BLOGS
Solo un capítulo más Solo un capítulo más

Siempre busco la manera de acabar una serie cuanto antes... para ponerme a ver otra.

Archivo de la categoría ‘Canal + Series’

La nueva temporada de True Detective: de lo filosófico a lo convencional

Es difícil discutir que True Detective trascendió a la televisión. No estoy seguro de si logró cambiar o hacer mejor el medio, gracias a su narrativa, lenguaje y atmósfera peculiares. Pero sí tengo claro que era tan poderosa que hasta la gente que no la había visto fue partícipe de su fenómeno e incluso se sumó a las bromas y memes sobre quiénes serían los protagonistas de la segunda temporada.p19nbrrr0rtr4dvn1ggb1kaem1s7

Nadie acertó. De dos protagonistas se ha pasado a cuatro, sin que haya una pareja de agentes determinada que pudiese emular a Rust Cohle y Marty Hart. Y de una historia compleja se ha pasado a una más convencional. La filosofía de los diálogos ha dejado paso al relato puro de investigación policial, donde el misterio prevalece pero la conspiración religiosa desaparece. Ahora, todo parece ser una cuestión de dinero, corrupción y poder. Se ha dado el paso al género negro puro, vamos. O, insisto, eso parece.

p19nbrrr0rhn21neu1k7f813mdf6Este podría ser el resumen de lo que nos van a contar en la segunda temporada de la serie de Nic Pizzolatto para HBO y que emite Canal + Series en España. Ya he visto tres capítulos y tengo una visión más de conjunto sobre lo que vamos a ver este año. Que no es otra cosa que una ficción donde los malos siguen haciendo cosas malas. Porque en esta historia no hay ni un bueno. Aunque quieran o intenten serlo. De ahí que todo arranque con la desaparición de un trabajador municipal que está aliado con el mafioso de la zona, Frank Semyon (Vince Vaughn). Un caso que acabarán investigando un policía que está a sueldo del criminal, Ray Velcoro (Colin Farrell), una policía con problemas para relacionarse, Ani Bezzerides (Rachel McAdams) y un patrullero que se convierte de repente en investigador por descubrir lo que todos buscaban, Paul Woodrugh (Taylor Kitsch).p19nbrrr0ruqg14ne1cvl1m1sdj85

Lo más destacado de los nuevos episodios es que ahora True Detective aspira a ser un producto televisivo que cualquiera pueda ver. Las (pocas) malas críticas que obtuvo el año pasado resaltaban que era poco accesible para todos los públicos, al enfrascarse en esa nube de filosofía que parecía imprescindible que había un chalado asesinando chicas jóvenes. Unos reproches con los que no estoy de acuerdo, ya que para mí esas soflamas de Matthew McConaughey la enriquecían y la hacían distinta. Pero parece que Pizzolatto ha escuchado a todos y ha querido meterse de lleno en el género negro, aunque eso le haya costado renunciar a una de las esencias de la serie.

p19nbrrr0qqilspjtek1mia1c1k4Tampoco era cuestión de repetir lo mismo cuando los protagonistas han cambiado. Sobre todo si estos son “peores” que los anteriores. Aún así, Colin Farrell está sorprendentemente bien en su papel de detective vendido, padre frustrado y alcohólico (aunque se note que está sobreactuado). No se puede decir lo mismo de Vince Vaughn, que justifica mis recelos de hace unos meses cuando rajé de que él y Farrell no encajarían en esta serie. Al menos Ray Velcoro me ha callado. Rachel McAdams y Taylor Kitsch, por ahora, son irrelevantes y no aportan más que unas escenas sueltas que aparentemente no aportan nada. Pero parece que con el paso de los capítulos serían muy importantes.

True Detective ha pasado de ser una novela de detectives a una serie policiaca. Al menos es lo que a mí me parece. Y eso no tiene por qué ser malo. Puede gustarnos igual o más, según avance. El mayor problema que veo es que el personaje de Vaughn desentona muchísimo y se puede cargar la trama. Veremos a ver qué pueden hacer los directores de los episodios con esto. Justin Lin en los dos primeros da la talla. Aunque muchos estamos expectantes por ver lo que consigue Miguel Sapochnik. Sí, el que dirigió uno de los considerados como mejores episodios de Juego de Tronos.

Esta es la canción de la cabecera, por cierto. A mí no me apasiona.

Juego de Tronos: el año del hype

4La dimensión que ha adquirido Juego de Tronos desde que se emite es indiscutible. Tanto que suele marcar la agenda personal de todos los que la vemos. Desde el “no digáis nada” en la oficina del trabajo, quedarse en casa la mañana del lunes para ver el episodio o hasta no entrar en Internet para no comerse spoilers hasta que ya sabes qué ha pasado en el capítulo de la semana. Aunque en esto último solemos ser muy poco hábiles. La culpa de todo, cómo no, la tiene el hype. Eso que no hay que creerse pero que nos atrapa irremediablemente. Y esta serie es la que mejor sabe despertarlo.

Las últimas semanas han sido las de más nervios para los seguidores de la serie. Tanto que todo lo anterior se exageraba y hasta querías que estuviese prohibido hablar del tema hasta saber lo ocurrido en el capítulo. Es la dictadura de los lunes, como he leído alguna vez, y cuya policía política son las webs de tele estadounidenses y portales como Tumblr. Porque son esas mismas las que te pueden reprimir con 200 spoilers en solo un minuto. 5

Pero, ¿por qué tanto nerviosismo con los últimos episodios? Pues porque cada final de capítulo ha sido de infarto. No recuerdo haber tenido antes tantas ganas de ver Juego de Tronos cada semana como este año. Los cinco últimos de los 10 emitidos en 2015 han sido un golpe directo al corazón. Lo que ocurría en algunas escenas era tan emocionante o dramático que era imposible no experimentar sensaciones de todo tipo.

1No quiero comentar mucho sobre lo ocurrido porque paso de caer en ser otro de esos medios que revientan una serie tan simbólica en ese aspecto. Pero sí he leído en otros sitios que ha sido la temporada más mala de lo que llevamos. ¿En serio? He debido ver otra. También se habla de que ha habido tramas que no han acabado de arrancar. Pues eso tampoco me parece mal.

La quinta entrega de la serie de HBO y Canal + nos ha permitido ver debilidad en personajes como Cersei; más apuros para Jon Snow o Daenerys; evolución y madurez en Arya o Sansa; redención en Theon o Jorah; además de la reinvención de Tyrion. Además, la mayoría de tramas han quedado abiertas. Hay cliffhangers de un año para otro. Incluso en el capítulo final, que solía ser una simple transición a la siguiente temporada. Incluso se ha hablado de que los capítulos 8 y 9 (sobre todo el primero) han sido los mejores de la historia de la serie. No veo el ‘gatillazo’.3

Al hype también ha contribuido que, por primera vez, haber leído los libros no te garantizaba saber todo lo que iba a pasar. La adaptación pura y dura de Canción de hielo y fuego ha dado paso a una reinvención que que puede gustar más o menos. Y es que no está el tema como para seguirle la pista a George R.R. Martin, que hasta se ha cansado de que le insistan y ha pedido que le dejen escribir en paz. Que a veces los fanboys son muy pesados.

2El próximo año deberíamos saber cuántas temporadas le restarán a la serie para terminar. Dudo mucho que lo haga a la vez que los libros de Martin, ya que necesitaría como poco 13 temporadas. Quizá llegue con suerte a la décima. Demanda de alargarla hay, y material también. David Benioff y D.B. Weiss ya saben cómo acaba la historia y han demostrado que pueden moldearla como quieran, que seguramente les saldrá bien. Sobre todo si nos hacen sufrir. Porque es imposible no pasarlo mal con Juego de Tronos. Aunque sea el mejor rato de la semana.

S05E08 Hardhome: ¿El mejor episodio de la historia de Juego de Tronos?

POST CON SPOILERS

 

Si no has visto el último episodio de Juego de Tronos, ese que se estrenó en HBO y Canal + la madrugada del domingo al lunes, te recomiendo que dejes de leer. Porque, créeme, no quieres que te lo destripemos con unos spoilers salvajes. Te aseguro que te arrepentirías mucho. Y es que estamos hablando del que muchos han bautizado como el mejor capítulo de toda la serie en sus cinco años. El octavo de la quinta temporada, titulado Hardhome. Pero, ¿es así?3

Yo nunca había visto algo así en la televisión. En el cine, sí. Pero jamás habría podido pensar que en un capítulo de 59 minutos, por muy de la HBO que sea, habría 20 minutos que son de superproducción. Todo por una batalla entre vivos y muertos que recuerda a la del abismo de Helm de El Señor de los Anillos (al menos a mí, y salvando las distancias evidentes).

