BLOGS
Solo un capítulo más Solo un capítulo más

Siempre busco la manera de acabar una serie cuanto antes... para ponerme a ver otra.

Archivo de la categoría ‘Channel 4’

Las mejores series de 2014 para bloggers y periodistas

¿Creíais que ya se habían acabado las listas de lo mejor del año? ¡JA! Como avisé, aún quedan unas cuantas. Aunque es posible que incumpla la norma no escrita de publicar todas después de que acabe 2014.4

La de hoy es especial. Es la que hacen bloggers y periodistas amigos del blog que se han prestado a colaborar desinteresadamente para darle forma. Cada uno de ellos ha elegido las que consideran las mejores series de 2014 y los mejores estrenos del año. Algunos coinciden con mis preferencias y otros no. Pero eso no es un problema, ya que la idea era que aportasen variedad para que vosotros pudieseis elegir lo que más os interesa.

Se trata de Natalia Marcos (Quinta Temporada), Alfredo L. Zamora (CienMegas), José Manuel Romero (La Script), Jaime Domínguez (TV Spoiler Alert), Víctor M. González (Gonzoo), Álvaro Onieva (AgenTV), Emilio Doménech (Cinéfagos), Pablo Catalán (TV Spoiler Alert) y Mar Guerrero (Series a la parrilla). Como veréis, ofrecen variedad.

Antes, os recuerdo las mías: mejores estrenos y mejores de todo 2014 en primera y segunda parte. Ahora sí, las de ellos.

Natalia Marcos (Quinta Temporada, El País)

501B6519.CR2Mejores series del año

Transparent
Junto con The Good Wife y Fargo, Transparent completa mi dream team seriéfilo del año, y el puesto que le doy a cada una en el top 3 cambia cada minuto. Transparent es una serie que pilla por sorpresa y que te enamora por la sensibilidad y el cariño con la que se tratan a sus personajes.

The Good Wife
Ya lleva un par de años en lo más alto y no hay quien la baje de ahí. Este año, encima, ha dado un salto mortal tremendamente arriesgado del que ha salido airosa. La serie de Alicia Florrick sigue marcándose capitulazo tras capitulazo. Imprescindible.

Fargo
Personajes corrientes haciendo cosas horribles. Tipos chungos que no pueden ser más inquietantes. Malos de pacotilla. Gente con buenas intenciones que nacieron para perdedores y se encuentran transformados en héroes. Y un guion que encaja a la perfección y deja espacio para el aburrimiento. Genial.8

True Detective
Matthew McConaughey y Woody Harrelson nos obsesionaron durante ocho capítulos en una historia en la que los personajes eran los verdaderos protagonistas, por encima de la investigación en sí. Decenas de referencias literarias y filosóficas, una atmósfera hipnótica, un plano secuencia para el recuerdo y una narración diferente que completaron una temporada (o miniserie, más bien) redonda.

Louie
Louis C.K. y su curiosa manía de hacernos sentir incómodos en el asiento, sin saber si reír o llorar. Louie volvió con una temporada algo diferente a las anteriores, con uno de los monólogos más comentados del año y con grandes capítulos y momentos para el recuerdo. Louie no suele decepcionar, y este año tampoco lo ha hecho.

The AffairMejores novedades de 2014

Transparent
Emocionante, tierna, divertida, triste… y todo a la vez. Maura es uno de los personajes del año, y la de Jeffrey Tambor es una de las interpretaciones del año (o la interpretación del año, incluso). Preciosa e imprescindible de principio a fin.

Fargo
Ha logrado algo tan complicado como trasladar el universo de la película de los Coen a la pequeña pantalla con una historia y personajes diferentes pero con un aire similar al de la historia original.

True Detective
Nos obsesionó a todos a principios de año, nos dejó analizarla y sobreanalizarla y ya la marcamos como una de las series del año. A pesar de haber pasado casi un año, todavía consigue hipnotizarnos como la primera vez que vimos su cabecera.

The Affair
La última obsesión del año. Una historia contada a dos voces, dos versiones de la misma película pero que no tienen casi nada que ver entre sí. ¿Cuál es la verdad? ¿Qué nos ocultan? Además, Dominic West y Ruth Wilson están en estado de gracia.Kevin headbutts G.R. guy, exits car, asks for Laurie at a G.R. house

The Leftovers
Ninguna serie me ha emocionado como esta este año. Costaba un poco entrar en ella, pero una vez que te atrapa, ya no hay escapatoria posible. A los que seguimos apostando por ella pasados los dos primeros capítulos nos tenía guardada una sorpresa en forma de una de las series más emocionantes del año.

Alfredo L. Zamora (CienMegas)

Mejores series del año

The Fall (2T)

Una de las mejores series británicas del año que ha sido capaz no sólo de levantar otra vez la intriga sino además de hacerlo con los mismos ingredientes de la primera temporada. Serie fabulosa llena de matices, con un ritmo pausado para saborear cada plano y con una espectacular Gillian Anderson que se come la pantalla. Es sin duda el thriller del momento.

3Peaky blinders

Manteniéndose fiel a su primera temporada, la serie crece con nuevos personajes y localizaciones que llevan la lucha por el poder de esta banda hasta la ciudad de Londres. Un nuevo reto para el prestigio de los Shelbys que mantiene la fuerza de la historia y su espectacular factura. Es una de las series con mejor banda sonora y fotografía del momento.

Masters of Sex (2T)

Fue un movimiento arriesgado dejar en segundo plano las investigaciones de William Masters y Virginia Johnson pero la jugada no les pudo salir mejor. Una temporada donde los personajes secundarios toman el control reinventando la serie y consiguiendo crear aún más gancho que su predecesora.

Hannibal (2T)

Cambiaron las reglas del juego convirtiendo al cazador en presa y la serie no sólo no se resintió sino que brilló aún más que en su primera temporada. Su delirante (pero coherente y adictiva) narración y un reparto tan denso como los guiones requieren convierten a este thriller un auténtico orgasmo visual. El combo de Mads Mikkelsen y Hugh Dancy no podría dar mejor resultado.

Orange is the New Black (2T)

El reparto más coral de las series actuales ha vuelto a brillar en una segunda temporada llena de rivalidades y traiciones. Piper Chapman adopta esta vez un segundo plano y deja que sus compañeras se luzcan con tramas llenas de realismo y sobre todo de humanidad. La serie no pierde lo novedoso de su trama y consigue mantener una fidelidad espectacular en la evolución de sus personajes.1

Mejores novedades de 2014

Penny Dreadful

Una de las apuestas más arriesgadas en el género de suspense. Ambientada en el Londres de la época victoriana, la serie resucita y pone en el mismo tablero a las figuras clásicas de la literatura como Drácula, Frankestein o Dorian Gray. Una apuesta innovadora que consigue unir con éxito personajes de ficción que a priori podrían parecer opuestos. Serie de terror psicológico con una espectacular Eva Green.

