BLOGS

Videojuegos, gadgets, curiosidades, archiperres y otras paranoias digitales

Archivo de Septiembre, 2006

Xbox 360, la historia de una confirmación

Este miércoles-jueves he tenido la suerte de asistir al X06, el evento anual de Microsoft en el que la compañía presenta sus lanzamientos más importantes relacionados con videojuegos.

Y puedo decir que he tenido la suerte porque nunca, después de seis años escribiendo de videojuegos, había visto tantos buenos títulos agrupados para una sola consola.

Se pueden hacer críticas pero, más por lo que no hemos visto que por lo que se mostró en el evento. Microsoft ha presentado más de 40 juegos tanto desarrollados por ellos como por otras compañías, y el resultado ha sido espectacular.

Se ha acusado a Microsoft de que los juegos más llamativos para la nueva temporada son títulos de acción, violentos en su mayoría, sin que apenas haya hueco para los títulos de plataformas y otros géneros de los que ahora se llaman “más innovadores”. Y es que, según lo que he visto en el X06, la innovación de los nuevos juegos de Xbox 360 se basa en la potencia de la consola. Y muy bien que hacen, porque pueden.

Cuando aún faltan seis meses para que la PlayStation 3 salga a la venta en Europa (en teoría, en la práctica ya veremos si se demora más) Xbox 360 es, en este momento, la única consola de nueva generación a la venta, y el único sistema, exceptuando el PC, capaz de mover gráficos como los de Alan Wake, Gears of War, Assasin’s Creed y otros muchos títulos.

Lo que he visto estos dos días deja boquiabierto al más pintado. Microsoft, aprovechando las posibilidades para el desarrollo de juegos que ofrece la potencia tecnológica de su Xbox 360, ha llegando a interesantes acuerdos con diferentes compañías, cuyo resultado se traduce en unos espectaculares lanzamientos en exclusiva (para Xbox 360 y PC). Una consola que va convenciendo poco a poco. En España (y en muchos otros países), donde tristemente la palabra consola equivale a PlayStation, les está costando. Pero van por el buen camino. Yo he visto y he creído.

A ver si tengo un rato más tarde y puedo detallar los títulos a los que he jugado. Alan Wake me ha quitado el sentido, pero no ha sido el único. Hay otros, como Bioshock para PC, con un trailer tan inesperado como impactante.

TRAILER ‘ALAN WAKE’

TRAILER ‘BIOSHOCK’

Librarse de la cuota de teléfono no será tan sencillo

Todos deberíamos tener derecho a elegir, y eso es algo que con Telefónica y sus cuotas de abono en telefonía fija no era del todo posible.

Pese a que la liberalización de la telefonía fija data del año 1998, las posibilidades reales de no pagar las cuotas mensuales de abono a Telefónica eran bastante reducidas. Optar por un operador de cable o recurrir a compañías como Jazztel o Tele2 con sus conocidos paquetes vinculantes de voz y datos eran las únicas salidas, en ocasiones, no demasiado satisfactorias.

Ayer conocimos los detalles de las nuevas resoluciones dictadas por el consejo de la CMT el pasado 14 de septiembre. Entre ellas, destaca que los clientes de ADSL podrán dar de baja el teléfono fijo sin tener que renunciar a Internet. Por fin, llegó. Mucha gente se muda a un piso nuevo y tardan en tener Internet no porque no quieran pagar a un proveedor de ADSL, sino porque no quieren pagar lo que implica un alta de línea con Telefónica: los aproximadamente 30 euros bimestrales sin hacer ni una sola llamada, la salvaje cuota de alta, la instalación de PTR, etc.

Más allá de la alegría inicial que todos debemos sentir por esta noticia, me planteo todos los ‘peros’ de esta buena nueva, y son unos cuantos.

1. El operador que escojamos tendrá que pagar a Telefónica si optamos por la desvinculación total. Esperemos que estos operadores no opten por repercutir en el usuario ese precio porque, en el caso de que no sea así, tendremos libertad de elección, pero puede ocurrir que paguemos prácticamente lo mismo.

2. Aunque a la aplicación de la resolución es inmediata, comienza un largo proceso negociador entre los proveedores de ADSL y Telefónica, por lo que no se puede determinar una fecha concreta para que entre en vigor.

3. Las resoluciones determinan que si ya se tiene una línea de teléfono se puede optar por la desvinculación, pero no se aclara qué sucede si no se dispone de línea de teléfono y se quiere optar sólo por el servicio de ADSL. Puede suceder que tengamos que dar de alta una línea con Telefónica, para después optar por la desvinculación, algo complicado y, ciertamente vergonzoso.

