BLOGS
Solo un capítulo más Solo un capítulo más

Siempre busco la manera de acabar una serie cuanto antes... para ponerme a ver otra.

Archivo de la categoría ‘Cinemax’

Las 20 mejores series de 2014 (20 al 11)

Tras la lista de los mejores estrenos del año, es el momento de repasar todo lo que este 2014 nos ha traído, tanto en estrenos como en las que ya estaban consolidadas. Antes de nada, os cuento mis planes: publicaré listas de actores y actrices del año, otro ranking de las peores ficciones en estos 12 meses, un post con las preferencias de algunos compañeros que escriben de esto y, por último, la comparativa entre los votos que habéis dejado en estas listas (votad, por favor) y lo que mis colegas y yo hemos escogido.

A lo que iba: elegir lo mejor de este año ha sido muy difícil. Aunque pueda parecer lo contrario, 2014 ha sido un año cargado de calidad. No recuerdo haber tenido en 2013 los mismos problema para hacer la selección. Y como hay tantas que merecen un reconocimiento, he decidido aprovechar la percha del nombre del medio para hacer un Top 20. Así destaco a muchas más y me libro de la mitad de palos que me van a caer.

Comenzaré por los puestos 20 al 11. Esto os puede dar una idea de lo que vendrá en los 10 primeros escalones. Soy consciente de que os parecerá que algunas están demasiado abajo. No puedo hacer nada contra ello. Me han gustado más otras, y ya está. Y aviso: no está The Good Wife porque no la he visto aún. 2015 será el año en que por fin cumpla. A lo que iba: del 20 al 11, comienza el ranking de mejores series del año:

20. Sherlock (BBC, Neox)Sherlock

Su tercera temporada me ha parecido la más floja de todas, a pesar de que tenía el interés de un personaje que demostraba ser un farsante. Pero sus múltiples misterios, los cliffganger y lo bien hecha que está hacen inevitable que esté entre las mejores del año. De Benedict Cumberbatch y Martin Freeman no hace falta que diga nada: hay que agradecerles que decidiesen dedicarse a la actuación.

1919. The Knick (Cinemax, Canal +)

Todo el mal rollo que me da por las carnicerías disfrazadas de operaciones que ejecuta el cirujano cocainómano y racista que interpreta Clive Owen está compensando por su brillante guión y el entretenimiento que ofrece.

 

18. Silicon Valley (HBO, Canal +)18

La ficción sobre el sitio más famoso para hacerse rico gracias a una idea es un gran ejemplo del posthumorismo, ese que te deja descolocado por lo que ocurre. Aunque tiene momentos que realmente hacen gracia. Sobre todo por lo torpes que son unos supuestos genios informáticos.

1717. Inside No. 9 (BBC Two)

¿Alguna vez os han contado la historia de la lata que almacena cierto pez? ¿O la del vagabundo? Pues en esta miniserie repleta de humor negro y vuelcos al guión os las cuentan a su manera Steve Pemberton y Reece Shearsmith. Cinco capítulos que te puedes ver en un solo día durante los días de Navidad.

16. Arrow (The CW, Antena 3)Arrow

El que diga que es mala o frívola no la ha visto. En la primera temporada ya dio signos de que podría ser una ficción potente, dejando atrás la etiqueta de palomitera o destinada para adolescentes. En segundo año demostró que era un drama cargado de acción. Las peleas y las situaciones de superhéroes son una parte más de una trama mucho más compleja, donde la traición y las cuentas pendientes centran los momentos de tensión.

1615. The honourable woman (BBC 2, Canal +)

El conflicto palestino-israelí, intereses empresariales, intentos de conseguir la paz, conexión Londres-Gaza-Tel Aviv y Maggie Gyllenhaal como protagonista. ¿Qué podía salir mal? Absolutamente nada. Un thriller que llevábamos años esperando.

 

14. Gomorra (Sky Italia, laSexta)14

La disección de la Camorra italiana por capítulos y basada en el libro que le costó pasar toda la vida escondido a Roberto Saviano es una de las grandes ficciones lanzadas en Europa. Da que pensar que en Italia se puedan hacer estas cosas tan buenas, mientras en España seguimos en el ‘dramedia’ de la señora de Cuenca. Por cierto, ¿soy el único que se ha vuelto adicto a su banda sonora?

