BLOGS
Solo un capítulo más Solo un capítulo más

Siempre busco la manera de acabar una serie cuanto antes... para ponerme a ver otra.

“A ver a ver, que empieza Cuéntame”

Cuando regresé a Madrid por última vez fui a parar al piso de unos desconocidos que llevaban cuatro años viviendo juntos, y que resultaron ser unos compañeros amables y encantadores. Poco a poco y día a día me fueron contando las normas de convivencia y demás reglas de limpieza que tenían dispuestas en la casa, aunque éstas no evitaban que en muchas ocasiones aquello pareciese un albañal. Hasta que llegó el día en el que me comunicaron el acto cuasi ceremonial que tenían un día a la semana, y que me hizo entender por qué se llevaban tan bien: “Ah, y aquí los jueves se ve Cuéntame. Sentarse ese día por las noches en el salón a ver La 1 era indefectible a esa casa.cuentame

Porque Cuéntame cómo pasó, que es a la ficción española lo que Pau Gasol al baloncesto, lleva ya 11 años provocando esto en todos los hogares: unión familiar o de amistad para seguir las andanzas de los Alcántara una noche cada siete días. En ese momento, he de reconocer que yo ya no seguía la serie. La vi durante muchos años, cuando aún vivía en casa e incluso después, cuando me mudé, pero hacía un par de años que le perdí la pista. A pesar de ello, una de las ventajas que ofrece es que te puedes reenganchar a ella muy fácilmente, ya que su argumento no busca ser trascendente, sino atraer a todo el mundo por medio de un hilo fácil de coger.

La dejé en un momento en el que Carlitos (Ricardo Gómez), que para todos siempre será ese niño con pelo a tazón, había crecido de forma sorprendente e incluso estaba cerca de conocer cómo era un momento de intimidad con una chica; también coincidió en ese momento la marcha de la auténtica Inés, Irene Visedo, a la que Pilar Punzano no ha hecho olvidar. O con Toni (Pablo Rivero), ya independizado por completo, siguiendo su camino de izquierdas particular (aunque de él siempre nos quedará un sketch de Cruz y Raya, en el que decía que no iba a tener frío porque ya se iba caliente). Pero sobre todo, con Antonio (Imanol Arias) y Merche (Ana Duato) prosperando tras muchos años recogiendo la mierda de los demás y dejando atrás las estafas que sufrieron por alguno que otro.

Todos la hemos visto en algún momento, y en la retina siempre quedará el gran José Sancho haciendo de ese fascista avaricioso al que había que llamar con el Don delante y con el santo detrás. O a Tony Leblanc con ese peluquín tan cutre, pero siempre correcto y enseñando al resto cómo ha de ser un actor, ya nazca en los 90 o los 20. Y sobre todo, recordaremos a la incombustible. La abuela y ya bisabuela de España: Herminia. Pero yo siempre seré fan de Valentina, esa mujer atolondrada a la que clavó Alicia Hermida.

Cuentame1Pero lo que más mola de Cuéntame es que se atreven con todo. No han evitado ni pasado por alto ninguno de los temas polémicos de los años que les ha tocado cubrir. Y hay momentos que son inolvidables, como cuanto Antonio se lamentaba de haber tenido que estar con el brazo en alto en la Plaza de Oriente, y le dijo a Merche: “Si mi padre me hubiera visto”. Esta es la valentía que debería tener toda serie que pretenda ser divulgativa, y ésta es tan buena que parece extranjera. Pero la esperanza de ver algo similar en este país se va diluyendo cada vez más.

Lo que es inherente a este maravilla es todo lo que nos ha enseñado a los que tuvimos la fortuna de nacer después de la dictadura. Hemos conocido cómo eran los ‘grises’ y los métodos que empleaban, la educación en los colegios de esos años, la poca apertura social que se permitía por culpa del conservadurismo rancio impuesto desde arriba. Aunque lo mejor ha sido el tratamiento de todos estos asuntos, siempre desde una perspectiva justa y nada sectaria. Sin ambages aun con el tema más espinoso y conflictivo.

¿Hasta dónde llegará? No lo sabemos, a pesar de las bromas que apuntan a que por lo menos debe llegar a la etapa actual, para enterarnos de verdad de todo lo que está pasando con los casos de corrupción, esa auténtica marca (y mancha) España. En un escenario más probable, quizá le quedan dos o tres años a lo sumo, lo suficiente y necesario para una historia tan longeva y que ha abarcado casi tres décadas.

En este día, mis compañeros y yo dejamos el piso que hemos compartido, en su caso durante años y en el mío solo unos meses. Quizá volvamos a ver Cuéntame juntos algún día. Pero lo que está claro es que siempre nos acordaremos unos de otros cuando lleguen los jueves a las 22.30, especialmente de cuando yo me escaqueaba de verla porque tenía otras cosas que hacer (aunque luego la viese por Internet sin que nadie se enterase).

A ver a ver, que no nos enteramos, que ya empieza“, era la consigna. Eso sí que no lo volveré a escuchar. Pero jamás la olvidaré, y a ellos tampoco. Igual que a Cuéntame.

10 comentarios

  1. Dice ser elchiko

    una buena serie, representa al 100% la pérdida de valores de la sociedad actual

    30 Junio 2013 | 15:16

  2. Dice ser Lector

    A mi lo que más me gusta de Cuéntame es cuando sale esta actriz: http://xurl.es/1kf3v

    30 Junio 2013 | 16:18

  3. Dice ser toco

    Una serie ligada a una forma particular de ver las cosas, y con unos actores demasiado involucrados con esa manera, no se si es buena o mala, pero no me gusta, no refleja la realidad y es muy particular en su forma de contarla, lo que lleva a equívocos que muchos dan por ciertos cuando no es así.