Transparent

El primer gran éxito de Amazon que es sin duda uno de los mejores estrenos del año. Una serie diferente, llena de sensibilidad y cargada de ganas de vivir que demuestra que aún queda mucho que inventar en la televisión. Una serie que lucha contra los tabús sociales y que se convierte en un auténtico manual de vida.

16The Honourable Woman

La gran joya británica que se ha coronado como la mejor miniserie del año. Un drama político con el conflicto Israel-Palestina de fondo que hace alarde de tener un guión, un reparto y una fotografía de sobresaliente.  Una ficción de secretos y traiciones en la que cada giro narrativo responde a un todo perfectamente diseñado.

The Affair

La expectación no se quedó sólo en eso y la nueva serie de Showtime ha conseguido meterse en el bolsillo a crítica y audiencia. Un drama que juega con las perspectivas y los matices de los acontecimientos con una narración cargada de fuerza psicológica . Cada episodio es una pieza de un gran puzzle milimétricamente cortado aún por descubrir por la audiencia.

How to Get Away With Murder

Uno de los estrenos más ingeniosos del año conseguido con elementos muy simples. Una serie que se mete en el mundo de la abogacía para jugar con la inocencia o culpabilidad de los acusados. Con una Viola Davis excelente, la presenta una trama transversal de un asesinato que implica a todos los protagonistas. Una americanada muy adictiva que tiene los mejores cliffhangers del año.

 

José Manuel Romero (La Script, Cadena SER)

Mejores series del añogetaway

The Good Wife

Tras superar los 100 episodios, la serie de CBS ha logrado algo impensable: seguir creciendo. A base de buenos guiones, giros consecuentes y el mejor reparto de la televisión, ha culminado un año redondo superando incluso la ‘salida’ de un protagonista. Solo podemos levantarnos y aplaudir.

Fargo

La joya inesperada. Contaba con la etiqueta negativa de adaptación y, de ella, ha sacado sus virtudes. Atrapados por la estética, la atmósfera y el humor negro del mejor cine de los Coen,’Fargo’ ha sabido emanciparse. Martin Freeman nos devuelve los instintos del hombre fracasado y Billy Bob Thornton, al gran villano.

Transparent

El viaje emocional de este año. Siempre hay una serie que entra en tu casa y no quieres que se vaya. Con los Pfefferman ríes, sufres, los entiendes y te descolocan. Toda a la vez en una coctelera de sentimientos que es un canto a la libertad. Televisión minoritaria que trae aire fresco y se abre hueco articulando simplemente una buena historia. Y Jeffrey Tambor, claro.

??????????????????????True Detective

Se ha ido desinflando durante el año frente a otras series, pero no podemos olvidar que HBO nos embarcó en un juego fascinante durante semanas generando un sinfín de teorías que no recordábamos desde ‘Lost’ o ‘Twin Peaks’. No perdono la traición de su creador con ese cierre edulcorado, pero de su mente surgió Rust Cohle, el personaje más complejo de este año.

Orange is the new Black

Reto superado. Tras atraparnos en la primera temporada, se enfrentaba a lo más complicado: mantener viva la historia. Ese gran puzzle de personajes que reivindica la diversidad y juega con los estereotipos permite construir un relato profundo y apasionante de algo tan complicado como la vida en una prisión.

Mejores novedades de 2014

Fargo

La historia más redonda de este año. La combinación perfecta guión, personajes y ambiente.3

Transparent

El relato más emocionante e íntimo. Familia, libertad y vida, mucha vida.

True Detective

Una novela televisada. Compleja, intensa y con una factura muy cuidada.

Happy Valley

Siento la obligación moral de incluir una ficción británica. Y ésta lo merece. Una historia durísima con un regalo inesperado: una heroína de 50 años. La inquebrantable Sarah Lancashire encarna a uno de los personajes femeninos del año.  Ya era hora ver algo así en televisión.

Broad city

Comedia pura. Sabe lo que es y lo que quiere ser. Dos chicas que se ríen de sí mismas y de la vida. Sucia, irreverente y en ocasiones desagradable, me ha sacado las mayores carcajadas en este año con, entre otras cosas, referencias a otras series y a la parte pija de Nueva York. El mejor humor con la mejor madrina, Amy Poehler.

 

Mad MenJaime Domínguez (TV Spoiler Alert)

Mejores series del año

Mad Men

A estas alturas, Don Draper y compañía no tienen que demostrar nada, pero lo hacen de todos modos. Este año hemos visto la primera mitad de su temporada final, tan sobresaliente como siempre.

The Good Wife

Dramatics, Your Honor.

Transparent

La sorpresa del año, procedente de una plataforma (Amazon) de la que nadie esperaba grandes propuestas. Una historia humana, tanto dolorosa como divertida, sobre la identidad sexual, la familia y la vejez.

The Comeback

Posiblemente la peor serie que se haya colado en cualquier lista de lo mejor en algo. La ironía es que eso es muy Valerie Cherish.the_comeback_63775

Orange is the New Black

Su segunda temporada ha sido más oscura, más inconexa, y menos satisfactoria, pero ha roto las barreras de la adicción televisiva y eso se merece un reconocimiento.

Mejores novedades de 2014

Gomorra

Brutal retrato de la camorra italiana a través de una narración marcada por el realismo más impactante. Una obra maestra que demuestra que la calidad no solo habla en inglés

broad-city-pilot-drinkingTransparent 

Broad City

Cuenta la historia de dos chicas que sí son la voz de una generación. Abby e Ilana conquistan por su sencillez, su entrañable sentido del humor y una química especial que cautivó a la mismísima Amy Poehler.

The Honourable Woman

Posiblemente el mayor espectáculo interpretativo del año, con una Maggie Gyllenhaal tan insoportable como insuperable al frente de un reparto que decora un guión demasiado complejo.

Inside No. 9

Serie antológica tan original como impactante, que demuestra que todavía se puede arriesgar en televisión y seguir ganando. Imperdible.

 

Pablo Catalán (TV Spoiler Alert)Juego de Tronos

Mejores series del año

Orange is the New Black

Nada que envidiar a la primera temporada. Sigue permitiéndonos conocer a cada una de las presas. Únicas, tanto las chicas como sus historias. Y un final excitante, que hace reír y llorar al mismo tiempo, siempre que hayas conectado con ellas, algo nada difícil.

Game of Thrones

La única temporada en la que todos los episodios superan al noveno, en mi humilde opinión. Y por eso es una de las mejores temporadas y una de las mejores series. De las pseudohistóricas, la mejor. Sin duda.