Juego de Tronos13. Juego de Tronos (HBO, Canal +)

Siempre nos solemos quejar de que no la reconocen con los premios que merecen, salvo en el caso de Peter Dinklage. Que esté en este lugar es porque otras me han gustado más, pero eso no quiere decir que sea peor. Su cuarta temporada tiene momentos espeluznantes y que te marcan, como lo que le ocurrió a Oberyn o el discurso de Tyrion al ser juzgado. ¿Cuál es su problema? Creo que el que muchos sepamos qué va a pasar gracias a los libros. Aunque en muchos momentos se toman licencias, sobre la esencia y los giros importantes estamos sobre aviso. Quizá por eso choca menos a una gran parte, y por lo mismo flipan tanto los que ni han hojeado lo que ha escrito George R.R. Martin. Aún así, es la más vista del mundo y de las más adictivas. Y aunque sea pequeño, un reconocimiento merece.

12. You’re The Worst (FX)YOU'RE THE WORST

Como he dicho otras veces, es la que más he recomendado este año. Desde que la descubrí no pude parar. Me ha hecho más que ninguna, y ha revolucionado el concepto de comedia romántica que tenía hasta ahora. Porque las relaciones complicadas no son nada sin humor negro. Y Jimmy y Gretchen de eso tienen de sobra.

HOUSE OF CARDS11. House of Cards (Netflix, Canal +)

Desde el primer minuto del comienzo de su segunda temporada hasta los épicos últimos segundos del final de la misma (esos golpes en la mesa), House of Cards demostró que puede estar en el club de las mejores de la historia. El poder ante la pantalla de Kevin Spacey y la ruptura de la cuarta pared para meternos más en la historia son los dos rasgos que más la potencian. Que no entre en mi top 10 es mala suerte. Hay otras que este año se han acabado para siempre, y el componente sentimental tira mucho. Pero que nadie deje de ver esta maravilla, por favor. Aunque los que denuestan la política la utilicen para cargarse de argumentos.

 

Mañana, la lista de las que considero las 10 mejores series del año.

Las 10 mejores series estrenadas en 2014

Ya avisé hace unos días de que esta semana comenzaría a lanzar mis rankings personales. Las listas de lo que considero lo mejor del año, que solo me representan a mí y a este blog, nunca a 20minutos o a sus lectores. Vosotros, mis compañeros del medio y los amigos de otros blogs podéis tener otras preferencias, que son tan libres como las mías. Así que, para que nadie se confunda y empiecen los comentarios de “no tienes ni idea” o “por qué no está esta”, repito: las listas de los próximos días están basadas en mi experiencia y mi opinión. La de nadie más.

El primer top 10 es el de las series que se han estrenado en este 2014. Elegirlas no ha sido fácil, ya os aviso. Hasta el último día he estado viendo a las candidatas a ocupar alguno de los puestos, y una escena o un capítulo concreto ha sido determinante a la hora de seleccionarlas. Como hice el año pasado, tanto las miniseries autoconclusivas como las que han dejado su trama abierta para una segunda temporada tienen su sitio aquí. Podría hacer otra solo de miniseries, pero soy honesto: no tengo tiempo ni he visto tantas como me gustaría. Espero que lo comprendáis. Ah, y recordad que podéis votar vuestras preferidas para una gran comparativa.

Emoción, intriga, dolor de barriga. Son las siguientes, del 10 al 1 (a lo Tony Aguilar):

10. Jane the Virgin (The CW, Canal +)Jane the Virgin

Quizá sea la serie más agradable de todo el año y la mayor sorpresa del otoño. No recuerdo una ficción que me diese tan buen rollo desde el principio hasta que la vi. La historia de una chica que lleva su virginidad al extremo por respeto a su abuela y que acaba quedándose embarazada por un error médico ha logrado hasta colarse en las nominaciones a los Globos de Oro, como su protagonista, Gina Rodríguez. Las situaciones disparatadas que vive la propia Jane, las conversaciones con su abuela y su madre, su peculiar padre que reaparece en su vida tras no haberla criado o los choques con el padre del bebé que espera y con la novia de éste conforman unos episodios divertidos e interesantes. No está más arriba porque el género es nuevo para mí, pero en próximos años subirá.