1No es la primera vez que Juego de Tronos lo hace. Ya nos dejó boquiabiertos con aquel mítico Blackwater. Aquello fue espectacular. Pero lo que ha ocurrido en el que nos ocupa es apoteósico. Acojonante. De los que te dan ganas de que no se acabe nunca el episodio y de querer que llegue el próximo cuanto antes. La culpa de esas interpretaciones bestiales. Del buen hace de centenares de figurantes. De unos planos para enmarcar y ponerlos de ejemplo en las escuelas de cine. Con cameos de los que te hacen sonreír, como el de la periodista de Borgen o los miembros de la banda de metal Mastodon.4

Los que han estado detrás del capítulo también influyen en semejante resultado. Este lucha entre los White Walkers y los salvajes ayudados por la Guardia de la Noche no habría sido tan espectacular sin un montaje y una dirección a la altura. El primero, como apuntó Emilio Domenech en Twitter, es Tim Porter. También fue el responsable de montar la season finale del año pasado, el episodio de la cabeza machacada de Oberyn o el tercer capítulo de la segunda temporada de Sherlock. Ese tan alucinante, sí. El director ha sido Miguel Sapochnik, que ha estado en maravillas como Banshee o Fringe. Pero no lo olvidemos: sin tiempo y sin mucho dinero esto no se habría llevado a cabo.

2Por cierto, con todo lo que ha pasado en este capítulo, se ha vuelto a reabrir el debate de los spoilers en los medios. El consejo es simple: si no habéis visto el capítulo, no sigáis a BuzzFeed. En ninguna de sus cuentas. Junto a Tumblr, es lo más peligroso que existe en este aspecto.

No todo el mundo cree que lo de este domingo haya sido lo mejor que hemos visto de Juego de Tronos en toda su historia. A algunos les ha sabido a poco o esperaban más, vistos algunos comentarios. Como ya he dicho antes, a otros nos ha emocionado e impactado a partes iguales. Sobre todo ese momento en el que Jon descubre el poder de su espada y la demostración de fuerza del líder de los muertos. ¿Qué opináis?

¿Por qué tanta polémica otra vez con una escena de Juego de Tronos?

El lunes empecé a leer comentarios críticos sobre una escena del último episodio de Juego de Tronos (sexto capítulo de la quinta temporada). Pensaba que era algo pasajero. Que se diluiría con el paso de las horas, ya que no me pareció para tanto. No podía estar más equivocado. La mayoría de medios, españoles o internacionales, no han dejado escapar la oportunidad de cazar clics a costa de una polémica que considero absurda e inventada. Más que nada porque cualquiera que haya visto la serie y conozca a los personajes implicados en ‘la escena’ podría intuir que esto iba a pasar. Y aquí empiezan los spoilers.

 

INSISTO: A PARTIR DE AQUÍ, SPOILERS

1Que haya una violación en una ficción con tintes de Edad Media donde las mujeres son tratadas como meros objetos entra dentro de la normalidad narrativa. Es aún más evidente si el agresor es Ramsay Bolton y la víctima Sansa Stark, un psicópata y una adolescente traumatizada que era virgen hasta el momento en el que abusaron de ella. La misma chica que sobrevivió a Joffrey Baratheon y soportó otro matrimonio de conveniencia con Tyrion. No justifico lo que ha ocurrido en ningún caso. Pero no me chirría dentro de las tramas habituales.

En este caso, el debate sobre lo ocurrido no se ha generado de forma individual y a través de artículos de análisis y opinión. Algo que sí ocurrió en el caso de la violación inventada en la serie de Jaime a Cersei. El follón lo han generado los propios medios al coger unos cuantos tuits y hablar de “polémica” o “críticas”. Lo del año pasado fue un debate interesante y sanísimo. El de ahora está contaminado. Y hemos picado todos. Sobre todo porque en 2014 todo el mundo con el que hablé y todos los textos que leí comprendían que se hubiese levantado polvareda. Ahora no ha pasado. Hay gente flipando con que estemos hablando de esto (yo el primero).2

De verdad, ¿a alguien le sorprende que un chalado abusón como el bastardo de Fuerte Terror viole a la que se acaba de convertir en su esposa? Y que, además, obligue a mirar al chico noble al que a fuerza de torturas ha convertido en un animal domesticado. Tampoco me choca que ésto esté entre las aficiones de Ramsay. Lo que no comparto es que se diga que esta serie es machista. Es una de las que destaca precisamente por el empoderamiento de la mujer. Muchos personajes principales femeninos son independientes y ocupan posiciones en igualdad con los hombres, aunque a éstos les moleste.

3Al contrario que hace un año, esta vez no he encontrado artículos interesantes con lo que poder armar un post cargado con posturas distintas. Las opiniones más interesantes que he leído son las de dos amigos del blog, que han comentado la jugada en Twitter: Álvaro Onieva (AgenTV) y Mar Guerrero (Series a la parrilla). Todo porque ofrecen matices y argumentos, algo que no ha hecho casi nadie. Así que les he pedido que los compartan también con vosotros. Esto es lo que piensa Mar:

La ironía de toda esta polémica es que se ha producido cuando los guionistas han utilizado el recurso de la violación de forma coherente por primera vez en mucho tiempo. La escena del sexto capítulo tiene sentido, sobre todo, si entendemos quién es Ramsay Bolton y la monstruosidad que representa. Ahora bien, en retrospectiva, la escena sí da pie a la crítica porque el tormento de Sansa, pensado además para hacer evolucionar al personaje, deja en evidencia la torpeza de la violación de Cersei a menos de Jaime en la temporada anterior. ¿Has visto que eso añadiera algo más cualquiera de los dos personajes? Los talifans del libro sí tenían la razón con Cersei.

Y aquí, la opinión de Álvaro:

Las violaciones en Juego de Tronos, como los delitos de sangre, estarían justificadas debido a que la serie representa los sucesos de un tiempo ficticio atroz en muchos aspectos. En el caso de Sansa, supone un duro revés más, como fueron los asesinatos de sus familiares o su calvario en Desembarco del Rey, que forjará el carácter de un personaje que ha pasado de preadolescente boba a la promesa de una heroína. No cabe duda ante el espectador que tanto el acto como su autor, Ramsay Bolton, son absolutamente abominables. Menos justificada veo, sin embargo, la violación sufrida la temporada pasada por Cersei, especialmente cuando comprobamos que el suceso no tuvo ninguna repercusión en su relación con Jaime, ni tampoco en la evolución de él como personaje. En lugar de descender a los infiernos, un Jaime liberado de su hermana-amante ahora se nos presenta como un héroe bonachón sin ninguna oscuridad. Se ha ido de rositas a ojos de la serie y eso es muy grave.

Tengo claro que a mí no me escandaliza lo que ha pasado. Es una ficción y es Juego de Tronos. Tampoco me mosqueó lo de Jaime y Cersei, aunque reconozco que fue muy gratuita. Es un camino que han escogido los guionistas y responsables de la serie. Ellos sabrán si les interesa que se hable así de su trabajo. Creo que incluso están encantados de que lo hagamos.

Mad Men: la derrota final de Don Draper

5Llevo desde ayer pensando qué escribir sobre el final de Mad Men. Ha sido tan extraño e inclasificable que es imposible plasmar en poco tiempo una opinión bien formada sobre lo que ha ocurrido en la despedida de una de las mejores series de la historia. Como ocurre con las asignaturas más difíciles, lo que te hayas estudiado al principio solo podrás asimilarlo con el paso de las horas y tras una noche de sueño. The End of and Era, el capítulo 14 de la séptima temporada de la serie, el 92 de su historia, te exige más tiempo para hacer un análisis sosegado y que se aproxime a la realidad. Aunque cada persona que haya visto este final tenga un parecer distinto.6

No voy a decir que me ha encantado el último capítulo y lo que ocurre con Don Draper en los últimos minutos. Tampoco que no me ha gustado nada, que ha sido aburrido y que no aporta nada a la historia. Lo que me ha parecido es que ha sido un capítulo más de Mad Men. Desconcertante. Rico, lleno de novedades para las tramas actuales e interesante. Pero sí destaca en que ha sido de los episodios que más me ha hecho pensar en cómo soy y me ha forzado a buscar paralelismos entre mi actitud diaria y la de los que me rodean. Hasta el último segundo ha cumplido con el objetivo de Matthew Weiner: ser una clase de empatía en cada escena. Especialmente con la derrota de Don Draper con respecto a todos los que le rodean.

