BLOGS

Videojuegos, gadgets, curiosidades, archiperres y otras paranoias digitales

Archivo de la categoría ‘Tendencias’

Un hasta luego

Han pasado 16 meses desde que comencé a escribir este blog y algunos más desde que Ricardo Villa, Melisa Tuya, Nacho Rojo y Vanesa Rodríguez me animaran a hacerlo. Ahora ha llegado el momento de decir un hasta luego.

Esta bitácora, que ya forma parte de las más de 100 millones que se supone hay en el mundo, pasará a engrosar la lista de las millones que no se actualizan. Lo dicho aquí queda, para indexación de Google y para orgullo de la que suscribe, sobre todo, por los comentarios. Su fin supone el comienzo una nueva andadura profesional.

Ha sido un honor disponer de una plataforma como 20 Minutos para escribir sobre lo que pensaba.

Muchas gracias a todos los que lo habéis hecho posible.

¿Qué quieres hacer con tu vida? Pregúntale a Google

Un blog apenas supone unos bits de información en los millones de terabytes que componen internet. Sin embargo, en la actualidad pueden suponer la diferencia entre encontrar información sobre algo o no hacerlo. Cuando se empieza a utilizar la Web de forma habitual para realizar todo tipo de consultas, sus contenidos son inabarcables. Y más allá del poder de internet, la verdadera fuerza la adquiere aquella compañía que es capaz de redirigir hacia los contenidos que se publican.

La anécdota de esta realidad la ponen dos ladrones inexpertos de Colorado Springs que se decidieron a robar una caja fuerte sin saber cómo hacerlo. Recurrieron a Google con una perogrullada del tipo «cómo abrir una caja fuerte», y encontraron la respuesta que necesitaban y que les ha permitido hacerse con un botín de casi 9.000 euros. Alguien en una página web decidió exponer cómo creía/sabía que se podía abrir una caja fuerte. Y eso es todo.

Podemos recurrir a los buscadores para encontrar lo que anhelamos ya que ellos contribuyen de forma casi imprescindible al conocimiento que aporta la Web. Pero si utilizamos los buscadores para todo, estamos otorgando a sus propietarios unos conocimientos valiosísimos sobre nuestros gustos e intereses. Y este poder también tiene sus peligros.

Cuando las compañías de esos buscadores adquieren también empresas de publicidad, podemos caer en una red de intereses comerciales. Los oráculos a los que preguntamos a diario se han convertido en herramientas imprescindibles, y también peligrosas. La amenaza no es que podamos encontrar cualquier cosa en internet gracias a los buscadores como estos dos afortunados ladrones, sino que las compañías utilicen nuestras consultas para sus propios intereses comerciales.

Crea tu propio Simpson

Hace algún tiempo que los avatares están de moda. Aunque pocos han logrado superar a los irreverentes avatares de South Park, los hay de todo tipo y para todos los gustos. Los últimos en apuntarse son Los Simpson, en una campaña de publicidad que engloba todo tipo de eventos, como recogen en Pixel y Dixel.

Desde la página de inicio de la película y pulsando sobre Create your Simpson avatar se accede a un sencillo tutorial en el que crear el personaje. Es recomendable registrarse, ya que hacerlo permitirá guardar los cambios que se hagan en él o descargarlo a través del sistema.

Agrupados en ocho pasos, sólo la alineación de los astros o una técnica depurada a base de horas conseguirá el Simpson se parezca algo a su creador, aunque el hecho de poder personalizar a estos personajes ya es un detalle.

Intercambio 2.0

Hubo vida después del Napster de pago, y también la habrá después de eMule en el caso de que sea necesario. La empresa española MP2P Technologies ha presentado Omemo, un sistema que aún está en pruebas y que cambia la forma de intercambiar archivos. Su creador, Pablo Soto, es un viejo conocido para los defensores de la cultura compartida. Fue el joven talento creador de Blubster, el considerado como el programa español más distribuido de la historia de internet.

Omemo es un programa con el que los usuarios comparten una sección de su disco duro. En él se pueden colocar los contenidos que se desea compartir con otros usuarios de Omemo, y el resto hará lo mismo por su cuenta. Cuando alguien decide compartir obtiene una especie de ‘derecho de escritura’ con capacidad casi ilimitada para archivos multimedia. También la posibilidad de lectura de todos los contenidos que han compartido el resto de los usuarios.

