BLOGS
Solo un capítulo más Solo un capítulo más

Siempre busco la manera de acabar una serie cuanto antes... para ponerme a ver otra.

Todo sobre el caso Bill Cosby: el actor se esconde de las acusaciones de violación

Cuenta mi abuela que, como ocurría en Motivos Personales, “el pasado siempre vuelve”. Más si no dejas los asuntos cerrados o no pagas por lo que hayas hecho mal. E incluso si no das las explicaciones adecuadas y optas por el silencio, creyendo que todo quedará en el olvido. Y eso no suele ocurrir. Es lo que está aprendiendo estos días Bill Cosby, al que una acusación de violación de hace 30 años está sumiendo, de forma merecida, en el descrédito. Pero no porque estemos seguros de que haya hecho todo de lo que se le acusa: su problema, además de ser un presunto violador, es que no da la cara. Se esconde y no da explicaciones. Dice que no va a “dignificar” esas acusaciones. Lo que es vergonzoso. Aunque siempre las haya negado.2

El caso

La resurrección del ‘caso Bill Cosby’ se produjo de la forma más absurda. El que inició todo fue el humorista Hannibal Buress, que en octubre llamó “violador” al mítico intérprete en una de sus actuaciones. A esto reaccionó rápidamente la actriz Barbara Bowman, que en una entrevista en el Daily Mail dio detalles sobre la supuesta violación que sufrió a manos de Cosby. El 30 de octubre estaba previsto que el actor visitase el programa de Queen Latifah. Finalmente no acudió.

Barbara Bowman

Barbara Bowman

El pasado 13 de noviembre, Bowman insistió en su denuncia al publicar un artículo en The Washington Post en el que recordaba que denunció que el protagonista de El show de Bill Cosby la violó hace 30 años. La actriz lamenta en su texto que nadie la creyese en 1985, cuando tenía 17 años, y a la vez celebra que ahora sí se haga caso a las acusaciones contra él. “Las mujeres culpabilizadas por Bill Cosby hemos hablado de sus crímenes durante más de una década. ¿Por qué nuestras historias no se hicieron virales?”, escribe Bowman.

Como debe ser, a Cosby le preguntaron por el artículo de Bowman durante una entrevista en la radio pública de EEUU, NPR. Rechazó responder. Se negó moviendo la cabeza, según contó el locutor durante la emisión. Solo unas horas después, nos enteramos de que había cancelado su entrevista en el programa de David Letterman, prevista para este miércoles 19.

La estrategia del silencio la continuó su abogado, que dijo que su cliente no iba a “dignificar” esas acusaciones con comentarios sobre las mismas. Además, las tachaba de “desacreditadas y de hace varias décadas. (…) El hecho de que se repitan no las convierte en ciertas”. La no-respuesta a través de su letrado ya es suficiente para inferir lo que piensa Cosby de esas mujeres, y de paso convencernos de que va a seguir escondiéndose. Al menos por ahora.

Más de una acusación por violación

Bowman no ha sido la única que ha alzado la voz en los últimos días. Este domingo también lo hizo la publicista Joan Tarshis, que asegura que la drogó y violó en 1969, además de en otras ocasiones. También reconoce que pasaron 20 años hasta que le contó a alguien lo que había ocurrido.

El historial del actor de 77 años, que nunca ha sido condenado, es como poco para preocuparse. Al menos 13 mujeres le han acusado de abusos sexuales a lo largo de su vida. La que lideró la gran causa contra él hace unos años fue Andrea Constand, que le acusó de haberla drogado y violado en 2004. En 2006 llegaron a un acuerdo extrajudicial, y todo quedó en nada. Bowman iba a ser una de las testigos en el juicio que no se celebró por lo que firmaron Cosby y Constand. Aún así, el tema es lo suficientemente grave como para que el actor se calle. Debería hablar. La que también está llamada a decir algo es la justicia estadounidense. Sobre todo por las supuestas víctimas, que la deben echar en falta.110217-N-5549O-266

La hipocresía

A grandes rasgos, en esto consiste el ‘caso Bill Cosby’. Los medios estadounidenses y británicos lo están siguiendo muy de cerca. Las críticas al actor también son notables, y se le reprocha que se esconda. Y creo que hay que destacarlo. Esta virulencia contra un presunto violador no es habitual. No solo en Estados Unidos, ojo, que aquí no podemos presumir.

Pero los palos que se le están pegando a Cosby, el enfoque crítico contra él, no se han dado en otras ocasiones. No recuerdo un tratamiento igual con otros casos de supuestos abusos perpetrados por famosos. Se me vienen a la cabeza los nombres de Julian Assange, Roman Polanski (ojo a sus respuestas en esta entrevista), Woody Allen o incluso Bill Clinton.