Orphan Black

Siempre es buen momento para recomendar esta maravilla. Lo bueno de ella no es el desenlace, sino el camino. Una frase muy típica, pero es algo que no creo de ninguna otra serie. ¿A quién le importa por qué hay clones? Lo importante es verlas interaccionando. Tatiana Maslany, nueva diosa.

Maslany1How to Get Away with Murder

Dos asesinatos, uno en el pasado y otro en el futuro. Como factor común, una profesora de la facultad de Derecho, cinco estudiantes con muchas aspiraciones, la gente que les rodea, muchos secretos y varios reveses del destino.

The Affair

Cuernos, de eso trata la serie. The Affair es un título mucho más atractivo, qué duda cabe, pero prepárate a ver qué ocurre con dos matrimonios (y sus familias) muy distintos a partir de una aventura veraniega.

Mejores novedades de 2014

How to Get Away with Murder

Viola Davis lo es todo, cómo se involucra, cómo transmite, cómo su agenda obliga a acortar la temporada. Y qué importantes son las temporadas cortas. En cuanto a la trama, sorpresas en cada episodio y Annalise Keating siempre en medio. ¿Quién mató a Lila?

The Affair

Basta con su historia principal para atraparte cada semana, pero hay una trama policial para los más reticentes. Sus actores tienen un talento indudable y juntos funcionan a las mil maravillas.

The Missing7217397-low_res-the-missing

Ocho episodios sobre la desaparición de un niño. Ocho años de incertidumbre. Una historia muy bien contada y mil incógnitas por descubrir. Creo que he encontrado un fallo en el argumento, pero no importa. Espero que no la renueven.

Transparent

Cuántos tipos diferentes de personalidad puede haber y qué habitual es encontrártelos en la misma familia. Una exploración a fondo de los cambios que sufrirán todos ellos a partir de la revelación del patriarca.

Fargo

Una curiosa forma de cometer –y contar– crímenes, con muchos personajes peculiares y una atmósfera invernal que recuerdan a la película. Tendrá segunda temporada, pero será precuela. Y tiene final cerrado, que no es poco.

 

Víctor M. González (Gonzoo)

5Mejores series del año

The Honourable Woman

Se lleva el oro a lo mejor de 2014 la miniserie creada por el rebelde Hugo Blick para la británica BBC. The Honourable Woman, con su adictiva intriga a lo Alfred Hitchcock, el mejor personaje femenino del año y la lucha Israel-Palestina de fondo, es riesgo, acierto y calidad inigualable.

Fargo

Dos fenómenos televisivos han sido indiscutibles en 2014: True Detective, que con sus amplias pretensiones no merecía el acabado audiovisual, y Fargo, una propuesta más humilde y mucho más satisfactoria. Domina la narración, el suspense, los personajes, la música y la atmósfera.

The Good Wife

Las luces y las sombras de Alicia Florrick provocan aplausos año tras año, y aunque el inicio de la sexta entrega de The Good Wife no ha sido tan memorable como el final de la quinta, la que fue quizá su puesta de largo definitiva, la serie es aún la gran maravilla de la tele en abierto.

Mad Men650_1000_hcf_cast

La Mad Men en mejor forma ha vuelto. Después de una temporada algo incómoda la serie de Matthew Weiner ha firmado capítulos de sobresaliente (Don y Peggy al ritmo de Sinatra) en la enésima redención del mito norteamericano por excelencia. Preparad los kleenex para 2015.

Juego de Tronos

La cuarta temporada de aventuras en Poniente no ha sido tan redonda como la tercera (dos palabras: Boda Roja) pero ha sido lo suficientemente sólida, y con varios capítulos brillantes, para colarse en el top del año. HBO sigue rematando esta fábula sin corazón sobre el poder.

Mejores novedades de 2014

The Honourable Woman

14Fargo

The Leftovers

La serie creada por Damon Lindelof para HBO es una elección difícil, rara pero cautivadora. La calidad de The Leftovers, sobre el mundo tras la desaparición de millones de personas, se mide en capítulos tan inteligentes como aburridos, pero es valiente, brutal, reflexiva y terapéutica.

Halt and Catch Fire

Convertir algo tan ordinario como un ordenador en una aventura personal y profesional sin precedentes: Halt and Catch Fire, la ficción de AMC sobre la industria del PC en los 80, es una genialidad apasionante y muy bien escrita. Y presume además de la mejor cabecera del año.

Gomorra

Quién habría dicho que dos remakes para televisión, uno Fargo y otro Gomorra, estarían entre lo mejor del año. Inspirada en el universo mafioso de Roberto Saviano, es uno de los relatos más duros y realistas (y con una trama entretenidísima, ojo) sobre la Europa actual.

 

Emilio Doménech (Cinéfagos)2

Mejores series el año

True Detective

Uno de los mayores éxitos que ha logrado la televisión este año. Nic Pizzolatto ha firmado un relato fantástico, se ha apoyado en un director que ha sabido plasmar a la perfección el texto (Cary Fukunaga) y ha dejado que la función la lideren dos monstruos como Matthew McConaughey y Woody Harrelson.

The Fall (2ª temporada)

Pese a los fallos de la primera temporada, sobre todo por decisiones de guión algo tramposas y tramas débiles, la vuelta ha sido nociva y adictiva. No conozco otra serie que haya sabido definir tan bien sus virtudes y apartado con tanta inteligencia sus errores.

The Good Wife (6ª temporada)

El matrimonio King sigue firmando, año a año, una de las mejores series que yo jamás he visto. La coloco en 3er lugar sólo porque las dos anteriores quizá merezcan mejor presencia, pero Alicia y cía son el mejor entretenimiento televisivo que conozco.

YOU'RE THE WORSTFargo

Poco le ha costado a Noah Hawley coger lo que hicieron los Coen, darle una pequeña vuelta de tuerca y concluir uno miniserie de aúpa. El patetismo de la América profunda siempre nos hace sonreír, pero es que el reparto (y los meticulosos libretos de cada episodio) ayudan mucho.

Rick & Morty

El niño que hay en mí no ha disfrutado este año tanto como con ‘Rick & Morty’. Lo nuevo de Dan Harmon es un homenaje constante a los directores que más nos gustan (desde Spielberg hasta Night Shyamalan), pero también una desternillante comedia familiar con muchos episodios para enmarcar. Me muero de ganas por ver la 2ª temporada.

Mejores novedades de 2014

The Missing

A falta de un capítulo, es difícil no ver lo bien que ha sabido manejar ‘The Missing’ la desaparición de Oliver Hughes, un niño de 8 años, en todos aquellos que vivieron el caso (desde los padres al pueblo en el que Olly fue visto por última vez). Hay además tensión, intriga y terror de sobra como para mantenernos expectantes a cualquier novedad.17

The Leftovers

Damon Lindelof ha creado una de las series más controvertidas del año, sobre todo porque o ha gustado o ha sido odiada. Obviamente, y sobre todo en parte al buen manejo que ha hecho del drama (dramón) y de los personajes, yo la coloco bien alto en las listas del año.