9. The Knick (Cinemax, Canal +)The Knick

Odio el gore. No puedo soportarlo. Me da ganas de vomitar, literalmente. Por eso tenía mis reticencias con The Knick y tardé mucho en decidirme a verla. Hasta pregunté a algunos amigos si creían que podría aguantarla. Pero al final me decidí porque era mi obligación hacerlo. Y solo necesité dos capítulos para darme cuenta de que mostrar las operaciones-carnicería del doctor cocainómano intepretado por un colosal Clive Owen son muy necesarias para entender la serie. El racismo, la evolución, la investigación y, sobre todo, la corrupción, vertebran esta ficción de Steven Soderbergh. Porque de esto va: de la vida de un cirujano drogadicto y clasista que quiere ser el mejor. Se merecería un hueco solo por su primer episodio. Aunque es recomendable no verla mientras comes.

8. Silicon Valley (HBO, Canal +)

Ser un apestado durante tu infancia y luego descubrir que eres un genio cuando de verdad tienes que empezar a buscarte la vida es la experiencia de muchos de los millonarios de internet. Esta comedia de la HBO les homenajea y demuestra que el mundo de la start-up, la cuna de la tecnología y el emprendimiento, está repleto de hipocresía. Que nos presenten a los protagonistas como tipos muy seguros de sí mismos en el trabajo es lo normal. También que sean un desastre a la hora de sus relaciones sociales. El tópico es tan evidente que sería raro que no apareciese en Silicon Valley. Pero está bien hecha, los actores son buenos y los guiones son muy divertidos. Puede servir para desconectar. Y desde luego es uno de los 10 mejores estrenos del año.

7. Inside No. 9 (BBC Two)Inside No. 9

Si algo saben hacer bien los británicos son las miniseries. Y si éstas están basadas en historias populares puedes estar seguro de que vas a ver algo grande. Aunque por lo que más destacan en las islas es por su humor negro. Este es el resumen de Inside No. 9 , el nombre que recibe el conjunto de episodios encabezados por Steve Pemberton y Reece Shearsmith, dos actores colosales que también están detrás de las ideas de cada capítulo. ¿De qué va? De leyendas urbanas, historias para no dormir o cuentos adaptados a la actualidad. Contadas de una manera excelente y con actuaciones impresionantes. No digo de qué va cada episodio porque perdería gracia. Solo que en un minuto puede cambiar todo.

The Honourable Woman6.  The Honourable Woman (BBC Two, Canal +)

Cuando se estrenó se dijo que era la mejor serie del año. O, al menos, la mejor miniserie. En esto influyó que se estrenó justo cuando su temática estaba de actualidad. El conflicto palestino-israelí es terrible, sobre todo para los primeros, y The Honorauble Woman nos muestra la visión que tiene cada una de las partes de lo que ocurre en Oriente Medio. Sus ocho capítulos son excelentes. Es un thriller brutal, que te hace plantearte tus ideas. Te hace pensar, en definitiva, algo que solo logran las buenas series. Pero a mí me han gustado más otras. Por eso ocupa este puesto. Su argumento: a la protagonista, Nessa, interpretada por una soberbia Maggie Gyllenhaal, le toca sufrir por lo que han hecho otros en el presente y el pasado para exterminar a su enemigo. Ella forma parte de un bando, el israelí, pero quiere estrechar lazos con el otro, el palestino. Ninguno de ellos busca tal cosa. Y ella paga por meterse en medio. Especialmente a base de traiciones.

5. Gomorra (Sky, laSexta)Gomorra

La camorra napolitana y su negociazo de droga por medio de sobornos, asesinatos y palizas está reflejado en esta adaptación de la novela de Roberto Saviano. Sus personajes demuestran que no hay nada de glamour en el crimen organizado, y mucho menos en la mafia. Si no les interesas, te van a matar. Si creen que les sirves, te van a extorsionar. Nunca serán tus amigos, aunque pienses que estás bajo su protección. El ambiente que muestra Gomorra puede ser perfectamente el de un barrio napolitano comparado con la camorra. Y esa es su mayor virtud: el realismo. La brutalidad con la que se muestran los desmanes de los criminales.

