BLOGS
Smelly Cat Smelly Cat

El 'happy place' de las series de televisión

Archivo de la categoría ‘críticas’

‘Feud: Bette and Joan’: réquiem por la amistad que se perdió Hollywood

FeudEl último episodio de Feud: Bette and Joan se titula ¿Quieres decir que todo este tiempo hemos podido ser amigas? Qué bonito y qué triste. El desenlace de la última ficción antología producida por Ryan Murphy para FX no solo nos ha dejado con el aplauso en las manos y el nudo en la garganta, sino que cobra un sentido especial en estas semanas televisivas, cuando series sobre la amistad femenina como Girls, Big Little Lies y Las chicas del cable están tan presentes. El creador de Glee, American Horror Story, American Crime Story y otros títulos reconocidos ha decidido enfocarlo desde el polo opuesto, desde la rivalidad rabiosa. Es casi incuestionable que Joan Crawford y Bette Davis, los personajes protagonistas de la ficción, no habrían sido amigas nunca, aunque yo lo ponga en el titular, pero así es como lo ha sugerido el final elegido por sus creadores: una fantasía imposible que siempre nos escocerá un poco.

Este capítulo desenlace, escrito por Gina Welch y dirigido por Gwyneth Horder-Payton (gran parte de los episodios, a excepción de los realizados por Murphy y Tim Minear, han contado con mujeres detrás de las cámaras), ya es uno de los más aplaudidos de 2017 por parte de la crítica. Casi tanto como la ficción en general: Feud sufrió un pequeño bajón en sus tres antepenúltimas entregas, pero el broche de oro nos reconcilia con cualquier desencuentro. Si estáis al día en esto de las series, ya conocéis la premisa de Feud: narra la enemistad entre dos de las actrices de Hollywood adoradas por su creador, Joan Crawford y Bette Davis, desde que coincidieron en el rodaje de Qué fue de Baby Jane, la película de culto dirigida por Robert Aldrich en 1962. Con Jessica Lange y Susan Sarandon como increíbles protagonistas, la serie analiza los resortes culturales y sociales, también personales, que llevaron a estas divas a odiarse a muerte.

Lee el resto de la entrada »

‘Twin Peaks’, resumida en un vídeo de dos minutos para los más rezagados

Twin PeaksUno de los momentos más esperados de 2017, no solo para la televisión, para la cultura popular en general, está ya a un tiro de piedra. El próximo 21 de mayo llega a Showtime (en simultáneo en España, de mano de Movistar+) la nueva temporada de Twin Peaks, de cuyo regreso supimos en octubre de 2014, con alegría pero también con algo de recelo. El regreso de la memorable creación de David Lynch y Mark Frost ha sido la excusa perfecta para que muchos se animen a verla por fin, el ajuste de cuentas definitivo con una de las mejores series de la historia. Si aún no os habéis puesto con los 30 primeros capítulos, hacedlo antes de que os pille el toro (podéis haceros con el pack de DVD o Blu-ray, o verla en VOD en Movistar+), pero para aquellos que no tenéis tiempo, Showtime ha ideado la solución desesperada: un vídeo de dos minutos y medio que repasa las escenas imprescindibles de sus dos entregas germinales. Podéis verlo más abajo.

Estoy dando por supuesto que sí, pero, ¿tenéis ganas de hincarle el diente a la continuación de Twin Peaks? El universo seriéfilo se ha dividido al igual que lo hizo con la llegada de la nueva Las chicas Gilmore, o de la nueva Expediente X: los que la esperan con ilusión y las expectativas altas, los que están concienciados de que puede ser un desastre pero la verán con cariño, y los que reniegan de cualquier revival. Yo me encuentro en el punto intermedio… Es imposible que la secuela de Twin Peaks replique el fenómeno que supuso en sus comienzos, pues la industria ha evolucionado mucho y las novedades de la serie ya no lo son, pero sabemos que David Lynch y Mark Frost se han comprometido en su totalidad con estos 18 nuevos capítulos. Además, regresarán sus actores originales, Kyle MacLachlan y Sherilyn Fenn entre ellos.

Lee el resto de la entrada »

Día Del Libro: cinco propuestas literarias para amantes de las series de televisión

¿Puede un blog de series celebrar el Día del Libro? Pues claro. Y habéis acertado con el cómo: cinco recomendaciones seriéfilo-literarias como estas.

