BLOGS
Solo un capítulo más Solo un capítulo más

Siempre busco la manera de acabar una serie cuanto antes... para ponerme a ver otra.

Siete semanas y una vida con Walter White y Breaking Bad

Spoilers para dar y regalar. Avisados est√°is ūüôā

Comenc√© a ver Breaking Bad el 13 de agosto, hace apenas dos meses. Carezco de raz√≥n (o excusa) para no haber empezado a verla mucho antes. Simplemente no se puede ver todo lo que a uno le gustar√≠a. Pero he de decir que no era de las que m√°s me llamaba la atenci√≥n. Sab√≠a por supuesto que la ve√≠a un gran n√ļmero de gente, que se hab√≠a instalado un hype indescriptible porque se iban a emitir los ocho √ļltimos cap√≠tulos, y que hab√≠a voces que afirmaban con rotundidad que se marchaba la ‚Äúmejor serie de la historia‚ÄĚ. Esto √ļltimo es lo que me suele echar atr√°s con algunas ficciones, ya que he llegado a leer que la mejor comedia actual es New Girl. Sin embargo, a Walter White (Bryan Cranston) era necesario darle una oportunidad. Y menos mal que lo hice. Acab√© de verla el mi√©rcoles pasado. Y fue perfecta.¬†Breaking2

Haberla visto tan seguida me ha privado de disfrutarla más. No he tenido que estar con la tensión del cliffhanger semanal, ya que finalizaba un capítulo y me ponía a ver otro. Y otro. Y luego uno más. Aunque al principio no fue así: su primera temporada, de siete episodios, no es ninguna maravilla. Es interesante, está claro, porque la idea y los personajes no se parecen en nada a lo que hemos visto antes. Pero es floja, por culpa del síndrome Padrino que ya expliqué una vez. Y es que las siguientes entregan son tan espectaculares que te hacen reflexionar sobre qué pasaba en la primera.

Breaking4Porque lo que est√° claro es que hay una evoluci√≥n de un g√©nero completamente distinto a otro. Y es que parece que Vince Gilligan pretend√≠a hacer al principio una tragicomedia; una especie de parodia sobre el mundo de las drogas al que accede un profesor moh√≠no en busca de dinero por culpa de una enfermedad incurable. Porque al principio parece de co√Īa: son dos in√ļtiles jugando a ser narcos y que fabrican metanfetamina. Algo que no es tal en la segunda temporada, ya que se vuelve seria. Incluso adusta. Sin tener nada que ver con su carta de presentaci√≥n de 2008.

Es cuando pasa a ser una drama de acci√≥n en el que no hay tanto de esto √ļltimo. No hay tiros, persecuciones, peleas o luchas contra el reloj. Es decir, falta el ritmo que se le presupondr√≠a a algo en lo que prime todo lo anterior. Pero no le hace falta. Tener una cadencia determinada est√° bien, pero la calma y la pausa es lo que diferencian a una serie entretenida de una genialidad absoluta. Y eso es Breaking Bad: lenta en su segunda entrega, pero con todos los argumentos del mundo para justificar el serlo. Algo que remat√≥ la aparici√≥n de Gus Fring (Giancarlo Esposito), que imprime ese tono profesional y pausado que la hace √ļnica y diferente.

No le menciono en el post, Pero RJ Mitte lo hace genial.

No le menciono en el post, Pero RJ Mitte lo hace genial.

Esta reinvenci√≥n del g√©nero de acci√≥n es majestuosa en la tercera entrega (el cap√≠tulo del tiroteo a Hank es la hostia, directamente), donde Walter y Jesse Pinkman (Aaron Paul) se profesionalizan gracias al auspicio del narco que, bajo una de las ideas m√°s geniales que he visto a unos guionistas, resulta que es due√Īo de una cadena de restaurantes de comida r√°pida. De verdad, ese detalle me enamor√≥. Y donde Skyler White (Anna Gunn) adquiere, al fin, la importancia necesaria¬†para sacar toda la fuerza que tiene su personaje.¬†Quiz√° sea aqu√≠ cuando empieza a generar animadversi√≥n entre el personal, como ella misma admiti√≥ en el New York Times.