You’re The Worst

Para mí, la gran sorpresa del año. Ha sabido ser muy divertida, pero también tremendamente sexy. ¿Lo mejor? La química de sus dos protagonistas, una chica y un chico con pánico a las relaciones sentimentales.

Halt & Catch Fire

Lee Pace, Mackenzie Davis, Scott McNairy y Kerry Bishé. Menudos cuatro. El retrato que ellos y ‘Halt & Catch Fire’ hacen de los años 80 y la carrera por hacer el mejor ordenador para el usuario empieza con dudas, pero todo para dejarnos un tramo final de temporada que abre, y mucho, el apetito de cara al año que viene.

Broad City

La comedia más loca de la temporada (con perdón de ‘Rick & Morty’), ‘Broad City’ deja algunas de las mejores anécdotas del año y muchos de los one-liners más cochinos que vamos a escuchar en muchos episodios. Sea la serie que sea.

 

girlsÁlvaro Onieva (AgenTV)

Mejores series del año

Please like me

Quién iba a decir que una serie tan pequeña como esta australiana me podría dar tanto de sí. La segunda temporada de la ficción supera con creces a la de su debut, llenando cada episodio de una realidad muy honesta hilada con humor fino. Atemporal y preciosa.

Girls

A pesar de estar ya en su tercera temporada, la maestría con la que Lena Dunham nos conecta con sentimientos universales de mi generación sigue intacta. Humor y amor, ternura y antipatía, personajes complejos y algo que no puede dejar indiferente.

True Detective

Pocas series establecen un diálogo filosófico de este nivel con el espectador. Por eso, y por su riqueza formal, así como sus brillantes interpretaciones, se corona como el mejor estreno de 2014. Quien esperase giros sorprendentes y un caso misterioso, no la entendió.

Juego de TronosJane the Virgin

No entiendo muy bien por qué pero todo el mundo siente que Juego de tronos no merece entrar en estos rankings aunque sea la serie con la que más disfrute el personal. No sólo es una serie comercial bien rodada, los guiones son muy buenos y engancha. Engancha mucho.

Jane the Virgin

Por lo divertida que es y por crear para nosotros un nuevo happy place donde además de comedia encontramos misterio, las historias de Jane Gloriana Villanueva merecen entrar en lo mejor del año. Y porque, a su modo, es reivindicativa. ¡Viva la abuela de Jane!

Mejores novedades de 2014

True Detective

No soy de los que se lanzan a alabar las series más pretenciosas por sistema, pero ésta va mucho más allá. Además aquel plano secuencia, True Detective nos dejó diálogos brillantes en los que filosofaban sobre la vida y la existencia. Rust Cohle es el personaje del año.

PLease_like_meJane the Virgin

Divertida, fresca y dispuesta a sacudir los estereotipos de los latinos. Jane the virgin ha sido el mejor estreno de otoño entre las networks y por algo se ha ganado una merecida primera nominación a los Globos de Oro para la cadena teen por excelencia, The CW.

Gotham

Los orígenes de la ciudad de Batman y de los villanos que serán los futuros enemigos del héroe se han convertido en una de las series más entretenidas del otoño. Casos amenos y una trama horizontal que mejora la serie cuando aparece. Esto sí es una buena serie comiquera y no Agents of SHIELD.

Fargo

Miré con mucho recelo esta serie al principio por tocar el material de una película, para mí, brillante. Sin embargo, supieron adaptar la atmósfera de aquel film para sacar adelante una historia interesante y con un villano excepcional como es Lorne Malvo.

The Leftovers

El nombre de Damon Lindelof, para mí, pesaba muy en contra de la serie a priori. Esta propuesta de HBO no tuvo nada que ver con Perdidos, ni misterios, ni osos polares. Nos propuso reflexionar, a veces de forma cruda, sobre el duelo. Y lo llevaron muy bien.

 

Mar Guerrero (Series a la parrilla)6

Mejores series del año

The Good Wife

Todos pensábamos que había tocado techo con ‘eso’ que pasa en la quinta temporada pero, otra vez (y ya van ochocientas), tanto la serie como su personaje protagonista han vuelto a demostrar que de mosquitas muertas tienen bien poco.

The Honourable Woman

Interpretaciones potentes, manual de cómo basar un thriller de espías cargando en la psicología de los personajes y mano izquierda a la hora de abordar el tema de Palestina. Hugo Blick hace que el encaje de bolillos parezca fácil con esta miniserie.

p5Orange is The New Black

Ha mantenido la promesa del debut y nos ha vuelto a regalar uno de los mejores catálogos de personajes de la televisión en estos momentos, por no hablar de lo bien que ha aprovechado una semiausencia importante para disparar la evolución de Piper.

Homeland

La querían enterrar antes de tiempo, y ha renacido con una metamorfosis brutal que deja bien claro que esto siempre ha sido el show de Carrie Mathison por mucho que digan los ‘haters’. Y si encima regresa con una narrativa más gris y ambigua, tenemos el dron perfecto para contraatacar.

Fargo

¿Un remake seriado puede ser mejor que el original cinematográfico? Sólo por sembrar la duda real, este Hermanos Cohen feat. Noah Wiley merece su parcela entre lo más destacable del año. Ah, y por Martin Freeman llevándose todo premio a mejor interpretación que se le ponga por delante.

Mejores novedades de 2014mas2

True Detective

El fenómeno televisivo de principios de año siguió dando guerra en los meses posteriores y hasta cierto punto el ‘hype’ estaba justificado. Una realización perfecta marca de la casa HBO, dos actores en estado de gracia y un misterio trufado de claves ocultas. Un producto creado para obsesionar.

Transparent

Por su argumento rompedor no podía faltar aquí, pero el asunto no se queda en la mera novedad. Hay chicha y buen drama detrás de la historia de este padre de familia transexual. Amazon, como ya hiciera Netflix el año pasado, ha dado con su ‘Orange’.

Tráiler del especial de Navidad de Black Mirror: ¿será Jon Hamm el villano?

black-mirrorEl 16 de diciembre podremos ver el especial navideño de Black Mirror. Desde la primavera del año pasado no disfrutamos de nuevos capítulos de la serie de Charlie Brooker, que es una de las favoritas del público por su calidad y su denuncia. Y es que Brooker carga contra todos nosotros por la obsesión que tenemos con la tecnología, en episodios de distinta temática en los que nunca le falta razón.