La historia secreta de Twin Peaks, de Mark Frost
Twin PeaksNo solo es que sea un ejemplar imprescindible para todos los fans de Twin Peaks, sino que la propia actualidad nos pide echarle un vistazo. La historia secreta de Twin Peaks, de Mark Frost, creador de la serie junto a David Lynch, es una propuesta muy particular, ya que no es tanto una novela como una experiencia gráfica y literaria. A través de esta maravilla editada por Planeta podemos sumergirnos en los secretos de la ciudad que no nos contó la televisión.

Lee el resto de la entrada »

‘Powerless’, la simpática comedia de DC en la que no hay superhéroes

PowerlessHace no mucho más de cinco años, el estreno de una serie de superhéroes era todo un evento. No porque no existieran antes, sino porque el género era escaso, y sus últimos ejemplares no muy acertados. Hoy la situación se ha dado la vuelta, pero solo en parte: hay muchas ficciones de televisión dedicadas a la fórmula fantástica, pero también quien alerta, en tan poco tiempo, de desgaste. Las series de DC y Marvel para cadenas en abierto como The CW (con Arrow, The Flash y Supergirl a la cabeza) y ABC (Agentes de S.H.I.E.L.D.) han conquistado al público más joven, aunque las críticas son mixtas. El caso de Daredevil, Jessica Jones y compañía, con su enfoque adulto, es el más aclamado, pero la fórmula Netflix, con sus trece episodios de rigor, las hace soporíferas. La última propuesta es Legión, demasiado retorcida, y con un personaje de Marvel demasiado transversal, como para gustar a todo el mundo.

Aquí es donde entra en juego Powerless, la serie que NBC lanzó el pasado febrero y que llega a España el domingo 23 de abril, con un episodio doble, a la cadena COSMO. Está ambientada en el universo de DC, sí, pero es una comedia, y además sin superhéroes. Mejor dicho: no es que no los haya, es que no son los protagonistas, y en algunos casos son los enemigos. La sitcom, de la que se emitirán doce episodios, narra la llegada de Emily (Vanessa Hudgens) a Wayne Security (podéis imaginar quién es el dueño en la sombra), una empresa de Charm City dedicada a la seguridad de los ciudadanos sin poderes ante las luchas de los que sí los tienen. Su trabajo es idear productos que hagan más fácil la vida de los vecinos “normales”, pero a su llegada encuentra un equipo desmotivado (Danny Pudi, de Community, entre ellos), y un jefe (Alan Tudyk) algo envidioso de los logros de su primo, el mismísimo Batman.

Lee el resto de la entrada »

Los 10 mejores episodios de ‘Girls’

Mucho se ha escrito estos días sobre el final de Girls, y tal vez el mejor balance sobre la serie sea un repaso a través de sus mejores episodios. ¿Cuáles son los vuestros?

10. Two Plane Rides (3.12)
GirlsLos últimos capítulos de temporada de Girls no son especialmente mejores que el resto (el desenlace definitivo sigue la misma línea), pero el que cierra la tercera es uno de mis favoritos. Trata uno de los conflictos más conseguidos, el romance entre Adam y Hannah, y cómo desde el falso happy ending que cerró la tercera entrega su relación se había convertido en un parche para suplir necesidades. Ambos encuentran caminos profesionales satisfactorios (ella como escritor, él como actor) y dejan de necesitarse.

9. Video Games (2.07)
Reconozco que Jessa no es una de mis Girls preferidas. Nunca he conseguido entender bien su personalidad ni sus motivaciones (imagino que eso es parte del secreto), pero Video Games me parece uno de los mejores capítulos dedicado a una de las protagonistas, uno que además nos saca de la ciudad para tratar otros conflictos de forma apacible. Conoceremos a su familia, clava para comprender bien algunos de sus miedos, y será un punto de inflexión en la relación con Hannah, que se retoma además al final de la serie.

Lee el resto de la entrada »

‘Girls’ se despide con un epílogo agridulce y un legado generacional imborrable

GirlsHay muchos tipos de finales de series de televisión, y hay incluso varios para la misma. Un ejemplo muy interesante al respecto es Girls, de la que sus seguidores ya habían coronado dos desenlaces antes de que HBO emitiera el suyo: I Love You Baby, el capítulo perfecto, que clausuró la quinta entrega con un genial broche de oro para todas sus tramas, y Goodbye Tour, el episodio previo al último, dedicado a una de las grandes inquietudes de la ficción, la amistad entre sus protagonistas. El final verdadero, “el que vale”, es Latching, lanzado hace solo unas horas en Estados Unidos y en España, y podríamos describirlo como epílogo ya que, teniendo en cuenta que todo lo importante estaba contado, funciona más como una coda que como un punto y final. Por eso decepcionará a muchos, pero es en cierta manera el sino de los finales de series; los incondicionales tienen las expectativas tan altas a estas alturas de la película que apenas podemos recordar un par de ellos que hayan convencido a todo el mundo.