De Walter a Heisenberg

Es aqu√≠ tambi√©n cuando empieza la transformaci√≥n del profesor de qu√≠mica. La g√©nesis de una persona que abraza el mal de forma consciente y que se siente c√≥modo con ello, como relat√≥ el maestro Enrique Vila-Matas hace unos d√≠as. Alguien que no duda en revelar a su mujer qu√© hace para ganar dinero. Ya no importan los dem√°s, como reconoce √©l mismo en el √ļltimo episodio. Todo lo que hac√≠a era por √©l y su propia ambici√≥n. Y si hay que quitar a gente de en medio, se hace.Brekaing5

‚ÄúI‚Äôm the one who knocks‚ÄĚ, le dice a Skyler cuando √©sta le pregunta si est√° en peligro. Por eso no duda en cargarse a dos camellos que han matado un ni√Īo para salvar a Jesse. O en ordenar la muerte de su compa√Īero de laboratorio para salvar su pellejo, y el de su exalumno. Ya no es Walt. Es Heisenberg, el creador de la metanfetamina azul de 99% de pureza. Este final de tercera temporada es uno de los que me habr√≠a gustado saborear y que por verla corriendo no he podido hacerlo. Habr√≠a molado quedarse con la intriga con un cliffhanger as√≠.

Breaking8Y es que no tardé ni un minuto desde el final de la tercera en comenzar la cuarta temporada. Necesitaba saber que iba a pasar. Esto no paraba de mejorar. Y así fue: otra maravilla televisiva. Aquí es cuando vemos al Walter maquiavélico, que ya te demuestra que es frío y con un carácter desabrido para los negocios que en nada recuerda al de los inicios. Al que sabes que algo le tiene que pasar, ya que se ha librado hasta ahora de todo. Es en esta entrega cuando el ritmo, eso que decíamos antes que no tenía pero que tampoco le hacía falta, aparece. Y de qué manera. Que un episodio sea vertiginoso es un logro; lo que se hace aquí es una obra maestra.

Una caracter√≠stica palpable en los tres √ļltimos cap√≠tulos de la temporada, con momentos para enmarcar y situaciones que ya empiezan a convencerte de que est√° reinventando la ficci√≥n televisiva. La autodestrucci√≥n (otra vez) de Jesse marca una parte, que le sirve a Aaron Paul para justificar los Emmy que ha ganado y para exigir el otro que deber√≠a ganar el pr√≥ximo a√Īo. La sed de venganza de Walter por sentirse ninguneado por Gus hace el resto. Y eso le lleva a enloquecer en alg√ļn momento.

Es en el cap√≠tulo n√ļmero 11, despu√©s de que Skyler le diga que le ha dado el dinero a Ted para que pague su deuda con Hacienda, cuando algo salta en su cabeza. Empieza a llorar. Pero luego se r√≠e de una forma aterradora. Que acojona tanto como los payasos asesinos del cine (al menos a m√≠, que tengo coulrofobia). Y ya es imposible creerse que este hombre que ha decidido ser un villano sienta que un ni√Īo enferme. Ya cuando descubres que ha sido √©l mismo el que le ha envenenado por uno de sus objetivos, lo entiendes. Pero antes tampoco demuestra empat√≠a alguna con la situaci√≥n del pobre cr√≠o. Es lo mismo que pas√≥ con Jane, a la que dej√≥ morir sin intentar hacer nada para salvarla. Algo que le restregar√° bien fuerte a Jesse en su momento.Breaking7

Antes de llegar a la quinta temporada, lo √ļnico que se le podr√≠a achacar a Breaking Bad es que algunos de sus momentos son predecibles un minuto antes. Pasa con la muerte del hombre de Gus en el primer episodio de la cuarta, por poner un ejemplo. Y con unos pocos m√°s en las cuatro entregas. En la quinta todo cambia. Ya no te puedes esperar nada. Los giros son totalmente inesperados y demasiados bruscos como para anticiparlos. Es cuando descubres que todav√≠a es m√°s imposible separarse de ella, y que casi la necesitas en vena.

