no te tienes que sentir mal por descargar, que los jueces han rechazado en varias ocasiones que sea ilegal hacerlo y que incluso pueden ser la única manera de acceder a contenidos totalmente legales.Mozart_107_day_02_7315.NEF

Sin darnos cuenta, y cuando empezaron a morir los primeros programas que nos permitían descargar música como churros, llegaron a nuestra vida los torrents. El que los ha probado ya no ha dejado de usarlos, por todo lo que puedes encontrar gracias a ellos y la comodidad que ofrecen al descargar. Un torrent deriva del protocolo BitTorrent, y para conseguir el contenido que deseas primero tendrás que disponer de un programa P2P para torrents. Después, deberás descargar en las webs que almacenen torrents el que corresponda con el archivo que quieres. Una vez lo tengas en tu dispositivo, solo tienes que pinchar en el mismo y aceptar la descarga a través de uTorrent o lo que uses.

The AffairEsta podría ser la explicación más aproximada, que no la mejor, sobre qué es un torrent. Uno de los portales líder en torrents es The Pirate Bay, que tiene dominios en todo el mundo y es utilizado por la mayoría de usuarios del P2P. Hace unas semanas, un juez ordenó su bloqueo en España tras una resolución de la Sección Segunda de la Comisión de Propiedad Intelectual del Ministerio de Cultura, también conocida como Comisión Sinde. Una decisión de la justicia muy celebrada por grupos como el de los productores, Promusicae.

Pero, ¿sirve de algo esto? ¿Se va a estimular con el bloqueo de estos portales que se consuman contenidos previo pago y de forma legal? ¿O es inútil en la actualidad intentar cerrarlos, cuando van a surgir al minutos otros que reemplazarán al cerrado? He preguntado a varios periodistas especializados en tecnología y a un directivo de una plataforma de VOD (Video On Demand, servicio que ofrecen plataformas como Yomvi, Wuaki o el gigante Netflix) sobre este asunto. Las preguntas a las que me han respondido son más, de las que extraigo lo más destacado. Os dejo sus entrevistas enlazadas junto a su presentación.6

Uno de los que lo ha seguido más de cerca es Alfredo Pascual, jefe de Teknautas en El Confidencial. Su sección reaccionó al bloqueo de The Pirate Bay publicando un recopilatorio sobre otras alternativas a esta página de torrents. Esto provocó que productoras, responsables de las mismas e incluso actores se lanzasen a descalificar al medio y a amenazar de forma intolerable con denuncias o retiradas de publicidad. La entrevista que me respondió por mail es más extensa, por lo que aquí la tenéis. En ella responde sobre esas presiones de algunos sectores. Él ya ha avisado de que, de producirse otro bloqueo de una web de este tipo, realizaría otro recopilatorio. Lo justifica así:

Considero que bloquear webs no es el camino, y menos a través de la Sección Segunda, que son como los Hombres de Harrelson; patada en la puerta y redada. Tampoco podemos olvidar que la ley Sinde surge ante la incapacidad del lobby del entretenimiento de obtener sentencias acordes a sus intereses. Están criticando que la sociedad utilice atajos y son ellos los primeros en recurrir a ellos. Lanzar nuevos recopilatorios es una forma de demostrar que no importa cuántos bloqueos consigan, porque siempre habrá oferta de este tipo.

18Sobre si es efectivo bloquear The Pirate Bay, insiste:

Estoy en contra de la piratería, pero más aún de las soluciones de cuñao del lobby. Los bloqueos sirven para que otros vean el nicho y se tiren a crear webs de este tipo. Por otra parte, hoy son las webs de descargas, pero nadie te asegura de que, con la ley en la mano, tu blog políticamente molesto no pueda ser cerrado porque, chico, has colgado una foto que no es tuya. Es sólo un hipótesis que podría convertirse en realidad, aunque no creo que el objeto de la Comisión Sinde sea este.