You'te The Worst4. You’re The Worst (FX)

Es con lo que más me he reído este año. Puede que la más haya recomendado a mis amigos. Sobre el papel parece la típica comedia amorosa con una pareja como hilo conductor. Y no lo es para nada. Gretchen y Jimmy son dos patosos sentimentales incapaces de mantener una relación estable, pero que a la vez no quieren estar el uno sin el otro. Un Perro del Hortelano bifuncional, donde ambas partes ni comen ni dejan comer. Es en estas situaciones que viven ambos donde está el mérito de la serie, que consigue hacer comedia con un auténtico drama sentimental. Porque, como he dicho alguna vez, nosotros nos reímos de lo que les pasa a ellos con la persona a la que quieren. Pero si nos pasase a nosotros no nos haría ninguna gracia. De hecho, lo pasaríamos bastante mal.

3. True Detective (HBO, Canal +)True2

En febrero estaba convencido de que era la mejor serie que iba a ver en todo el año. El paso del tiempo y los estrenos con los que coincidió o que llegaron más tarde me hicieron cambiar de opinión. Eso no significa que sea más mala que otra. Solo hay otras que han encajado más entre mis preferencias. Y eso que True Detective es la serie que más alegrías me ha dado profesionalmente. Más allá de todo esto, hay que destacar que la investigación de Rust Cohle y Marty Hart sobre los crímenes de una especie de secta es el ejemplo de que una trama compleja puede ser digerible para todo el público. Hizo de la dificultad su mejor virtud. Han sido los enigmas que rodean a los asesinatos y a los que se tienen que enfrentar Matthew MacConaughey y Woody Harrelson los que la han convertido en una de las más vistas del año. Por eso debería estar en todos los rankings.

Fargo2.  Fargo (FX, Canal +)

Llegó con la etiqueta de adaptación de una película buenísima. Con el paso de los episodios, se desquitó de ese estigma y demostró que podía ser una serie imprescindible sin traicionar el espíritu del filme. Y es que el humor negro, el asesinato absurdo y el ‘no es lo que parece’ son los pilares de ambas versiones de Fargo. El ambiente oscuro de los lugares azotados por las heladas es perfecto para los líos que se busca el Lester de Martin Freeman.Porque esa es otra: las interpretaciones de sus actores son de las mejores del año. Eso y los giros que es capaz de dar en tan poco tiempo.

1. Happy Valley (BBC)Happy Valley

La mejor manera de detectar si algo es bueno es fijarse en las sensaciones que te genera. En las series ocurre lo mismo: la que más consiga afectarte de una forma u otra es tu preferida. A mí Happy Valley me ha hecho estremecerme en solo seis capítulos. He sufrido viéndola. Su argumento y los actores son los culpables. Porque esto último es determinante: el que no tenga ganas de abrazar a Sarah Lancashire por el papelón que le toca hacer es que no tiene sentimientos. Y no, no estoy loco por considerar que es el mejor estreno del año. Para los que no la hayáis visto: va de una policía con muchos problemas personales que desde el principio está involucrada en un secuestro. Aunque ella no lo sabe. Todo en una atmósfera muy británica.

Banshee: la mejor serie de acción de la actualidad

Que en una ficción proliferen las hostias, la pelea y las artes marciales es ir a lo fácil. Solo se necesita un fondo policiaco, con agentes que siempre tumban a aquellos que buscan arrestar por su habilidad con los puños. Siempre ganan, y suelen salir sin un rasguño. Como si un policía cualquiera fuese experto en taekwondo o similares. Esto es algo que ocurre en la mayoría de series del estilo, que suele ir acompañado de unas tramas simples y poco interesantes, y que tuvo en Walker su principal exponente (aunque molaba, ojo).

Banshee4

Nos hemos hartado de ver productos de este tipo. Todas previsibles, con el bueno siempre ganando y saliendo sin un rasguño. Pero desde hace un tiempo las apuestas han cambiado. La primera en romper con la dinámica establecida fue Person of Interest, que a simple vista parece más de lo mismo cuando es todo lo contrario. Pero no es la mejor.