Por tanto, pese a que las medidas son prometedoras, aún tardaremos bastante en observar una aplicación real. Cuando los proveedores empiecen a realizar las ofertas correspondientes, estaremos en condiciones de juzgarlo, aunque parece difícil que Telefónica vaya a renunciar tan fácilmente a deshacerse del que es uno de sus últimos bastiones de monopolio.

Somos los últimos de los últimos

Confirmado: somos los últimos de los últimos, y no hablo de la posición de España en cuanto a tecnología. Una vez más, vuelvo a hablar de Wii.

Mientras me debato entre la duda de si esto se debe a una campaña especial de Nintendo para que se hable en los medios de forma constante de su nueva consola, no puedo parar de escribir.

En el evento de Londres nos dijeron que la fecha de lanzamiento era el 8 de diciembre y, bueno, esa fecha se mantiene, pero sólo en parte.

El puente de la Inmaculada, el de diciembre, ese puente que generalmente deseo desde que terminan las vacaciones de verano, esta vez me la ha jugado pero bien.

Como es fiesta nacional, los que desean adquirir una Wii tendrán que esperar hasta el 9 de diciembre. Mala fecha, por el puente más que nada. Así que, definitivamente, Europa no sólo es la última región en la que se venderá Wii sino que, en concreto, España será la última región de Europa.

De todas formas, como ya sucede con otros lanzamientos, siempre hay unas determinadas tiendas que se saltan el embargo y sacan a la venta los productos antes de la ‘fecha oficial’. Ay, ya veremos.

Palm vende su corazón a Microsoft

Todo llega con el tiempo o el pez grande se come al chico son algunas de las frases que pueden aplicarse al lanzamiento de Treo 750v, una Palm-teléfono lanzada en Europa con sistema operativo Windows Mobile 5.0. Pero también, dicen algunos, renovarse o morir, y quizás tengan más razón.

Lo que parece claro es Palm avanza hacia tirar la toalla, tal vez cansada de competir con un sistema operativo que, con su gran cantidad de defectos, es considerado por muchos como el software que ofrece más posibilidades en cuanto a aplicaciones e integración con otros dispositivos.

Por otro lado, con esta alianza Palm-Microsoft, la compañía de Bill Gates comienza a devorar a la que única que, tiempo atrás, tuvo posibilidades de hacerle sombra. Si a esto sumamos que las ventas de PDAs se han reducido espectacularmente en los últimos años, a Palm parece que no le queda más remedio que evolucionar hacia la telefonía con Windows para no palmar más pasta.

A su vez, ambos, juntos, de la mano, tratarán de prevalecer sobre las propuestas Symbian y BlackBerry.

Todo va bien, de momento, mientras no avancemos hacia un monopolio en los sistemas operativos móviles, aunque a eso precisamente es a lo que apunta.

Cuando el monitor entra por la puerta, el televisor debería saltar por la ventana

Hay tantas posibilidades de ver los DivX en el televisor como personas que lo hacen. Ayer comentaba con mis compañeros de 20 minutos que ahora utilizo un grabador DVD con WiFi que estoy probando, pero he pasado por todas las etapas posibles.

1. Grabar las películas en DVD regrabables que luego reproducía en un dispositivo DVD con DivX.

2. Cuando me cansé de grabar, opté por llevar el portátil al salón, conectarlo a través de WiFi con el ordenador en el que están las películas y con el televisor a través de la entrada de audio/vídeo. Un follón que me obligaba a estar con los trastos de un sitio para otro.

3. Pasar a mi reproductor de vídeo portátil con salida de televisión las películas del ordenador de sobremesa y conectarlo también a la entrada de audio/vídeo. Algo menos engorroso que el tema del portátil (por el tamaño, sobre todo) pero igualmente incómodo.

4. El DVD con WiFi ha resultado ser la mejor opción. Es un dispositivo caro y falla en ocasiones (cuando salta el protector de pantalla en el ordenador, por ejemplo). También es algo lento, pero parece ser la mejor solución por ahora.

Todo se solucionaría si me decidiese a tirar por la ventana el televisor y mudar el ordenador de sobremesa con monitor plano incluido al salón de mi casa, más directo imposible. Por problemas varios, no puedo hacerlo, así que esta solución, pese a ser la mejor con diferencia, queda aparcada.