3He leído por ahí que ha sido un final “espiritual” (y, esto es verdad, lleno de guiños maravillosos). Todo porque Don acaba en un retiro rodeado de hippies y gente alternativa con nada más que unas cabañas y el mar para escapar. Que hasta es una representación del comienzo de su nueva vida. Algo que ocurre por lo que su familia le dice que debe hacer y por la experiencia que comparte uno de sus compañeros de sesión. Cuando finalmente se da cuenta de que todos le miran a él pero no como le gustaría. Que triunfar con las mujeres no significa nada. Tampoco hacerlo en la publicidad. Es la vida vacía del éxito que nos han enseñado durante estos ocho años y que Jon Hamm ha explotado dentro de un personaje que merece tener un hueco destacado en la historia televisiva. 1

Mi sensación es que Weiner ha querido dejar el final más abierto posible para que estemos ahora todos haciendo conjeturas. Preguntándonos qué va a ser de Don ahora que todo lo que conocía va a cambiar por completo, ya sea por sus elecciones o por los golpes de la vida. Así estoy yo ahora mismo. Lo mismo con el resto. ¿Va a hacer caso Peggy a su corazón? ¿O realmente es su cabeza la que habla? ¿Va a triunfar Joan ahora que no tiene un asidero? ¿Cómo le irá a Peter? ¿Y a Roger Sterling? ¿Sabremos algo más de Sally Draper?

4Lo que sí está claro con el final de Mad Men es que todos los personajes han rehecho sus vidas y tienen un horizonte claro. Incluso Betty. ¿Quién es el único que no puede contar con un futuro aparente por delante? Exacto. Al final, siempre hay esperanza para todos. Excepto para los que se autodestruyen y retozan en su mierda. Estoy convencido de que todos nos hemos podido ver reflejados en algún momento en la historia de Don. Los otros personajes son muy interesantes, pero evidentemente no están a la altura de los matices del protagonista. Por algo es el que manda.

Quizá Matthew Weiner alumbró esta serie como algo autobiográfico. Él puede decir una cosa en una entrevista y otra en la contraria, despistándonos y convenciéndonos de que debemos creer que para nosotros debe ser lo que dice él. Yo creo todo lo contrario: cada uno debe sacar sus propias conclusiones. Más en una serie que tiene tantas lecturas posibles. Por algo es una de las mejores de la historia.2

El desconcierto que ha generado el capítulo 92 de Mad Men debería servir de lección para todos aquellos que dicen que es aburrida y que nunca pasa nada en ella. Si no fuese así, ¿para qué iba a escribir siete u otro párrafos que rozan lo bizcochón? Ya dije en una ocasión que no es una serie para todo el mundo porque no es fácil seguir el hilo al principio. Pero cuando te das cuenta de qué va, del fracaso dentro del éxito, es imposible no engancharse. Así hemos estado ocho años.

La exposición de Juego de Tronos: un paseo por la realidad de Poniente

p19k0vdket1eih15u9s0j114k14id9Si estás en Madrid estos días de puente de mayo y te gusta Juego de Tronos tienes una cita ineludible. Siempre que las colas en la puerta y la gente que ya ha reservado previamente te lo permitan: la exposición Juego de Tronos: Madrid, Tierra de Dragones, con material original utilizado en los rodajes durante estos años. Se puede visitar desde este 29 de abril y hasta el 3 de mayo, la organiza Canal + y hace un recorrido por los territorios de la historia creada por George R.R. Martin. Y no le faltan detalles. Tantos que durante el paseo por la nave de Matadero Madrid acabas envuelto en esa realidad de Poniente de la serie.

p19k0vdkes16aj1p9f8reo141sns7

La muestra está distribuida en base a esos mundos donde sobreviven sus habitantes, caballeros o gobernantes. Y dentro de los mismos, los objetos o trajes que llevan los personajes. En la zona del Muro podemos ver el vestido de Melisandre o la espada de Stannis, mientras que en el Castillo Negro están la indumentaria de Jon junto a su espada y las máscaras de algunos salvajes. Además de un Caminante Blanco que es una maravilla de bien hecho que está. En Desembarco del Rey está toda la parafernalia de la boda gloriosa entre Margaery y Joffrey, junto a vestidos como el de Cersei. En el apartado dedicado a los gafados Stark están los harapos de Arya o el arma de Ned. Y en Meeren quizá lo más bonito: un vestido de Daenerys, los huevos de dragón, una máscara de los Hijos de la Arpía o la espada de Jorah Mormont.

p19k0vdket1o6f16a81vk31k071tsbeNo todo es material de exposición que ver detrás de separadores de fila o cristaleras. Cualquiera que vaya tendrá varias actividades interactivas disponibles en las que solo hay una regla: desinhibirse. Hacer el ridículo sin sentirse de la misma manera, vamos. Es lo que debes hacer si quieres que te tomen una fotografía como si fueses un caminante blanco, con resultados muy creíbles sea quien sea el que pose. Lo mismo toca en la zona donde tendrás un vídeo con un dragón echando todo su fuego sobre ti. Quizá lo más interesante sea la posibilidad de subir al muro por medio del montacargas que usan Jon Snow y sus compañeros. Todo gracias a la tecnología Oculus Rift, que permite ver cómo subes hasta el pasillo que lleva al patio del Castillo Negro valiéndose de la realidad virtual en cuatro dimensiones. Un mareo y un frío que merecen mucho la pena.p19k0vdket7c9nhg1ipu1cfaaeuc

Lo anterior puede puede parecer bastante friki de por sí. Pero hay algo que lo supera, y que puede ser lo más deseado por algunos. Porque el Trono de Hierro levanta pasiones entre la mayoría de seguidores de Juego de Tronos. Y en esta exposición te ofrecen sentarte en éste y posar con una espada como si fueses el monarca de los Siete Reinos. Todo sea por la foto y por recordarte que por ese montón de chatarra ha muerto mucha gente. De recordártelo se encarga un mural con las caras de todos los que han caído hasta el momento en la serie bajo una Valar Morghulis bien grande.

p19b21q320l7f9011jv21lkrfbiaContar con palabras una exposición de esta importancia es complicado. Hay cosas que merece la pena ver en directo. Y esta muestra, con piezas originales (como la espada de La Montaña, por ejemplo), merece mucho la pena. Antes de ir, asegúrate de que has visto toda la serie hasta el principio de la quinta temporada. No te vayas a llevar algún susto. El tiempo para visitarla es limitado, ya que solo está en España hasta el 3 de mayo, en Matadero Madrid. Además, es gratis.

Si no tenías previsto ir, prepárate para hacer cola. Las reservas previas para asistir desde la web de Canal + se agotaron en seis horas.

Tiempo de preparar la venganza en Juego de Tronos

Cuentan varios amigos que lo malo de los libros de Canción de Hielo y Fuego es que son peores que una telenovela. Es imposible acabar una de sus tramas de forma decente porque aparecen otras tres de golpe justo antes del fin de la otra. Está bien no quedarse sin historias que contar. Pero a veces puede que de tanto abarcar no sepas encontrar el momento justo para consolidar algunas. De ahí al lado oscuro, el de aburrir, hay un paso.p19g9rqmda11ba1d5219141het19h0c

Este comentario venía a cuento de que el libro más aburrido de la saga de George R.R. Martin es Festín de Cuervos, cuarto de la heptalogía. Quizá alguno discrepéis, pero mis estadísticas cuñadas arrojan que el 90% de las personas que conozco que se hayan leído los cinco tomos publicados coinciden en que es el peor. También hay quien me ha dicho que todo posterior a Tormenta de Espadas empeora.

p19g9rqmda16t3lua1f32ehh1nkd9

 

Por eso empecé a temer que la quinta temporada de Juego de Tronos (HBO, Canal +) fuese la más plana de la serie. Si ves el primer capítulo de la misma te das cuenta de que es imposible que ese calificativo llegue a aplicarse alguna vez a lo que ocurre en los 50 minutos que dura. Pero parece que este año será el de la calma. El de pensar en lo que está por venir. O el de preparar la venganza. Ha habido tantos muertos ilustres en los dos “inviernos” anteriores que no ha habido tiempo de revanchas. Y ahora parece que todos tienen más tiempo para pergeñar su plato frío.

