BLOGS
Solo un capítulo más Solo un capítulo más

Siempre busco la manera de acabar una serie cuanto antes... para ponerme a ver otra.

Archivo de la categoría ‘Águila Roja’

¿Por qué se publicó que el caballo de Águila Roja había muerto?

El caballo que monta David Janer en Águila Roja está vivo. En perfectas condiciones. Siendo cuidado como se merece. El pobre animal que ha aparecido muerto por, presuntamente, culpa de un sinvergüenza, es uno que participó hace tres o cuatro años en el rodaje de la serie de TVE. Pero tuvo un papel secundario y no fue montado por ninguno de los protagonistas. Ante todo esto, muchos os preguntaréis, ¿por qué se publicó en los medios que había muerto ese caballo precioso que monta el protagonista?

Todo empieza en un tuit de la Guardia Civil.

1El instituto armado amplió lo anterior en una nota de prensa, donde comunicaba que habían acusado a una persona en Cáceres “por un supuesto delito de maltrato animal”. La razón: varios de los caballos de este ser “se encontraban en condiciones de desnutrición extrema“. Pero en uno de los subtítulos del comunicado se decía esto: “El equino muerto localizado con el nombre “Cervantino”, había participado en las series de televisión “Tierra de Lobos” y “Águila Roja””.

Los agentes supieron de las malas condiciones en las que vivían los animales del acusado gracias a una denuncia. Y lo que encontraron es indignante: en la finca había “unos quince caballos en deficiente estado de carnes y deshidratación, por falta de alimentos y agua”.

Todo lo anterior es denunciable, pero el que redactó la nota incidió en lo de las series en las que supuestamente había participado el equino. Lo hizo de esta manera: “Tras realizar gestiones sobre la identidad del animal equino muerto (…) se constata que se trataba de un caballo de nombre “Cervantino”, el cual había participado cuando era propiedad de otras personas, en el rodaje de distintas series televisivas, como “Águila Roja” y “Tierra de Lobos” entre otras, siendo montura habitual de los protagonistas de estas series”. Es decir, que lo montaban los personajes principales de estas series, según la Guardia Civil.3

Europa Press lanzó un teletipo sobre el tema, titulado “Hallado el cadáver de ‘Cervantino’, uno de los caballos de ‘Tierra de lobos’ y ‘Águila Roja’“. En su primer párrafo, contaba lo mismo que las autoridades: que era el que utilizaban los protagonistas. Los medios que decidieron publicar la noticia lo hicieron en base a la información de Europa Press, titulando por lo más sorprendente, que era que el animal formó parte de dos series de éxito.

Todo esto empezó el martes por la mañana. Horas después, la historia empezó a venirse abajo. Los que decidieron llamar a la productora de Águila Roja, Globomedia, pudieron enterarse de que los caballos principales de la serie están perfectamente. Y fuentes de la productora confirman que Cervantino participó en la serie, sí, pero que años atrás y de una manera testimonial. La propia serie lo desmintió así:

La productora de Tierra de Lobos, Boomerang, también aclaró que a Cervantino no lo utilizaron sus protagonistas. También participó en el rodaje años atrás, es cierto. Pero lo montó un actor secundario, y en pocas ocasiones, según fuentes de la compañía. El diario El País fue de los primeros en desmontar el bulo.

2Tras esto, los periodistas empezaron a llamar a la Guardia Civil. Sus responsables de comunicación se lavan las manos. A pesar de que mintieron en parte de lo que comunicaron: que el caballo era el de Gonzalo de Montalvo en la serie del ninja en el siglo de Oro y de los personajes principales de la ficción que emitió Telecinco.

Por tanto, hay que ser precisos. El animal al que han matado de forma cruel (de hambre) es otro. Pero no es el de los protagonistas de estas dos series.

Los periodistas fallamos en no contrastar, desde luego. Pero no veo necesario que una institución como la Guardia Civil tenga que dedicarse a poner detalles como estos para llamar más la atención de sus comunicados.

 

Por si a alguien le interesa este tema sobre animales en rodajes: “Ningún animal sufrió daños durante el rodaje (salvo los que murieron a golpes, ahogados o empalados)”.

Águila Roja: la inverosímil historia de un ninja en el Siglo de Oro español

1Las tonterías en forma de ficción por capítulos se mantienen fuertes en la televisión. El público se ha vuelto más exigente y cada vez exige historias más trabajadas, es cierto. Pero el ‘dramedia’ que perpetran los cuatro creadores/productores de siempre continúa triunfando. Las cancelaciones de Vive Cantando Ciega a Citas y el fracaso de payasadas como Hermanos indican que aún hay esperanza de que el modelo se reinvente. Lo peor son las bobadas consolidadas, que venden una idea “alternativa” y a pesar de no tener nivel triunfan. Es el caso de Águila Roja, que es líder de audiencia, pero que solo por su argumento debería ser quemada en una pira: cuenta la historia, atención, de un NINJA en el Siglo de Oro. Decir que es inverosímil es quedarse corto.3

Vi su estreno en febrero de 2009, y me tragué casi entera su primera temporada. Con los años la fui dejando por motivos obvios, y últimamente le he prestado más atención para ver si me sugería algo distinto tras siete entregas de capítulos. O si, por contra, seguía como siempre. Ganó la segunda opción. Sigue siendo la misma de la que me hablaban con indignación algunos amigos historiadores y filólogos, que no se podían explicar cómo un producto así había convencido al público.

Además del perfil del héroe, las interpretaciones en Águila Roja también contribuyen al despropósito. Salvo a Javier Gutiérrez (Satur) porque sabe meterse en cualquier papel y su capacidad para adaptarse a todo la tienen muy pocos actores.

4Tampoco se quedan atrás las tramas, que ya resultan forzadas y carecen de lógica al estar cerrada la idea principal con la que empezó la serie. Porque lo más interesante era que Gonzalo de Montalvo (David Janer) descubriese quién mató a su esposa para vengarse por ello. Todo lo que ha pasado después de dejar claro lo que ocurrió no lo he entendido. Ni sé cómo pueden estirarla tanto.

Pero más vergonzoso es que en algo basado en el siglo XVII te puedas encontrar de repente con gladiadores, por poner el ejemplo más evidente. Que a pesar de esa bofetada al rigor te vendan la serie como una clase de historia. Una vez más, no se trata de que esté confundiendo ficción con realidad. Es que lo que buscan aquí es hacer creer al espectador que en el Siglo de Oro se podrían haber dado ciertas situaciones que cualquiera que haya leído un libro sabe que son mentira.

Todavía me río cuando recuerdo a Francis Lorenzo decir que Águila Roja es “una de las mejores series del mundo”. Aunque lo mejor de todo es cuando lanzaron un libro sobre la época de la serie y aseguraron que estaba dirigido a los aficionados a la historia. 2

Soy muy fan de la ficción de superhéroes. Me encantan las de justicieros que se dedican a poner firme a todo el que se le pone por delante, ya sea de manera desinteresada o persiguiendo un fin concreto. Lo único que suelo exigir es que tengan algo de sentido. Si van a permitirse todo tipo de licencias, que lo que ofrezcan sea ficción pura y dura. Que nunca esté revestida de hechos históricos. Y si se trata de un personaje que vive en un contexto de siglos atrás, que todo lo que ocurra sea plausible y encaje con la realidad. Vamos, que sean un poco coherentes. Todo lo contrario que hace Águila Roja. Porque lo único que tiene de histórica está en sus aspectos técnicos: a pesar de estar en 2014, parecen del siglo pasado. Otro ejemplo de chonismo técnico, entre el bullet-time y la iluminación de after.