Un cierre impecable

Breaking3La √ļltima remesa de cap√≠tulos dividida en dos entregas distintas de ocho y ocho es la de la radicalizaci√≥n absoluta de la serie. El hilo a seguir es completamente distinto al de las anteriores entregas. Y creo que nadie podr√≠a haberlo hecho tan bien como Vince Gilligan. Todo porque se da una situaci√≥n peculiar, que es la de la incorporaci√≥n de una trama mafiosa y asesina que antes no hab√≠a tenido tanto impacto (am√©n de los gemelos de la tercera temporada, que ten√≠an un objetivo claro). De esto tiene culpa la banda nazi del t√≠o Jack y Todd, que aparenta ser un imberbe cuando realmente es un temible y despiadado. O fij√°os en su expresi√≥n cuando mata a la exnovia de Jesse. Sin inmutarse. Una interpretaci√≥n casi perfecta, pero a√ļn muy lejos de las de Paul y Cranston, est√° claro.Breaking6

Aquí cada capítulo es mejor que el anterior. Pasa de todo a cada minuto. La alianza con Mike, el negocio independiente de Heisenberg y Jesse, y la persecución de la DEA contra todos los que formaban parte del engranaje de Gus… La forma en la que está contado es magistral. Y para mejorarlo se incorpora un personaje tan odioso como Lydia, que pone ese contrapunto de wannabe mafiosa remilgada que sacia su miedo intentando que otros maten a los que ya no le interesan.

Breaking1La muerte de Mike quiz√° sea el punto de inflexi√≥n para la segunda parte de la temporada final. Es lo que rompe y permite otro argumento completamente distinto. Una evoluci√≥n m√°s. Y as√≠ es cuando Hank descubre todo y quiere acabar con Walt. A su conversaci√≥n de enfrentamiento, uno de los momentos a destacar, se suma el asesinato masivo en las c√°rceles a los esbirros de Gus por parte de los sicarios del t√≠o Jack. Una excelencia recogida en los cuatro √ļltimos episodios, que deber√≠an estudiarse en las escuelas de gui√≥n como el ejemplo a seguir de cualquiera que quiera dedicarse a escribir ficci√≥n. No pueden pasar m√°s cosas en algo menos de cuatro horas de duraci√≥n. Ajustes de cuentas, asesinatos, torturas, esclavismo, huidas, regresos, persecuciones‚Ķ Hay de todo. Es espectacular.

Breaking9

El final es simplemente perfecto. No se le puede pedir más. La manera en la que se despide Walter White, que muere matando, marca un antes y un después para todos los que vemos series. Ese disparo al tío Jack, exactamente igual a lo que él hizo con Hank antes, lo dice todo. Y minutos antes, al finalizar su venganza contra los que le ningunearon y se hicieron ricos por su trabajo usándoles como asidero para su familia, se cierra el resto. Con Jesse libre tras pagar por sus pecados.

Breaking Bad y Walter H. White han entrado directamente al Olimpo de las maravillas de esta temática que supieron sobrevivir a sí mismas y despedirse a lo grande y encandilando a todos los que la hemos seguido. Algo que hizo The Shield y que seguramente hará Sons of Anarchy. Ahora es cuando me arrepiento de no haberla seguido semana a semana. Y ni un spin-off de Saul Goodman me va a llenar este vacío. Creo que como poco necesito una camiseta de Heisenberg para homenajearle.

14 comentarios

  1. Dice ser Javi

    Pues s√≠, qu√© putada no haberla seguido semana a semana, pero yo que s√≠ tuve la suerte de descubrirla pronto (desde la 2¬™ temporada), me cagu√© en todo lo cagable durante algo m√°s de un a√Īo para ver que ocurr√≠a tras el final de la 3¬™ temporada.

    Ciertamente es una serie muy completa y muy diferente. El final es buenísimo, solo comparable al de The Shield como comentas (y esperemos que al de SoA).

    Lo mejor de esta serie, aparte de los guiones, son los actores. Todos est√°n geniales, principales, secundarios y los casi extras, como Badger y Skinny Pete (los yonkis).
    No me suelen gustar las series demasiado lentas, pero en esta serie, cuanto más lento es el capítulo es que es casi mejor. El de la mosca es una maravilla.

    06 octubre 2013 | 14:30

  2. Dice ser Miguel

    La mejor forma de describir Breaking Bad es: “es la historia de un chico llamado Junior al que le gustan lo s√°ndwiches”

    06 octubre 2013 | 14:47

  3. Dice ser paco

    ver esta serie doblada al castellano es un crimen.

    06 octubre 2013 | 14:57

  4. Dice ser Manolito

    Yo hice algo parecido, me vi todo en 2 semanas y guauuu. si hubiese tenido que esperar cada semana me da algo.eso sí en VO

    06 octubre 2013 | 20:07

  5. Dice ser SchwarzeNietzsche

    Se dice coulrofobia, coolfobia no existe.

