BLOGS
Solo un capítulo más Solo un capítulo más

Siempre busco la manera de acabar una serie cuanto antes... para ponerme a ver otra.

Comedias para un puente sin horarios: Brooklyn Nine-nine y The Wrong Mans

Tras el desajuste biológico provocado por una noche de Halloween que hizo estragos entre estómagos y horarios habituales, lo que lleva al descontrol absoluto de un día que puedes dar prácticamente por perdido, permanecer en casa es casi una obligación. Y si eres de los valientes que han empalmado la noche del jueves con esta anterior del viernes no te queda otra opción que no salir de la cama o de trasladarte al sofá y no moverte más en todo el día. Wrong1

Y qué mejor para esta jornada post desenfreno que una serie (o más) con las que no tengas que pensar mucho y que, además, puede que te hagan reír. A mí hay dos que  me han funcionado en esas mañanas o tardes en las que no me apetece hacer nada de nada. Se trata de Brooklyn 99, que es la absurda, y The Wrong Mans, más inteligente y compleja.

Empecemos por la segunda, que nos pilla más cerca por ser británica. Esta disparatada comedia de BBC lleva a la televisión una historia basada en todo lo contrario a esa frase que dice “estar en el momento adecuado en el lugar adecuado”. Y es que aquí los dos protagonistas, Sam (Mathew Baynton) y Phil (James Corden), uno que trabaja para un ayuntamiento y otro que es uno de los conserjes del edificio, se encuentran de repente implicados en un asunto turbio en el que están implicados los servicios secretos, la policía o mafias de distinta procedencia.

Wrong2Todo esto les ocurre después de que uno de ellos se encuentre un teléfono tirado en la carretera y responda a una llamada, donde una voz le avisa que debe pagar una cantidad de dinero determinada para evitar la muerte de una mujer que está secuestrada. Y en lugar de apartarse y entregar el móvil a las autoridades, los muy inconscientes optan por hacer caso a las advertencias que no van dirigidas a ellos y ya se meten hasta el cuello en unas tramas donde los asesinatos y las traiciones son constantes.

The Wrong Mans es un no parar de dislates con los que no puedes dejar de reír por la mala suerte que tienen los dos protagonistas a la hora de meterse en líos. Problemas que no buscan y que van enlazando para su desgracia, poniendo siempre en juego su propia integridad. Por ejemplo, cuando rescatan a una persona y esta misma les acuse de asesinato teniendo pruebas que les implican en este. Situaciones desternillantes causadas por el drama de dos individuos naif a los que persigue la mala suerte. Y lo mejor de todo: un argumento novedoso. Hay que verla.

La comedia de Andy Samberg

Brooklyn Nine-nine, emitida por Fox, va sobre una estación de policía de Nueva York (como el nombre indica) en la que abundan los agentes peculiares. La historia es la típica: lidian con casos de asesinatos, robos o secuestros, como en todos los distritos de la ciudad. La cuestión es que los policías hacen competiciones para ver quién detiene más o se pisotean los unos a otros para resolver casos. También están los que tienen miedo a las armas o llevan años sin resolver casos por pura pereza. “La ley, pero sin orden”, como dice uno de sus lemas. Brook2

La serie está protagonizada por Andy Samberg, muy conocido en Estados Unidos e Internet por ser uno de los habituales de Saturday Night Live e intérprete de temas tan virales e hilarantes como I just had sex o Jizz in my pants con The Lonely Island, banda surgida del mismo programa. El resto del elenco lo conforman actores de la pequeña pantalla bastante conocidos, como Andre Braugher, Stephanie Beatriz, Terry Crews o Melissa Fumero.

Brook1Brooklyn Nine-nine es muy tonta. No gusta a muchos porque su humor es típico, aunque resultón. Tampoco abusa de los chistes sexuales o negros, sino que vive de las situaciones y los reproches que se dan entre sus personajes. Pero a mí me gusta. Simplemente porque me hace reír y es entretenida a la vez que frívola.

Que la protagonice Samberg tiene una ventaja y un inconveniente. La primera es el tirón que tiene este actor para atraer a un gran sector del público. La segunda es que no son pocos los que no le soportan y no le pueden ni ver porque no sabe hacer otra cosa que el payaso. Aquí repite ese papel de ir de gracioso, triunfador y líder. Y le sienta perfectamente. A mí al menos me parece gracioso, al contrario de lo que me pasa con Stephen Merchant, a colación de la otra vez que hablé sobre comedias. Es absurda, pero al menos va de cara y no intenta ir de profunda.

1 comentario

  1. Dice ser Andres

    Gracias por todas tus recomendaciones, las cuales en su inmensa mayoría son acertadas, al menos para mi gusto. Gracias a tu blog estoy descubriendo series que, para una persona ávida de descubrir nuevas ofertas, son geniales y que sin tu información ni las tendría en cuenta.
    Muchas gracias de nuevo.

    03 noviembre 2013 | 08:07

Los comentarios están cerrados.