En el especial podremos ver a Jon Hamm, Oona Chaplin y Rafe Spall. Este es el tráiler de lo que veremos en dos semanas gracias a Channel 4. Según la cadena, será un especial de “tres historias entrelazadas al borde de un futuro cercano a la locura”. Y parece que Hamm será el auténtico protagonista. Puede que hasta un villano.

Jon Hamm y Oona Chaplin protagonizarán el capítulo navideño de Black Mirror

Solo es un capítulo especial tras más de año y medio de espera, pero menos es nada. Black Mirror, la serie más estrambótica, enigmática e interesante que ha surgido en los últimos años regresará esta Navidad con un episodio de 90 minutos. Y lo hará con un elenco protagonista que logra aumentar aún más las expectativas: Jon Hamm (Mad Men), Oona Chaplin (Dates, Juego de Tronos) y Rafe Spall (Prometheus, Life of Pi).black-mirror

Estos nombres se han conocido este mismo martes, después de que la cadena británica Channel 4 los haya revelado en una nota de prensa, en la que también ha detallado de qué tratará el episodio y la fecha de comienzo del rodaje (esta misma semana).

El especial de Black Mirror, que ha salido una vez más de la cabeza de Charlie Brookermostrará tres historias entrelazadas a través de una sátira en un mundo de tecno-paranoia. Es decir, volverá a hacer una crítica al mundo moderno y a nuestra predilección por dejarnos absorber por la tecnología hasta niveles enfermizos.

Hamm será el protagonista principal de las tres historias, que según avance la trama se irán uniendo de forma inquietante, tal y como asegura la cadena en uno de los comunicados mejor recibidos en bastante tiempo. Y es que una serie tan esperada como Black Mirror se haga con dos de los actores más aclamados de la actualidad como Jon Hamm y Oona Chaplin es digno de aplaudir. Y es que nuestro hype no puede estar más elevado.

Nueva temporada de series: despedidas, consolidaciones y estrenos que dan pereza

La nueva temporada seriéfila está más que comenzada. Las novedades del curso 2014/2015 ya han empezado a estrenarse, y las que series que ya conocíamos van regresando a cuentagotas. El interés en esta etapa televisiva lo podemos reducir a tres claves: la despedida de varias míticas, la consolidación o no de varios éxitos con solo un año de vida, y el estreno de ficciones que ya cuentan con antecedentes o reminiscencias.gotham-mckenzie-gordon-set1

Aparte de los tres grupos anteriores existe otro que hace no muchos años tenía más peso que cualquier otro: las que tenían argumentos inéditos. Algo que se ha ido perdiendo en favor de spin-offs, adaptaciones de otros países o en el trasvase de las historias (o ambientes) del cine para transformarlas en episodios. Si seleccionamos algunos ejemplos, esta tendencia no ha sido nociva, ya que nos ha traído grandes sorpresas como HannibalFargoPero creo que todos empezamos a extrañar en la televisión estadounidense argumentos rompedores y sorprendentes. Por suerte, aún nos quedan los británicos, que tienen material de sobra por el momento para deleitarnos.

Con todo lo anterior, repasemos lo que nos encontraremos este año:

Las que se van

1En este apartado hay dos protagonistas indiscutibles: Boardwalk Empire y Sons of Anarchy. La primera porque la HBO ha decidido acabar con ella en su quinta temporada de forma sorprendente, y la segunda se marcha tras cumplir el ciclo de siete años que su creador, Kurt Sutter, dispuso desde el principio.

Lamentablemente, en España no somos conscientes de lo que supone el fin de ambas. Es el fin de dos de las mejores series de los últimos 10 años, y que en otra época habrían entrado en el club de las mejores de la historia. Ahora, con tanta competencia en Estados Unidos y en otros países, en el resto del mundo han pasado demasiado desapercibidas para lo que merecen.

Escribiré un post de cada una en estos días, por eso no me quiero extender demasiado en lo que supondrá su adiós para la televisión. Y si no las habéis visto nunca, tardáis. No os arrepentiréis.

Ah, tambíen acaba The Newsroom. Sí, le han regalado una temporada de despedida.

A consolidarse2

En los tres meses y medio que quedan de 2014 hay tres ficciones que estrenan su segunda temporada y que tienen en su mano meterse en la lista de imprescindibles de cualquiera.

En comedia, la que destaca es Brooklyn 99. Quizá fue la mejor comedia larga de estreno que pudimos ver la temporada pasada. Andy Samberg y todos sus compañeros de reparto están muy divertidos y logran un ambiente ideal para entretener y divertir en 20 minutos.

Las otras dos son británicas. La primera es Peaky Blinders. Reconozco que me aburrí, pero sería idiota si no reconociese lo bien hecha que está y la calidad de su reparto. Simplemente la trama no supo engancharme. ¿Por qué la incluyo, a pesar de que no me acabó de convencer? Pues porque le voy a dar una segunda oportunidad. No conozco a nadie que tuviese la misma experiencia que yo con ella. A lo mejor me pilló en mal momento, vete tu a saber.

The FallLa otra sí supo captar mi atención, y de qué manera. La culpa la tuvieron sus dos magnéticos protagonistas. Sí, hablo de The Fall y de Gillian Anderson y Jamie Dornan. Stella Gibson y Paul Spector lograron ser la pareja de antagonistas más atractiva del año, y la caza de una al otro enganchó como pocas. Es cierto que la serie es muy lenta, y que se echa en falta algo de ritmo hasta en las escenas de crimen. Pero es que todo están tan bien hecho, contado de la manera más elegante y a la vez cruda posible, que es imposible dejar de mirar. Además, con esto de Dornan sea Christian Grey en las películas basadas en el bet-seller de E.L. James, su audiencia va a aumentar de forma espectacular. Espero que esto no distraiga a los guionistas del camino que iniciaron.

Faltan otras sobre las que no se sabe nada: Dates The Wrong Mans. Y me fastidia desconocer si tendrán segunda temporada o no, y si es así, cuándo. Que no nos las quiten.

Novedades: del interés contenido a la pereza máxima

En estos meses no habrá grandes estrenos que nos provoquen un hype desaforado. Lo único que me llama la atención es Gotham, que relata los años de infancia de Bruce Wayne tras el asesinato de sus padres y los acontecimientos que marcaron su vida antes de convertirse en Batman. Creo que muchos estamos interesados en ella por culpa de la trilogía de Christopher Nolan.4

Por lo demás, todo lo que sale de Reino Unido es lo que me resulta más atractivo sobre el papel y los teasers. Así, voy a ver Cilla, una especie de biopic de la presentadora Cilla Black, y que protagoniza la diosa Sheridan Smith; Glue, que trata sobre el asesinato de un niño en un pueblo pequeño, a lo Broadchurch; Our Girl, con Lacey Turner y Iwan Rheon en un drama de una chica que decide buscarse el futuro en el ejército británico; y The Driver, con David Morrissey como un taxista que se mete en problemas.