SPOILERS! Si no sabes dónde hemos dejado a Hannah Horvath, no sigas leyendo.

Latching, escrito por Lena Dunham, Judd Apatow y Jenni Konner, y dirigido por esta última, productora y mano derecha de la primera durante las seis temporadas de Girls, realiza, como muchos sospechábamos, un salto en el tiempo a la Hannah Horvath madre. Considerando que las líneas narrativas principales (su relación con Adam, y con Marnie, Jessa y Shoshanna) ya estaban resueltas, lo único interesante es retomar todo el relato un tiempo después. Cinco meses después de su mudanza, la protagonista vive junto a Marnie, que se ha propuesto una especie de sacrificio personal ayudando a su amiga a cuidar a su bebé, pero esa convivencia tiene todas las papeletas de saltar por los aires. Con una Hannah hormonal, una Marnie parásita, y una aparición un tanto necesaria de Loreen, la madre de la primera, el desenlace de Girls opta por recuperar temas clave de la ficción y darles un cierre positivo y satisfactorio a través de otra cuestión inédita en sus figuras centrales: la maternidad joven.

Lee el resto de la entrada »

‘The Walking Dead’ se inspira en ‘Star Wars: Los últimos Jedi’ en un póster de la temporada 8

The Walking DeadThe Walking Dead se niega a marcharse, y eso que necesitamos un serio respiro después de la temporada más infame de la serie. Hace solo unas semanas terminó la séptima entrega, y los creadores ya tienen la mirada puesta en la próxima, que abordará por fin la batalla entre los protagonistas y los Salvadores, liderados por el implacable Negan. De hecho, han aprovechado para dar algo de bombo al asunto el gran evento cultural de la semana: la Convención de Star Wars y el lanzamiento del póster del Episodio VIII de la saga fantástica. El perfil de Twitter de la serie de AMC compartió el pasado viernes un cartel de la octava temporada inspirado en el de Los últimos Jedi; en él vemos a Rick levantando el brazo en señal de lucha, con los rostros de Maggie y Negan recortados en el horizonte. Un crossover poco probable entre ficción y ficción.

Pero por mucho Star Wars de por medio, ¿hay ganas de The Walking Dead cuando apenas hace unas semanas que se ha marchado? La séptima temporada de la propuesta zombi, centrada en el mandato del terror de Negan, ha sido una de las más criticadas por parte de la prensa y de los espectadores; no solo no han sabido mantener la intriga a lo largo de los 16 episodios (más que nada por la necesidad de los productores de estirar el chicle), sino que el villano revelación de la temporada no ha estado a la altura, y ha dejado momentos violentos y gratuitos a su paso. Sea como sea, está al caer su spin-off, Fear The Walking Dead, del que hace solo unas horas se anunció su renovación por una cuarta entrega antes de empezar a emitirse la tercera. Llegará a España el 5 de junio ¿Qué os parece esta serie companion?

Lee el resto de la entrada »

‘Homeland’ despide su temporada más crítica, pero la preferida aún es la primera

HomelandHomeland se enfrentaba a un reto importante al volver a Estados Unidos, más a Nueva York, una ciudad que en el cine ha vivido todo tipo de catástrofes, y que en una serie sobre terrorismo no podía salir muy bien parada. ¿Qué podrían inventar los creadores del popular thriller para estar al nivel de la anterior, en la que se narraba un intento de atentado en Europa, en el centro de Berlín? Desde la segunda temporada bisagra, y sobre todo desde la fallida tercera entrega, Homeland se había trasladado a otros países para estar al día de la actualidad, y para proponer intrigas y ataques que en Estados Unidos no serían probables. La cuarta y la quinta parte, que contaban el asalto a la embajada estadounidense en Islamabad, en Pakistán, y los movimientos yihadistas en Alemania (con la tragedia de París reciente aún en la memoria), eran la excusa perfecta para resetear una ficción que parecía haberlo hecho todo. Y lo consiguieron: las críticas fueron notables, y el público también se reenganchó.

