BLOGS
Solo un capítulo más Solo un capítulo más

Siempre busco la manera de acabar una serie cuanto antes... para ponerme a ver otra.

Por qué hay que ver True Blood hasta el final

Todos los que paséis por este post estaréis familiarizados con eso a lo que llamamos ‘placer culpable’. Sí, esa tarrina de helado en las madrugadas de verano, esa chica o ese chico que sabes que no te conviene pero al que no puedes evitar llamar, o esa serie que sabes que es mala pero que te entretiene de una forma endiablada. True Blood es mi nocilla ingerida directamente del tarro, por así decirlo. Y se acaba este año tras siete temporadas, mostrando una decadencia evidente desde el primer episodio de su última entrega. 2

La historia de los vampiros de Bon Temps y Sookie Stackhouse comenzó como una de las series revelación por su argumento novedoso, entretenido y adictivo. Cualquiera que haya visto las cuatro primeras temporadas admitirá que no podía esperar para el siguiente capítulo por los cliffhangers que era capaz de incluir en los últimos minutos.

Esa era otra True Blood. Desde hace un par de años se convirtió en una serie para sus incondicionales, que decidieron seguir viéndola por ser una de esas que han visto desde el principio de su emisión, o para los que consideran que no existe nada más entretenido que vampiros, sexo y macizos/as. Que a mí me divierte mucho el cóctel, pero a estos últimos les prometo que existe otro entretenimiento de más calidad. Solo hay que buscar un poco.

1True Blood empezó cuando comencé la carrera, por lo que es una ficción que me ha acompañado en esos años que considero importantes de mi vida. Me trae buenos recuerdos de verano, vamos. Y me gusta su honestidad: es frívola, no se molesta en ocultarlo, y emplea esa característica como arma para que el público le siga siendo fiel. Que sea alocada en sus guiones, tramas y situaciones, inverosímiles de antemano, la hacen aún más única. Por eso hay que seguirla hasta su último capítulo.

En esta séptima temporada se enfrentan a una plaga de vampiros enfermos que pueden acabar con todos los chupasangres del mundo. Y nos venden que hasta los propios humanos quieren ayudar a que esto no ocurra. Hay que tener bemoles para partir de esa premisa, y True Blood lo plantea sin inmutarse. Cómo no quererla con esa temeridad. Por eso hay que verla hasta el final.

Lo que está claro es que en las próximas nueve semanas podemos decir adiós a una de las series más descacharrantes y condenadamente divertidas que han llegado a la televisión. Solo podemos dar gracias a que Alan Ball se fijara en los libros de Charlaine Harris para continuar su carrera, tras alumbrar la mejor serie de la historia (sí, esa es Six Feet Under).3

A las series se les suele pedir como última voluntad que se despidan con dignidad. Yo prefiero que True Blood se marche a lo loco, que haga del despropósito un apogeo. Porque no pasará a la historia como una de las mejores. Pero sí lo hará como una de las que hay que ver para saber qué es pasarlo bien con una ficción que ofrece un trío inigualable: divertimento, vampiros y sexo. Principalmente porque no es mala.

Por todo lo anterior, y por los años que nos ha dado, True Blood  se merece que la veamos hasta el final. Puede que hasta la echemos de menos.

10 comentarios

  1. Dice ser Lolailos lalalas

    Yo he visto hasta casi el final de la 4ª temp, y al principio me gustaba bastante.

    Pero, como bien dices, según avanza, las tramas son cada vez más inverosímiles, y lo que al principio era novedad, luego está por todas partes (= criaturas mágicas).
    Pocas series hay tan explícitas que no se esconden ni tienen pudor, sangre, sexo y criaturas místicas por doquier.

    Así que, sabiendo que tiene final, y me queda menos de la mitad, la terminaré de ver; sólo por saber cómo acaba tan alocada y lujuriosa historia.

    24 junio 2014 | 08:25

  2. Dice ser seguidor

    A mi este comienzo de temporada me ha aparacido aburrido, espero que mejore , cosa que no dudo

    24 junio 2014 | 08:42

  3. Dice ser AreaEstudiantis

    Claro que sí!! Todos tenemos una serie de “evasión” que deseamos que no se acabe nunca. Pero yo los temas de los vampiros no los soporto.

    http://areaestudiantis.com

    24 junio 2014 | 08:48

  4. Dice ser Click aquí

    Oportunidad de trabajo desde casa http://goo.gl/WRCnZT

    24 junio 2014 | 08:56

  5. Dice ser El fisgón

    No puedo estar más de acuerdo con el artículo, true blood es una serie que me obligaron a ver, por tantas recomendaciones, y me gustó muchos las primeras tempioradas, pero lo fui dejando hasta banadonarla por completo porque había perdido toda su esencia.
    http://ow.ly/ynlkY

    24 junio 2014 | 09:18

  6. Dice ser juanamari

    Totalmente de acuerdo! True blood dejó de tener sentido hace 2 temporadas pero en su día fue la leche y como tal hay que respetarla. Ojalá hagan un season finale ultraloco en el que toda la humanidad sea vampirolobo y anden en bolas copulando como conejos porque sí 😀 VIVA TRUE BLOOD!

    24 junio 2014 | 10:45

  7. Dice ser amnesiada

    Yo creo que empezó a “degenerar” cuando la trama comenzó a difererir de los libros. Las dos primera temporadas eran bastante similares pero luego el argumento cambió totalmente, por eso seguí enganchada a la saga de libros de Charlaine Harris pero no a la serie 🙁

    24 junio 2014 | 12:55

  8. Dice ser Masdo

    True Blood es una puta mierda de serie, si los vampiros mordiesen coños con regla y las vampiresas hincasen sus afilados colmillos en pollones venosos todavía sería entretenida.

    24 junio 2014 | 15:07

  9. Dice ser Mele

    Lista para verla hasta el final!!! Hasta la muerte!!!!

    24 junio 2014 | 17:27

  10. Dice ser David

    Que aparezca Eric ya!!!! Ayer le dediqué un post en mi blog. Os lo dejo por si alguien tiene curiosidad 😉

    http://seriesanatomy.blogspot.com.es/2014/06/person-of-interest-eric-northman.html

    Saludos!

    27 junio 2014 | 10:33

Los comentarios están cerrados.