5El resto de estrenos, a falta de que salga algo que me devuelva la fe, me dan bastante pereza. Empezando por las adaptaciones americanas de Pulseras Rojas Los Misterios de Laura, siguiendo con Gracepoint (remake de Broadchurch), lo nuevo de Shonda Rimes (How to get away with murder) , el regreso de Katherine Heigl en State of Affairs, la Stalker de Dylan McDermott, hasta la nueva de zombis llamada Z Nation. Llamadme hater, pero es que me cansa ver siempre lo mismo. Por vosotros me las tragaré, por supuesto.

Os toca a vosotros: ¿qué queréis ver / estáis viendo en este inicio de temporada?

 

P.D. Perdón por la ausencia. Me estoy adecuando a nuevos horarios de trabajo, y el tiempo de escribir me lo quita ver series, y viceversa 🙂

Utopia, la conspiración necesaria

Siempre le reclamamos a las series que tengan argumentos que puedan corresponderse a una posible realidad. Que aquello que veamos sea plausible, y encaje en una dimensión de la que podamos formar parte. Es decir, que hagan arte, al conseguir que un posible mundo sea creíble. Cosa muy distinta es creer en este, dado que eso queda en el ámbito de la religión. Estas reflexiones Utopia Year 2sobre arte y religión, que son del escritor Lawrence Wright, pueden servir para estas ficciones que nos presentan dimensiones ficticias para convencernos de que podemos vernos inmersos en ellas. Aunque su argumento suene a conspiración extraña sacada de El código da Vinci.

La última que se sumó a la lista de este género fue Utopia, de la cadena británica Channel 4 y emitida en España por Canal +. Su frescura, argumento y fotografía, con colores fuertes en todos los escenarios que aparecen en los episodios con la idea de que sea aún más visual y llamativa, la convirtieron en uno de los mejores estrenos de 2013. Tras año y medio fuera de pantalla, ha regresado con una segunda temporada muy esperada, pero que a la vez contaba con la dificultad del listón puesto por la primera entrega. Y aunque no lo ha superado, su calidad se ha mantenido.

3No era fácil continuar una historia que reveló tanto de la trama tras partir de cero en su primer episodio: el cómic, el manuscrito de Utopia, The Network, Mr. Rabbit, Jessica Hyde, Philip Carvel, Janus… Todo esto y mucho más formaba parte del plan de una gran organización que afectaría a toda la humanidad, y que les llevaría a cometer todo tipo de abusos. La doctrina de Maquiavelo aplicada hasta el paroxismo, con auténticas matanzas que justifican con su objetivo final.

Porque otra de las características perentorias de Utopia es su violencia, potenciada por los colores vivos de los escenarios y ciertos objetos o sustancias que aparecen en la serie. La que más en estas últimas es la sangre, dotada de un rojo chillón que permite que veamos como se esparce hasta la última gota de los cientos de cabezas que han sido disparadas en los solo 10 capítulos emitidos entre este año y el anterior. Y es que hasta en esto ha resultado ser transgresora, al atreverse a incluir un salvaje tiroteo en un episodio emitido pocas semanas después de la masacre de la escuela estadounidense de Newtown. En Reino Unido fliparon, y en EEUU se indignaron. Nada que sorprenda.2

Más allá de sus polémicas y la sangre colorida, Utopia es muy buena. Fue la serie más original de 2013 junto a Dates, y su idea principal es de las que ha contado con un desarrollo transparente desde el inicio y está acompañada de un objetivo o final que se identifica fácilmente: unos quieres llevar a cabo el plan que afectará a todo el planeta, y otros quieren detenerlo por las consecuencias nefastas que provocaría entre la población. Los actores contribuyen a que no podamos dejar de mirar. Amén de lo bien que lo hace Fiona O’Shaughnessy, el que pasa por encima de todos es el brutal Neil Maskell en su papel de Arby. Jamás un villano fue tan enigmático y entrañable. Y Maskell está aporreando la puerta del cine con esas actuaciones sobresalientes.

UTOPIA IIToda esta calidad podría haberse visto diezmada si los nuevos capítulos hubiesen sido mucho peores que los del pasado curso. El comienzo no puso ser más esperanzador: el primero de la segunda temporada, que relataba cómo surgió Janus y la historia de Philip Carvel, y que contó con Rose Leslie (Juego de Tronos) como estrella, ha sido el mejor de la serie. Los otros tres emitidos no han sido mejores que sus predecesores, pero tampoco desmerecen nada. Y ya os aseguro que vuelven a surgir nuevas incógnitas sobre qué pasará con los planes de The Network y Mr. Rabbit.

Utopia es una serie que debería ver todo el mundo para descubrir que aún existen esas ficciones que no se parecen en nada a lo que se está emitiendo. Es violenta, sí, pero aunque seas muy sensible puedes disfrutarla. Y es capaz de sorprender a cada episodio con nuevas tramas. Y aunque dé la sensación de que va perdiendo fuerza con el paso de los episodios, analizándola en frío se vislumbra que no es así. Porque la historia no deja de crecer, y mantener viva la llama del interés es lo que importa.

La transgresión conspiranoica de Utopia

En diciembre de 2012 un chaval de 20 años asesinó a 26 personas, 20 de ellas niños, en la escuela primaria estadounidense de Sandy Hook, en Newtown (Connecticut). Una masacre que caló en la sociedad de un país que como es obvio jamás se acostumbrará a este tipo de hechos en su territorio. Aunque, tristemente, se repitan en el tiempo con una lamentable asiduidad. Y que, además, desencadenó de nuevo el manido y necesario debate sobre la tenencia de armas en el país que preside Barack Obama.

Los americanos, que provocaron la autocensura de un capítulo de Hannibal por el atentado del maratón de Boston, aunque éste no tuviera nada que ver con el ataque de los Tsarnaev, se encontraron con algo inesperado al otro lado del charco. Algo más de un mes después de lo ocurrido en Newtown, otra serie, británica en este caso, mostraba cómo un tipo se cargaba con una pistola a un número indeterminado de adultos y niños en un colegio. Y que no se escatimaba en detalles en algunos de los asesinatos, que se hacían en primer plano y con la sangre llenando la pantalla. La ‘culpable’ y transgresora era Utopia, emitida por Channel 4.Utopia4

Esto generó innumerables protestas en Reino Unido por parte de algunos espectadores que encontraron estas escenas excesivamente violentas e innecesarias. En Twitter, termómetro habitual en casos como éste, los comentarios más habituales eran los de aquellos que aseguraban que jamás volverían a verla junto a los que definían lo que acababan de presenciar como lo más impactante que habían visto.