No ser vengativo en Juego de Tronos es como no ser de Iniesta. No hay peor error que el de rebajarte al nivel de tus enemigos. Pero peor aún es no compartir lo que define a tus amigos. Y por ahí te pueden venir todas las traiciones inesperadas.p19g9rqmdale5fnj13073k1nuge

La lista de las cuentas pendientes no cabe en un post. Pero todas las casas, además de los que vienen de más allá del Muro, tienen alguien escogido para poner su cabeza en una pica. Como ejemplo están los Martell y los Stark, que quieren acabar con la existencia de todo lo relacionado con los Lannister y a los Clegane. A ellos se podría sumar la única Targaryen viva que queda en disposición de plantar cara, pero ella es que quiere exterminarles a todos con el Dracarys. A la fiesta de lo trapero se sumará seguro alguien más. Porque algo les tiene que pasar a los Tyrell, ¿no?

p19g9rqmdc1ll1aeh9vt1co01ue2sPor lo que he visto, intuyo que la tónica del primer episodio va a ser la que marque el ritmo. Veremos capítulos excelentes, con unas interpretaciones igual de buenas. Aunque puede que echemos de menos esos vuelcos al corazón y finales potentes tan habituales. Si es así, lo mejor es que nos recompensarán en los tres últimos capítulos con traumas varios que nos joderán la vida y que a la vez nos recordarán por qué vemos esta serie.

Lo que no hay que olvidar es que la adaptación va cada vez más a su bola. Este año hay muchísimas tramas del quinto libro, Danza de Dragones. Las han hilado con las del cuarto, el que correspondía este año de una manera que está por ver cómo resulta. Por lo que si estáis leyendo el cuarto, os vais a encontrar sorpresas. Incluso si lo has leído todo te quedarás pillado en algún momento, porque en la serie van a morir personajes que en los libros siguen vivos, y viceversa. Además, habrá detalles del sexto libro que no está ni publicado porque a Martin no le ha dado la gana aún de ponerse a acabarlo.p19g9rqmdc14li1pr5j56114k163410

También parece que vamos a ver más miedo en todos los personajes que en las anteriores entregas. Daenerys teme a sus dragones y al que llama su pueblo; Jaime Lannister, no afrontar lo ocurrido con su familia; Cersei Lannister está atemorizada con la posibilidad de quedarse en tierra de nadie; Tyrion Lannister, aterrorizado con vivir su vida para ver lo que le espera; Arya Stark no quiere ni pensar en no vengarse, como su hermana, que se ha aliado con lo peorcito que existe; y Jon Snow directamente se echaría a llorar si no se convierte en el líder que todos esperan que sea. Más o menos como le ocurre a Stannis, al que quizá le da miedo asumir la realidad de que quizá no sirve para rey.

p19i9ijuu2pm91h7e1jpt1lcs1vo38He escuchado tantas veces que “no pasa nada” o “no está a la altura de la brutalidad de lo anterior” sobre lo posterior a Tormenta de Espadas que pensaba que este año en Juego de Tronos íbamos a tragarnos una etapa de transición. Creo que se encargarán con el paso de las semanas de desmentirlo. Los que se hayan visto los cuatro capítulos filtrados tendrán que esperar un poco más para saber si se queda así o mejora.

Las mejores series de 2014 para bloggers y periodistas

¿Creíais que ya se habían acabado las listas de lo mejor del año? ¡JA! Como avisé, aún quedan unas cuantas. Aunque es posible que incumpla la norma no escrita de publicar todas después de que acabe 2014.4

La de hoy es especial. Es la que hacen bloggers y periodistas amigos del blog que se han prestado a colaborar desinteresadamente para darle forma. Cada uno de ellos ha elegido las que consideran las mejores series de 2014 y los mejores estrenos del año. Algunos coinciden con mis preferencias y otros no. Pero eso no es un problema, ya que la idea era que aportasen variedad para que vosotros pudieseis elegir lo que más os interesa.

Se trata de Natalia Marcos (Quinta Temporada), Alfredo L. Zamora (CienMegas), José Manuel Romero (La Script), Jaime Domínguez (TV Spoiler Alert), Víctor M. González (Gonzoo), Álvaro Onieva (AgenTV), Emilio Doménech (Cinéfagos), Pablo Catalán (TV Spoiler Alert) y Mar Guerrero (Series a la parrilla). Como veréis, ofrecen variedad.

Antes, os recuerdo las mías: mejores estrenos y mejores de todo 2014 en primera y segunda parte. Ahora sí, las de ellos.

Natalia Marcos (Quinta Temporada, El País)

501B6519.CR2Mejores series del año

Transparent
Junto con The Good Wife y Fargo, Transparent completa mi dream team seriéfilo del año, y el puesto que le doy a cada una en el top 3 cambia cada minuto. Transparent es una serie que pilla por sorpresa y que te enamora por la sensibilidad y el cariño con la que se tratan a sus personajes.

The Good Wife
Ya lleva un par de años en lo más alto y no hay quien la baje de ahí. Este año, encima, ha dado un salto mortal tremendamente arriesgado del que ha salido airosa. La serie de Alicia Florrick sigue marcándose capitulazo tras capitulazo. Imprescindible.

Fargo
Personajes corrientes haciendo cosas horribles. Tipos chungos que no pueden ser más inquietantes. Malos de pacotilla. Gente con buenas intenciones que nacieron para perdedores y se encuentran transformados en héroes. Y un guion que encaja a la perfección y deja espacio para el aburrimiento. Genial.8

True Detective
Matthew McConaughey y Woody Harrelson nos obsesionaron durante ocho capítulos en una historia en la que los personajes eran los verdaderos protagonistas, por encima de la investigación en sí. Decenas de referencias literarias y filosóficas, una atmósfera hipnótica, un plano secuencia para el recuerdo y una narración diferente que completaron una temporada (o miniserie, más bien) redonda.

Louie
Louis C.K. y su curiosa manía de hacernos sentir incómodos en el asiento, sin saber si reír o llorar. Louie volvió con una temporada algo diferente a las anteriores, con uno de los monólogos más comentados del año y con grandes capítulos y momentos para el recuerdo. Louie no suele decepcionar, y este año tampoco lo ha hecho.

The AffairMejores novedades de 2014

Transparent
Emocionante, tierna, divertida, triste… y todo a la vez. Maura es uno de los personajes del año, y la de Jeffrey Tambor es una de las interpretaciones del año (o la interpretación del año, incluso). Preciosa e imprescindible de principio a fin.

Fargo
Ha logrado algo tan complicado como trasladar el universo de la película de los Coen a la pequeña pantalla con una historia y personajes diferentes pero con un aire similar al de la historia original.

True Detective
Nos obsesionó a todos a principios de año, nos dejó analizarla y sobreanalizarla y ya la marcamos como una de las series del año. A pesar de haber pasado casi un año, todavía consigue hipnotizarnos como la primera vez que vimos su cabecera.

The Affair
La última obsesión del año. Una historia contada a dos voces, dos versiones de la misma película pero que no tienen casi nada que ver entre sí. ¿Cuál es la verdad? ¿Qué nos ocultan? Además, Dominic West y Ruth Wilson están en estado de gracia.Kevin headbutts G.R. guy, exits car, asks for Laurie at a G.R. house

The Leftovers
Ninguna serie me ha emocionado como esta este año. Costaba un poco entrar en ella, pero una vez que te atrapa, ya no hay escapatoria posible. A los que seguimos apostando por ella pasados los dos primeros capítulos nos tenía guardada una sorpresa en forma de una de las series más emocionantes del año.

Alfredo L. Zamora (CienMegas)

Mejores series del año

The Fall (2T)

Una de las mejores series británicas del año que ha sido capaz no sólo de levantar otra vez la intriga sino además de hacerlo con los mismos ingredientes de la primera temporada. Serie fabulosa llena de matices, con un ritmo pausado para saborear cada plano y con una espectacular Gillian Anderson que se come la pantalla. Es sin duda el thriller del momento.

3Peaky blinders

Manteniéndose fiel a su primera temporada, la serie crece con nuevos personajes y localizaciones que llevan la lucha por el poder de esta banda hasta la ciudad de Londres. Un nuevo reto para el prestigio de los Shelbys que mantiene la fuerza de la historia y su espectacular factura. Es una de las series con mejor banda sonora y fotografía del momento.

Masters of Sex (2T)

Fue un movimiento arriesgado dejar en segundo plano las investigaciones de William Masters y Virginia Johnson pero la jugada no les pudo salir mejor. Una temporada donde los personajes secundarios toman el control reinventando la serie y consiguiendo crear aún más gancho que su predecesora.

