BLOGS
Solo un capítulo más Solo un capítulo más

Siempre busco la manera de acabar una serie cuanto antes... para ponerme a ver otra.

Los buenos siempre ganan en The Newsroom

Este lunes fue un día de peleas entre periodistas. De preguntas dictadas desde el poder. De directores que obedecen al que manda en el país. De estrellitas que van de independientes y luego asumen un pacto con aquel al que han de cuestionar. Una trama con jefes de Gobierno que llevan la respuesta escrita y la leen sin sonrojarse. Con informadores que dan respingos en el asiento después de que su plan para hacer las preguntas que consideran más adecuadas, dadas las limitaciones impuestas, no salga bien. Aunque esta última situación también sea su culpa por no plantarse cuando se les está boicoteando. En resumen: un conjunto de escenas donde los malos siempre ganan. La vida real.news1

Eso es algo que no pasaría jamás en The Newsroom, que este domingo regresó a HBO. Por mucho que se tuerza el asunto para Will McAvoy (Jeff Daniels), MacKenzie McHale (Emily Mortimer) o Charlie Skinner (Sam Waterston), la moneda acabará cayendo de cara conspiración del universo mediante. Aquí te puedes plantar ante el jefe aun con una amenaza de despido. Puedes meter la pata a la hora de contrastar una historia y luego usar ese error para tu beneficio en pos de presentarlo como un ejemplo de independencia.

Podríamos resumirlo en tener el lujo de llamar a las cosas por su nombre. Es la suerte que tiene Aaron Sorkin por el trabajo que desempeña: puede hacer lo que le da la gana para ponernos los pelos de punta y hacernos pensar a los que nos dedicamos a esto “ojalá pudiera hacer eso”.

The Newsroom no es periodismo. Y tampoco hay que pedirle que lo sea. ¿O acaso se le exigía a The West Wing que representase la política estadounidense? No. Simplemente nos atrae el idealismo y la integridad que desprenden. Lo buenos que son los guiones y sus personajes. Además del ritmo y el humor socarrón de cada diálogo. Eso es una historia de Sorkin: algo bien armado donde no existe la lentitud. Una serie buenísima y que no puedes dejar de ver. Y que es completamente ficticia.

news2

Porque para aquellos que no os dediquéis al periodismo (que buena y mala suerte tenéis a la vez) lo que ocurre en la redacción de News Night no es ni por asomo, y como ya sabréis, lo que podría acontecer en el día a día de cualquier medio. La única realidad es el amor por la profesión, los horarios intempestivos y el agobio inmediato cuando surge la noticia. Sí, las rencillas entre compañeros y las broncas de los jefes también son ineludibles en el espacio de trabajo, pero eso es algo que ocurre en cualquier empresa. E incluso los líos amorosos o no entre redactores o entre éstos y sus superiores.

En cuanto al capítulo en sí hay poco que decir. Ha sido un regreso muy flojito, sin la emoción que hubo en los 10 episodios de la primera temporada por culpa de momentos ya inolvidables en la historia de la televisión. Como siempre, habrá que esperar a la genialidad de Sorkin. La cuestión es que ahora tienen un problema bastante serio por una noticia que no confirmaron de la manera adecuada, y será ésto sobre lo que gire el argumento en esta entrega. Los otros temas de ‘actualidad’, dado que los hechos comienzan en el verano de 2011, serán la revolución en Libia, la campaña electoral de los candidatos a presidente de Estados Unidos o el décimo aniversario del 11-S, entre muchos otros.

¿Cómo están ahora los personajes? Will y MacKenzie siguen con su tira y afloja. Charlie lidiando con la jefa Leona (Jane Fonda). Jim (John Gallagher, Jr.) luchando contra su espíritu pusilánime mientras Don (Thomas Sadoski) intenta aclarar sus sentimientos profesionales y personales. Sloan (Olivia Munn) sigue estando igual de bella y cada día es más graciosa, a la vez que Neal (Dev Patel) no para de buscar la noticia más reivindicativa que le haga soñar con un mundo más justo.news3

Pero si hay algo que molesta especialmente en esta nueva temporada es el corte de pelo de Maggie (Alison Pill). No os enseño una foto de cómo está ahora esta chica porque no quiero spoilear. Pero si ya era insoportable en la serie por su actitud, imaginad ahora que va hecha un adefesio. ¿Por qué? Aún no lo sabemos. Y tampoco sé si quiero saberlo, porque vaya tela.

La serie nos lleva a un ambiente utópico, en el que los buenos siempre ganan y los malos se plegan ante ellos. Algo deseable para los periodistas, pero irreal en la práctica, ya que tenemos la poca cabeza de enzarzarnos entre nosotros en guerras en las que siempre vamos a salir perdiendo.

Es cierto que existen medios sin directores que se arrodillan ante el poder (por no decir otra cosa) pero éstos son minoría. Y también que la mayoría de periodistas no se pone al servicio de los políticos o del poder financiero con el simple gesto de rechazar sus regalos. Pero son esos profesionales pelotas los que nos hacen fantasear más aún con nuestro The Newsroom particular al autoconvencernos de que la vida puede y debe ser mejor.

La serie gusta mucho a todo aquel que no tiene nada que ver con el periodismo. Quizá sea porque no se parece en nada a lo que hacemos los periodistas actualmente.

4 comentarios

  1. Dice ser totoro

    Me encanta esta serie y estuve viendo ayer el arranque de la segunda temporada. Me llama tanto la atención que cuando he visto este artículo me he puesto a leerlo.

    He parado en seco cuando has llamado a Maggie adefesio por cortarse el pelo. Que a mi la chica esta ni me va ni me viene, pero a qué viene insultar a alguien por cortarse y teñirse el pelo? Habría que verte a ti, aunque leerte ya es bastante malo.

    16 julio 2013 | 13:37

  2. Dice ser juan

    Vaya parida. ¿Entonces como no es creíble es una mierda?

    16 julio 2013 | 13:45

  3. Dice ser Jose

    “La serie gusta mucho a todo aquel que no tiene nada que ver con el periodismo. Quizá sea porque no se parece en nada a lo que hacemos los periodistas actualmente”
    Quizás, solo quizás, es porque el periodismo de hoy en día da asco. No hace falta plegarse al poder para hacer mal periodismo, no hace falta arrodillarse, solo mezclando continuamente noticias con opiniones, pensando que lo más importante es ‘la línea editorial’ y no el deber de informar, omitiendo noticias, y lo peor de todo y que está más generalizado en los medios, dando la versión oficial (del político de turno, la policía, la gran empresa) como si fuese la noticia, lo que ha pasado sin ni siquiera contrastar lo que dice esa fuente oficial.
    Un periodista me dirá:
    “Es que no hay dinero, no se puede hacer periodismo de investigación, no hay tiempo… (y demás excusas).
    Yo le diría, si no puedes realizar tu trabajo dignamente, dedícate a otra cosa. Estados como estamos por culpa del mal periodismo de este país, por culpa de tener unos ‘grandes medios’ que son simples portavoces del bipartidismo y porque el único objetivo de muchos medios es ‘zombificar’ a la población.
    Quizás la cosa pueda cambiar con medios como La Marea, Eldiario.es o a veces este periódico en el que escribes. Quizás, pero no veo yo ese cambio muy cercano…

    18 julio 2013 | 16:46

  4. Dice ser Fernanda

    Creo que este noticiero no es más que una muestra de lo que padecen muchos presentadores al momento de dar la noticia, creo que es una serie que vale la pena ver, aplausos para Sorkin.

    18 julio 2013 | 23:03

Los comentarios están cerrados.