BLOGS
Solo un capítulo más Solo un capítulo más

Siempre busco la manera de acabar una serie cuanto antes... para ponerme a ver otra.

Mad Men: la agencia de los perdedores exitosos

¿Te sientes vacío por dentro mientras llevas una aparente vida normal? ¿Crees que eres invisible cuando realmente la gente cuenta contigo? ¿Envidias las relaciones sociales o sentimentales estables de los que te rodean aunque tú tengas otras que al menos son esporádicas? ¿Piensas, en definitiva, que tu vida es una mierda cuando tu día a día de cara al exterior indica todo lo contrario?m1

Enhorabuena: encajas en el perfil de cualquiera de los personajes de Mad MenY ya si te consideras un perdedor, estás tardando en llamar a Matthew Weiner para que te cree un rol. Pero date prisa: la serie se acaba el año que viene.

Mad Men volvió la semana pasada para iniciar su despedida. Y se va a ir a lo grande, con unas tramas igual de profundas pero que atrapan como nunca antes había conseguido. Con un Don Draper atrapado por un narcisismo que le ha dejado sin recursos, una Peggy Olson que no para de ascender pero que está tan podrida por dentro que se ha convertido en una mujer patética, además de un Roger Sterling que monta orgías para no afrontar la vejez que ya le ha invadido.

M2

En eso se ha convertido la ficción de AMC: en una historia donde nos cuentan de manera magistral la vida de auténticos losers que son exitosos de puertas para afuera pero que no saben qué hacer con sus vidas. Los mismos que ante un suceso improvisado se derrumban porque no tienen el control. Un perfil muy de psicópata que da un poco de miedo, la verdad.

Cuesta dilucidar hacia dónde se encamina Mad Men con este tipo de argumento que tan buen resultado le está dando a Matthew Weiner. Parece que ya ha tocado techo, y que se vaya a terminar en un año puede haber sido la mejor decisión que se haya tomado. Antes estaba claro que era una serie centrada en una agencia de publicidad un tanto peculiar y en la que todos quedaban ensombrecidos por el majestuoso Donald Draper.

M3

La caída del típico fucker americano, que comenzó casualmente cuando decidió tener algo de estabilidad en su vida,  ha provocado que otros personajes crezcan en la pantalla y que su importancia sea perentoria para el desarrollo de la trama. Por ejemplo, ¿qué va a pasar con Sally Draper? Esa niña que siempre estaba en segundo plano, y que desde la temporada pasada ha puesto patas arriba la vida de su padre. Podríamos decir lo mismo de Joan. Ahora que ha mostrado debilidad ha dejado de ser esa mujer despampanante por la que todos suspiran, para así convertirse en un activo imprescindible y que ofrece otra visión de la serie.

M4

Así se forjó la que podríamos llamar la agencia de los perdedores exitosos. Porque es complicado no adorar a cualquiera de los que forman esta agencia solo fijándose en su aspecto exterior y en el trabajo que hacen. Lo malo es que el argumento ha desembocado en que se les vayan cayendo los disfraces, y ahora resulten un poquito insoportables en general. Pero joder, es que está tan bien hecha y es TAN buena.

Sin embargo, y a pesar de su apertura a tramas más asumibles, Mad Men sigue sin ser para todo el mundo. Es normal que mucha gente se aburra con ella, como también lo es que los que la vemos y hasta la disfrutamos nos sintamos más cultos y refinados.

M5

Que las tramas no estén conectadas, o que los diálogos vayan de temas que ni se han introducido previamente facilitan que pierdas el hilo. Los que la soportamos hemos asumido que la serie tiene que ser así para no perder su esencia, aunque también nos despistemos en algún momento y no sepamos qué está pasando en una escena.

El que no pueda verla no sabe lo que se está perdiendo. Aunque insisto en que es comprensible que resulte insoportable para muchos.

 

6 comentarios

  1. Dice ser Interés

    Bueno, una vez más esta serie viene a demostrar o a hacer realidad, aunque sea sólo en la pantalla de la tele, lo que en la vida real es casi imposible, hacer cosas, reconocerlas y demás. Es la muestra de todo aquello que nos gustaría ser y no podemos.
    http://goo.gl/PZb0l0

    22 abril 2014 | 08:31

  2. Dice ser AreaEstudiantis

    No queda claro que es lo que engancha de esta serie, pero a mí me encanta. Una pena que termine este año.

    http://areaestudiantis.com

    22 abril 2014 | 08:52

  3. Dice ser susum corda

    Buena no, lo siguiente. Es una serie que tiene gancho y me he quedado en la quinta temporada. Algún día durante el siglo que viene las series se harán sobre el imperio que ya no será USA y saldrán estas historias. Americana cien por cien. Es como la serie inglesa Retorno a Brideshead…

    22 abril 2014 | 09:46

  4. Dice ser Cris

    Tiene gracia, aún con algún que otro spoiler me has terminado de convencer para ver la serie. Solo me vi el primer capítulo y más o menos me convenció, pero se quedó ahí…

    22 abril 2014 | 11:20

  5. Dice ser Bertha

    Es una serie para verla y seguirla sin prisa. Yo también apuntaría que esta serie no te da a conocer todos los pormenores de todos los personajes, con lo cual te deja a tu imaginación muchas situaciones y no te hace sentir adicta a ella… Si la ves, bien, si no, también.. con tranquilidad. Lo único que tiene muchas casualidades de la vida real que te dejan pensando y tal vez, aprendes de ellas…

    Me quedo con lo del narcisista… uf… y lo de Peggy, con las ganas que tiene de avanzar y no puede….

    22 abril 2014 | 11:31

  6. Dice ser sofia martínez

    Es curiosos lo que se comenta aquí y aunque no estoy totalmente de acuerdo sólo diré que Mad Men es una serie entretenida cuyo creador Matthew Weiner ha sabido desarrollar muy bien y como tal ha logrado un éxito rotundo.

    07 mayo 2014 | 20:23

Los comentarios están cerrados.