Marta Peirano, jefa de Cultura de eldiario.es, menciona en sus respuestas casos como el de Pablo Soto. Sobre The Pirate Bay, critica que se haya llegado al punto de impedir el acceso al portal:

Me parece increíble y lamentable que España ponga sus dispositivos policiales al servicio de un negocio particular. Y me parece igual de lamentable que un juez español interponga los intereses de la asociación de Productores de Música o las telecomunicaciones a la de los usuarios y ciudadanos. Pero los jueces no crean las leyes sino que las interpretan y, en este caso, estamos viviendo las primeras consecuencias de la reforma de la Ley de Propiedad Intelectual a la que llamamos, cariñosamente, la Ley Sinde, un código legal diseñado por la industria del entretenimiento para proteger el negocio de la industria del entretenimiento.9

Esta postura es similar a la de Carlos Otto, periodista especializado en tecnología (aquí está su entrevista completa). Él no cree que “sirva de nada”:

Si algo nos ha demostrado la historia reciente es que cuando prohíbes un método de descarga, sale otro. Cuando se intentó prohibir el P2P, surgieron las webs de enlaces (que te daban el contenido totalmente ordenado); ahora que se va a por las webs, resurge el P2P… Al final, la forma de compartir contenido se va sofisticando. En cuanto prohibes un método, surge otro.

16También he podido contar con la opinión de Pablo Romero, director de Contenidos de Yomvi, la plataforma VOD de Canal +. Lo que responde es mucho más interesante en su totalidad. Esto opina alguien del sector sobre The Pirate Bay:

Mi opinión es fundamentalmente historicista. Representó un modelo de distribución de contenidos en la era de Internet, un modelo que chocaba con la industria audiovisual que seguía en el siglo anterior. Cuando ésta se actualizó dejó de tener sentido “estructural” y de ahí su cierre, entre otras muchas cuestiones. The Pirate Bay ha servido para acelerar un modelo de madurez de una industria reacia a introducir cambios… Hoy son conquistas:  estrenos simultáneos de series a Estados Unidos, disponibilidad de Temporadas Completas, incluso precios “internet”, es decir, por debajo de 10€.

En un mundo ideal para el sector y los lobbies audiovisuales, BitTorrent moriría y las descargas de contenidos sujetos a derechos desaparecerían o serían prohibidas. Esto provocaría que no nos quedase más remedio que lanzarnos a las alternativas legales. ¿Podríamos hacerlo? ¿Existen? ¿Es Netflix la respuesta?19

Carlos Otto pide prudencia sobre el valor que damos al portal VOD más exitoso:

¿En serio creemos que cuando llegue Netflix tendremos al instante el último capítulo de esa serie americana que tanto nos gusta? Yo lo dudo bastante. Habrá que ver qué catalogo trae. En cuanto a alternativas, están las típicas: Wuaki, Filmin, Yomvi, Movistar Series… Un día eché un ojo a Wuaki pensando muy seriamente suscribirme, y entré buscando las dos únicas series que veía por aquel entonces: Modern Family y The Big Bang Theory. Sin embargo, Modern Family no la tenían, y de The Big Bang Theory sólo tenían dos temporadas (ahora tienen cinco, pero la serie va por la octava o la novena). Resultado: opté por la descarga en webs de enlaces. ¿Tiene Wuaki la culpa de esto? Pues, sinceramente, no lo sé. Sólo ellos sabrán cuánto dinero les cuesta traer cada serie y si les compensa.

Happy ValleySobre el triunfo y buena fama de Netflix, Peirano tiene claro que responde a su estrategia de reinversión:

Netflix es una plataforma que ofrece un abanico de productos por un precio fijo al mes. Es lo mismo que ha ofrecido durante años la tele por cable; pero funciona porque su menú tiene calidad y su precio es apropiado. Cualquiera que haga lo mismo notará los mismos resultados. Netflix está reinvirtiendo parte de sus ganancias en producir series de gran calidad. Esto les garantiza un lugar en el mercado, incluso si las productoras con las que ahora negocian deciden marcharse a otra plataforma o crear la suya propia.

Alfredo Pascual es de los que cree que la llegada de Netflix cambiará todo. Lo explica así:2

Yo soy cliente de Netflix EEUU y me gusta mucho, porque está casi todo por menos de 20 dólares. Valoro positivamente el esfuerzo de empresas como Wuaki o Filmin por llenar el vacío, pero también creo que cuando llegue Netflix -si le permiten jugar con las mismas cartas que sus competidores- cambiará para siempre el panorama audiovisual. Quizá sea en ese momento cuando reparemos en que la oferta que teníamos antes (por ahora) es bastante pobre.