Hannibal (2T)

Cambiaron las reglas del juego convirtiendo al cazador en presa y la serie no sólo no se resintió sino que brilló aún más que en su primera temporada. Su delirante (pero coherente y adictiva) narración y un reparto tan denso como los guiones requieren convierten a este thriller un auténtico orgasmo visual. El combo de Mads Mikkelsen y Hugh Dancy no podría dar mejor resultado.

Orange is the New Black (2T)

El reparto más coral de las series actuales ha vuelto a brillar en una segunda temporada llena de rivalidades y traiciones. Piper Chapman adopta esta vez un segundo plano y deja que sus compañeras se luzcan con tramas llenas de realismo y sobre todo de humanidad. La serie no pierde lo novedoso de su trama y consigue mantener una fidelidad espectacular en la evolución de sus personajes.1

Mejores novedades de 2014

Penny Dreadful

Una de las apuestas más arriesgadas en el género de suspense. Ambientada en el Londres de la época victoriana, la serie resucita y pone en el mismo tablero a las figuras clásicas de la literatura como Drácula, Frankestein o Dorian Gray. Una apuesta innovadora que consigue unir con éxito personajes de ficción que a priori podrían parecer opuestos. Serie de terror psicológico con una espectacular Eva Green.

Transparent

El primer gran éxito de Amazon que es sin duda uno de los mejores estrenos del año. Una serie diferente, llena de sensibilidad y cargada de ganas de vivir que demuestra que aún queda mucho que inventar en la televisión. Una serie que lucha contra los tabús sociales y que se convierte en un auténtico manual de vida.

16The Honourable Woman

La gran joya británica que se ha coronado como la mejor miniserie del año. Un drama político con el conflicto Israel-Palestina de fondo que hace alarde de tener un guión, un reparto y una fotografía de sobresaliente.  Una ficción de secretos y traiciones en la que cada giro narrativo responde a un todo perfectamente diseñado.

The Affair

La expectación no se quedó sólo en eso y la nueva serie de Showtime ha conseguido meterse en el bolsillo a crítica y audiencia. Un drama que juega con las perspectivas y los matices de los acontecimientos con una narración cargada de fuerza psicológica . Cada episodio es una pieza de un gran puzzle milimétricamente cortado aún por descubrir por la audiencia.

How to Get Away With Murder

Uno de los estrenos más ingeniosos del año conseguido con elementos muy simples. Una serie que se mete en el mundo de la abogacía para jugar con la inocencia o culpabilidad de los acusados. Con una Viola Davis excelente, la presenta una trama transversal de un asesinato que implica a todos los protagonistas. Una americanada muy adictiva que tiene los mejores cliffhangers del año.

 

José Manuel Romero (La Script, Cadena SER)

Mejores series del añogetaway

The Good Wife

Tras superar los 100 episodios, la serie de CBS ha logrado algo impensable: seguir creciendo. A base de buenos guiones, giros consecuentes y el mejor reparto de la televisión, ha culminado un año redondo superando incluso la ‘salida’ de un protagonista. Solo podemos levantarnos y aplaudir.

Fargo

La joya inesperada. Contaba con la etiqueta negativa de adaptación y, de ella, ha sacado sus virtudes. Atrapados por la estética, la atmósfera y el humor negro del mejor cine de los Coen,’Fargo’ ha sabido emanciparse. Martin Freeman nos devuelve los instintos del hombre fracasado y Billy Bob Thornton, al gran villano.

Transparent

El viaje emocional de este año. Siempre hay una serie que entra en tu casa y no quieres que se vaya. Con los Pfefferman ríes, sufres, los entiendes y te descolocan. Toda a la vez en una coctelera de sentimientos que es un canto a la libertad. Televisión minoritaria que trae aire fresco y se abre hueco articulando simplemente una buena historia. Y Jeffrey Tambor, claro.

??????????????????????True Detective

Se ha ido desinflando durante el año frente a otras series, pero no podemos olvidar que HBO nos embarcó en un juego fascinante durante semanas generando un sinfín de teorías que no recordábamos desde ‘Lost’ o ‘Twin Peaks’. No perdono la traición de su creador con ese cierre edulcorado, pero de su mente surgió Rust Cohle, el personaje más complejo de este año.

Orange is the new Black

Reto superado. Tras atraparnos en la primera temporada, se enfrentaba a lo más complicado: mantener viva la historia. Ese gran puzzle de personajes que reivindica la diversidad y juega con los estereotipos permite construir un relato profundo y apasionante de algo tan complicado como la vida en una prisión.

Mejores novedades de 2014

Fargo

La historia más redonda de este año. La combinación perfecta guión, personajes y ambiente.3

Transparent

El relato más emocionante e íntimo. Familia, libertad y vida, mucha vida.

True Detective

Una novela televisada. Compleja, intensa y con una factura muy cuidada.

Happy Valley

Siento la obligación moral de incluir una ficción británica. Y ésta lo merece. Una historia durísima con un regalo inesperado: una heroína de 50 años. La inquebrantable Sarah Lancashire encarna a uno de los personajes femeninos del año.  Ya era hora ver algo así en televisión.

Broad city

Comedia pura. Sabe lo que es y lo que quiere ser. Dos chicas que se ríen de sí mismas y de la vida. Sucia, irreverente y en ocasiones desagradable, me ha sacado las mayores carcajadas en este año con, entre otras cosas, referencias a otras series y a la parte pija de Nueva York. El mejor humor con la mejor madrina, Amy Poehler.

 

Mad MenJaime Domínguez (TV Spoiler Alert)

Mejores series del año

Mad Men

A estas alturas, Don Draper y compañía no tienen que demostrar nada, pero lo hacen de todos modos. Este año hemos visto la primera mitad de su temporada final, tan sobresaliente como siempre.

The Good Wife

Dramatics, Your Honor.

Transparent

La sorpresa del año, procedente de una plataforma (Amazon) de la que nadie esperaba grandes propuestas. Una historia humana, tanto dolorosa como divertida, sobre la identidad sexual, la familia y la vejez.

The Comeback

Posiblemente la peor serie que se haya colado en cualquier lista de lo mejor en algo. La ironía es que eso es muy Valerie Cherish.the_comeback_63775

Orange is the New Black

Su segunda temporada ha sido más oscura, más inconexa, y menos satisfactoria, pero ha roto las barreras de la adicción televisiva y eso se merece un reconocimiento.

Mejores novedades de 2014

Gomorra

Brutal retrato de la camorra italiana a través de una narración marcada por el realismo más impactante. Una obra maestra que demuestra que la calidad no solo habla en inglés

broad-city-pilot-drinkingTransparent 

Broad City

Cuenta la historia de dos chicas que sí son la voz de una generación. Abby e Ilana conquistan por su sencillez, su entrañable sentido del humor y una química especial que cautivó a la mismísima Amy Poehler.

The Honourable Woman

Posiblemente el mayor espectáculo interpretativo del año, con una Maggie Gyllenhaal tan insoportable como insuperable al frente de un reparto que decora un guión demasiado complejo.

Inside No. 9

Serie antológica tan original como impactante, que demuestra que todavía se puede arriesgar en televisión y seguir ganando. Imperdible.

 

Pablo Catalán (TV Spoiler Alert)Juego de Tronos

Mejores series del año

Orange is the New Black

Nada que envidiar a la primera temporada. Sigue permitiéndonos conocer a cada una de las presas. Únicas, tanto las chicas como sus historias. Y un final excitante, que hace reír y llorar al mismo tiempo, siempre que hayas conectado con ellas, algo nada difícil.

Game of Thrones

La única temporada en la que todos los episodios superan al noveno, en mi humilde opinión. Y por eso es una de las mejores temporadas y una de las mejores series. De las pseudohistóricas, la mejor. Sin duda.

Orphan Black

Siempre es buen momento para recomendar esta maravilla. Lo bueno de ella no es el desenlace, sino el camino. Una frase muy típica, pero es algo que no creo de ninguna otra serie. ¿A quién le importa por qué hay clones? Lo importante es verlas interaccionando. Tatiana Maslany, nueva diosa.

Maslany1How to Get Away with Murder

Dos asesinatos, uno en el pasado y otro en el futuro. Como factor común, una profesora de la facultad de Derecho, cinco estudiantes con muchas aspiraciones, la gente que les rodea, muchos secretos y varios reveses del destino.

The Affair

Cuernos, de eso trata la serie. The Affair es un título mucho más atractivo, qué duda cabe, pero prepárate a ver qué ocurre con dos matrimonios (y sus familias) muy distintos a partir de una aventura veraniega.