Soy de los que está totalmente en contra de cualquier tipo de filtro en las ficciones, aunque una tragedia esté demasiado reciente. Un aspecto que en España por suerte comparte bastante gente, así como las cadenas en su mayoría (o eso creo). Pero que los anglosajones no acaban de asumir y optan por rasgarse las vestiduras ante una historia inventada. Queda abierto el debate, en cualquier caso.

En Utopia un grupo de aficionados (frikis) a un cómic, ‘The Utopia Experiments‘, deciden encontrarse después de que uno de ellos se haga con el manuscrito de la segunda parte. Una entrega que al parecer incide más en el argumento del primer volumen: una organización que realiza experimentos que afectan a la población mundial con el objetivo de controlar determinados aspectos de la vida de las personas. Aunque para ello tengan que matar a cientos de miles si es necesario.

Utopia3Pero se encontrarán con que ellos no son los únicos interesados en éste. Detrás del manuscrito hay una organización llamada La Red que lo ansía por una razón que se destapa a lo largo de los episodios. Con la intención de recuperarlo, ordenan la búsqueda a dos de sus hombres: dos asesinos despiadados que matarán y torturarán a todo el que sea necesario con el fin de obtener pistas que les lleven hasta su objetivo.

La carta de presentación ya en los primeros cinco minutos dice mucho: varios muertos, y de forma sangrienta, en tan solo ese tiempo. Todo en un ambiente que llena la vista. Y ésta es una de sus grandes virtudes que se percibe desde el principio: la fuerza que tienen los colores y los tonos cálidos en los escenarios. Un homenaje al comic, parte esencial dentro de la historia, y cuyo lenguaje es prácticamente calcado al que vemos en los seis capítulos de la primera temporada. No se adapta la historieta, sino que se traspasa. Es una adaptación casi mimética del estilo de las viñetas a la televisión. Un síntoma de calidad inapelable.

Una historia cargada de extrema violencia (sin llegar al gore) a la que se suman elementos como el Gobierno británico, en forma de un burócrata del ministerio de Sanidad que tras cometer un desliz se encuentra con el chantaje de otro grupo criminal. Y éste no dudará en aprovecharse de su ventajosa situación para exigirle que realice ciertas gestiones políticas que les permitan llevar a cabo sus planes más ambiciosos en el campo de la salud. Utopia2

Dos tramas entrelazadas que tienen más conexiones de las que aparentan en un principio, y que hacen que la trama no se haga pesada por culpa de una u otra. Algo que sería prácticamente imposible, ya que Utopia es una cascada de secretos, apariencias y novedades que se suceden a cada minuto. Uno que puede ser de los buenos de repente es de los malos, pero no. A la siguiente escena aparece un personaje aún más cabrón que el anterior. O al final de un episodio resulta que todo lo anterior no vale de nada y tienen que empezar de cero para intentar que La Red no les coja. O que incluso ésta no es tan mala como aparenta ya que sus objetivos igual interesan. Y así durante seis horas.

Utopia1¿Por qué hay que verla? Porque es muy buena y con unas tramas inéditas. Punto. Aunque sí le encuentro un pero: que uno de los personajes se llame Mister Rabbit. Qué manía tienen los guionistas del mundo con denominar así a los malos o misteriosos de las series. Aunque este Rabbit sea bastante más interesante que otros del pasado. Si queremos profundizar, el trabajo de todos sus actores está muy bien. Un reparto que lidera Nathan Stewart-Jarret (Misfits) y que está acompañado por la talentosa Fiona O’Shaughnessy, además de por la más conocida en la ficción británica Alexandra Roach. Pero el que más transmite de todos es sin duda Neil Maskell, que aunque parece tonto acojona como el que más. A éstos se suman actores veteranos como Stephen Rea y James Fox, que dan empaque al elenco y lo hacen mucho más rico. Qué mejor que juntar a jóvenes talentos con los que ya lo han demostrado durante décadas.

Se suele decir que ya está todo inventado en el mundo de la ficción. Y las series no son excepción. Todos tenemos la sensación cuando vemos capítulos de que, aun con una trama distinta, el fondo siempre suele ser el mismo: policías, asesinos, adolescentes, familias, médicos, fenómenos paranormales, historias pastelosas… Hasta que llega algo sorprendente. Que te deja hecho un lío atacándote con su originalidad por todos los flancos. Y ya solo por eso, aunque parezca irreal, sientes que es obligatorio ver esa serie. Este es el caso de Utopia. Aunque lo que cuente podría llegar a ser real si nos ponemos muy conspiranoicos.

Nueva temporada

Septiembre es el inicio de todo. Estudios, el trabajo normal del día a día, y por supuesto, la génesis de la temporada 2013/2014 de series de televisión. Un ejercicio seriéfilo en el que no volveremos a ver jamás a Dexter Morgan (Dexter, muy pronto) y a Walter White (Breaking Bad, el 29 de septiembre). Es decir, este verano está marcado por despedidas muy destacadas, como son las de dos de las mejores series de estos últimos años. Aunque una haya envejecido mejor que la otra, que ha pasado la etapa del deceso hasta llegar a ser un zombi. También se ha marchado Luther. Para siempre (aunque se habla de posible película). Aquí tendrá la despedida que se merece, a pesar de que la marcha de Idris Elba para dedicarse de lleno al cine fuese inexorable.

Luther2Antes de pasar a lo que vendrá a partir de este mes me gustaría hacer un recorrido por lo que hemos podido ver durante julio y agosto, además de por lo que yo he mismo he rescatado para ponerme al día. Está claro que la estrella ha sido Orange is the New Black, por su frescura en forma de gran guión y su humor negro. Todo el que la ha visto está deseando que llegue la próxima temporada y se ha alegrado las vacaciones gracias a estas reclusas histriónicas e hilarantes.

El otro soplo de aire fresco, dentro de lo escaso que nos han ofrecido las cadenas, ha sido Ray Donovan. El ‘nuevo chico malo’ de Showtime no ha alcanzado unas cotas de calidad espectaculares, pero es fácil augurarle un futuro de éxitos y capítulos inolvidables. Seguirá solucionando todo lo que le encarguen durante algunos años más. Seguro.

Y de lo que ya conocíamos, al menos para mí, lo único que ha pasado del aprobado es la sexta temporada de True Blood. Quizá algunos penséis que estoy loco, pero me lo he pasado como un niño gracias a los vampiros de Bon Temps. Y quiero ver el primero de la séptima YA. Los que hayáis visto la finale de esta entrega sabréis a qué me refiero.