¿Y Yomvi? ¿Puede ser esa alternativa previa a Netflix, e incluso su competidor a pesar de ser española? Responde Pablo Romero:

Jane the VirginYOMVI es una gran plataforma de VOD hoy en día. De hecho, suma más de 12.000 títulos en su oferta mensual en su perímetro más amplio. Sin embargo, el término grandeza no debe de medirse en el volumen sino en la calidad de las propuestas. (…) Que esté radicada en España hoy por hoy es una virtud ya que es un mercado que está en el ámbito europeo de derechos y por lo tanto llega el 100% de los contenidos más atractivos de los grandes mercados, y sin embargo, todavía no están todos los grandes jugadores de la liga del VOD; esto nos da la posibilidad de posicionarnos al nacimiento de esta industria con una extraña calma.

Hay un punto más de interés sobre esta cuestión. Mientras exista el torrent y la posibilidad de descargar una serie de manera gratuita sin que tengamos consecuencias, ¿por qué deberíamos pasarnos a lo legal? ¿Cómo han de convencernos?HOUSE OF CARDS

Marta Peirano es directa. Se puede lograr “bajando el precio y subiendo la calidad”. Para Alfredo Pascual, la oferta es determinante:

Si los torrents lo ofrecen al día siguiente, las plataformas tendrán que estar a la altura. Movistar Series, por ejemplo, está reaccionando muy bien con Better Call Saul, mientras que hace nada las series nos llegaban con meses de retraso. En este aspecto, las webs de descargas les han obligado a ponerse las pilas. Las plataformas actuales no están mal de precio, es más un problema de catálogos en mi opinión.

3Carlos Otto sostiene que a un chaval de 15 años que tiene algo gratis a tres clics “nunca le vas a convencer”. A la vez, cree que sí puede persuadir al consumidor con la calidad.

A medida que aumenta la edad y el poder adquisitivo, la cosa puede ser menos complicada. Imagino que la mejor forma es ofrecer un contenido amplio, un precio asumible, una rapidez en la ejecución… Vaya, que al usuario le compense mucho menos pagar que estar buscando las descargas. Hace poco busqué una película. En Youtube estaba gratis, evidentemente, pero la calidad era pésima, y en Atresplayer costaba un euro, pero el formato era HD. Pues chico, yo ese día preferí pagar un euro. Al final se trata de eso, de conseguir que a tu usuario le resulte más cómodo y rápido pagar que no hacerlo.

Desde Yomvi, Pablo Romero abunda en esa inmediatez antes mencionada:3

Convences con un servicio mejor que los torrent. De hecho, Canal+ lo acaba de conseguir con Juego de Tronos. Primero lo ves en YOMVI, simultáneamente a su estreno en HBO de Estados Unidos. Al día siguiente lo podrás ver en los torrent. Es decir, los torrent son un servicio peor que YOMVI. Existe proporcionalidad entre coste y calidad de servicio. Tenemos que hacerlo mejor si queremos ganar esta batalla.

youre-the-worst23Mi postura sobre este asunto y el de las descargas es claro: prohibir o bloquear no soluciona nada en la actualidad. El que quiera descargarse algo gratis lo va a encontrar sin mucho esfuerzo. Internet es muy grande, que diría un cuñao. Y ponerle trabas al que está empeñado en no pagar  solo va a aumentar sus ganas de no hacerlo. Sería mejor convencerle de que le ofrece algo mejor, ¿no?

A mí me sale mejor gastar en Spotify 10 euros al mes para tener todo un catálogo disponible de canciones que ponerme a buscar discos o temas de uno en uno para bajarlas gratuitamente. También pagaría por un buen servicio de series y películas que tuviese todo lo que me interesa al instante y a un precio razonable antes que pararme a buscar el episodio, saltar toda la publicidad y lograr meter el captcha para bajarlo. Pero considero que ahora mismo esto no existe. 2

Recordaros que podéis leer las entrevistas completas a Alfredo Pascual, Marta Peirano, Carlos Otto y Pablo Romero. Me habría gustado contar con otras voces, sobre todo de plataformas VOD, pero han rechazado participar en este post. También os recuerdo el debate de hace unos meses sobre descargas, que surgió a raíz de una campaña de Antena 3 en defensa de los derechos de autor.  Ahora solo queda saber vuestra opinión sobre estos temas en los comentarios.

La casualidad ha querido que, mientras escribía el post, me enterase de que el lunes se cumplían 15 años de la demanda de Metallica contra Napster