BLOGS
Solo un capítulo más Solo un capítulo más

Siempre busco la manera de acabar una serie cuanto antes... para ponerme a ver otra.

Archivo de la categoría ‘Glee’

¿Por qué me gusta Glee?

Durante el mes de agosto voy a estar de vacaciones, tras un intenso año de trabajo. Pero eso no quiere decir que el blog descanse. Para aunar mis días de asueto y que ésto continúe funcionando, he pedido a varios amigos y amigas que os cuenten cuáles son sus series preferidas y por qué. Así, de paso, le damos otro aire a lo que se suele leer aquí. Que lo disfrutéis.

Un post de Madre Reciente

A Jaime le encanta Glee, fenómeno de masas en EE UU y casi desconocida y 1maltratada en España. Para los que no leáis mi blog y no sepáis quién es Jaime, os diré que tiene siete años, autismo, un repertorio de muy pocas palabras y muy pocas cosas que le entusiasmen de verdad. En la televisión la mayoría de dibujos o películas apenas tienen atractivo. En cambio, con Glee y sus canciones más marchosas ríe, toca a los actores en la pantalla mientras desarrollan sus coreografías y, si lo está viendo en el iPad, intenta poner más canciones. De hecho, cuando se pone más nervioso, Glee en el móvil es una medicina milagrosa que le relaja y le hace sonreír.

3A mi santo le encanta Glee. No es un tipo que vea demasiadas series, se desengancha con mucha facilidad. Sus favoritas son Los Soprano y Hermanos de sangre. En realidad prefiere ver deportes en la tele, pero no tanto el fútbol como otros: es uno de los pocos seguidores de la NFL en España. Le gané para Glee cuando en uno de los primeros episodios de la primera temporada le mostré cómo los machotes integrantes del perdedor equipo de fútbol americano de instituto perpetraban un plan arma secreta para vencer al contrincante con la coreografía de Single Lad4ies de Beyoncé, haciendo caso del chico gay del instituto.

A mí me gusta esta serie de Fox porque disfruto viendo cantar y bailar, los homenajes a los musicales de Broadway y las versiones de canciones que hacen y que superan los originales (ojo a los vídeos del final). Me gusta la ‘guapifea’ de prodigiosa voz que aspira a ser la nueva Streisand, Rachel Berry, los cameos de estrellas del cine y de la música, la dos ‘buenimalvadas’: la entrenadora Sue Sylvester y la animadora Santana López. Me gusta que no hagan durar el instituto eternamente, su absurdo, sus disparates, la manera que tiene de reírse de sí misma y de todo, su defensa nada paternalista del diferente.

2Me gusta sobre todo porque Glee es eso que su nombre indica: es regocijo. El mismo tipo de alegría que sentíamos de niños al saltar en los charcos o lanzarnos cuesta abajo en bicicleta a toda velocidad. E igual que con Glee, para disfrutar saltando en charcos o lanzándose cuesta abajo en bicicleta, hay que perder el miedo a mancharse o a que se te salga la cadena y te pegues un castañazo.

La serie lleva de momento cinco temporadas, y en 2015 llegará la sexta. En ese tiempo han lanzado más de veinte discos, sin olvidar libros y videojuegos. Cuentan con un reparto desigual que tiende al infinito, en el que parece que se entra pero difícilmente se sale, salpicado por una muerte trágica, además de algún salto a la pantalla grande y mucho sentido del humor.

Glee no es Breaking Bad, ni True Detective, ni The Good Wife. Y maldita la gana que tiene de serlo. Glee es un granizado de limón, no es un gin-tonic de diseño. Y hay días en los que hace tanto calor que un granizado es precisamente lo que necesitas.


Madre Reciente es la autora de un blog del mismo nombre en 20minutos, donde cuenta su experiencia diaria con sus dos hijos

Un actor que cantaba muy bien: Cory Monteith de Glee

Siempre es más chocante la muerte de una persona joven. Aunque ya conozcamos los entresijos del mundillo del cine o la televisión y los vicios enfermizos que suelen acompañarlo. Que alguien conocido por su trabajo en una serie fallezca no va a dejar de sorprenderte sea cual sea la razón del deceso. Conteith2

Aún no se sabe cómo ha muerto Cory Monteith con tan solo 31 años. Las primeras especulaciones van a lo fácil. Es de sobra conocido que este chico tenía problemas con las drogas. Pero no hay nada confirmado. Por ello, no le voy a dar bola a ni uno de los rumores que ya circulan.

Prefiero centrarme en que Monteith era un actor muy correcto que cantaba muy bien. Que hacía un muy buen papel en una serie tan particular como Glee. Y que era la envidia de muchos por tener la suerte de ser el novio de Lea Michele, su compañera en la ficción de Fox.

Conteith3

El giro que ha de dar Glee desde ahora ante la muerte de uno de sus protagonistas es completamente secundario. Lo único que importa es que ha muerto un chico jovencísimo cuyo trabajo era entretener a la gente. Esa es la razón por la que considero que no merece otro post que no sea uno en el que se le recuerde haciendo lo que mejor sabía hacer.

Y sinceramente, no me salen más palabras para contar que ha fallecido alguien que solo me saca unos años. Escuchémosle, pues.

En este Don’t Stop Believing, que recuerda a James Gandolfini, Monteith y Lea Michele hicieron una versión muy aceptable

Con todo el elenco de Glee, Monteith puso música a la intro de los Emmy 2010

Se atrevió con Can’t fight this feeling

Y para finalizar, de nuevo con Michele, We’ve got tonight