Se puede acceder así a millones de espacios con millones de archivos. Como novedad, cuando la persona que comparte el archivo se desconecta, el archivo no deja de compartirse, porque en realidad es como si el usuario ya sólo tuviese un acceso directo, y no el archivo original. Por otro lado, nadie puede borrar el contenido, sobre el que sí se puede votar.

El sistema se muestra como si fuese una unidad virtual y no hay forma de saber quién subió qué archivo, ni siquiera qué paquetes de información son los que tiene alojados en la parte del disco duro que cedió a Omeno. Complejo pero sencillo, ése es el resumen. Su rareza no proviene más que de la protección que se ha otorgado tanto al propio sistema como a los usuarios que forman parte de él, huyendo de posibles cierres. Lo único que no cabe en este inmenso disco duro virtual es el ánimo de lucro.

Todo en el teléfono móvil

Son muchos los que sostienen que ver una película en un dispositivo portátil es dejarse los ojos. A la vez, las ventas del iPod con vídeo o las Creative Zen no dejan de crecer, algo que entra en conflicto con lo anterior. Los fabricantes apuestan por la fusión de todos los gadgets en uno, y el teléfono móvil parece que se ha convertido en el aparato idóneo para fusionarlos.

Motorola va a lanzar este mes el Z8 a través de un acuerdo exclusivo con Movistar. Se trata de un móvil que ya pudo verse en el 3GSM y que apuesta fuertemente por los contenidos multimedia, ya que se comercializa de serie con la película El caso Bourne incluida en la tarjeta de 512 MB. Con 30 cuadros por segundo y una pantalla de 16 millones de colores, este terminal se plantea como una más que digna competencia a los dispositivos dedicados a la reproducción de vídeo. Una cámara de 2MP y 90 MB de memoria interna completan sus funciones.

Eso sí, la pantalla es bastante más pequeña (3,5 x 5 cm) que la de los reproductores dedicados, pero también es cierto que la calidad en la reproducción es muy buena, y que en un solo dispositivo se dispone de teléfono, navegación (aunque no tiene WiFi, sí HSDPA), reproductor MP3, reproductor y cámara de vídeo, y tarjetas microSD para almacenar decenas de películas.

Este terminal es el primero en el mundo con una forma que se ha denominado kick slider, un sistema de apertura que en teoría se ha desarrollado para que el móvil se adapte a la forma de la cara. Se comercializará con Movistar por 299 con contrato.

Pese a que los fabricantes (tanto de teléfonos móviles como de otros dispositivos) insisten en la idea de que se tiende a la fusión, yo aún prefiero llevar un móvil, un MP3, una consola portátil o un reproductor de vídeo, todo ello por separado dependiendo de lo que vaya a hacer. ¿Te gusta a ti llevar todos los cacharros en uno? ¿Crees que la fusión es una idea de los fabricantes o que somos los usuarios los que se la hemos demandado?

El fin de las radios online, un paso más cerca

Imagine que un día pone la radio y ya no emite música. No es que ya no se hagan melodías en el mundo, es que las emisoras de radio por Internet no pueden asumir los costes por derechos de autor que se les pretende imponer por difundir esa música.

Deje de imaginar porque ese día ya ha llegado. En Savenetradio.org, se ha organizado para hoy un apagón general de las radios online.

En el centro del debate está una normativa que entrará en vigor el 15 de julio (apodado como «el día en que la música muere») por la que se pretende que todas las emisoras de radio online, sean grandes o pequeñas, paguen en función de cada canción y cada oyente.

Esto supondrá un aumento de ingresos de un 300% para las compañías discográficas, aunque también supondrá el cierre de muchas emisoras.

Aunque en la coalición Savenetradio.org hay grandes compañías como Yahoo, Viacom o RealNetworks, las más perjudicadas serán las radios pequeñas, que no podrán afrontar los nuevos costes.

Si estas medidas no se modifican, a partir del día 15 de julio se oirá mucha menos música en la Red, y nadie obtendrá lo que busca. Me viene a la cabeza ese viejo refrán sobre la avaricia.