Mejores novedades de 2014

How to Get Away with Murder

Viola Davis lo es todo, cómo se involucra, cómo transmite, cómo su agenda obliga a acortar la temporada. Y qué importantes son las temporadas cortas. En cuanto a la trama, sorpresas en cada episodio y Annalise Keating siempre en medio. ¿Quién mató a Lila?

The Affair

Basta con su historia principal para atraparte cada semana, pero hay una trama policial para los más reticentes. Sus actores tienen un talento indudable y juntos funcionan a las mil maravillas.

The Missing7217397-low_res-the-missing

Ocho episodios sobre la desaparición de un niño. Ocho años de incertidumbre. Una historia muy bien contada y mil incógnitas por descubrir. Creo que he encontrado un fallo en el argumento, pero no importa. Espero que no la renueven.

Transparent

Cuántos tipos diferentes de personalidad puede haber y qué habitual es encontrártelos en la misma familia. Una exploración a fondo de los cambios que sufrirán todos ellos a partir de la revelación del patriarca.

Fargo

Una curiosa forma de cometer –y contar– crímenes, con muchos personajes peculiares y una atmósfera invernal que recuerdan a la película. Tendrá segunda temporada, pero será precuela. Y tiene final cerrado, que no es poco.

 

Víctor M. González (Gonzoo)

5Mejores series del año

The Honourable Woman

Se lleva el oro a lo mejor de 2014 la miniserie creada por el rebelde Hugo Blick para la británica BBC. The Honourable Woman, con su adictiva intriga a lo Alfred Hitchcock, el mejor personaje femenino del año y la lucha Israel-Palestina de fondo, es riesgo, acierto y calidad inigualable.

Fargo

Dos fenómenos televisivos han sido indiscutibles en 2014: True Detective, que con sus amplias pretensiones no merecía el acabado audiovisual, y Fargo, una propuesta más humilde y mucho más satisfactoria. Domina la narración, el suspense, los personajes, la música y la atmósfera.

The Good Wife

Las luces y las sombras de Alicia Florrick provocan aplausos año tras año, y aunque el inicio de la sexta entrega de The Good Wife no ha sido tan memorable como el final de la quinta, la que fue quizá su puesta de largo definitiva, la serie es aún la gran maravilla de la tele en abierto.

Mad Men650_1000_hcf_cast

La Mad Men en mejor forma ha vuelto. Después de una temporada algo incómoda la serie de Matthew Weiner ha firmado capítulos de sobresaliente (Don y Peggy al ritmo de Sinatra) en la enésima redención del mito norteamericano por excelencia. Preparad los kleenex para 2015.

Juego de Tronos

La cuarta temporada de aventuras en Poniente no ha sido tan redonda como la tercera (dos palabras: Boda Roja) pero ha sido lo suficientemente sólida, y con varios capítulos brillantes, para colarse en el top del año. HBO sigue rematando esta fábula sin corazón sobre el poder.

Mejores novedades de 2014

The Honourable Woman

14Fargo

The Leftovers

La serie creada por Damon Lindelof para HBO es una elección difícil, rara pero cautivadora. La calidad de The Leftovers, sobre el mundo tras la desaparición de millones de personas, se mide en capítulos tan inteligentes como aburridos, pero es valiente, brutal, reflexiva y terapéutica.

Halt and Catch Fire

Convertir algo tan ordinario como un ordenador en una aventura personal y profesional sin precedentes: Halt and Catch Fire, la ficción de AMC sobre la industria del PC en los 80, es una genialidad apasionante y muy bien escrita. Y presume además de la mejor cabecera del año.

Gomorra

Quién habría dicho que dos remakes para televisión, uno Fargo y otro Gomorra, estarían entre lo mejor del año. Inspirada en el universo mafioso de Roberto Saviano, es uno de los relatos más duros y realistas (y con una trama entretenidísima, ojo) sobre la Europa actual.

 

Emilio Doménech (Cinéfagos)2

Mejores series el año

True Detective

Uno de los mayores éxitos que ha logrado la televisión este año. Nic Pizzolatto ha firmado un relato fantástico, se ha apoyado en un director que ha sabido plasmar a la perfección el texto (Cary Fukunaga) y ha dejado que la función la lideren dos monstruos como Matthew McConaughey y Woody Harrelson.

The Fall (2ª temporada)

Pese a los fallos de la primera temporada, sobre todo por decisiones de guión algo tramposas y tramas débiles, la vuelta ha sido nociva y adictiva. No conozco otra serie que haya sabido definir tan bien sus virtudes y apartado con tanta inteligencia sus errores.

The Good Wife (6ª temporada)

El matrimonio King sigue firmando, año a año, una de las mejores series que yo jamás he visto. La coloco en 3er lugar sólo porque las dos anteriores quizá merezcan mejor presencia, pero Alicia y cía son el mejor entretenimiento televisivo que conozco.

YOU'RE THE WORSTFargo

Poco le ha costado a Noah Hawley coger lo que hicieron los Coen, darle una pequeña vuelta de tuerca y concluir uno miniserie de aúpa. El patetismo de la América profunda siempre nos hace sonreír, pero es que el reparto (y los meticulosos libretos de cada episodio) ayudan mucho.

Rick & Morty

El niño que hay en mí no ha disfrutado este año tanto como con ‘Rick & Morty’. Lo nuevo de Dan Harmon es un homenaje constante a los directores que más nos gustan (desde Spielberg hasta Night Shyamalan), pero también una desternillante comedia familiar con muchos episodios para enmarcar. Me muero de ganas por ver la 2ª temporada.

Mejores novedades de 2014

The Missing

A falta de un capítulo, es difícil no ver lo bien que ha sabido manejar ‘The Missing’ la desaparición de Oliver Hughes, un niño de 8 años, en todos aquellos que vivieron el caso (desde los padres al pueblo en el que Olly fue visto por última vez). Hay además tensión, intriga y terror de sobra como para mantenernos expectantes a cualquier novedad.17

The Leftovers

Damon Lindelof ha creado una de las series más controvertidas del año, sobre todo porque o ha gustado o ha sido odiada. Obviamente, y sobre todo en parte al buen manejo que ha hecho del drama (dramón) y de los personajes, yo la coloco bien alto en las listas del año.

You’re The Worst

Para mí, la gran sorpresa del año. Ha sabido ser muy divertida, pero también tremendamente sexy. ¿Lo mejor? La química de sus dos protagonistas, una chica y un chico con pánico a las relaciones sentimentales.

Halt & Catch Fire

Lee Pace, Mackenzie Davis, Scott McNairy y Kerry Bishé. Menudos cuatro. El retrato que ellos y ‘Halt & Catch Fire’ hacen de los años 80 y la carrera por hacer el mejor ordenador para el usuario empieza con dudas, pero todo para dejarnos un tramo final de temporada que abre, y mucho, el apetito de cara al año que viene.

Broad City

La comedia más loca de la temporada (con perdón de ‘Rick & Morty’), ‘Broad City’ deja algunas de las mejores anécdotas del año y muchos de los one-liners más cochinos que vamos a escuchar en muchos episodios. Sea la serie que sea.

 

girlsÁlvaro Onieva (AgenTV)

Mejores series del año

Please like me

Quién iba a decir que una serie tan pequeña como esta australiana me podría dar tanto de sí. La segunda temporada de la ficción supera con creces a la de su debut, llenando cada episodio de una realidad muy honesta hilada con humor fino. Atemporal y preciosa.

Girls

A pesar de estar ya en su tercera temporada, la maestría con la que Lena Dunham nos conecta con sentimientos universales de mi generación sigue intacta. Humor y amor, ternura y antipatía, personajes complejos y algo que no puede dejar indiferente.

True Detective

Pocas series establecen un diálogo filosófico de este nivel con el espectador. Por eso, y por su riqueza formal, así como sus brillantes interpretaciones, se corona como el mejor estreno de 2014. Quien esperase giros sorprendentes y un caso misterioso, no la entendió.

Juego de TronosJane the Virgin

No entiendo muy bien por qué pero todo el mundo siente que Juego de tronos no merece entrar en estos rankings aunque sea la serie con la que más disfrute el personal. No sólo es una serie comercial bien rodada, los guiones son muy buenos y engancha. Engancha mucho.

Jane the Virgin

Por lo divertida que es y por crear para nosotros un nuevo happy place donde además de comedia encontramos misterio, las historias de Jane Gloriana Villanueva merecen entrar en lo mejor del año. Y porque, a su modo, es reivindicativa. ¡Viva la abuela de Jane!

Mejores novedades de 2014

True Detective

No soy de los que se lanzan a alabar las series más pretenciosas por sistema, pero ésta va mucho más allá. Además aquel plano secuencia, True Detective nos dejó diálogos brillantes en los que filosofaban sobre la vida y la existencia. Rust Cohle es el personaje del año.