Otra opción es la que propone ViewSonic, un pedazo de monitor que tiene muchas cosas, pero que no tiene precio porque no saldrá hasta finales de año. Se llama ViewDock, y es el primer monitor de sobremesa con sistema de conectividad integrado para la conexión del iPod. Incluye varios puertos USB 2.0 y un lector de tarjetas de 8 en 1, además de micrófono, altavoces estéreo y subwoofer. Teniendo en cuenta que el iPod no tiene salida de televisión, si eres un incondicional del sistema y quieres usarlo constantemente, es una buena opción, aunque antes hayas tenido que convertir las películas, lo que también es un engorro importante. Independientemente de lo negativo, la idea es buena. Tal vez demasiado exclusiva.

Cómo viví la presentación de Wii

05.30 de la madrugada. Terminal 4 del aeropuerto de Madrid Barajas. 22 periodistas con cara de sueño, casi en coma, pero conscientes de que vamos a asistir a una de las presentaciones más importantes que se han hecho en el mundo de los videojuegos en el último año.

Durante el viaje y antes de la presentación hay nervios, se hacen apuestas, intentamos que el jefe de producto de Wii en España nos adelante algunos datos, lo que sea, una fecha aproximada, que nos confirme los 249 euros esperados por todos. Pero no hay manera, no suelta prenda y nos percatamos de que no vamos a saber nada hasta que toque saberlo de forma oficial.

Nos hablan mucho de Nintendo DS, de lo que ha supuesto para la compañía, bla, bla, bla. Miro cómo hablan todos, pero apenas les escucho. Yo sólo pienso en Wii, quiero datos, detalles, pero nada…

Ya en el centro de convenciones, después de seis horas de viaje, por fin todo comienza a oler a Wii. “Wii: Welcome you” reza el cartel que nos da la bienvenida.

Son las 11.30 hora local en Londres y en teoría apenas falta media hora para que dé comienzo la presentación. El registro de periodistas de toda Europa se demora y, con casi una hora de retraso (¿no eran los japoneses el colmo de la puntualidad?), comienza la presentación de Wii para Europa.

Antes ya nos han avisado de que nada de teléfonos móviles, ni WiFi, ni ordenadores portátiles, ni PDA, hablan de información embargada, confidencialidad… Hay muchos nervios. Aunque me pienso si conectarme, no quiero que un inglés con malas pulgas me eche de la sala por incauta y espero. Al fin y al cabo, cuando digan algo importante, ya veremos lo que hago.

La presentación comienza con un vídeo sobre Wii. Adiós al estereotipo del jugador freak, el vídeo está protagonizado por dos chicas, una anciana, un chico joven y un señor de mediana edad. Vale, ya lo sabíamos, Wii pretende ser para todos.

Aparece en el escenario Laurent Fischer, jefe de Marketing de Nintendo Europa. Está nervioso, se le nota. Se equivoca varias veces. Parece que no sólo a mí me va a dar un ataque al corazón. Comienza hablando de cómo Nintendo pretende conseguir que jueguen a videojuegos gente que nunca lo ha hecho. En ese instante, me temo lo peor. Pienso que nos alejamos peligrosamente a hablar de los Touch Generations y de Nintendo DS. Así, es. Diapositivas de Nintendogs, Brain Training, etc. Creo que estoy a punto de gritar, sólo quiero que me hablen de Wii. Fisher se retira no sin antes presentar a Satoru Shibata, presidente de Nintendo Europa. Ya está -pienso- éste sí va a hablar de Wii. Pero no, llevamos 20 minutos de presentación (de Wii, recuerdo) y sigue hablando de los Touch Generations. De nuevo, creo que voy a gritar. De hecho, me imagino a mí misma gritando en ese anfiteatro ‘Shut-up. We want Wii’.

Por fin, Shibata comienza a hacer una demo del juego Wii Boxing, donde nos enseña cómo se puede cambiar la cara de los jugadores. Se crea a sí mismo y a su contrincante le asigna una cara similar a la de Satoru Iwata. Vemos cómo se juega al boxeo: protegerse y golpear. Por detrás de las cortinas del escenario aparece el propio Satoru Iwata, presidente de Nintendo, mientras los presentes le ovacionan.

Iwata no estuvo en la presentación americana de Wii, pero sí viene a la europea. Empiezo a pensar (inocente de mí) que esta aparición puede suponer que quizás Wii sí va a salir en Europa antes que en EE UU. Iwata continúa hablando de los Touch Generations, de cómo DS ha cambiado las cosas, de la WiFi Connection. Por fin, después de más de media hora de presentación, se muestra una diapositiva únicamente dedicada a Wii: los Wii Channels. Como ya sabíamos por las otras presentaciones, Wii Channels ofrecerá 12 canales por página y 4 páginas (noticias, Mii, fotos, el tiempo, etc).

Virtual Console ofrecerá 15 juegos en el momento del lanzamiento de la consola a los que se sumarán entre 5 y 10 juegos más cada mes, cada uno con su propio canal.

