BLOGS
Solo un capítulo más Solo un capítulo más

Siempre busco la manera de acabar una serie cuanto antes... para ponerme a ver otra.

La moraleja de Masters of Sex

De todo lo que se estrenó el año pasado, donde no abundaron las inolvidables a nuestro pesar, solo un gran drama logró convencernos de que lo era: Masters of Sex. Que la consideramos así era obvio por el desarrollo de sus trama: historias personales entrelazadas, en las que todos sufren por culpa de los actos del resto, que fastidian la vida a los demás a pesar de su propia zozobra. 1

Que en el año 2014 sean pocas las que consiguen parecerse a la estructura del género televisivo de ficción por excelencia dice mucho de la sobreabundancia de series vacuas por su intento de ser originales. Pero Masters of Sex (Showtime, Canal + en España), como todas las grandes que se estrenaron en 2013 (Orange is the New Black, Utopia, Ray Donovan o The Fall) cuenta con un rasgo que esas que desechamos ni conocen: un argumento principal. Una idea sobre la que gira todo. Un hilo del que tirar (no 200), y del que surgen todas las tramas paralelas que vemos.

La historia hecha televisión de la pareja que enseñó a America a amar, como se suele definir a William Masters (Michael Sheen) y Virginia Johnson (Lizzy Caplan), alcanzó cotas de calidad muy altas en su primera temporada. El estudio sobre el sexo, las relaciones que surgían del mismo, la autodestrucción del huraño Bill al darse cuenta de que una mujer ha logrado poner su mundo patas arriba, y la evolución de la nada al todo de Virginia encajaron en tramas adictivas y de las que querías saber más cada semana.

2La primera entrega finalizó con todo por cerrar, con todos los personajes en sus roles habituales menos Bill. El doctor del sexo se vio superado por las circunstancias, y este inicio de segunda temporada no ha hecho más que confirmar que va a ser el que peor lo pase por su propias tribulaciones. Tiene un hijo del que no se preocupa, una esposa a la que engaña, una amante con la que no sabe si estudia o disfruta, y un futuro lóbrego por delante tras jugarse todo a una investigación que en la arcaica sociedad de los 60 no ha gustado. Pero la moraleja de esta historia está centrada en ese aspecto amoroso tan complicado de la serie: por mucho que se vista de ciencia una demostración de afecto con la excusa de la investigación, la atracción no se detendrá; de hecho, aumentará. Cualquiera sabe que si comienza a gustarle una amiga esta le atraerá aún más si nos esforzamos en que todo se quede como una amistad. Pues aquí lo mismo.

¿Qué va a pasar en esta segunda temporada de Masters of SexQuizá asistamos a una nueva etapa de aflicción de Masters, que es uno de los personajes más desubicados que recuerdo. Mucha culpa tiene de esto Michael Sheen, que insiste en demostrar que su ausencia en las nominaciones a los Emmy es una vergüenza. Pocos actores transmiten tanto como él, y no incluirle al menos en la carrera es despreciarle. Su rol me recuerda mucho al de Alcestes, del Misántropo de Molière, que cuenta con una adaptación de Kamikaze Producciones tremenda y muy recomendable. Veremos si acaba como él.3

También hay que ver si profundiza en las temáticas que más nos han llamado la atención por la fidelidad de su relato en comparación con la época en la que está ambientada. La homosexualidad, las relaciones con las prostitutas, y las mentes retrógradas que no aceptan más educación que la biblia deberían seguir presentes para dar aún más fuerza a las tramas. Y seguro que nos tendrán reservada alguna sorpresa con los secundarios, como ocurrió en la primera temporada con Allison Janney.

Pero lo que más me intriga es qué pasará si la esposa de Bill descubre todo en este momento en el que acaban de ser padres. Tengo mucha curiosidad por saber cómo actuará Libby al enterarse, y cómo responderá ese doctor que está alejando a todos de su alrededor. ¿Pedirá perdón? ¿Elegirá? ¿O tragará y volverá a no afrontar los problemas?

Las ganas de ver qué ocurre en esta temporada son evidentes (por disfrutar más a Lizzy Caplan, lo que sea). Y es que digan lo que digan los EmmyMasters of Sex fue una de las maravillas del pasado año. Tanto que su alto contenido sexual acaba siendo accesorio.

8 comentarios

  1. Dice ser El fisgón

    Lo único bueno que se puede extraer de la series es que demuestran cómo somos, quiero decir, nos muestra que siempre echamos la culpa a los demás, en lugar de asumir nuestros errores.
    http://goo.gl/IbKgnv

    17 julio 2014 | 11:17

  2. Dice ser Manolo

    A mi esta serie me encanta. Todas las series con alto contenido sexual me encantan. Además sale el mejor culo que he visto en mi vida: http://goo.gl/qhPeKj

    17 julio 2014 | 12:18

  3. Dice ser sinvivirenmi

    no he visto la serie y creí que era algo así como masterchof

    17 julio 2014 | 12:47

  4. Dice ser Konver | Toner

    Por lo menos es una serie que se deja ver, no sólo por su contenido sexual, que lo de menos, sino por su buen y entretenido argumento.
    toner
    http://www.konver.com

    17 julio 2014 | 15:02

  5. Dice ser Enmascarado

    Me enganchó Virginia en su momento y las tramas que se producen, la esperaré con ganas.
    Buen post, jtravieso, opino igual.
    Saludos.

    17 julio 2014 | 20:18

  6. Dice ser mariela

    esta padrisima esta serie, los personajes de tanto el sr. master y su ingenua esposa asi como la hermosisima e inteligente virginia me motivan a seguir esperando episodios…

    18 julio 2014 | 21:58

  7. Dice ser Alejandra Álvarez

    Aunque el mundo esta lleno de tabus la serie Masters of sex ha podido salir adelante, con una gran historia

    28 julio 2014 | 20:59

  8. Dice ser Alejandra Álvarez

    Los primeros episodios de Masters of sex con Lizzy Caplan son un poco duros, especialmente el piloto, pero una vez que me enganché yo sabía que estaría viendolos siempre.

    04 agosto 2014 | 20:48

Los comentarios están cerrados.