PLease_like_meJane the Virgin

Divertida, fresca y dispuesta a sacudir los estereotipos de los latinos. Jane the virgin ha sido el mejor estreno de otoño entre las networks y por algo se ha ganado una merecida primera nominación a los Globos de Oro para la cadena teen por excelencia, The CW.

Gotham

Los orígenes de la ciudad de Batman y de los villanos que serán los futuros enemigos del héroe se han convertido en una de las series más entretenidas del otoño. Casos amenos y una trama horizontal que mejora la serie cuando aparece. Esto sí es una buena serie comiquera y no Agents of SHIELD.

Fargo

Miré con mucho recelo esta serie al principio por tocar el material de una película, para mí, brillante. Sin embargo, supieron adaptar la atmósfera de aquel film para sacar adelante una historia interesante y con un villano excepcional como es Lorne Malvo.

The Leftovers

El nombre de Damon Lindelof, para mí, pesaba muy en contra de la serie a priori. Esta propuesta de HBO no tuvo nada que ver con Perdidos, ni misterios, ni osos polares. Nos propuso reflexionar, a veces de forma cruda, sobre el duelo. Y lo llevaron muy bien.

 

Mar Guerrero (Series a la parrilla)6

Mejores series del año

The Good Wife

Todos pensábamos que había tocado techo con ‘eso’ que pasa en la quinta temporada pero, otra vez (y ya van ochocientas), tanto la serie como su personaje protagonista han vuelto a demostrar que de mosquitas muertas tienen bien poco.

The Honourable Woman

Interpretaciones potentes, manual de cómo basar un thriller de espías cargando en la psicología de los personajes y mano izquierda a la hora de abordar el tema de Palestina. Hugo Blick hace que el encaje de bolillos parezca fácil con esta miniserie.

p5Orange is The New Black

Ha mantenido la promesa del debut y nos ha vuelto a regalar uno de los mejores catálogos de personajes de la televisión en estos momentos, por no hablar de lo bien que ha aprovechado una semiausencia importante para disparar la evolución de Piper.

Homeland

La querían enterrar antes de tiempo, y ha renacido con una metamorfosis brutal que deja bien claro que esto siempre ha sido el show de Carrie Mathison por mucho que digan los ‘haters’. Y si encima regresa con una narrativa más gris y ambigua, tenemos el dron perfecto para contraatacar.

Fargo

¿Un remake seriado puede ser mejor que el original cinematográfico? Sólo por sembrar la duda real, este Hermanos Cohen feat. Noah Wiley merece su parcela entre lo más destacable del año. Ah, y por Martin Freeman llevándose todo premio a mejor interpretación que se le ponga por delante.

Mejores novedades de 2014mas2

True Detective

El fenómeno televisivo de principios de año siguió dando guerra en los meses posteriores y hasta cierto punto el ‘hype’ estaba justificado. Una realización perfecta marca de la casa HBO, dos actores en estado de gracia y un misterio trufado de claves ocultas. Un producto creado para obsesionar.

Transparent

Por su argumento rompedor no podía faltar aquí, pero el asunto no se queda en la mera novedad. Hay chicha y buen drama detrás de la historia de este padre de familia transexual. Amazon, como ya hiciera Netflix el año pasado, ha dado con su ‘Orange’.

Las 10 mejores series de 2014

Son mis 10. Mi top. Las que he recomendado durante el año y seguiré vendiendo esta Navidad. Las que más me han gustado. En definitiva, son las mejores porque me he encargado de elegirlas. Atrás han quedado otras 10 que también me gustaron mucho y que ocuparon los puestos 20 al 11 de la veintena de grandes series de este año. Pero no me emocionaron o dejaron tan tocado como las aparecen en este post. Y repito: no está The Good Wife porque aún no la he visto.

Aunque este es el ranking más importante de todos, recuerdo que en los próximos días sacaré otros, como los de mejores actores y actrices, las peores series del año, las preferidas de 2014 para algunos compañeros de oficio y la gran comparativa final entre los votos que habéis dejado en las listas que lanzamos hace unos días y las preferencias de los que escribimos sobre ficción.

Hechas las aclaraciones pertinentes, os presento a las 10 mejores series de 2014.

1010. Boardwalk Empire (HBO, Canal +)

De entre todas las injusticias cometidas en el mundo de la ficción, la de Boardwalk Empire es la más palmaria. Aún no sé por qué no se la ha valorado como se debería. Acabó este año en su quinta temporada sin ni un capítulo malo, con unas actuaciones estupendas y una adaptación perfecta de las historias reales de los gánster de EEUU. Quizá el final supo a poco, pero es que los cinco años que nos han dado han sido perfectos. También en los aspectos técnicos. Al final, le ocurrirá como a Deadwood: recibirá reconocimiento después de muerta.

9. Orange is the New Black (Netflix, Canal +)9

Su segunda temporada se ha caracterizado por el poder que han adquirido las secundarias, al pasar las tramas de Piper a tener la misma importancia que las de sus otras compañeras de prisión. Esta decisión de Jenji Kohan no ha podido sentarle mejor al producto estrella de Netflix, que nos ofreció 13 capítulos deliciosos. El final fue sorprendente, aunque no tanto como el de la primera temporada. Está bien escrita, hace reír y provoca empatía con las reclusas. Creo que no hace falta decir más para convencer al que no la haya visto.

88. True Detective (HBO, Canal +)

Los que no la habían visto y tampoco sabían de la existencia de Dallas Buyers Club no entendían por qué se hablaba tanto de “una serie que hacía el bobo de Matthew MacConaughey. Tras ver sus ocho capítulos, muchos que conozco se tragaron sus palabras. Es complicada, y a veces no sabes a qué vienen esas reflexiones filosóficas de Rust Cohle. Aun así, es tan interesante y desprende tanta calidad que es un pecado ser aficionado a la ficción y no verla.

7. Mad Men (AMC, Canal +)Mad Men

A las puertas de su final en 2015, la primera mitad de su séptima temporada este año ha sido el de su reivindicación. Siempre la han llenado de premios, todos ellos merecidos, pero había perdido fuelle en sus últimas entregas. Los que la amamos por encima de todas las cosas no entendemos a los que dicen que es aburrida. Aunque sabemos que Mad Men no es para todo el mundo, porque en apariencia solo se dedica a contar las vicisitudes de unos cuantos personajes que están relacionados con una agencia de publicidad. Pero es que las historias de cada uno de ellos son tan reales y apasionantes que es imposible no engancharse. Estuve a punto de no incluirla en el top 10. Y mirad en qué puesto ha acabado.

66. Homeland (Showtime, Canal +)

Pensábamos que su cuarta temporada iba a ser The Walking Dead, por eso de que le estaban dando bola a un muerto. Resultó ser Lázaro, tras resucitar de forma sorprendente con unos capítulos que quizá sean incluso mejores que los de la primera y segunda entrega. El adiós de un personaje protagonista y trasladar la acción a Pakistán forman parte de su revolución. Esto podría parecer suficiente para explicar su resurrección, pero hay algo más: que los americanos no son los buenos de la trama. También son malos. Igual que sus oponentes. Esa crítica que desapareció en la tercera temporada y que provocó que estuviese en la lista de peores de 2013. Por suerte, esa etapa se acabó.

5. Fargo (FX, Canal +)5

Los crímenes helados que se atrevió a rescatar Noah Hawley en capítulos se convirtieron en la gran sorpresa del año. Tener que revisar la maravilla de película de los hermanos Coen seguro que no fue fácil. El resultado final ha sido grandioso. Los actores escogidos han sido perfectos para relatar los problemas en los que se metía Lester Nygaard y que afectaban a todo el que estuviese a su alrededor. Creo que no habrá premios suficientes para ella.

134. Hannibal (NBC, AXN)

Tenía el desafío de superar a su primera temporada, donde pudimos ver algunos de los capítulos más complejos en guión y bellos en técnica que se habían alumbrado. Como se suele decir, Bryan Fuller se la sacó (la calidad) y demostró que podía hacerlo aún mejor. El psiquiatra caníbal volvió más sádico y calculador, pero menos previsor. Para solucionarlo, pasó a ser más vengativo, y nadie ha estado a salvo de él en su segunda temporada. Además, su complicada relación con Will Graham ha pasado a otro estadio. Uno que estamos deseando descubrir cuando regrese la próxima primavera.