Todo porque desde 2013 podemos disfrutar de una maravilla de la acción llamada Banshee. Que puede que no sea la mejor serie del mundo, pero conforme la vaya descubriendo más gente se convertirá en un auténtico fenómeno. Y es que dudo mucho que exista una serie de esta temática tan entretenida. En la que el sexo y la acción sean de lo más explícitos a la vez que justificados (por algo uno de las que avala y participa en la producción es Alan Ball, creador de Six Feet Under True Blood) ¿Por qué es buena? Antes de nada, y para los que queráis saber de qué va concretamente, tenéis este post.

Banshee1En Banshee (el nombre del pueblo en el que ocurre todo) hay hostias cada dos por tres, sí. Pero no siempre gana el protagonista, el falso sheriff Lucas Hood (Antony Starr). De hecho, el que más recibe suele ser él. Y aunque suele ganar, son victorias pírricas.

Su ritmo es otro rollo con respecto al resto. Es imposible aburrirse con ella. Las escenas suceden rápido, y los guiones son ágiles. Pero en ningún momento una situación atropella a otra; hasta las peleas pueden verse bien por la gran realización y montaje que ofrecen los episodios.

Los actores son una delicia, aunque todos, sin excepción, sean villanos de una forma u otra. Para empezar, el protagonista es un ladrón que nada más salir de la cárcel mata a dos tipos y roba una identidad; pero es un tipo simpático y entrañable. Por otro lado, el auténtico malo, Kai Proctor (Ulrich Thomsen), a veces resulta muy difícil odiarle porque algunas de sus causas parecen justas. O simplemente porque le conocemos más, y le preferimos a sus rivales. Y dado que Proctor y Hood ahora son aliados, a la vez que enemigos por culpa de la sobrina del primero, la empatía con ambos es fácil.Banshee2

Tampoco es una santa Carrie, la protagonista femenina a la que da vida Ivana Milicevic. Es una ladrona que decide dejar atrás su historial delictivo y formar una familia. Hasta que aparece Hood y vuelve a ser la de antes. Su historia con el falso sheriff, su exnovio, es muy típica, pero resulta efectiva para el espectador.

Pero sin duda, lo mejor de todo son las tramas. Una historia que aúna sexo, gánsters, ladrones, asesinos y policías es algo que ya hemos visto antes, pero nunca de esta manera. Las piezas encajan a la perfección, y los sucesos van ganando en interés y profundidad. En la primera temporada todo estaba centrado en el pasado de Hood y Carrie, que son perseguidos por el mafioso Rabbit. Ahora, con esta segunda temporada, se ha avanzado hacia las luchas de poder entre Proctor y los indios. Con los problemas que eso conlleva. Pero los dos protagonistas aún no han dejado atrás su pasado. Ni podrán hacerlo.

Banshee3

No quiero hacer comparaciones osadas. Pero el ritmo y lo buena que es, unida a su idea novedosa, hacen de Banshee la mejor serie de acción de la actualidad que podría acabar siendo una de las obligatorias. Que acapare tanto poder mediático y de atención en Internet que sea imposible no haber oído hablar de ella. O que provoque que el que no la vea sea el raro o tenga que ver cada día referencias a la misma. Y todo lo anterior estaría justificado por lo espectacular que es la ficción.

Sí, hablo de lo que pasó con Breaking Bad. Que se dé un furor similar es casi imposible. Pero Banshee entra dentro de esas que pueden lograrlo: poco conocida al principio, con una premisa cojonuda, y un reparto y unas tramas de vértigo. Veremos.

Recuerdos (imprescindibles) de 2013: Banshee

Que esté próximo el cierre de 2013 significa que toca hacer balance. Con los ranking de lo mejor del año ocurre lo mismo que con la Navidad: cada vez empieza antes. Ahora, a mediados de noviembre, y sin mediación del Corte Inglés (para eso ya están los ayuntamientos). Mis preferencias en conjunto, los top 10, top 3, mejores o peores personajes, y demás retahílas tan típicas como el Belén, llegarán a final de año. Banshee

Lo que sí me apetece hacer, si me permitís, es rescatar todo aquello que hemos visto en estos 11 meses y que aquí no ha tenido espacio por cualquier razón. Es decir, todas las ficciones que creo merecen ser vistas porque son buenas o muy buenas. La de hoy pertenece al segundo club, y aún no sé si estará entre las 10 mejores del año. Pero apunta maneras. Se trata de Banshee.