El ganador será el que más se aproxime… a su canon justo

El colectivo La Trintxera ha realizado una parodia del mítico concurso El precio justo.

El nuevo programa ha sido bautizado como El canon justo, y es un concurso online en el que se puede participar para descubrir nuestro nivel de conocimientos acerca del canon que pretenden imponer la SGAE y otras entidades de gestión.

Merece la pena participar. Está muy bien hecho, con mucho humor, y deja al descubierto el incremento de precios que se pretende imponer.

Si quieres saber el canon que le corresponde a un DVD de salón de 43 euros, a una cámara digital de 215 o un MP3 de 200 entre otros productos… no dejes de participar. La respuesta del presentador a las respuestas fallidas son lo mejor…

www.elcanonjusto.tk

***Vía Asociación de Internautas

Anclados en el pasado

Las nuevas formas de ocio y de trabajo exigen la creación de nuevas fórmulas para las compañías que, de alguna forma, posibilitan ese ocio y ese trabajo. La etapa de los años 90 con empresas todopoderosas que ganaban dinero casi sin ser conscientes de ello terminó hace tiempo. Algunas de estas empresas están modificando su estrategia ligeramente, mientras que otras se empeñan en seguir viviendo en el pasado, en garantizar sus ingresos a toda costa, intentando incluso crear nuevos impuestos.

Los grandes grupos empresariales se mueven muy despacio porque sus engranajes están oxidados. Microsoft ha cambiado su política con respecto a Linux. La compañía también se está orientando a internet, desarrollando aplicaciones gratuitas para intentar comerle un pedazo de pastel al floreciente e imparable Google. Es posible que los esfuerzos no sean suficientes como para logran cambios revolucionarios, pero al menos se está trabajando en ello.

Por otro lado, Apple ha anunciado la eliminación de los sistemas anticopia de las canciones que comercializa en iTunes, que su navegador Safari también funcionará en Windows y que permitirá que otras compañías creen programas para su iPhone.

Todos ellos son pequeños pasos, dados a un ritmo mucho menor que el que exige el mercado y los propios usuarios, pero implican un cambio de concepto.

La SGAE, por el contrario, no cambia sus conceptos, aferrada a la idea de que los usuarios deben pagarle lo que está dejando de ganar por no saber/querer ofrecer soluciones alternativas. Su presidente, Eduardo Bautista, afirmó recientemente que la SGAE está “dispuesta a negociar” un sistema de “tarifa plana” para descargar canciones siempre que se obtuviese una porción de beneficio “alta”. Si a estas alturas de la canción la mejor idea que se tiene es la de una tarifa plana que les otorgue un beneficio alto, es que no han entendido nada. Y cuanto más tarden en entenderlo, peor para ellos. El problema reside en lo que pretenden arrastrar en su caída. Cuando una empresa se queda sin mercado, o se reorienta o muere. Es un grave error querer que otros abonen para mantener un sistema que no es capaz de mantenerse a sí mismo.

Pobre Plutón

No hay nada peor que formar parte de la lista de los grandes y que, por azares del destino, terminen considerándole a uno como un “planeta enano”, procediendo a expulsarle del paraíso de los grandes y condenándole a la etiqueta de “el que tuvo y no retuvo”.

Desde que la Unión Astronómica Internacional (UAI) excluyera a Plutón como planeta de pleno derecho del Sistema Solar, éste no levanta cabeza.

No había vuelto a pensar en él hasta que he visto esta imagen a través de Menéame. El tamaño (1600×900) es bueno para fondo de pantalla. Se puede descargar desde aquí.

El nuevo himno friki

Este vídeo corresponde a la campaña electoral de Esperanza Oña, alcaldesa del Partido Popular en Fuengirola (sin duda gracias a él).

Sé que tiene algún tiempo, pero no quería dejar de mostrar este ‘temazo’, que debería convertirse en un himno friki sobre todo teniendo en cuenta que los planos de Esperanza Oña se alternan con Darth Vader, un romano, un kamikaze y, por último pero no menos importante, un perro con una camiseta de PP.

**(Gracias, Mel)