3. Happy Valley (BBC)3

La considero el mejor estreno de 2014 porque es la que más sensaciones me ha provocado. Entre la pena y el escalofrío vi sus seis capítulos cargados de drama, los cuales se me hicieron cortísimos a pesar de todo lo que ocurre en los casi 60 minutos que duran. La clase de interpretación que da Sarah Lancashire es para mostrarla a todos los chavales que quieran ser actores. Porque su policía atribulada procedente de un pequeño pueblo británico que se ve envuelta en la resolución de un secuestro es de esos personajes que nunca olvidas.

22. The Fall (BBC 2, AXN)

Hay series lentas, como le ocurre a Mad Men, que no son para cualquiera. Mucha gente no tiene paciencia, lo que es perfectamente legítimo. La contrapartida es que algunas suelen estar tan bien hechas que es un pecado perdérselas con la excusa de la parsimonia. The Fall es de esas. Se toma su tiempo para contarnos cómo una detective feminista viaja desde Londres a Belfast para intentar cazar a un asesino en serie cuyas víctimas son mujeres exitosas y guapas. Y lo hace desde los dos flancos: por un lado, el de Stella Gibson, la policía de Gillian Anderson; en el otro está Paul Spector, el psicópata en el que se mete Jamie Dornan. Ambas partes relatan de forma minuciosa cada paso que dan, para dejar claro que cualquier detalle importa en su enfrentamiento. Así, facilitan que nos enteremos mejor de cómo sienten y qué buscan. Los actores son buenos, el guión de la segunda temporada es de los mejores del año (como el de la primera) y su ambiente desangelado te mete de lleno en la historia. Se queda fuera del número 1 por el componente “despedida”. Quizá el próximo año. O eso quiero: que vuelva con otra temporada.

1. Sons of Anarchy (FX, Fox Crime)1

El 9 de diciembre acabó para siempre. Su séptima temporada fue la última. Atrás han quedado siete años de emociones fuertes, violencia explícita, tramas infinitas e historias personales llenas de dolor. La razón: los moteros traficantes de armas se convirtieron en algo mucho peor. Eso les costó caro, ya que han ido perdiendo a mucha gente por culpa de sus chanchullos. Sons of Anarchy es la mejor serie del año porque es la que más hace disfrutar y sufrir. Cada capítulo es un espectáculo de guión y escenas que cortan la respiración. También de sorpresas, ya que sus giros son espectaculares y te descolocan hasta el punto de no saber qué pasaría en los siguientes minutos. No todo son elogios, dado que tiene un aspecto malo: ya no la veremos más. Nunca es fácil decir adiós al mejor relato por capítulos que uno ha visto en su vida.

Las 20 mejores series de 2014 (20 al 11)

Tras la lista de los mejores estrenos del año, es el momento de repasar todo lo que este 2014 nos ha traído, tanto en estrenos como en las que ya estaban consolidadas. Antes de nada, os cuento mis planes: publicaré listas de actores y actrices del año, otro ranking de las peores ficciones en estos 12 meses, un post con las preferencias de algunos compañeros que escriben de esto y, por último, la comparativa entre los votos que habéis dejado en estas listas (votad, por favor) y lo que mis colegas y yo hemos escogido.

A lo que iba: elegir lo mejor de este año ha sido muy difícil. Aunque pueda parecer lo contrario, 2014 ha sido un año cargado de calidad. No recuerdo haber tenido en 2013 los mismos problema para hacer la selección. Y como hay tantas que merecen un reconocimiento, he decidido aprovechar la percha del nombre del medio para hacer un Top 20. Así destaco a muchas más y me libro de la mitad de palos que me van a caer.

Comenzaré por los puestos 20 al 11. Esto os puede dar una idea de lo que vendrá en los 10 primeros escalones. Soy consciente de que os parecerá que algunas están demasiado abajo. No puedo hacer nada contra ello. Me han gustado más otras, y ya está. Y aviso: no está The Good Wife porque no la he visto aún. 2015 será el año en que por fin cumpla. A lo que iba: del 20 al 11, comienza el ranking de mejores series del año:

20. Sherlock (BBC, Neox)Sherlock

Su tercera temporada me ha parecido la más floja de todas, a pesar de que tenía el interés de un personaje que demostraba ser un farsante. Pero sus múltiples misterios, los cliffganger y lo bien hecha que está hacen inevitable que esté entre las mejores del año. De Benedict Cumberbatch y Martin Freeman no hace falta que diga nada: hay que agradecerles que decidiesen dedicarse a la actuación.

1919. The Knick (Cinemax, Canal +)

Todo el mal rollo que me da por las carnicerías disfrazadas de operaciones que ejecuta el cirujano cocainómano y racista que interpreta Clive Owen está compensando por su brillante guión y el entretenimiento que ofrece.

 

18. Silicon Valley (HBO, Canal +)18

La ficción sobre el sitio más famoso para hacerse rico gracias a una idea es un gran ejemplo del posthumorismo, ese que te deja descolocado por lo que ocurre. Aunque tiene momentos que realmente hacen gracia. Sobre todo por lo torpes que son unos supuestos genios informáticos.

1717. Inside No. 9 (BBC Two)

¿Alguna vez os han contado la historia de la lata que almacena cierto pez? ¿O la del vagabundo? Pues en esta miniserie repleta de humor negro y vuelcos al guión os las cuentan a su manera Steve Pemberton y Reece Shearsmith. Cinco capítulos que te puedes ver en un solo día durante los días de Navidad.

16. Arrow (The CW, Antena 3)Arrow

El que diga que es mala o frívola no la ha visto. En la primera temporada ya dio signos de que podría ser una ficción potente, dejando atrás la etiqueta de palomitera o destinada para adolescentes. En segundo año demostró que era un drama cargado de acción. Las peleas y las situaciones de superhéroes son una parte más de una trama mucho más compleja, donde la traición y las cuentas pendientes centran los momentos de tensión.

1615. The honourable woman (BBC 2, Canal +)

El conflicto palestino-israelí, intereses empresariales, intentos de conseguir la paz, conexión Londres-Gaza-Tel Aviv y Maggie Gyllenhaal como protagonista. ¿Qué podía salir mal? Absolutamente nada. Un thriller que llevábamos años esperando.

 

14. Gomorra (Sky Italia, laSexta)14

La disección de la Camorra italiana por capítulos y basada en el libro que le costó pasar toda la vida escondido a Roberto Saviano es una de las grandes ficciones lanzadas en Europa. Da que pensar que en Italia se puedan hacer estas cosas tan buenas, mientras en España seguimos en el ‘dramedia’ de la señora de Cuenca. Por cierto, ¿soy el único que se ha vuelto adicto a su banda sonora?

Juego de Tronos13. Juego de Tronos (HBO, Canal +)

Siempre nos solemos quejar de que no la reconocen con los premios que merecen, salvo en el caso de Peter Dinklage. Que esté en este lugar es porque otras me han gustado más, pero eso no quiere decir que sea peor. Su cuarta temporada tiene momentos espeluznantes y que te marcan, como lo que le ocurrió a Oberyn o el discurso de Tyrion al ser juzgado. ¿Cuál es su problema? Creo que el que muchos sepamos qué va a pasar gracias a los libros. Aunque en muchos momentos se toman licencias, sobre la esencia y los giros importantes estamos sobre aviso. Quizá por eso choca menos a una gran parte, y por lo mismo flipan tanto los que ni han hojeado lo que ha escrito George R.R. Martin. Aún así, es la más vista del mundo y de las más adictivas. Y aunque sea pequeño, un reconocimiento merece.

12. You’re The Worst (FX)YOU'RE THE WORST

Como he dicho otras veces, es la que más he recomendado este año. Desde que la descubrí no pude parar. Me ha hecho más que ninguna, y ha revolucionado el concepto de comedia romántica que tenía hasta ahora. Porque las relaciones complicadas no son nada sin humor negro. Y Jimmy y Gretchen de eso tienen de sobra.

HOUSE OF CARDS11. House of Cards (Netflix, Canal +)

Desde el primer minuto del comienzo de su segunda temporada hasta los épicos últimos segundos del final de la misma (esos golpes en la mesa), House of Cards demostró que puede estar en el club de las mejores de la historia. El poder ante la pantalla de Kevin Spacey y la ruptura de la cuarta pared para meternos más en la historia son los dos rasgos que más la potencian. Que no entre en mi top 10 es mala suerte. Hay otras que este año se han acabado para siempre, y el componente sentimental tira mucho. Pero que nadie deje de ver esta maravilla, por favor. Aunque los que denuestan la política la utilicen para cargarse de argumentos.

 

Mañana, la lista de las que considero las 10 mejores series del año.