Ban1El argumento es tan simple como efectivo: un ladrón llamado Lucas Hood (Antony Starr) que sale de la cárcel y que tiene cuentas pendientes con un gánster peligrosísimo al que robó. Por tanto, no le queda más remedio que salir por patas y esconderse en un sitio donde no puedan encontrarle. Vamos, que está jodido. Aun así, logra llegar a un pequeño pueblo llamado Banshee, en el que no todos le resultan desconocidos: allí está su exnovia y antigua compañera de latrocinio, Ana (Ivana Milicevic). Y ella no tiene ningunas ganas de verle porque ha rehecho su vida y ahora tiene una familia. En cualquier caso, tras una sucesión de hechos como los de Lemony Snicket, acaba siendo el sheriff.

Banshee es una serie de acción, cargada de violencia e incluso algo de gore, y en la que no se censura ni un ápice de las escenas de sexo. Es explícita en todo momento. Algo normal, dado que uno de los que está detrás es Alan Ball (Six Feet Under, True Blood), y como ya sabemos, no es amigo de suavizar las imágenes que ha de ver el espectador. Y menos mal que le tenemos a él para estas temáticas. Ban3

La mafia es otro tema recurrente en la serie (y quizá la razón por la que me haya gustado tanto). Los ‘malos’ son dos ricachones sádicos que no conocen la piedad y que utilizan los métodos más expeditivos y lacerantes que existen. Por un lado, Kai Proctor (Ulrich Thomsen), el capo del pueblo cuya tapadera es su planta de procesar carnes. Una afición a desollar y cortar animales que este matarife también aplica a sus enemigos. Su elegancia solo está en el traje, porque en el resto nada de nada. Por el otro, Mr. Rabbit  (Ben Cross), al que los dos protagonistas temen y que tiene claro que acabará con los que le robaron. Este sí es más fastuoso y educado. Aunque no sepa qué es la indulgencia.

Ban4Lo mejor de los 10 episodios que emitió a principio de año la cadena Cinemax es, cómo no, el ritmo. Todo sucede de una forma rápida a la vez que asumible, y la trama no para de avanzar con cada escena. Esto exilia el agotamiento habitual que se da en esta temática, donde en la mayoría no pasa nada durante todo el episodio hasta que llegan los últimos cinco minutos. Banshee es un no parar de situaciones de traición, de persecución o de confrontación. Tampoco se queda corto en hostias y sexo. El uso de flashbacks es la pieza que hace perfecto al engranaje, ya que nos permite enterarnos de dónde viene la historia y porqué está pasando todo lo que vemos.

Lo explícitas que son las escenas de violencia, eso que antes mencionaba, no es algo que esté metido con calzador. Los distintos momentos de pelea, ajustes de cuentas o simples palizas y asesinatos encajan a la perfección en el guión. Y si son tan crudas es porque de otra manera no serían realistas con el resto de lo que ofrece Banshee. El tercer capítulo es muy bestia, por ejemplo. Pero no se reduce a esto.  Ban5

Y es que las sorpresas, los giros argumentales, y la importancia que se arrogan algunos personajes que en un principio iban a ser secundarios la hacen todavía más atractiva. Si algo ha pasado al principio y parece que el culpable está claro, luego no es así. Todo sin resultar cantoso, claro está. También, los que parecían los segundones del resto, al final se hacen con un protagonismo que solo es capaz de superar el auténtico líder del reparto, que no es otro que el sheriff Hood.

Ban2Si tenéis ganas de emociones fuertes y ritmo a raudales, Banshee es perfecta para ello. Algunos de sus momentos recuerdan a Sons of Anarchy (aunque no llega al nivel de los moteros, claro). Para un mini maratón que te permita desconectar en las próximas fechas es ideal. Aunque casi mejor si la veis en soledad o pareja, que es un poco bruta.