Verano de capítulos

Como decía antes, he aprovechado este tiempo para ponerme al día con unas cuantas ficciones que tenía pendientes. Todas tendrán su reseña en las próximas fechas. Una de estas ha sido Arrow, emitida por Antena 3 este verano. El justiciero ricachón y su particular concepto de la justicia forman un cóctel de entretenimiento muy recomendable. 65646_568776363143230_552143621_n

También he caído en las manos de seda de Gillian Anderson en The Fall. ¿O acaso existe un ser más maravilloso en la Tierra que la actriz británica? Yo creo que no. Y eso a pesar de que está en un rol que ya conocemos: el de detective, como en Expediente X. Aquí Anderson debe perseguir a un asesino al que todos conocemos desde el capítulo uno, así como a su familia y a sus víctimas. Todo en un ambiente tétrico y pausado, además de interesante.

Siguiendo con lo británico, lo más original y estrambótico que he disfrutado ha sido Utopia. El cómic con secretos que harían temblar al mundo y los frikis que acaban siendo sus guardianes por error frente a una organización de asesinos van camino de convertirse en serie de culto. Otra imprescindible sin duda alguna.

BansheePero lo mejor que he podido hacer ha sido recuperar Banshee. En resumen: un ladrón que sale de la cárcel y que está sentenciado a muerte por un gangster al que robó que por una serie de catastróficas desdichas acaba siendo sheriff de un pequeño pueblo estadounidense. Todo aderezado con acción, violencia y sexo a raudales.

Aunque esta última es la cara del tiempo que he empleado en ver capítulos, también hay una cruz: el adiós de Skins. Los seis capítulos con los que ha finalizado la mejor serie de adolescentes de la historia no han estado a la altura de su pasado. Una auténtica pena, dado el potencial de Bryan Elsley y Jamie Brittain. Pero de donde no se puede sacar…

Las nuevas seriesAgents

Dejando el pasado de lado, la pregunta con respecto al futuro es clara: ¿Qué vamos a ver próximamente? Jamás recomendaré series que no haya visto previamente, por lo que solo puedo ceñirme a relataros algunas de las ficciones que mejor campaña publicitaria, oficial o no, están teniendo. Así, podríamos hablar de Masters of Sex, Agents of Shield (spin-off de Los Vengadores), Dracula (con Jonathan Rhys Meyers), Believe (Alfonso Cuarón y JJ Abrams), Sleepy Hollow (adaptación futurista de la peli que ya lo fue de un libro), The Michael J. Fox Show, Penny Dreadful (Juan Antonio Bayona mediante), The Black List, The Tomorrow People (el nuevo Arrow)… Y aún faltan las británicas además de muchas otras estadounidenses. Y ya lo digo: esta selección que he hecho no tiene intención alguna. Solo son los nombres de los que más se habla.

BehindTampoco hay que olvidar a las series españolas. A las que parecen interesantes de antemano, como Galerías Velvet, se suman otras que dan escalofríos solo de verlas anunciadas. Sí, me refiero a Vivo cantando. Pero habrá que verla para poder opinar, aun con suspicacias.

No hay que olvidar que el comienzo de temporada es sinónimo de Emmy. Y los de este año van a estar muy interesantes. Hasta que llegue el 15 de septiembre y la gala correspondiente, os presentaré a los candidatos de cada una de las categorías más destacadas. Por supuesto, podéis decir quiénes son vuestros favoritos, tanto en los comentarios como en las encuestas / listas que pondré a vuestra disposición próximamente. ¿Confirmará Homeland su hegemonía? ¿Habrá premio de despedida para Bryan Cranston? ¿Podrá alguien con Claire Danes? ¿Behind the Candeblabra tiene rival en las miniseries? ¿Y Modern Family en las comedias? Todo eso lo sabremos en pocos días. Aún así, hagamos nuestras cábalas.

Como siempre, estoy a vuestra disposición en el email. Bienvenidos de nuevo.

Dates, un drama estrambótico

Desde que comenzase este blog, me propuse ver varios capítulos de una determinada serie antes de hablaros de ella. Tengo la convicción de que viendo un piloto, y quizá el segundo, no se puede opinar sobre alguna historia, ya que su evolución a mejor o peor la marca el tiempo que pasamos viéndola. Por todo esto no me había decidido aún a referir la existencia de Dates, emitida por la británica Channel 4, y de la que se está hablando mucho en Twitter después de haberse convertido en una de las revelaciones de la temporada.

Dates1

Pongámonos en situación: los protagonistas son personas registradas en un sitio de citas de Internet. Visitan varios perfiles, buscando el amor entre fotos de carné y datos exiguos, con la misma esperanza que el aficionado deposita en el fichaje de turno. Deciden quedar para conocerse sin teclados de por medio. Y una vez en el lugar elegido para el encuentro, se gustan o no, se cuentan el uno al otro sus miserias y alegrías, y acaban la velada juntos o separados. Eso es Dates en pocas palabras. Pero hay más.

Los que hayáis visto Skins (de la que hablaremos muy pronto por aquí, ya que su temporada final se estrena el 1 de julio) reconoceréis en ella el toque característico de Bryan Elsley, creador de ambas. Y para los que no, vais a descubrir una serie dramática completamente distinta, incluso estrambótica, donde los quebrantos los crean los propios personajes, no las circunstancias que los rodean.

Aquí se rompe con la dicotomía establecida de que una primera cita a ciegas solo puede ser un éxito o un desastre: vemos cómo algo puede empezar muy bien, y acabar a los pocos minutos  muy mal, pero luego reconducirse aun sin que los dos protagonistas estén del todo cómodos, o viceversa. Pero al final siempre ocurre algo que acaba por hacernos dudar de si hay esperanza para ellos o no, si los mismos que acaban de tirarse de los pelos podrían volver a verse o por contra su historia ha sido así de efímera.

Dates es un drama de algo más de 20 minutos por capítulo cuya primera temporada está compuesta por nueve donde cabe todo, desde citas entre un un hombre mayor y una jovencita a un encuentro entre lesbianas, que nos cuentan cómo son sus odiosas o peculiares vidas entre vino y comida. Y hay de todo, ya que son camioneros, acompañantes, médicos o estudiantes.

DatesEstos personajes de distinta profesión logran transmitir todo lo que se proponen, ya sea la pena que sienten de sí mismos o la que les merece el que tienen enfrente, lo enfadados que están por la actitud del desconocido al que han accedido a ver, o sus ilusiones destrozadas cuando descubren un aspecto truculento de su conocido en Internet

Si buscáis risas, esta serie no os las va a dar. Pero si queréis ver algo completamente original y que os emocione, sin duda es la mejor opción. Y si necesitáis más razones, os diré que una de las protagonistas es Oona Chaplin (Jeyne de Juego de Tronos), que aquí demuestra que es una de las actrices con más proyección de la actualidad por toda la sensualidad que desprende

En definitiva, Dates es el plan perfecto para aprovechar una tarde libre de este verano, ya que engancha y se puede ver en pocas horas. Y pocas pueden darnos eso.