Después de esto, comienza la demo del tenis. Pienso que se trata de una presentación trillada, que ya hemos visto hace meses y hasta la saciedad. Iwata y Shibata se disputan en Wii un partido con Tim Henman y Greg Rezetski (jugadores profesionales). El público se ríe de los chistes que cuentan mientras juegan a la vez que yo sigo pensando que esto no es una novedad, que deberían haber dado más detalles de los Wii Channels (algo que verdaderamente sí es novedoso) en lugar de ponerse a jugar a un título al que ya habíamos jugado todos los que estábamos ahí.

Ante el atisbo de decepción empiezo a mirar a mi alrededor y veo un teleprompter a mi espalda donde aparece el guión que los ‘presentadores’ van leyendo. El teleprompter lleva unos segundos de adelanto, lo que permite leer con unos segundos de antelación lo que ellos van a decir. Cual Emily Rose sigo el prompter con el cuello casi totalmente girado y, por fin, leo:

La fecha de lanzamiento de Nintendo Wii será… (Diapositiva 23). Miro el escenario rápidamente y tras unos segundos se muestra una imagen donde pone 8 de diciembre. Me vuelvo a girar, con el precio ocurre lo mismo (Diapositiva 24), de nuevo giro: 249 euros. Juegos entre 49 y 59 euros (imagino que dependerá de si son de Nintendo o de ‘third parties’, de 15 a 20 juegos en el momento del lanzamiento, y la consola incluirá el juego Wii Sports, al igual que en el pack de EE.UU., un wiipad y un nunchaku.

Para finalizar, un vídeo en el que se muestran títulos como Resident Evil, Zelda… Muy nerviosa, envío a la redacción de 20 Minutos los detalles imprescindibles de la consola. Después, rápidamente, me dirijo a la sala de prensa a escribir una breve crónica. Sé que en la sala de al lado hay unas 60 consolas, segun Nintendo, con gran cantidad de títulos esperando a ser probadas y no me lo quiero perder. Pero antes esa sensación absurda que se llama responsabilidad me obliga a alejarme de ellas.

Poco después, voy para allá. Aquí tenéis algunas imágenes de los juegos que se mostraban. Eso es todo, por el momento.

Mi segunda vez con Wii: vuelvo a estar nerviosa

Como ya os he comentado, mañana me voy a la presentación oficial de Nintendo Wii. Soy una pesada, lo sé. Pero aunque ya he jugado con ella, vuelvo a estar nerviosa. No por jugar, por probarla de nuevo, sino por enterarme de todo.

Los europeos seremos los últimos en saber cuándo saldrá a la venta esta consola por nuestras tierras. Hoy hemos conocido los detalles de Japón y EE UU, pero hasta este viernes no sabremos los nuestros.

En Japón saldrá el 2 de diciembre, mientras que en EE UU su lanzamiento se adelanta a 19 de noviembre, dos días después de que salga a la venta la PlayStation 3.

He seguido las informaciones sobre esta noticia desde primera hora de la mañana. Cuando he leído que la fecha de Japón era el 2 de diciembre, he pensado en un lanzamiento internacional simultáneo. Porque nunca, bajo ningún concepto, se me hubiera ocurrido pensar que NINTENDO, reina del mercado japonés, supeditaría su lanzamiento en tierras niponas al mercado estadounidense.

En Japón, la PS3 saldrá casi un mes antes pero creo que los de Nintendo son conscientes de que ellos son los reyes allí, aunque Sony venda muchísimo. En EE UU la PS3 le llevará 6 días de adelanto a la Wii, y ese es el mercado en el que Nintendo se la juega, con Sony como clara favorita.

Viendo cómo está el patio, no me arriesgaría a decir una fecha para España pero, no me preguntéis por qué, me la juego a decir que va a ser un viernes. En la FNAC de Barcelona han echado el resto y en sus anuncios publicitan la Wii para el 10 de noviembre. Sería una buena fecha, la verdad, y además un viernes. De ser cierto, seríamos los primeros en tenerla, al contrario que con la PS3, que seremos los últimos.

10 o 17 de noviembre, lo que está claro es que en Europa no tienen que competir con PS3, lo que es un arma de doble filo. Podemos tenerla los primeros o los últimos, no hay presión de mercado (el que quiere una Xbox 360 ya se la ha comprado, no tiene por qué esperar al lanzamiento de Wii) por parte de la consola de Sony.

En cuanto al precio: 196 euros al cambio en EE UU y 170 al cambio en Japón. Si en Europa fueran 199 euros van a vender como churros, pero yo me inclino por los 229-249 euros. Espero que, al menos, como han hecho en EE UU ‘regalen’ el Wii Sports con la compra de la misma.