También me acuerdo de ver a Chris Brown como estrella en una entrega de premios, después de la paliza que le pegó a Rihanna. No vi que la mayoría de reacciones fuesen contra la MTV por erigirle en protagonista de su gala. En la prensa tampoco. Mucho menos en la de entretenimiento.

A Bill Cosby se le está persiguiendo. Pero, ¿por qué a él sí y a otros no? No sé si es por una cuestión racista, clasista o porque cae mal entre la prensa y tiene fama de désposta. Es de los más admirados entre el público, y se le atiza. A los otros no tanto, por razones que desconozco. Polanski tuvo hasta un manifiesto de apoyo cuando le detuvieron en 2009 en Suiza, impulsado por un intelectual como Bernard-Henri Levy. Es esa hipocresía la que mosquea. ¿Por qué no cargar contra los acusados o condenados por el mismo crimen que Cosby? Una acusación de violación es la misma en unos casos u otros. Aunque nos caiga bien el implicado.

 

DISCLAIMER: Esto es un blog de series. Pero este caso implica a uno de los grandes actores de la historia de la televisión. Y no quería pasar por alto que no todo es alegría y buenos momentos en este mundo. Las hieles que provocan algunos de los que más admiramos también hay que denunciarlas.

8 comentarios

  1. Dice ser Daniel L.

    hay miles de casos de abusos sexuales, sobre todo de niños, en Hollywood.
    pero aquí lo que interesa es el negocio, sea como sea.
    los periodistas pasan de todo.

    18 noviembre 2014 | 08:48

  2. Dice ser R

    ¿Lo de Assange es en serio?

    https://en.wikipedia.org/wiki/Assange_v_Swedish_Prosecution_Authority#Complaints_and_initial_investigation

    On 20 August 2010, two women, a 26-year-old living in Enköping and a 31-year-old living in Stockholm, went together to the Swedish police in order to track him down and persuade him to be tested for sexually transmitted diseases after having separate sexual encounters with him.

    ¿Eso es violación ahora?

    18 noviembre 2014 | 09:21

  3. Dice ser Antonio Larrosa

    Yo les cortaba la picha y ya verias como no habrian tantos violadores

    Clica sobre mi nombre.

    18 noviembre 2014 | 09:31

  4. Dice ser Susum corda

    Comparar a Assange con este violador es subliminal ¿no?

    18 noviembre 2014 | 09:34

  5. Dice ser Stewart Cops

    Puede ser debido al efecto post-traumatico, pero si es cierto no acabo de entender que esperen tantos años … un poco más y tienen que uilizar el ataud del acusado para asistir al juicio.

    http://lacasadelcomicduendeverde.blogspot.com.es/2014/11/la-imagen-definitiva-de-spider-man.html

    18 noviembre 2014 | 10:02

  6. Dice ser MLF

    Es un tema delicado. No me creo que una mujer esté 30 años después hablando del tema si no fuera cierto. Aunque también es verdad que es muy fácil acusar a alguien de violación sin pruebas y arruinarle la vida http://goo.gl/7LsmfD

    18 noviembre 2014 | 11:19

  7. Dice ser Antonio Larrosa

    Yo también fui violado hace muchos, muchos años. Me costó mucho que me violase.

    18 noviembre 2014 | 13:53

  8. Dice ser Hector Ruiz

    Estimados Sres., míos, con autoridad moral emito el presente comentario. Tuve la suerte de ver los muy divertidos programas del actor BILL COSBY, en las decadas de los 70 y 80, por el sentido del humor versatil, puro y respetuoso. En el mismo solo expresaba el actor y su elenco, ingenio y gracia, sin la mas mínima expresión de morbo ó deterioro moral, como los programas de hoy dia, presentado en cualesquier espacio televisivo, disque dirigidos a niños y adolescentes., pero con un contenido de violencia, crimenes, drogadicción e incidencia a la perverción y prosmicuidad en la adolescencia.
    LES SUGIERO A ALGUNOS DETRACTORES Y OPINADORES DE OFICIO DE LA DIGNIDAD HUMANA, DEJEN DE SER TAN IRRESPONSABLES AL HACER COMENTARIOS ALEGRES Y VOLATILES, SOBRE EL HONOR DE UNA PERSONA
    SIN CONOCER LA REALIDADES DE LOS HECHOS Y SIN CONOCER LAS PERVERSIDADES OSCURAS QUE A VECES ALGUNOS ELEMENTOS PREGONAN

    23 noviembre 2014 | 00:56

Los comentarios están cerrados.