BLOGS
Solo un capítulo más Solo un capítulo más

Siempre busco la manera de acabar una serie cuanto antes... para ponerme a ver otra.

Archivo de la categoría ‘A Young Doctor’s Notebook’

A Young Doctor’s Notebook, la (desagradable) serie de Daniel Radcliffe y Jon Hamm

Todos los actores que cuentan con presencia mediática, ya sea por su faceta profesional o por su facilidad para aparecer en la prensa por otras razones, son capaces de arrastrar hacia sus series o películas a una masa considerable de audiencia. Si estos intérpretes son muy buenos, la expectación está más que justificada. Aunque eso no exima de que el producto final resulte una decepción.3

Desde 2012, Jon Hamm y Daniel Radcliffe, dos actores encasillados por sus papeles en Mad Men Harry Potter respectivamente, se embarcaron en una serie llamada A Young Doctor’s Notebook. La serie, estrenada en 2012 y con dos temporadas de cuatro episodios cada una hasta el momento, está basada en historias cuasi biográficas del escritor Mikhail Bulgakov que cuentan la vida de un doctor recién licenciado destinado a un pueblo de la Rusia profunda durante la guerra civil del país.

Hamm y Radcliffe son tan buenos actores que logran desembarazarse de esos roles sempiternos de galán inseguro y niño mago al sustituirlos por la juventud y la madurez de un doctor enganchado a la morfina. Y ahí se acaban las buenas noticias, porque la serie no es ninguna maravilla; de hecho, es más bien todo lo contrario.

2A Young Doctor’s Notebook tiene un buen argumento, pero sus personajes son absurdos. La idea de una comedia negra en la que te tienes que reír de la estupidez y las desgracias de los que ves en la pantalla no está lograda por ninguna parte. No hace gracia, y lo que es peor, resulta desagradable en varios momentos. De esto último tiene culpa la excesiva dosis de gore y sangre que encaja por la temática de médicos y operaciones con medios limitados. Y si una de tus bazas es percibida como gratuita por el espectador algo estás haciendo mal. Y los responsables de la serie han metido la pata en varios aspectos.

A su favor: dos temporadas cortitas con episodios de una duración asumible. El problema es que hasta éstos, con menos de 25 minutos de metraje, se hacen un poco largos. Tampoco tiene mucho sentido mostrar el futuro del doctor sin ponerlo en un contexto más adecuado, ya que en la primera temporada está en un sitio sin explicarnos por qué, y en la segunda va dando tumbos sin sentido.A YOUNG DOCTORS NOTEBOOK

Que A Young Doctor’s Notebook sea mala desluce mucho el buen hacer de Daniel Radcliffe y Jon Hamm. Pero no todo van a ser éxitos para ellos.

Dadle una oportunidad si os apetece, pero yo apostaría por otras.