En la quinta temporada, Homeland ha propuesto otro cambio, en este caso más sutil y que requiere también la participación del espectador, aunque muchos le han dado la espalda. No es una Homeland de grandes explosiones ni magnicidios (o no muchos, al menos), pero es totalmente fiel al espíritu conspiranoico y crítico de la serie, y pone sobre la mesa (con algún que otro momento Black Mirror, para qué lo vamos a negar) temas que asustan. Recuperamos a Carrie Mathison de vuelta a Estados Unidos, en Nueva York, donde trabaja en una fundación de ayuda legal a colectivos minoritarios. La detención de un joven musulmán introducirá a la exespía en una trama institucional, paralela a la elección de una presidenta de Estados Unidos reacia a las acciones de la CIA, comandada por Dar Adal y Saul Berenson. La recuperación de Peter Quinn desencadena la parte más emocional de los personajes, sobre todo en Carrie, que se enfrentará a la culpa por el estado de su colega y por la seguridad de su hija.

Lee el resto de la entrada »

Encuesta ‘Homeland’: ¿cuál es la mejor temporada? ¿y la peor?

HomelandEsta noche Showtime emite el último episodio de la sexta temporada de Homeland, una entrega que ha recibido muy buenas críticas, tanto como las dos anteriores, aunque el debate entre los espectadores suele ser el mismo desde hace unos años. ¿Es mejor la Homeland de los inicios, rabiosa, desesperada e imprevisible, o la Homeland madura, la que renunció a los giros taquicárdicos para darnos un excelente thriller? Es el síndrome de la propia Carrie Mathison, a la que ya rendí un particular tributo hace unas semanas: ¿es mejor la Homeland medicada o la sin medicar? A falta de ver el capítulo desenlace, podemos decir que la ficción creada por Alex Gansa y Howard Gordon ha vuelto a sorprendernos, con una premisa más apacible pero igual de brillante, tal vez la más crítica e incisiva con instituciones estadounidenses como la CIA.

Aprovechamos que Homeland se despide de nuevo (pero no temáis, fue renovada hace unos meses hasta una octava temporada) para plantear la pregunta imprescindible. ¿Cuál es, para vosotros, la mejor temporada de la serie? ¿Y la peor? Recordemos que las tres primeras narraron el idilio entre Carrie y Nick Brody (su regreso a Estados Unidos, su conversión como agente doble y su ajusticiamiento final) y las tres posteriores, ambientadas en Pakistán (el secuestro de la embajada), en Alemania (el yihadismo en el corazón de Europa) y en Nueva York (la cultura del miedo tras las elecciones), han abordado cuestiones de mayor actualidad. Ni siquiera yo sé por cuál decantarme, pero podemos votar durante estos días y retomar el debate cuando hayamos procesado la despedida de Mathison. ¡Votad en las siguientes encuestas!

Lee el resto de la entrada »

Día 1 de mi vida después de ‘Por trece razones’

Por trece razonesClay está sentado en un banco, apoyado en la pared del gimnasio, durante el baile del instituto, cuando su amigo Jeff se acerca y le anima a sacar a Hannah a la pista. Ella, como él, espera sentada, en la pared de enfrente, al otro lado del lugar. Al ritmo de The Night We Met, de Lord Huron, un tema que él luego describirá como su canción (la de ellos), se reúnen a mitad del camino y comienzan a bailar, con una confianza digna de los sueños. Cuando están a punto de besarse, ella se aleja y sus venas comienzan a sangrar. Hannah está muerta, se ha suicidado. Es efectivamente un sueño, más bien una pesadilla, la escena que abre el quinto episodio de Por trece razones, y tal vez la que mejor condensa lo importante de la última serie de Netflix. A partir de ahí, la ficción no irá necesariamente a mejor, sino que se volverá más oscura y más trágica. Pero de ese momento, que juega de forma preciosa con lo entrañable del primer amor y lo desolador de la primera pérdida, no me podré olvidar.

Me resulta un tanto difícil alabar por Por trece razones, que narra el suicidio de una joven y las consecuencias que tiene en su grupo de amigos, a través de trece casetes, porque no es una gran serie. Es algo larga y redundante (en Netflix esto ya es una máxima), es incluso morbosa y manipuladora por momentos, pero también es una gran experiencia. Hay quien dice que gustará más a los adolescentes que a los adultos; creo que lo hacen porque suponemos a los jóvenes más susceptibles al melodrama y menos a la sofisticación, en lo que a lo audiovisual se refiere, no porque los que ya no somos el público objetivo de la teen fiction no suframos esa incertidumbre de vez en cuando. Si el género coming of age (un término con el que hemos legitimado eso de producto adolescente, véase Boyhooyd) es un clásico del cine y la televisión es porque sus conflictos nos acompañan siempre: la necesidad de encajar, la soledad ante el cambio y la sensación de que todo lo podemos vivir (de nuevo) por primera vez.

Lee el resto de la entrada »