BLOGS

Videojuegos, gadgets, curiosidades, archiperres y otras paranoias digitales

Entradas etiquetadas como ‘presentacion wii’

Cómo viví la presentación de Wii

05.30 de la madrugada. Terminal 4 del aeropuerto de Madrid Barajas. 22 periodistas con cara de sueño, casi en coma, pero conscientes de que vamos a asistir a una de las presentaciones más importantes que se han hecho en el mundo de los videojuegos en el último año.

Durante el viaje y antes de la presentación hay nervios, se hacen apuestas, intentamos que el jefe de producto de Wii en España nos adelante algunos datos, lo que sea, una fecha aproximada, que nos confirme los 249 euros esperados por todos. Pero no hay manera, no suelta prenda y nos percatamos de que no vamos a saber nada hasta que toque saberlo de forma oficial.

Nos hablan mucho de Nintendo DS, de lo que ha supuesto para la compañía, bla, bla, bla. Miro cómo hablan todos, pero apenas les escucho. Yo sólo pienso en Wii, quiero datos, detalles, pero nada…

Ya en el centro de convenciones, después de seis horas de viaje, por fin todo comienza a oler a Wii. “Wii: Welcome you” reza el cartel que nos da la bienvenida.

Son las 11.30 hora local en Londres y en teoría apenas falta media hora para que dé comienzo la presentación. El registro de periodistas de toda Europa se demora y, con casi una hora de retraso (¿no eran los japoneses el colmo de la puntualidad?), comienza la presentación de Wii para Europa.

Antes ya nos han avisado de que nada de teléfonos móviles, ni WiFi, ni ordenadores portátiles, ni PDA, hablan de información embargada, confidencialidad… Hay muchos nervios. Aunque me pienso si conectarme, no quiero que un inglés con malas pulgas me eche de la sala por incauta y espero. Al fin y al cabo, cuando digan algo importante, ya veremos lo que hago.

La presentación comienza con un vídeo sobre Wii. Adiós al estereotipo del jugador freak, el vídeo está protagonizado por dos chicas, una anciana, un chico joven y un señor de mediana edad. Vale, ya lo sabíamos, Wii pretende ser para todos.

Aparece en el escenario Laurent Fischer, jefe de Marketing de Nintendo Europa. Está nervioso, se le nota. Se equivoca varias veces. Parece que no sólo a mí me va a dar un ataque al corazón. Comienza hablando de cómo Nintendo pretende conseguir que jueguen a videojuegos gente que nunca lo ha hecho. En ese instante, me temo lo peor. Pienso que nos alejamos peligrosamente a hablar de los Touch Generations y de Nintendo DS. Así, es. Diapositivas de Nintendogs, Brain Training, etc. Creo que estoy a punto de gritar, sólo quiero que me hablen de Wii. Fisher se retira no sin antes presentar a Satoru Shibata, presidente de Nintendo Europa. Ya está -pienso- éste sí va a hablar de Wii. Pero no, llevamos 20 minutos de presentación (de Wii, recuerdo) y sigue hablando de los Touch Generations. De nuevo, creo que voy a gritar. De hecho, me imagino a mí misma gritando en ese anfiteatro ‘Shut-up. We want Wii’.

Por fin, Shibata comienza a hacer una demo del juego Wii Boxing, donde nos enseña cómo se puede cambiar la cara de los jugadores. Se crea a sí mismo y a su contrincante le asigna una cara similar a la de Satoru Iwata. Vemos cómo se juega al boxeo: protegerse y golpear. Por detrás de las cortinas del escenario aparece el propio Satoru Iwata, presidente de Nintendo, mientras los presentes le ovacionan.

Iwata no estuvo en la presentación americana de Wii, pero sí viene a la europea. Empiezo a pensar (inocente de mí) que esta aparición puede suponer que quizás Wii sí va a salir en Europa antes que en EE UU. Iwata continúa hablando de los Touch Generations, de cómo DS ha cambiado las cosas, de la WiFi Connection. Por fin, después de más de media hora de presentación, se muestra una diapositiva únicamente dedicada a Wii: los Wii Channels. Como ya sabíamos por las otras presentaciones, Wii Channels ofrecerá 12 canales por página y 4 páginas (noticias, Mii, fotos, el tiempo, etc).

Virtual Console ofrecerá 15 juegos en el momento del lanzamiento de la consola a los que se sumarán entre 5 y 10 juegos más cada mes, cada uno con su propio canal.

Después de esto, comienza la demo del tenis. Pienso que se trata de una presentación trillada, que ya hemos visto hace meses y hasta la saciedad. Iwata y Shibata se disputan en Wii un partido con Tim Henman y Greg Rezetski (jugadores profesionales). El público se ríe de los chistes que cuentan mientras juegan a la vez que yo sigo pensando que esto no es una novedad, que deberían haber dado más detalles de los Wii Channels (algo que verdaderamente sí es novedoso) en lugar de ponerse a jugar a un título al que ya habíamos jugado todos los que estábamos ahí.

Ante el atisbo de decepción empiezo a mirar a mi alrededor y veo un teleprompter a mi espalda donde aparece el guión que los ‘presentadores’ van leyendo. El teleprompter lleva unos segundos de adelanto, lo que permite leer con unos segundos de antelación lo que ellos van a decir. Cual Emily Rose sigo el prompter con el cuello casi totalmente girado y, por fin, leo:

La fecha de lanzamiento de Nintendo Wii será… (Diapositiva 23). Miro el escenario rápidamente y tras unos segundos se muestra una imagen donde pone 8 de diciembre. Me vuelvo a girar, con el precio ocurre lo mismo (Diapositiva 24), de nuevo giro: 249 euros. Juegos entre 49 y 59 euros (imagino que dependerá de si son de Nintendo o de ‘third parties’, de 15 a 20 juegos en el momento del lanzamiento, y la consola incluirá el juego Wii Sports, al igual que en el pack de EE.UU., un wiipad y un nunchaku.

Para finalizar, un vídeo en el que se muestran títulos como Resident Evil, Zelda… Muy nerviosa, envío a la redacción de 20 Minutos los detalles imprescindibles de la consola. Después, rápidamente, me dirijo a la sala de prensa a escribir una breve crónica. Sé que en la sala de al lado hay unas 60 consolas, segun Nintendo, con gran cantidad de títulos esperando a ser probadas y no me lo quiero perder. Pero antes esa sensación absurda que se llama responsabilidad me obliga a alejarme de ellas.

Poco después, voy para allá. Aquí tenéis algunas imágenes de los juegos que se mostraban. Eso es todo, por el momento.