    06 octubre 2013 | 20:17

  6. Dice ser wolfbiker

    los que os la habeis visto en una semana hace un mes porque salia en los TT de twitter mereceis que os amputen las manos y hagan ceniceros con ellas

    06 octubre 2013 | 22:21

  7. Dice ser alexi

    hombre, yo la empec√© a ver dos semanas antes de su final!, no te imaginas como entiendo tu angustia de no haberla agarrado de un principio!! aun sabiendo desde que sali√≥ al aire en el 2008 que ten√≠a! que verla la estupidez, el poco tiempo, la pereza , lo q sea, cualquier excusa es absurda para no haber entrado en el mundo de walt desde su inicio. Dios mio, Gilligan pas√≥ a mi olimpo de dioses del cine, junto con bryan, aaron , anna y practicamente todo el cast de esta puta genialidad! es incre√≠ble que a pesar de haber estado dos semanas en mi vida haya dejado tal vac√≠o en Mi! mierda c√≥mo extra√Īo breaking bad !

    07 octubre 2013 | 00:32

  8. Dice ser pedro

    Espero no leer mas mierdas antiparateria en este periodico, ya es el quinto articulo que veo de breaking bad y aun no salio en espa√Īa, que pasa, que ¬ŅESTE PERIODICO OS PAGA LA SUSCRIPCION A LOS CANALES DE USA?

    Paco, Ver esta serie subtitulada, sin saber ingles es perderte unas actuaciones sublimes por parte de todos los actores y perderte un monton de informacion de las imagenes.

    07 octubre 2013 | 00:55

  9. Dice ser Jaal

    Hartito me tienen con la serie esta. Buena, pero tampoco para tanto.

    Tanta excitación por una simple serie de TV da que pensar.

    07 octubre 2013 | 10:34

  10. Dice ser monsergas

    Joder, como se nota que te ha encantado la serie, reconozco en mi esa necesidad de contarla desde el principio y repasar cada una de las escenas de todas las temporadas para afianzar el recuerdo de la gran experiencia que ha sido breaking bad.

    Pedro: Pues anda que ver la serie doblada al castellano escuchando hablar a unas personas que no sabemos ni como se llaman mientras Cranston, Paul y cia mueven la boca pero no emiten sonido… Eso no es perderse nada de la actuaci√≥n sublime de todos los actores. Deben ser mimos.

    Yo entiendo que la gente no quiera ver material en v.o.s. porque se canse de leer o porque le cueste y se pierda cosas de la imagen, pero dar lecciones y decir que la v.o. es perderse cosas, manda eggs. V.O. es versi√≥n original, quiero decir, original, no s√© si queda claro. Sin filtros, sin doblar, sin retocar… Qui√©n se estar√° perdiendo m√°s cosas?

    07 octubre 2013 | 10:35

  11. Dice ser Monsieur K

    Aquí un análisis con algunos defectos de Breaking Bad y una comparación con The Wire

    http://cuandoduermes.wordpress.com/2013/10/08/por-qu-the-wire-es-mejor-que-breaking-bad/

    08 octubre 2013 | 21:30

  12. Dice ser spok3

    estimado amigo que escribi√≥ el art√≠culo, me pas√≥ casi lo mismo que a t√≠ solo que y la cog√≠ en la temporada 4 y efectivamente vi del tir√≥n las cuatro temporadas hasta la muerte de gus como todos sabemos, y es cierto que cuando ves una serie as√≠ a destajo no la saboreas tanto como de semana en semana, pero claro luego estuvo el par√≥n de un a√Īo entre la cuatro y la 5 y otro tanto la segunda tanda de la 5, pero con paciencia cada lunes a eso de las 13 horas la ve√≠a y la verdad que sobre todo el √ļltimo cap√≠tulo lo descargu√© y tarde en verlo hasta el d√≠a siguiente, no ten√≠a huevos de acabar con esa serie tan maravillosa, y al final lo vi claro, y fu√© como describe jesse el efecto de la meta azul de heisenberg, un estado de bienestar profundo que dur√≥ casi todo el d√≠a y sin resaca, desde luego en mi opini√≥n mejor serie de la historia y que tardara a ser superada , pero bueno hay otras de much√≠sima calidad que nos quitar√°n el mono… saludos y suerte

    10 octubre 2013 | 22:34

  13. Dice ser Helios

    Sobre la serie y el √ļltimo episodio:
    http://www.martinezdecarnero.com/wordpress/?p=96

    11 octubre 2013 | 06:33

Los comentarios est√°n cerrados.