    30 Junio 2013 | 16:41

  4. Dice ser Alfredo

    Pues yo era así, cada capítulo me encantaba y lo esperaba cada semana hasta que de reperente pasó de ser la historia de la familia Alcántara a “hablemos de política” con los Alcántara por enmedio.
    Todo tenía que ver con Franco, con los comunistas, que si rojo por aquí o falangista por allá… para mí ahí perdió el norte la serie y entonces, ya hace años, dejé de verla.

    30 Junio 2013 | 17:01

  5. Dice ser Lola

    Veía la serie al principio, me gustaba por las travesuras de “Carlitos” y porque me recordaban mi propia juventud, pero es cierto que con el tiempo perdió interés para mí, parecía que todo giraba en torno a los cambios políticos, comprendo que es una parte importante de la historia de España, pero los problemas de la familia pasaron a segundo plano para dar más importancia a la situación política, y para política con lo que tenemos a diario creo que es suficiente.

    30 Junio 2013 | 17:25

  6. Dice ser Borpdlr

    Muy de acuerdo con la entrada del blogger salvo en decir que Don Pablo era fascista. yo pienso que su personaje era un personaje de “vivir la vida”, ser fascista cuando podía cazar algo de Franco, hacer negocios con los comunistas cuando tocaba (véase el capítulo donde se va con Antonio a la Unión Soviética) e incluso recibir una paliza de sus antiguos camaradas cuando vio que al régimen le quedaban dos telediarios y la cosa iba a cambiar. Recordemos que esa paliza se produjo por un artículo contra Franco en la revista “Por supuesto” que tenían Antonio y él.
    Por lo demás, pues qué decir, yo nunca he sido partidario de cambiar de actor para un mismo personaje cuando el principal abandona, pero pienso que esta vez ha sido la excepción y Pilar Punzano ha sabido coger y muy bien la esencia del personaje de Inés Alcántara.
    De todos modos, como bien dice Alfredo, la serie se ha descafeinado. Sobre todo desde después de la muerte de Franco y la transición, donde los acontecimientos históricos de España han pasado a un segundo plano y se están centrando mucho en los dramas personales de cada uno, pudiendo convertir una serie simpática y básica para la historia en un culebrón. Hace dos temporadas vivimos lo de Inés y su adicción a las drogas, después el cáncer de Mercedes y esta última temporada el vía crucis de “Carlitos” (aunque sea un hombre siempre gusta llamarle como cuando era niño) en la cárcel. Acosado por Salazar y traicionado por “Tordo” con el apuñalamiento en esos últimos capítulos donde la carga dramática fue altísima. Se están pasando cosas por alto como que ya metidos en el 82 la UCD estaba totalmente rota y apenas se menciona. Sólo el chaqueterismo de Ochotorena pasándose al PSOE. Probablemente por estas fechas ya tendríamos la polémica de la OTAN y las famosas manifestaciones de OTAN NO y como no, el Mundial de España, que podría ser un buen cierre para la serie si terminan como la empezaron, con un acontecimiento importante para España como fue la victoria de Massiel en Eurovisión con el “la,la,la”.

    30 Junio 2013 | 17:59

  7. Dice ser vity

    Yo dejé de seguirla, hace 2 temporadas, LO POCO GUSTA Y LO MUCHO CANSA._

    30 Junio 2013 | 18:27

  8. Dice ser Gema

    A mi me encanta, yo también dejé de verla una temporada, pero después la vi por internet y ahora sigo enganchadísima. Además para mí esta serie tiene algo especial, y fue porque durante la carrera nos llevaron en una asignatura a ver el rodaje de un capítulo, y tengo fotos con los actores y estuve paseando por los decorados…. no sé. Cada vez que veo un capítulo me acuerdo que estuve allí, y eso que fue hace mucho y muchas cosas han cambiado, si hasta mi foto es con Irene Visedo.
    En cuanto a los que decis que tiene mucha carga política, es que en España siempre ha habido mucha carga política, pero yo creo que han sabido contarlo muy bien e integrar todo en la trama de los personajes, por lo menos yo no creo, como decís muchos, que se deja a los actores de lado.

    01 Julio 2013 | 09:24

  9. La verdad que me parece una autentica “seriaza” estoy esperando que empiece ya la nueva temporada, la verdad que es de mis series favoritas.

    toner
    http://www.konver.com

    02 Julio 2013 | 11:10

  10. Dice ser Aletheia

    Cuéntame es la única serie española que sigo actualmente (hace un par de años también La pecera de Eva, que pasó sin pena ni gloria, pero que creo que merecía bastante la pena a pesar de que la temática lleve a engaño). Es cierto que la historia ha derivado un poco en culebrón entre la adicción a las drogas, el cáncer y ya lo último, el asunto de Carlos en la cárcel (todos los hijos mayores de la familia Alcántara han pasado por ella, María debería andarse con ojo), que se me hizo un poco pesado. No obstante, me parece de las pocas series españolas donde los actores actúan bien, porque en general me suelen parecer muy pero que muy deficientes. El peor es Carlos con diferencia, pero bueno…

    02 Julio 2013 | 12:39

Los comentarios están cerrados.