Mañana en 20Minutos actualizarán todo en cuanto Nintendo diga la fecha de lanzamiento, el precio, los juegos de catálogo inicial, el precio de los mismos, y todos los detalles. Yo en el fin de semana os contaré cómo ha sido mi segunda vez con Wii. Espero poder jugar con más títulos de los que vi en Madrid y espero, sobre todo, volver con muchos detalles de primera mano.

Apple I: la nueva generación

En Apple son unos maestros. Saben cómo crear expectación y saben cómo organizar un evento sin que se filtren informaciones. No como en HP, cuya presidenta ha dimitido por espiar a sus propios empleados, de los que la compañía sospechaba que habían filtrado información a determinados periodistas, en un tema mucho más serio que una presentación de producto.

En cuanto a Apple, no se había filtrado ni un dato de la presentación celebrada ayer, aunque se especulaba mucho: un teléfono móvil, nuevos iPod vídeo, venta de películas a través de descarga, una nueva versión de iTunes y otras posibilidades.

Pese a que Apple había especificado que se trataba de uno de los mayores eventos celebrados en su historia, nadie podía pensar que, a excepción del tema de la telefonía (para qué meterse, de momento, en un mercado desconocido), el resto de las predicciones eran ciertas. A las grandes presentaciones de dispositivos, entre los que destaca el iTV, por lo novedoso e inesperado, hay que sumar las de programas, comola venta de películas en su tienda iTunes y que les introduce en una guerra entre varias compañías. Por el momento, cuenta con una gran baza para convertirse en la triunfadora: sus propios reproductores, convertidos en fenómeno social por motivos objetivamente inexplicables.

Apple II: Me gustas, no me gustas

Me gustan los reproductores MP3 con pantalla. Me gustan los iPod Video, los Nano, los Creative Zen, los extintos Rio (sobre todo éstos, pero es una cuestión nostálgica, el 30 de septiembre se cumple un año de su defunción), los iRiver… (todos ellos con sus puntos positivos y negativos) Pero tengo una cosa clara: no me gusta el iPod Shuffle. Ni el anterior ni el nuevo. Tampoco me gustan los MP3 con 3 botones que intentan servir para todo, sin intuitividad, de pantalla mínima, comprados al peso en Taiwán, pero esa es otra historia.

Mi amiga Vanesa, que asistió ayer a la presentación de Apple en Londres, se deshacía en halagos para el nuevo Shuffle cuando hablamos por teléfono. De hecho, el público lanzó un sonoro Wow! cuando Steve Jobs lo sacó de entre sus dedos.

Me comentan que es como un pin, como una chapa… y por mí como si fuese como una horquilla.

Me gusta seleccionar el álbum que voy a escuchar en cada momento, y me gusta hacerlo de forma gráfica, sin tener que formar una estructura de carpetas mental para seleccionar un tema, algo imprescindible cuando se tiene un MP3 sin pantalla.

Llamadme antigua pero, en mi opinión, un MP3 es un MP3 y no un accesorio de vestuario.

Eso sí, este Shuffle de 79 euros se va a vender como churros, pese a sus claras limitaciones. El simple hecho de que sea iPod ya le augura un buen futuro.

Apple III (y último, lo prometo): La lucha por el cine

La semana pasada Amazon anunció que iba a crear una tienda similar a iTunes para vender películas y series mediante descarga. La popular tienda online ha analizado el éxito de la propuesta de Apple en música, entre otras posibilidades, y pretende extrapolarla al vídeo. Pero Apple, ‘la reina de la descarga de música previo pago’, ya tiene planes en ese sentido y una clientela potencial bastante más amplia (los que ya han comprado alguna vez música en iTunes).

Los creadores de su propio fenómeno, fomentado indudablemente por la ventas del iPod, no pueden dejar que se les escape la venta de películas (los acuerdos son buenos, el número de películas no tanto). Más teniendo en cuenta que todos los iPod de 30 y ahora 80 GB que se comercializan pueden reproducir vídeo. La codificación ‘especial’ que se requiere puede parecer un inconveniente, pero el caso es que se venden, y mucho.

Una vez más, Apple cuenta con el mismo aliado en todas sus batallas. En este caso, en la guerra de la venta de películas a través de Internet: su propio reproductor. Pero el precio y las promociones seguirán siendo factores determinantes. En España no termino de ver muy claro que la gente vaya a dejar de usar ‘la mula’. En EE UU son otro mundo. Como empiezan ellos (ya que el sistema se lanza allí) los seguiremos de cerca para ver cómo les va.